Nueva investigación mostraría que hay varias formas de llegar a ser gay.

 

El punto si el gay nace o se hace por influjos sociales es un tema cada vez más importante en occidente por la presión que el lobby gay está poniendo sobre la sociedad entera y por el uso de los políticos del poder de militancia y económico de este movimiento para ganar posiciones. Hasta ahora las investigaciones muestran hallazgos matizados. Si bien hay algunos indicios que apuntan a un marcador genético que actúa limitadamente desde el nacimiento, también hay otros que no lo son. Y aún se necesita más investigación para responder de donde viene la homosexualidad masculina, porque en las lesbianas no se ha encontrado ningún rasgo genético.

 

crucero gay

 

Pero lo más llamativo del caso, es que el poderoso movimiento político homosexual, que tiene en jaque la libertad religiosa en occidente, está basado en un axioma que la ciencia no puede demostrar, que se nace gay y no se puede cambiar esa orientación.

LA NUEVA INVESTIGACIÓN

Una nueva investigación presentada este jueves en la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia en Chicago agrega información sobre la pregunta si se nace gay o no.

Los hallazgos de la nueva investigación fueron presentados por Michael Bailey, un psicólogo de la Universidad de Northwestern que ha sido duramente criticado por conservadores y la comunidad LGBT en el pasado por su investigación, sus escritos y sus clases.

Bailey previamente fue criticado por la comunidad LGBT por su libro de 2003, El hombre que pudo ser reina, en el que se sugiere que hay dos tipos distintos de personas transgénero: aquellos que experimentan una forma extrema de la homosexualidad y los que se excitan sexualmente por pensar en estar vestidos como mujer.

Él también fue duramente criticado, sobre todo por los conservadores, en 2011, cuando en su clase de sexualidad humana, un orador invitado demostró un juguete sexual casera hecho de una sierra de vaivén.

EL HALLAZGO DE LA INVESTIGACIÓN

Bailey informó que su investigación muestra, de acuerdo con la corresponsal de ciencia de The Telegraph, Sarah Knapton, que algunos hombres homosexuales comparten ciertas características genéticas en una región del cromosoma X llamado Xq28.

El estudio no pudo determinar qué genes en la región Xq28 perecieran tener un impacto en la atracción hacia el mismo sexo. Las personas con esta firma genética tenían alrededor de un 40 por ciento de probabilidades de identificarse como gay.

Pero no todos los hombres gay tienen este marcador genético y no todos los que tienen el marcador genético son gay. 

De cualquier forma, hay que replicar esta investigación para ver su exactitud.

CONSISTENCIA CON INFORMACIONES ANTERIORES

Este hallazgo es consistente con investigaciones previas que sugieren también que la genética podría jugar un papel en la atracción hacia el mismo sexo, pero el papel no es determinante.

Investigaciones realizadas por Bailey y Richard Pillard realizadas a principios de 1990, de manera similar mostraron que el gemelo idéntico de un hombre gay (comparte el mismo ADN) es más probable que sea gay que un hombre elegido al azar de la población. Pero el gemelo idéntico de un hombre gay no siempre es gay, sin embargo.

Además, otros estudios han demostrado que los hermanos adoptivos de los hombres gays son aún más propensos a ser homosexuales que los gemelos idénticos de los hombres gay, lo que sugiere que los factores ambientales juegan un papel más importante. 

Además, no hay evidencia de un gen similar en lesbianas.

EN OTRAS PALABRAS, ES COMPLICADO 

Los investigadores no saben bien por qué algunas personas tienen atracciones hacia el mismo sexo y otras no. Hay muchas preguntas y pocas respuestas. Se necesita más investigación para responder a la pregunta de lo que causa la atracción del mismo sexo.

“La orientación sexual no tiene nada que ver con la elección”, Bailey insiste.

“Nuestros hallazgos sugieren que puede haber genes en juego – hemos encontrado evidencia de dos conjuntos que determinan si un hombre es gay o no, pero no es completamente determinante. Sin duda hay otros factores ambientales involucrados. El estudio muestra que hay genes implicados en la orientación sexual masculina. Aunque esto podría algún día conducir a una prueba prenatal para la orientación sexual masculina, no sería muy exacta, ya que hay otros factores que pueden influir en el resultado”, dijo.

EL COMPONENTE POLÍTICO

Sin embargo, a pesar de las investigaciones, el lobby gay sigue insistiendo que se nace gay y que no hay forma de cambiar esa orientación.

Y en muchos sitios, especialmente en estados de EE.UU., está prohibido la llamada ‘terapia reparativa’ entre menores de edad, y aún entre mayores, para abandonar la atracción hacia el mismo sexo no querida.

Esto es una demostración clara que hay un componente político en la evaluación, protección y promoción del estilo de vida homosexual.

Por lo pronto, las investigaciones hoy dejan claro que la homosexualidad en general no tiene un factor genético claro detrás, aunque no se descarta que para algunos sea así, pero no se sabe con precisión.

Fuentes: Christian Post, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: