El Nuevo Testamento impidió dos balazos en el pecho.

 

El ejemplar de la Biblia que un conductor de autobús en Estados Unidos llevaba en el bolsillo le salvó la vida, ya que evitó que dos balazos le perforaran el pecho, dijo el martes un atónito policía.

 

biblia nuevo testamento

 

Ocurrió en Ohio, Estados Unidos. El conductor de un ómnibus llevaba el libro en el bolsillo cuando recibió la balacera. El policía que investiga dijo a la prensa que “obviamente hubo algún tipo de intervención (divina)”.

“Obviamente hubo algún tipo de intervención (divina) en este episodio porque (de lo contrario) él probablemente no estaría entre nosotros en este momento”, dijo el sargento Michael Pauley del departamento de Policía de Dayton, Ohio (noreste), a la prensa.

Rickey Wagoner, de 49 años, había detenido su autobús en las primeras horas de la mañana del lunes al costado de una ruta debido a un problema mecánico cuando se le acercaron tres adolescentes con intenciones que no parecían amistosas, informó la cadena local WCPO News.

“Oyó que uno de los sospechosos decía que ya era hora de matar a un oso polar para formar parte del club”, narró Pauley, quien agregó que el conductor tenía “heridas sorprendentemente mortales”, dijo Pauley de la condición de Wagoner. “Básicamente luchó por su vida.”

El policía comentó que la agresión podía ser parte de un rito iniciático de un miembro de la banda. Tres disparos fueron hechos a Wagoner – uno lo hirió en la pierna derecha y dos fueron en el pecho. La policía dijo que esas balas fueron detenidos por algún tipo de “intervención”.

“Las dos balas fueron detenidos por el libro del Nuevo Testamento en su (camisa) de bolsillo”, dijo Pauley.

La policía más tarde se refirió al libro como un devocional religioso titulado “El Mensaje”, que es una traducción moderna de la Biblia.

Wagoner, que recibió dos disparos en el pecho, logró mantenerse de pie y forcejear con el agresor para quitarle el revólver.

“Tenía un libro en mi bolsillo”, relató Wagoner a la Policía, según medios locales.

“Al principio pensé que la bala me había atravesado. Fue como si me hubieran dado con un mazo en el pecho”.

Uno de los adolescentes le hizo un tajo en el brazo con un cuchillo mientras el conductor peleaba para hacerse con el arma, que se disparó mientras luchaban y lo hirió en la pierna. Sin embargo, pudo quitarles ambas armas y llegó a dispararles cuando huían.

Wagoner describió a los atacantes como jóvenes negros, que probablemente estaban en su adolescencia. Dijo que huyeron en un coche modelo 1990 de color oscuro Ford. No se han hecho arrestos.

Fuentes: Dayton Daily News, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: