Hay fechas especiales en que gran cantidad de almas son liberadas del Purgatorio.

Se dice que la noche de Navidad y el Día de los Difuntos más cantidad de las almas del purgatorio van al cielo.

cruz-de-animas

Acá traemos una oración por las almas del Purgatorio dictada por Jesús.
.
Y un par de historias sobre la actividad de las Almas del Purgatorio y la cercanía física que tenemos con ellas.

 

EL BENEFICIO QUE SE OBTIENE DE ORAR POR LAS ALMAS SANTAS

A veces oyes historias demasiado buenas para ser verdad, pero suceden con las Almas del Purgatorio, sobre todo en Navidad.

Con plena conciencia de la comunión de todo el Cuerpo Místico de Jesucristo, los miembros peregrinos de la Iglesia, desde los primeros días, ha honrado con gran respeto la memoria de los muertos.

Es un santo y saludable pensamiento orar por los muertos para que puedan ser liberados de sus pecados y se ofrecen sufragios para ellos.

El Catecismo añade que:

Nuestra oración por ellos es capaz no sólo de ayudarlos, sino también de hacer efectiva su intercesión por nosotros.

La intercesión de las Almas Santas por nosotros es algo que muchos de nosotros perdemos.

Podemos ver a las almas en el Purgatorio como en un coma sobre camas del hospital celestial.

Son aquellos a quienes se les ofrece oración y súplica, pero que en última instancia son apartados de nosotros, porque están de alguna manera lejanos.

Esta ‘distancia’ puede ser parte del residuo de la cultura protestante.

Aquellos que aflojan y luego niegan los vínculos espirituales que existen entre los vivos y los muertos también corroen los lazos que unen a todos los que viven ahora sobre esta tierra común.

Sin embargo, la verdad saldrá, y a veces de las maneras más inesperadas.

Lo que nos lleva a un cuento bastante simple.

Un hombre en un viaje de negocios visita una iglesia y reza por el alma de un hombre que no conoce y se beneficia de maneras que no pudo haber previsto.

Su fuente es una edición del Times del 3 de octubre de 1996, donde en la página 17 se encuentra la entrada siguiente.

Según lo expuesto en el informe de ese periódico, parece que los viejos temores alrededor de la pérdida de esfuerzo y tiempo incurridos en la oración por los muertos pueden estar equivocados.

La Noticia dice:

Un empresario español y devoto católico que se detuvo a rezar en la iglesia durante un viaje a Estocolmo terminó siendo millonario, informó Bild ayer.

La iglesia estaba vacía, a excepción de un ataúd que contenía los restos de un hombre, por lo que Eduardo Sierra, de 35 años, se arrodilló y rezó por el difunto durante 20 minutos, contando las cuentas de su Rosario.

El señor Sierra firmó un libro de condolencias colocado junto al ataúd después de ver una nota diciendo que los que oraban por el muerto debían ingresar sus nombres y direcciones.

Se dio cuenta de que era el primero en firmar.

Varias semanas después, el señor Sierra recibió una llamada de la capital sueca informándole que había heredado la fortuna del hombre muerto, Jens Svenson, un comerciante de bienes de 73 años sin parientes cercanos.

El señor Svenson había especificado en su testamento que “quien reza por mi alma recibe todas mis pertenencias”, informó Bild.

Esto fue sobre Navidad.

Y aquí hay un testimonio de almas del purgatorio que aparecen misteriosamente en Navidad.

 

UN TESTIMONIO DE EXTRAÑOS HECHOS CON LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Esto ocurrió en una parroquia de Alaska y así quedó escrito gracias al sacerdote jesuita leonés Segundo Llorente Villa, misionero en el Círculo Polar Ártico.

El padre Llorente transcribió el testimonio de otro cura del que no sabemos el nombre, pero que el jesuita y luego congresista de los Estados Unidos, dejó escrito.

Quizá fuera él mismo. 

El Padre Segundo Llorente (1906-1989) trabajó durante cuarenta años arduamente para llevar el Evangelio a los nativos de ese lugar.

Escribió una reflexión titulada “Cosas extrañas suceden en la Noche de Navidad”.

Esta perspicaz pieza, que fue publicada en el boletín de la Sociedad Católica de Evangelistas de febrero de 1998, es relevante para nuestro tercer milenio cristiano.

Él cuenta que un sacerdote le dijo  lo que le sucedió una vez en su primera parroquia.

Después de la Misa de Medianoche en Navidad él personalmente cerró la iglesia.

Con las llaves en el bolsillo, se fue a su habitación y tenía un buen sueño.

A las 7:30 de la mañana se levantó y se fue de nuevo a la iglesia con la intención de tener una hora de oración para él solo.

Abrió la puerta lateral que conduce a la sacristía, encendió una luz, y luego encendió las luces de la iglesia.

Al abrir la puerta de la sacristía se dirigió a la iglesia, y literalmente, se congeló. 

Gente extrañamente vestida con la ropa más pobre ocupaban la mayor parte de los bancos.
.
Y todos estaban en silencio total.

.
Nadie siquiera se movía y a nadie le importaba mirarlo.
.
Un grupo pequeño estaba junto a la escena de la natividad del pesebre contemplándolo en silencio total.

El sacerdote se recuperó rápidamente y en voz alta les preguntó cómo llegaron.

Nadie respondió. Él se acercó a ellos y les preguntó de nuevo.

“¿Quién te ha dejado entrar?”

Una mujer contestó totalmente indiferente: Cosas extrañas suceden en la noche de Navidad.”

Y de vuelta el silencio total.

El sacerdote fue a ver la puerta principal y la encontró cerrada tal como la había dejado.

Ahora estaba decidido a aclarar los hechos y volvió la cara a los bancos, pero ellos estaban vacíos.

El pueblo había desaparecido.

Mantuvo este rompecabezas para sí mismo por algún tiempo.

No fue posible mantenerlo más y me dijo lo que yo os he dicho.

Permítanme decir que el sacerdote en cuestión es un modelo de cordura y está tan bien educado  como la mayoría de los sacerdotes, si no mejor.

Esquimales de su parroquia de Alakanuk

 

LA EXPLICACIÓN

Mi explicación, dice el Padre Segundo LLorente era y sigue siendo la siguiente.

Esos eran muertos que estaban haciendo su purgatorio, o parte de él, en la iglesia.
.
Es seguro asumir que reparamos nuestros pecados donde los cometimos.

Esas personas se sumergían en un silencio total. ¿Por qué?

Considera la irreverencia cometida ante el Santísimo Sacramento.
.
Personas en la iglesia: charlando, riendo y mirando a su alrededor.

.
Después de la misa algunas personas se reúnen en pequeños grupos alrededor de las bancas.
.
Y convierten a la iglesia en una plaza de mercado sin tener en cuenta la presencia real de Cristo en el Sagrario.

¿Por qué desaparecieron?

Ellos no se desvanecieron. Ellos simplemente se volvieron invisibles.

Pero ellos permanecieron atados a sus bancos, incapaces de pronunciar una sola palabra para expiar su charla irrespetuosa mientras vivían.

El Santísimo Sacramento no es cosa de risa. Hay un precio por todo lo que hacemos o decimos. Al final es Dios quien ríe el último – por así decirlo.

Esas personas tenían que dar el Santísimo Sacramento la adoración y respeto que Cristo merece. 

¿Por cuánto tiempo?

Sólo Dios puede responder a eso.

¿Por qué el sacerdote los ha podido ver?

Así podía orar por ellos y por todos las demás pobres almas detenidas en otras iglesias.

¿Por qué otros sacerdotes no ven esas personas?

Bueno, tal vez ya saben, en teoría, que las almas pueden ser detenidas en las iglesias, así como en cualquier otro lugar, por lo que no necesitan un milagro.

¿Por qué estaban vestidos con ropa tan pobre?

Para expiar su vanidad mientras vivían.

Las personas a menudo usan la ropa no tanto para cubrir su desnudez, sino como un símbolo de estatus para impresionar a los demás.

Pero Dios no está impresionado por, digamos, abrigos de visón.

Asimismo, las personas entran a la iglesia con casi nada de ropa.

En los meses de verano no es raro que las personas – en su mayoría mujeres – vayan a recibir la Sagrada Comunión en la ropa más indecente.

El pastor puede o no puede tolerarlo, pero Dios tendrá en su día algo que decir acerca de esto. 

Los harapos podrían ser un castigo apropiado para estos excesos.

segundo_llorente_3

Aunque la Iglesia no manda que tengamos que creer el cuento según relata el padre Llorente, es sin embargo, un saludable recordatorio de la reverencia a dar a la Santísima Eucaristía.

Sabemos que nunca podremos adorar a Jesús en el Santísimo Sacramento como debemos. Pero hay que intentarlo. Se merece nuestros humildes esfuerzos y nos recompensa por nuestros esfuerzos.

¡Oh Santísimo Sacramento! ¡O divino Sacramento! ¡Todas las alabanzas y todas las gracias sean en cada momento tuyo!

hombre al atardecer orando en una cruz

 

HAY QUE PENSAR EL PURGATORIO COMO UN TALLER DE REPARACIÓN

Cuando Jesús lloró sobre la ciudad de Jerusalén se debió a la mundanalidad de esa ciudad. 

No había aceptado la “visita de Dios”. Con su espíritu mundano, había rechazado a Dios.

“Vendrán días desastrosos para ti, en que tus enemigos te cercarán con empalizadas, te sitiarán y te atacarán por todas partes.

Te arrasarán junto con tus hijos, que están dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no has sabido reconocer el tiempo en que fuiste visitada por Dios”. (Lucas 19: 43-44)

A menudo perdemos de vista “lo mundano”, un gran peligro no sólo para la paz temporal, sino también para el tiempo en el purgatorio.

Lo que no se pagó por aquí será expiado en el más allá. 

Muchos son los que van a la iglesia, oran y hacer buenas obras de misericordia.
.
Pero aún así permiten que una “fina capa” de lo mundano se forme alrededor de sus almas. 

Esto debe ser derretido antes de llegar la gloria eterna. 

Es el purgatorio el que demuestra el mayor amor y misericordia de Dios.

Está inundado con eso. Está impregnado de amor.

Se trata de un taller de reparación.
.
El alma debe ser reparada de los daños ocasionados durante las pruebas de la tierra.

.
Debe ser restaurada a su esplendor original.

gutave dore purgatorio fondo

 

LAS ALMAS DEL PURGATORIO SABEN LO QUE NECESITAN

“Muchas pobres almas oraron y me suplicaron que fuera a todo el mundo a decirles que existe el purgatorio, que no pueden vivir en la ceguera”, dice una revelación anónima contenida en un pequeño libro, Los secretos del Purgatorio.

“Estoy escribiendo estas palabras con lo mejor de mi capacidad, impulsada, por así decirlo, por las pobres almas.
.
Hay muchas almas en el purgatorio.
.
Estas almas son muy hermosas, están allí sólo para ser pulidas como una pura copa de cristal.
.
El oro tiene que ser purificado de toda la escoria de la tierra”. 

Una inteligencia verdaderamente santa es algo de suma importancia para toda la eternidad.

No contiene la dureza, la incomprensión, lo malo, la aversión o el orgullo.

El entendimiento genuino y santo no es más que un flujo de conocimiento divino, de la comprensión divina.

Toda la dureza debe sufrir violencia en el purgatorio”.

mujer orando rosario

 

CÓMO PERDEMOS EL CIELO EN NUESTRO TIEMPO

¿Qué podemos decir acerca de nuestro propio tiempo?

¿Qué podemos decir acerca de un mundo y a veces incluso de una Iglesia que ha rechazado la visita en nuestro tiempo actual, de la Virgen María?

Los que se creen sabios se encuentran en mayor peligro.

Demasiado a menudo, esto también es cierto para aquellos que ejercen las devociones de una manera que son estrictas a la religiosidad legalista y miran con dureza a los demás.

La dureza, como el secularismo, mancilla la “túnica” que usamos en la eternidad. 

El mundo rechaza los milagros.
.
El mundo rechaza el sacrificio.
.
El Mundo honra (y recompensa) a aquellos que son críticos (y egoístas).

Muchos que están en el purgatorio, dice la revelación, estuvieron convencidos que sus vidas estaban en la posición correcta y loable, pero se encontraron en una forma equivocadamente grave.

Las almas en el purgatorio están envueltas, por así decirlo, con una cubierta que las ha herido mientras vivían en la tierra”, dice este folleto que contiene la revelación, que lleva un imprimatur.

“Es la prenda de su propio egoísmo.
.
Su atención principal en esta vida fue a ellos mismos.
.
Considerando el ideal más alto del mundo la auto-glorificación y el honor.
.
Es una prenda gruesa a través de la cual la Luz de Dios no puede penetrar”.

Muchos son los fieles que en el nombre de la justicia son atrapados por la política.

O caen en la mundanidad del cientificismo, la celebridad, la idolatría de los deportes, el enamoramiento con la riqueza y el hiper-consumismo (culto en los altares de la mega tienda).

el purgatorio fuego purificador o fabula mortal fondo

 

APRECIAR LA SANTIDAD COMO DIOS LA VE

Santa Teresa, la Pequeña Flor, advirtió que un excesivo temor al purgatorio también puede generar un alma en retroceso.

No hemos de temer al más allá. Debemos enfocarnos en la pureza.

Incluso en las partes más profundas del purgatorio hay un consuelo, la certeza que un día llegará la felicidad eterna en el Cielo.

No debemos disponer de nuestro tiempo imprudentemente.

La vida debe estar llena de santa resolución, uno no debe hacer nada que no esté inspirado por motivos santos.

Uno puede dar valor a las acciones más insignificantes e inútiles, aparentemente por una buena intención.”

El que ama al mundo y sus ideales se lleva bien con él; y para quien todo lo terrenal es una cruz, reduce sus cargas hasta su mínimo.”

Cada momento en el que vivimos sin motivo sobrenatural es un desperdicio lamentable.
.
Tenemos que dar cuenta de cada minuto.
.
En el purgatorio muchos religiosos tienen vacíos en sus almas causados por sus conversaciones frecuentes y sin valor con los hombres.”

Ten alegría y diversión en la vida pero no de una manera que sea una frivolidad.

Sí, dijo el misterioso autor del libro, hay sacerdotes en el purgatorio hasta el “fin del mundo” por su incapacidad para escapar de lo mundano.

Mientras vivieron en estrecha relación con el mundo y los hombres, “se olvidaron de su dignidad”.

Hay muchos que suponemos en el cielo y no lo están, y algunos que pensamos que son indignos, han entrado en la gloria de la eternidad.

Porque los juicios de Dios son diferentes a los nuestros.

Él sabe mucho más acerca de lo que realmente somos.

El alma simple, dócil, que ama a su Señor y Dios como un niño, que florece desapercibida en la tierra, puede ser mucho más santa que un llamado santo.

En este lugar sagrado, donde veo las almas tan claramente, también he aprendido cual es la verdadera piedad y la fingida.

Vi a muchas almas, incluso las de religiosos, que eran muy piadosos en la tierra, pero, según su propia concepción de la piedad”.

“La piedad individual, egoísta, será tan devota como el alma quiera, pero no como Dios quiere”.

“Por otro lado, la piedad que es humilde piensa: ‘Oh Jesús, tengo que hacerlo. Ten paciencia conmigo, porque yo no puedo…’”

vitral de jesus supremo pastor fondo

 

ORACIÓN POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO DICTADA POR JESÚS

Se dice que en la Navidad y el Día de Difuntos muchas almas del purgatorio son liberadas.
.
Lo que nos hace no sólo recordar que debemos orar por ellos.
.
Sino también en este momento, pedir al Niño que ilumine nuestras almas –en lo más profundo– y las purifique.

Iluminar y purificar: esto es la petición. Y será contestado por el Espíritu Santo.

Esto nos lleva a un escrito de María Valtorta del 24 de octubre de 1944, a quien Jesús le dictó una oración para rezar por los difuntos.

Ruega así por ellos:

¡Oh Jesús!, que con tu gloriosa Resurrección nos has mostrado cómo serán eternamente los ‘hijos de Dios’, concede la santa resurrección a nuestros seres queridos, fallecidos en tu Gracia, y a nosotros, en nuestra hora.

Por el sacrificio de tu Sangre, por las lágrimas de María, por los méritos de todos los Santos, abre tu Reino a sus espíritus.

¡Oh Madre!, cuya aflicción finalizó con la alborada pascual ante el Resucitado y cuya espera de reunirte con tu Hijo cesó en el gozo de tu gloriosa Asunción, consuela nuestro dolor librando de las penas a quienes amamos hasta más allá de la muerte, y ruega por nosotros que esperamos la hora de volver a encontrar el abrazo de quienes perdimos.

Mártires y Santos que estáis jubilosos en el Cielo, dirigid una mirada suplicante a Dios, y una fraterna a los difuntos que expían, para rogar al Eterno por ellos y para decirles a ellos: ‘He aquí que la paz se abre para vosotros’.

Amados, tan queridos, no perdidos sino separados, que vuestras oraciones sean para nosotros el beso que añoramos, y cuando por nuestros sufragios estaréis libres en el beato Paraíso con los Santos, protegednos amándonos en la Perfección, unidos a nosotros por la invisible, activa, amorosa Comunión de los Santos, anticipo de la perfecta reunión de los ‘benditos’ que nos concederá, además de gozarnos con la visión de Dios, el encontraros como os tuvimos, pero sublimados por la gloria del Cielo”.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: