Una investigación japonesa.

 

Cuanto más tiempo un niño pasa viendo la televisión, más profundos son los cambios. Conduce más materia gris de las regiones de toda el área de la corteza frontopolar del cerebro hacia la parte frontal y lateral de la cabeza.

 

ninas mirando tv

 

La televisión es un invento reciente en la historia humana, que hace que mucha gente se exponga largas horas, restándole tiempo y esfuerzo a otras actividades como interactuar con personas reales. Y desde hace tiempo se ha considerado un tema muy importante para los niños, porque como es una forma de adicción, éstos no tienen control ni siquiera teórico de su conducta.

Ahora científicos japoneses muestran los efectos físicos en el cerebro de ver mucha televisión por parte de niños, lo que va mucho más allá de coartar la sociabilidad o recibir mensajes acríticamente.

Ver demasiada televisión puede cambiar la estructura del cerebro de un niño de una manera perjudicial, de una manera que puede llevar a una inteligencia verbal inferior, según un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que cuanto más tiempo un niño pasa viendo TV, más profundas las alteraciones cerebrales parecen ser.

El estudio japonés investigó a 276 niños de entre cinco y 18 años, quienes vieron entre cero a cuatro horas de televisión por día, con un promedio de alrededor de dos horas.

Imágenes de resonancia magnética mostraron que los niños que pasaban más horas delante de la TV tenían mayores cantidades de materia gris en regiones del córtex frontopolar – el área en la parte delantera del lóbulo frontal.

Pero este aumento de volumen fue algo negativo, ya que fue vinculado con la inteligencia verbal inferior, según los autores, de la Universidad de Tohoku en la ciudad de Sendai.

Ellos sugirieron que la materia gris se podría comparar con el peso corporal y dijeron que estas áreas del cerebro necesitan ser podadas durante la infancia con el fin de operar de manera eficiente.

“Estas áreas muestran adelgazamiento cortical durante el desarrollo, y los niños con coeficientes intelectuales superiores muestran un adelgazamiento cortical más vigoroso en esta área, escribió el equipo.

Pusieron de relieve el hecho de que a diferencia del aprendizaje de un instrumento musical, por ejemplo, los programas que nosotros vemos en la televisión “no necesariamente avanzan a un nivel superior”.

“Cuando este tipo de aumento en el nivel de la experiencia no se produce al aumentar la experiencia, hay menor efecto sobre el funcionamiento cognitivo, escribieron.

Los autores dijeron que el impacto de ver la televisión en el “desarrollo estructural” del cerebro nunca ha sido investigado.

“En conclusión, la visión de la TV está directa o indirectamente relacionada con el desarrollo neurocognitivo de los niños”, escribieron.

“Por lo menos algunas de las asociaciones observadas no son beneficiosas y los tutores de los niños deben considerar estos efectos, cuando los niños ven la televisión durante largos períodos de tiempo”.

Los resultados, publicados en la revista Cerebral Cortex, destacaron una asociación entre ver la televisión y los cambios en el cerebro, pero no prueban que la televisión sin duda causó los cambios.

Los científicos tampoco pueden estar seguros de si perder actividades tales como leer, hacer deportes o interactuar con amigos y familiares, como resultado de ver televisión, podría estar detrás de los resultados, en lugar de ser de culpar directamente a la TV.

Pero ellos dicen que el área de la corteza frontopolar del cerebro ha sido previamente asociada con las capacidades intelectuales.

Fuentes: Daily Mail, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: