El uso médico legitima su implantación.

 

El microchip implantable debajo de la piel es ya una realidad, pero a diferencia de lo que podríamos imaginar de que habría un solo microchip implantable para las grandes masas de la humanidad, lo que parece que sucede es que se comienzan a implantar chips para usos diversos, por diferentes empresas y proveedores. Pero en esencia es lo mismo, un dispositivo que contiene los datos básicos de la personas y que puede ser leído desde el exterior. Los dos usos primordiales que se les están dando son los temas médicos y la seguridad/vigilancia.

 

veri chip

 

Pero probablemente el uso de los microchips implantables para temas médicos será lo que legitimará su popularización, aunque su función no quedará ahí, porque esos mismos chips se podrán usar también a los efectos de seguridad, de seguimiento y de fuente de datos para cualquier uso posterior.

Estos microchips probablemente compitan con los teléfonos celulares inteligentes, que ya están más adelantados en el desarrollo, son más populares e incluso desarrollan menos resistencias, por ahora, pero tienen el inconveniente que no necesariamente la persona los lleva consigo en cada momento.

EL NUEVO MICROCHIP APROBADO EN EE.UU.

Un pequeño chip de computadora ha sido aprobado el miércoles para la implantación en el brazo de un paciente con el fin de acelerar la información vital acerca de la historia clínica del paciente a los médicos y hospitales. Pero los críticos advierten que podría abrir nuevas vías para poner en peligro la confidencialidad de los registros médicos.

La Administración de Drogas y Alimentos dijo el miércoles que Applied Digital Solutions de Delray Beach, Florida, podría comercializar el VeriChip, un chip implantable del tamaño de un grano de arroz, con fines médicos.

Con una jeringa, el microchip se inserta debajo de la piel en un procedimiento que dura menos de 20 minutos y queda sin puntos de sutura. En silencio y de forma invisible, el chip latente almacena información del paciente que libera cuando un escáner pasa sobre ella.

Pero en teoría esta información la puede recoger cualquier escáner, y si tiene le código de acceso puede informarse en cualquier dispositivo, por ejemplo piense en las pantallas de cajas de un supremercado o en un celular.

EL PROBLEMA DE LA SEGURIDAD Y LA PRIVACIDAD

El VeriChip en sí no contiene registros médicos, sólo códigos que se pueden escanear, y adquieren significado en el consultorio de un médico o un hospital. Con ese código, los proveedores de salud pueden ir actualizando sistemáticamente la ficha médica del paciente.

Los microchips ya se han implantado en 1 millón de animales de compañía.

Pero es posible el doble uso del chip para el seguimiento de los movimientos de las personas  así como para la entrega de su información médica a las salas de emergencia, lo cual ha levantado la alarma.

“Si la protección de la privacidad no se construyen desde el principio, las consecuencias pueden ser perjudiciales para los pacientes”, dijo Emily Stewart, analista de políticas en el Proyecto de privacidad Salud.

Para proteger la privacidad del paciente, los dispositivos deben revelar información médica sólo vital, al igual que el tipo de sangre y reacciones alérgicas, necesarios para que el personal de salud realice su trabajo, dijo Stewart.

Un gurú de la tecnología de la información en el Centro Médico de Detroit, sin embargo, considera los beneficios de los dispositivos y aboga por la inclusión de su centro en un programa piloto de VeriChip.

Uno de los grandes problemas en el cuidado de la salud ha sido la situación de los registros médicos. Y gran parte de ellos está todavía en el papel”, dijo el futurista David Ellis, jefe del centro y co-fundador de la Michigan Electronic Medical Records Initiative.

Como los pacientes médicamente “móviles” visitan especialistas para la atención, los fragmentos de registros en los sistemas informáticos no hablan entre sí.

Es parte del futuro de la medicina tener este tipo de tecnologías que hacen la vida más fácil para el paciente”, dijo Ellis.

Se necesita trabajar para que los algoritmos de cifrado sean más fuertes para asegurar que los hackers no pueden entrar a los datos médicos y a las transferencias de información a partir de la lectura de chips, para asegurar la base de datos, lo que ayudará a resolver los problemas de privacidad, dijo.

EL MARKETING DE LOS MICROCHIPS

Applied Digital regaló escáneres a unos cientos de refugios de animales y clínicas veterinarias cuando por primera vez entró en el mercado de mascotas hace 15 años.

Para activar el uso del chip entre los seres humanos, Applied Digital proporcionará  650 escáneres de forma gratuita a 200 centros de trauma de la nación.

En los animales domésticos, la instalación del chip cuesta alrededor de U$S 50. Para los humanos, el coste de implantación de chips sería de U$S 150 a U$S 200, dijo Angela Fulcher, portavoz de Applied Digital.

Fulcher no podía decir si el costo de almacenamiento de datos y la transmisión cifrada de la información médica será pasada a los proveedores.

Debido a que el VeriChip es invisible, no es claro cómo los trabajadores de atención de la salud sabrían qué pacientes escanear. Funcionarios de la compañía dicen que si el uso de chips se convierte en rutina, escanear tríceps para chips ocultos se convertirá en una segunda naturaleza en los hospitales.

En última instancia, la compañía espera implantar chips en pacientes que sufran de dolencias tales como la diabetes y la enfermedad de Alzheimer o que se sometan a tratamientos complejos, como quimioterapia. Si el procedimiento resulta tan popular para el uso en seres humanos como en animales de compañía, podría significar hasta 1 millón de chips implantados en personas. Hasta el momento, sólo 1.000 personas en todo el mundo han tenido los dispositivos implantados, muy pocos de ellos en los Estados Unidos.

El director ejecutivo de la compañía, Scott R. Silverman, es uno de la media docena de ejecutivos que se han implantado chips. Silverman dijo que los chips implantados para uso médico también podrían ser utilizados para fines de seguridad, como el seguimiento de movimiento de los empleados a través de plantas de energía nuclear.

Mientras tanto, el microchip se ha utilizado en Barcelona, ??España, para entrar en una zona VIP del Baja Beach Club, actuando como una tarjeta inteligente de acceso y de débito.

Fuentes: Associated Press, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: