Occidente no sale de su asombro ante la ola de ataques terroristas en Europa.

Y cada vez más personas se preguntan cómo son reclutados tan fácilmente los jóvenes occidentales para cometer los más atroces actos de barbarie.

Jesucristo dijo “No hay amor más grande que dar la vida por los amigos”.

Esta máxima también vale para el Islam.

musulmanes orando

Por lo tanto, si el imán local, o un jihadista o un vídeo de reclutamiento del ISIS tiene la apariencia de proponer actos para sacrificarse por Dios y por su fe, entonces eso va a ser atractivo para las personas vulnerables.

¿Y quiénes son las personas vulnerables en este caso?

Hay una cosa que es necesaria para comprometerte en el asesinato. Tienes que estar muy enojado.
.
Tienes que sentirte un perdedor y que esa vía es tu único camino.

La quintaesencia del argumento de venta de la jihad es este:

“Eres un pecador, joven sin expectativas en esta vida, pero si te comprometes en jihad Alá te va a premiar, va a estar orgulloso de ti.

En el mismo instante que derrames tu primera gota de sangre serás transportado inmediatamente al paraíso con 72 vírgenes.

Y todos los de tu familia, que también son pecadores, también irán al cielo contigo. Estamos incluyendo a todos en el acuerdo. Esta es un gran trato ¿no?”

El sexo vende entre los jóvenes.

Si matas a un montón de personas inocentes que nunca te hicieron nada, el creador del universo te dará sexo sin fin con 72 vírgenes en el cielo.

Sólo basta con que te hayan inculcado suficiente odio para obviar que matas gente inocente. Que te hayan lavado el cerebro.

Circulan vídeos de youtube de hermosos niños de tres o cuatro años de edad, hablando que quieren apuñalar a un judío.

¿Por qué? Debido a que los judíos son los hijos de satanás y tomaron nuestra tierra.

En occidente los reclutas jihadistas son hijos de inmigrantes musulmanes en general.

Y hay una lección en esto.

Llegan a occidente pero no se asimilan, no absorben nuestros valores.

Esta incapacidad de occidente para asimilar a los musulmanes se muestra en una estadística impactante, 51% de los musulmanes que viven en los EE.UU. quieren vivir bajo la ley Sharia.

 

METODOLOGÍA DE EVANGELIZACIÓN

Una metodología común es la búsqueda de los más susceptibles, los jóvenes, los confundidos, los que han sido marcados por la experimentación con las drogas y el sexo.

Debido a la caída del cristianismo en Europa y la anomia resultante, un número creciente de jóvenes buscan una estructuración de su vida y un propósito.
.
Y el Islam se ofrece como la respuesta.

Los proselitistas islámicos se orientan hacia allí frente a la necesidad de una autoridad en el creciente número de niños huérfanos -especialmente varones- en Europa y en los EE.UU.

A medida que estos niños crecen, tienden a ser atraídos por las organizaciones hipermasculinas.

Ellos pueden encontrar lo que buscan en los boy scouts, o en un equipo deportivo, o en una pandilla o en la calle, o como ocurre cada vez más, en una mezquita.

Esto no quiere decir que las mujeres tienen menos probabilidades de convertirse.

De hecho, hay más mujeres que hombres convertidos al Islam en Europa.

A veces, estas conversiones se llevan a cabo como resultado de un romance y como requisito previo para el matrimonio.

La promesa de matrimonio y familia es a menudo un incentivo suficiente a la conversión de las mujeres que viven en sociedades en las que algunos hombres parecen no dispuestos a comprometerse.

musulmanes protestando en europa

 

AL PRINCIPIO DESTACAN LOS ASPECTOS CONCILIADORES DE SU FE Y NO LA VIOLENCIA

Los “evangelizadores” islámicos enfatizan los aspectos conciliadores de su fe al principio en el proceso de conversión.
.
Los tempranos versos pacíficos del Corán se citan a menudo a los iniciados, y los versos bélicos posteriores se reservan para un tiempo más tarde.
.

Al converso potencial no se le informa de que, según muchas fuentes islámicas, las vías pacíficas han sido derogadas, o se cancelan, por los versos posteriores.

A los conversos potenciales se les ofrece una versión del Islam que hace que se vea lo más parecido a una “religión de paz” como sea posible.

Desde una perspectiva católica y cristiana incorpora un grado de engaño.

Desgraciadamente, el Occidente multicultural ha estado muy dispuesto a ayudar a presentar al Islam como una “religión de la paz.”

Por ejemplo, la mayoría de los textos de la escuela secundaria y la universidad que hablan sobre el Islam definen la “jihad” como una “lucha espiritual interior” para lograr la superación personal.

Cuando, de hecho, existe un consenso casi universal entre los eruditos islámicos que la jihad es una guerra santa contra los infieles y los no creyentes.

Además, en los libros de texto, las sangrientas conquistas de otros territorios para el Islam se refieren generalmente en términos de “expansión”.

musulmanes orando en la calle en europa

 

ALGUNOS CRISTIANOS CREEN ESTE DISCURSO

Irónicamente, los cristianos también han ayudado a allanar el camino para el avance del Islam en Occidente.

En su afán de aparecer tolerantes y abiertos, muchos líderes y educadores cristianos tienden a enfatizar los puntos en común entre el Islam y cristianismo y obviar lugar las diferencias profundas.

Por lo tanto, cuando algunos líderes católicos hablan sobre el Islam, por lo general señalan que los musulmanes adoran al único Dios (como nosotros), honra a María (como nosotros), y reverencian a Jesús (como nosotros).

Estas similitudes también las destacan los proselitistas musulmanes como un medio para establecer una relación inicial con sus candidatos.

Lo que generalmente no se dice es que el Jesús del Corán es una persona completamente diferente del Jesús de los Evangelios.

Él parece haber sido introducido en el Corán con el único propósito de refutar la afirmación cristiana de que Jesús es el Hijo de Dios.

Las numerosas referencias a Jesús como el “hijo de María” en el Corán están destinadas a hacer lo mismo.

Por otra parte, de acuerdo con la tradición islámica y el Corán, el Jesús musulmán será testigo en el último día contra los cristianos que no quieran convertirse al Islam.
.
El musulmán Jesús tiene noticias para los cristianos, pero no son buenas noticias.
.
Porque vendrá a convertirlos al islam por la espada.

El resultado neto de este énfasis es que los cristianos se han conducido en un sentido de complacencia y son mucho menos conscientes de la amenaza del Islam de lo que deberían ser.

Basta mirar la historia para darse cuenta la conducta expansionista del Islam respecto al cristianismo.

Cuando un cristiano se entera de que los musulmanes adoran al mismo Dios y honran al mismo Jesús como lo hacen, podrían concluir lógicamente que el Islam es, después de todo una religión de paz.

Y que el “puñado” de los terroristas islámicos deben haber dañado o “secuestrado” una religión de paz para fines ilegítimos.

Pero la mayoría de la evidencia dice lo contrario.

Los terroristas islámicos, así como los líderes islámicos agresivos (Jomeini, Jamenei, Ahmadinejad, Abu Bakr al-Baghdadi, etc.), parecen estar bastante bien familiarizado con su fe y con lo que se requiere de ellos.

El tiempo en que los cristianos buscan las falsas esperanzas de un terreno común, es el tiempo en que los activistas islámicos están utilizando para presionar su agenda.

En lugar de encontrar un terreno común con el Islam, los cristianos se encontrarán con que han perdido terreno, tanto en lo geográfico como en el sentido cultural.

migrantes musulmanes a europa

 

EL USO DEL DISCURSO DE TOLERANCIA DE OCCIDENTE POR PARTE DEL ISLAM

Muchos estudiosos del Islam lo describen más como una ideología política que una religión.
.
Otros prefieren caracterizarlo como una religión política.
.
En cualquier caso, los activistas musulmanes tienden a ser políticamente astutos y saben cómo tomar ventaja de compromiso de Occidente con el multiculturalismo, la tolerancia y la diversidad.

En los Estados Unidos, por ejemplo, los grupos musulmanes, como el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas, han logrado pintarse a sí mismos como un grupo de derechos civiles, cuyo único propósito es asegurar la justicia social para los musulmanes.

Este enfoque juega bien con la mayoría de los estadounidenses, y ha permitido a los grupos islámicos ejercer una considerable presión sobre las instituciones estadounidenses, como las universidades, los tribunales y los medios de comunicación.

Aquellos que se resisten a las agendas de estas organizaciones los pueden marcar como racistas o islamófobos.
.
Los grupos islámicos a menudo ayudan a acusar de este cargo a personas que hablan no complacientemente de ellos en los medios de comunicación.

Debido a la mentalidad acomodaticia de Occidente, los islamistas han sido muy eficaces en la obtención de ventajas e influencia en las políticas.

Aunque la mayoría de la gente piensa en la amenaza islámica en términos de la jihad armada, la principal amenaza para Occidente proviene de la jihad cultural.

O sea el avance del Islam y la ley islámica a través de la agitación, la intimidación, la propaganda, la guerra jurídica, el activismo político, y la infiltración en las instituciones clave.

Este tipo de jihad es más probable que tenga éxito en sociedades que se enorgullecen de su tolerancia y apertura a la diversidad.

Existe considerable evidencia de que las organizaciones de la Hermandad Musulmana han influido en la política en el Departamento de Justicia de EE.UU., el Departamento de Estado, el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Defensa de EE.UU.

Por ejemplo, todas las agencias de seguridad nacional de los EE.UU. se han visto obligadas a bajar de sus manuales de formación cualquier sugerencia de que el Islam tiene una tendencia a la violencia.

Mientras tanto, en los campus universitarios de los EE.UU., la afluencia del dinero saudí ayuda a garantizar que los estudiantes aprenden sólo una versión Islam-friendly de la historia y los acontecimientos actuales.

Y en los Estados Unidos políticamente correcto, pocos se atreven a quejarse de estos desarrollos.

Lo más alarmante, es que la crítica del Islam se está convirtiendo en un crimen en Occidente.

Numerosos ciudadanos europeos han sido juzgados por el delito de denigrar o difamar al Islam, y varios, como la estrella de cine de la década de 1960, Brigitte Bardot, han sido condenados.

En resumen, Occidente parece dispuesto a operar la concepción islámica de la “blasfemia” en lugar de adherirse a su propia tradición de libertad de expresión.

La Organización de Cooperación Islámica (OCI) ha estado trabajando durante muchos años en la ONU para establecer y hacer cumplir las leyes contra la difamación.

Hemos llegado a un punto en que cualquier persona que simplemente dice la verdad sobre el Islam va a pagar un alto precio.

Hasta ahora, hemos sido testigos de una tendencia lenta y constante hacia la islamización de Occidente.

Si Occidente pierde la capacidad de hablar de la amenaza que representa el Islam, podemos esperar que esta tendencia se acelere rápidamente.

Hablemos ahora de como ‘reclutan’ los jihadistas.

 

EL SOFISTICADO PLAN PARA RECLUTAR JIHADISTAS ENTRE LOS JÓVENES OCCIDENTALES

Según los servicios occidentales, entre 30% a 40% de los jihadistas que luchan en Siria e Irak por el Estado Islámico son occidentales, especialmente de países como Francia, Bélgica, Gran Bretaña, Holanda, Alemania, países nórdicos.

Los servicios estadounidenses han establecido que los reclutas tienen preferentemente menos de 35 años, son conversos recientes, pero no se habían fanatizado al extremo hasta llegar al Estado Islámico.

Son la segunda o tercera generación de inmigrantes de países islámicos y no necesariamente provienen de familias fundamentalistas islámicas.

Stefano Bonino, de la Universidad de Durham, experto en la propagación del Islam explica que estos jóvenes,

Viven entre dos culturas: la del país de origen de su familia, dentro de casa, y la del país donde viven, puertas afuera”

Y Milena Uhlmann, de la Universidad Humboldt de Berlín, dice que estos jóvenes

sienten que hay algo que está mal, que sus padres fallaron en el esfuerzo, porque no están completamente integrados y se sienten estigmatizados por ser musulmanes”.

Esta situación psicológica de inestabilidad y vulnerabilidad de los jóvenes los hace caldo de cultivo de dos tipos de situaciones que los puede hacer entrar en el camino de la radicalización.

Una es entrar en un grupo de amigos en que que haya alguna persona radicalizada, que lentamente va permeando el grupo con ayuda de fenómenos externos como las noticias, internet, etc.

Y otra es conocer a algún personaje líder carismático radicalizado, que le puede guiar en su evolución hacia el fundamentalismo islámico.

Cualquiera de estas dos vías de entrada implica que el recluta se vaya adentrando en el Islam, primero leyendo el Corán, que es la primera cosa que le dan, y luego recibiendo la instrucción de cómo leerlo e interpretarlo.

También supone que se produce mayoritariamente en los ámbitos de las comunidades musulmanas, por más que la mayoría de los reunidos en esas comunidades no sean violentos, ni acepten el fundamentalismo, ni se nieguen a la integración a la nueva sociedad en que viven.

jihadistas occidentales

 

EL REFORZAMIENTO MEDIANTE LAS REDES SOCIALES

Y así llegan a las redes sociales, cuya lógica es compartir con personas afines, y en este contexto van reforzando sus ideas y el camino de su evolución.

E incluso estas propias redes sociales probablemente le vayan llevando a contactos cada vez más radicalizados.

Estas redes, especialmente los chats o foros, se han transformado en algo central en la radicalización de los jóvenes que:

van adquiriendo información sobre lo que sucede en las zonas de guerra de la jihad, como Siria, Irak, África;
.
van aprendiendo las pautas para interpretar la realidad desde un punto de vista islámica radical y para llevar los códigos de vida coránica a su vida diaria;
.
van recibiendo uno modelo de estigmatización de la sociedad occidental, y un modelo también para detectar al enemigo y despersonalizarlo para que sea más fácil actuar contra él;
.
y finalmente reciben información sobre cómo actuar en atentados y acciones de protesta.

Pero todo este recorrido no es algo espontáneo ni casual, sino que es parte de un plan sofisticado que se ha ido desarrollando desde los principios de Al Qaeda y que han seguido los demás grupos, como el Estado Islámico, perfeccionándose aún mas.

 

UN ELABORADO PLAN

Dounia Bouzar, experta en antropología de las religiones, creadora del  Centro de Prevención Contra las Derivas Sectarias del Islam (CPDSI), ha descubierto un elaborado plan de los jihadistas para convencer a los jóvenes a entrar en la jihad, que algunos podrían catalogar de lavado de cabeza.

Según la antropóloga francesa, 9 de cada 10 jóvenes que han sucumbido a la jihad es entrenado por internet.
.

Y ella asevera que no es necesario que los jóvenes tengan actividades en las mezquitas, sólo la pantalla del ordenador alcanza.

Esto es precisamente lo que resulta discutido y le acusan de querer desviar la atención de las mezquitas, para mantener un discurso políticamente correcto.

Pero más allá del porcentaje, lo cierto es que la inmensa mayoría hace su camino a la radicalización por internet, aunque tal vez no sea el único ingrediente.

Y uno de los primeros síntomas que se notan en los que comenzaron el camino es que rompen con los amigos, los estudios y el entorno en general, porque ya están alejando de la sociedad que los cobijó como inmigrantes.

La ventaja de que este proceso se realice mediante los chats y foros es que no es una plataforma rígida de pasos sino que los ‘maestros’ pueden ir acompañando al ‘alumno’ en su evolución.

O sea que es un plan ‘a la carte’ que toma en cuenta las particularidades de los jóvenes, su grado de avance, sus dudas, etc.

musulman-con-bandera-del-estado-islamico-500x333

 

UN PLAN ADAPTABLE A CINCO MOTIVACIONES DE LOS JÓVENES

Los jihadistas han descubierto que hay cinco motivaciones que movilizan a los jóvenes, y según sea con la que se identifican más, ellos la profundizarán.

Ellas son:

– Lancelot o el que busca el ideal de la caballería: “Esta identificación permite a los jóvenes sentir que ofrecen sacrificio por la historia y la posteridad”; esto es mayoritariamente para varones

– La Madre Teresa o la causa humanitaria: “Este tipo de identificación es para la mayoría de las jóvenes. Estas últimas están destinados a las operaciones de donación (enfermeras, médicos, trabajadores sociales, etc.)”

– El que necesita un grupo: “Este modelo de identificación atrae a los jóvenes en la búsqueda de la identidad de pertenecer a una comunidad. La imitación y la necesidad grupal parecen más fuertes en algunos adolescentes”.

– Los que van para adelante: “Este modelo de identificación habla a los jóvenes que se sienten atraídos por las armas y por una comunidad de hombres que van a la aventura y al frente”.

– El modelo de Zeus de la búsqueda de poder: “ellos son inmortales y todopoderosos, lo que quieren es tomar el lugar de Dios, se apropian de la autoridad de Dios en su propio nombre por el controlar a los demás, ellos buscan el poder y la omnipotencia, el control de los hombres para hacer que hagan lo que quieren”.

Pero en el fondo subyace la promesa de vivir eternamente en el paraíso bajo la mirada de Alá con 72 vírgenes de ojos negros.

billete de un dolar

 

UNA SERIE DE TRES VIDEOS DE ENTRENAMIENTO MOTIVACIONAL

Para el adoctrinamiento fuera de las áreas de combate a los reclutas, los jihadistas usan una serie de tres clases de videos.
.
Que no son piezas únicas, sino que son tres tipos de materiales para evocar los estados de ánimos que quieren lograr.

Los primeros videos son para persuadir a los jóvenes de que “viven en un mundo corrompido, materialista, lleno de mentiras, dominado por el complot”.

La segunda tanda de videos muestra una serie de las teorías conspirativas de todo tipo para crear el clima que la realidad no es como se ve a simple vista.

Así presentan videos sobre los “illuminati, los masones, los siete sabios de Sion, cultos satánicos, sociedades secretas que gobiernan el mundo y más”.

Y la tercera tanda de videos introduce el concepto del fin de los tiempos, del combate final del verdadero Islam contra los infieles para salvar el mundo:

“habrá un último profeta, que emergerá de entre los jihadistas, y solo aquellos que le hayan seguido se salvarán”, señala Dounia Bouzar.

 

LA SECUENCIA EN EL ADOCTRINAMIENTO

El estudio ha detectado también que todo esto se transmite a través de una secuencia de pasos por las que va pasando el recluta, que lo tienen bien experimentado.

El primer paso es mostrar externamente su cambio ideológico, con un cambio de costumbres sociales y radicalizándose en la conducta. Este es el comienzo de la revuelta intelectual.

El segundo paso, es la apelación al comunitarismo subterráneo, la búsqueda de la consolidación de los “elegidos”, reconocerse juntos, que viven un creencia correcta, lejos de todos los demás considerados infieles y apóstatas.

El tercer paso, es el descubrimiento de las primeras ejecuciones, que se produce de forma rápida, ya que es parte de los métodos de adoctrinamiento y control psicológico. La euforia es generalmente casi mística. Las cabezas se exhiben a la multitud de soldados como trofeos.

El cuarto paso es la normalización de las acciones con el efecto de grupo; una vez allí, no son “individuos” que actúan, sino los grupos de combatientes. La característica del grupo es que pierda algunos frenos morales.

El quinto paso es la deshumanización del “otro”, del enemigo. Sin negar la humanidad de la víctima, ningún crimen “premeditado, que eleve la conciencia” es realmente posible.

El sexto paso es la obediencia ciega a la autoridad, la conformidad con las normas del grupo y el líder; se normalizan e imponen sus rituales, basados en el poder y la legitimidad.

El séptimo paso es ocultar sus rostros, para inspirar terror, y también para ocultarse a sí mismos, colectivamente, su inhumanidad transitoria. También es una manera de autorizar tales abusos sin mostrar júbilo y náuseas.

jihad en espana

 

NO ESTÁN EN EL MEDIOEVO

Como se puede apreciar, no podemos calificar a los musulmanes de medio oriente como haciendo actos crueles porque están en el medioevo.

Quizás lo estén desde el punto de vista teológico y quizás político, pero no desde el punto de vista tecnológico, sociológico y psicológico. 

Ellos son capaces de utilizar sofisticadamente las herramientas de internet y cinematográficas actuales.

Y son capaces también de manejar las motivaciones de la gente, tanto de su gente como de los reclutas, como de los adversarios, también de una maner sofisticada que daría envidia a cualqiuer experto universitario occidental en el comportamiento humano.

Fuentes:

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: