Quieren aprovechar la narrativa del cambio climático.

 

Las mediciones de temperaturas en el planeta muestran que el calentamiento global se ha desacelerado, sin embargo filtraciones que ha logrado la agencia The Associated Press, ha mostrado que las grandes potencias mundiales no quieren dejar la narrativa de que el planeta se dirige hacia un calentamiento como fruto de las emisiones de carbono producido por el hombre. Por esta razón están presionando a los expertos de la ONU para que “edulcoren” la información sobre la desaceleración. Incluso EE.UU. sigue presionando con la necesidad de industrias no contaminantes de carbono y Rusia propone legitimar la geoingeniería.

 

plnata con chimeneas

 

¿A que se debe esto? A que la hipótesis – de más de dos décadas atrás – de que la tierra va hacia un calentamiento global fue aprovechada para una serie de negocios y basaron una serie de iniciativas de políticas mundiales, que es muy difícil frenar o no les conviene hacerlo.

Mientras tanto, parecen estar dispuestos a ‘hackear’ los sistemas vitales naturales del planeta, legitimando la geoingeniería, que ya se está realizando de modo más o menos oculto desde hace décadas.

EL PRÓXIMO INFORME DE LOS EXPERTOS DE LA ONU

El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) dará a conocer un informe el 27 de septiembre que debería disminuír la gravedad de la amenaza del calentamiento global.

Pero, los correos electrónicos filtrados a The Associated Press muestran que algunos gobiernos, entre ellos Estados Unidos, trataron de hacer que el IPCC  cambie su informe  y minimice la desaceleración en el calentamiento.

Alemania abogó porque la referencia a la desaceleración sea eliminada, diciendo que un lapso de tiempo de 10 a 15 años es engañoso en el contexto del cambio climático, que se mide a lo largo de décadas y siglos.

Los EE.UU. también instaron a los autores a incluir la “hipótesis principal” de que la reducción del calentamiento está vinculada a que más de calor está siendo transferido a las profundidades del océano.

Bélgica objetó la utilización de 1998 como año de partida de cualquier estadística. Ese año fue excepcionalmente cálido, por lo que cualquier gráfico que muestre la temperatura global a partir de 1998 se verá plano. Con 1999 o 2000 como año inicial daría una curva que apunta más hacia arriba. De hecho, cada año a partir de 2000 ha sido más cálido que en el año 2000.

Hungría está preocupada de que el informe proporcionaría munición para los escépticos.

En 2007, el IPCC dijo que habría un aumento de tres grados Celsius, pero ahora predice sólo 1 a 2,5 grados centígrados de incremento. Algo menos de dos grados podría dar lugar a que no se presente ningún daño ecológico. Muchos trabajos han respaldado el nuevo informe del IPCC.

Hay que notar también, que analistas independientes han informado desde hace años sobre la desaceleración del calentamiento, incluso algunos hablan de que se viene una época de enfriamiento del planeta, y han criticado a los expertos de la ONU porque no informaban lo que realmente estaba sucediendo, por razopones políticas.

ESTADOS UNIDOS SIGUEN CON LA MISMA NARRATIVA DEL CALENTAMIENTO GLOBAL

A pesar de las filtraciones, el presidente Obama no se está echando atrás de su narrativa del calentamiento global. Su administración va a empujar nuevas regulaciones para limitar la contaminación de carbono de nuevas centrales eléctricas. La administradora, Gina McCarthy, de la Agencia de Protección Ambiental afirmó que esta normativa haría crecer la industria y asoció el calentamiento global a los temas de salud.

McCarthy presionó su caso, al vincular el calentamiento global a un conjunto de problemas ambientales, desde la severidad del clima a enfermedades y otros tipos de deterioro por la contaminación del aire.

“Sabemos que esto no se trata sólo de deshielo de los glaciares”, dijo McCarthy.

“El cambio climático – causado por la contaminación de carbono – es una de las más importantes amenazas para la salud pública de nuestro tiempo Es por eso que la EPA ha sido llamado a la acción”.

La nueva normativa sólo afectará a las nuevas plantas de energía; un plan para las plantas viejas se estrenará el próximo verano. Las nuevas plantas deben instalar nueva tecnología para capturar el dióxido de carbono y enterrarlo en el suelo. La mayoría no puede hacer esto, ya que es demasiado caro.

El gobierno saliente de Noruega desechó un plan similar, el costo era un problema importante para las fábricas del país. El Ministro de Petróleo y Energía Ola Borten Moe explicó:

“Tanto a nivel nacional como internacional, el desarrollo de tecnologías de captura y almacenamiento de CO2 ha tomado más tiempo, ha sido más difícil y más costoso de lo esperado.”

RUSIA INSTA AL INFORME CLIMÁTICO DE LA ONU QUE INCLUYA LA GEOINGENIERÍA

Documentos vistos por The Guardian muestran que Rusia está pidiendo que una conclusión del informe sea la recomendación de la geoingeniería. 

El IPCC no ha incluido la geoingeniería en sus principales evaluaciones antes.

Rusia está pidiendo una conclusión del informe que diga que una

posible solución de este problema [del cambio climático] se puede encontrar usando métodos de geoingeniería para estabilizar el clima actual“.

Rusia también destacó que sus científicos están desarrollando tecnologías de geoingeniería.

La geoingeniería pretende enfriar la Tierra por métodos que incluyen rociar aerosoles de sulfato en la estratosfera para reflejar la luz del sol, o la fertilización de los océanos con hierro para crear las floraciones de algas que captan carbono.

Tales ideas son cada vez más discutidas por los científicos y los gobiernos occidentales como un plan B para hacer frente al cambio climático, como el nuevo astrónomo real, el profesor Sir Martin Rees, que ha llamando la semana pasada a esto, métodos para ganar tiempo para desarrollar fuentes de energía limpia. Sin embargo, estas técnicas se han criticado como una forma de las poderosas naciones industrializadas para esquivar sus compromisos de reducir las emisiones de carbono.

Algunos modelos han demostrado que la geoingeniería podría ser eficaz para reducir la temperatura de la Tierra, pero la manipulación de los sensibles sistemas planetarios en un área del mundo, también podría dar lugar a consecuencias no deseadas drásticas a nivel mundial, tales como precipitaciones alteradas radicalmente.

Organizaciones de la sociedad civil han expresado su preocupación de que los grupos de expertos que escriban las secciones de geoingeniería del informe del IPCC fueran dominados por Estados Unidos, Reino Unido y Canadá defensores de la geoingeniería, que han llamado a la financiación pública para experimentos a gran escala o que han tomado las patentes comerciales en tecnologías de geoingeniería.

Casi 160 organizaciones de la sociedad civil, organizaciones indígenas y ambientalistas, firmaron una carta en el 2011 instando a la precaución y pidiendo al IPCC no legitimar la geoingeniería.

Por su parte Suecia, Noruega y Alemania expresaron escepticismo sobre la geoingeniería y pidieron que el informe subraye los peligros potenciales.

“La información sobre las opciones de geoingeniería es demasiado optimista, ya que no refleja adecuadamente la actual falta de conocimientos o de los altos riesgos asociados a estos métodos”, señaló el gobierno alemán.

Fuentes: Breitbart, The Guardian, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: