El trastorno de atención con hiperactividad.

 

Las nuevas situaciones sociales siempre han creado nuevas enfermedades, algunas relacionadas con nuevas ocupaciones, como por ejemplo trastornos visuales por la exposición contínua a la pantalla de computador, y otras relacionadas con el estrés que implican los cambios y las inestabilidades de la vida moderna. Pero en estos momentos con el auge de la farmacopea, han surgido enfermedades producidas por el ingesta de medicamentos y se han identificado aparentes enfermedades nuevas para las que se prescriben medicamentos.

 

hombre joven pensando meditando

 

Algunos dirán que esto se inscribe es una tendencia de la sociedad a tratar cualquier tipo de trastorno tomando medicamentos, y otros agregarán que esto se da porque los laboratorios farmacéuticos están a la caza de nuevas enfermedades para vender sus drogas y aumentar su facturación.

Este es el caso del TDAH (trastorno de atención con hiperactividad), que fue primariamente considerado como una enfermedad en los niños y para los que se creó una línea de medicamentos, pero que actualmente está siendo diagnosticado en adultos, a quienes se les medica, pero para quienes se asumen nuevos riesgos por los efectos de estas drogas.

El TDAH es un trastorno del comportamiento caracterizado por distracción moderada a grave, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas.

La situación actual es que crece el diagnóstico de TDAH, más entre adultos, se les medica y se corren riesgos de que produzcan otros desórdenes, mientras que muchos expertos dudan de que el TDAH sea realmente una enfermedad, e incluso suponiendo que lo fuera, advierten que se exagera en su diagnóstico y en la precripción de medicamentos.

UN ESTUDIO RECIENTE

Durante un lapso de cuatro años, el uso de medicamentos para tratar el “trastorno de déficit de atención con hiperactividad” aumentó no sólo en los niños, sino más aún en los adultos, según un nuevo estudio publicado la semana pasada. Algunos profesionales de la salud fueron tan lejos como para decir que la enfermedad ha alcanzado proporciones de epidemia, mientras que otros cuestionan la realidad de esta clasificación.

Un estudio reciente encontró un repunte de medicamentos para el TDAH que se están adoptando por adultos. Los expertos advierten que no se sabe cómo la droga afectará a los adultos, ya que no es ampliamente conocido en los niños, que son los pacientes primarios de tratamientos de TDAH.

El estudio de Express Scripts Lab evaluó los datos de farmacias entre 2008 y 2012, encontrando que el uso de medicamentos para tratar el TDAH aumentó 36 por ciento en general. Aunque los niños son los principales usuarios de medicamentos para el TDAH, el estudio dijo que el número de adultos que se prescriben con estos fármacos, que incluyen marcas comerciales como Ritalin, Adderall y Concerta, subió más de un 53 por ciento en el 2012.

El mayor incremento en los usuarios de drogas de TDAH fue entre las mujeres de 26 años a 34.

¿ES UNA ENFERMEDAD?

“¿Hasta cuándo los los expertos permanecerán hablando de esta epidemia?” dijo el Dr. Lawrence Diller, pediatra conductual en California, al New York Times sobre los hallazgos del estudio.

Los TDAH han ido en aumento durante al menos 15 años. Los expertos creen que se debe a que más médicos están buscando el TDAH, y más padres lo saben.

El año pasado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de EE.UU. publicaron los resultados de una encuesta que indicaban que más de 1 de cada 10 niños son diagnosticados con TDAH.

Algunos médicos se preguntan si el trastorno es realmente válido.

“Esta condición al parecer se ha extendido como un reguero de pólvora por todo el mundo en los últimos años, con un enorme aumento en el diagnóstico y la medicación”, dijo el Dr. Richard Saul, un neurólogo del comportamiento y autor del nuevo libro “El TDAH no existe” quien escribió:

“Tratar el TDAH como una enfermedad, en lugar de un conjunto de síntomas, está haciendo un terrible y peligroso mal servicio a los niños y adultos que son diagnosticados con él. No hay duda de que los síntomas – incapacidad para prestar atención a los detalles, estar inquieto, interrumpir, dificultad para permanecer sentado, comportamiento impulsivo – existen”, continuó.

“Pero agruparlos y convertirlos en un diagnóstico de TDAH, y tratar esta condición o enfermedad con estimulantes, es como tratar los síntomas de un ataque al corazón – como dolor intenso en el pecho – con analgésicos, en lugar de hacer frente a la causa de ellos mediante la reparación del corazón. Es peligroso, negligente y equivocado”.

POSIBLES EFECTOS NEGATIVOS DE LA MEDICACIÓN PARA EL TDAH

El mayor hallazgo del estudio de Express Scripts es que no se sabe cómo estos medicamentos podrían afectar a los pacientes de mayor edad.

“Hay, sin embargo, preocupación de que los usos poco apropiados de la medicación puede estar detrás del aumento en el consumo entre las mujeres. Los medicamentos estimulantes son conocidos por reducir el apetito de una persona y se utilizan a veces como una ayuda para bajar de peso. Además, algunas mujeres pueden recurrir a estos medicamentos si experimentan síntomas de trastornos de la atención, como resultado de las múltiples demandas sobre su tiempo durante el día”, escribió sobre el estudio el Dr. David Muzina.

“Los estimulantes prescritos para el TDAH tienen varios problemas de seguridad graves y una naturaleza adictiva. El uso de estos medicamentos puede ser peligroso para los pacientes con problemas del corazón y pueden causar interacciones graves con otros medicamentos y enfermedades, como el trastorno bipolar”, continuó Muzina.

Algunos profesionales han criticado los estudios sobre la prevalencia del TDAH, diciendo que “sobreestiman la prevalencia real” del trastorno.

Pero no se puede negar que el abuso de medicamentos para el TDAH está en aumento.

Fuentes: The Blaze, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: