Una fuerte batalla se libra en el interior de la Iglesia sobre la homosexualidad, el sexo y el matrimonio

Furor de padres y alumnos de un secundario católico porque una monja defendió la doctrina de la Iglesia.

 

Lo que acaba de suceder con una disertación de una monja a estudiantes en una escuela secundaria católica de EE.UU., muestra que dentro de la Iglesia se está liberando una fuerte batalla para conservar la doctrina tradicional de la iglesia respecto al matrimonio y la homosexualidad, y que los ataques no sólo vienen de afuera. Padres y estudiantes de una secundaria Católica Romana de Carolina del Norte se han mostrado indignados por los comentarios de una monja criticando la homosexualidad, el divorcio y relaciones sexuales fuera del matrimonio, durante un discurso reciente.

 

Jane Dominic Laurel

 

La Hermana Dominicana Jane Dominic Laurel, quien a menudo habla a los estudiantes de secundaria y de la universidad sobre temas de sexualidad, hizo una presentación de una hora a los estudiantes en Charlotte Catholic High School el 21 de marzo llamada “Masculinidad y Feminidad: Diferencia y regalos”

Funcionarios de la escuela dijeron al Catholic News Herald que pasó cerca de la mitad de su tiempo asignado a discutir la homosexualidad, culpando su creciente influencia, en parte, a los hogares sin padre creados por el divorcio y las relaciones sexuales extramatrimoniales.

La hermana Laurel es miembro de las Hermanas Dominicas de Santa Cecilia, a menudo llamados las Dominicanas de Nashville, que es una orden conocida por su fidelidad al Magisterio.

Aunque la Iglesia católica ha tenido siempre al comportamiento homosexual y al sexo fuera del matrimonio como un pecado grave, los estudiantes y padres de familia en la escuela católica reaccionaron a sus palabras con sorpresa e ira, lanzando tanto una petición en línea como una campaña de envío de cartas llamando a las palabras de la hermana “ofensivas e innecesariamente despectivas.”

“Nosotros, los estudiantes de Charlotte Catholic High School nos gustaría emitir una queja formal sobre el discurso de sor Jane Dominic dado el Viernes 21 de marzo”, comienza la petición.

“Hemos encontrado que algunas de las ideas que expresó son innecesariamente ofensivas y despectivas. Estamos considerando que usted sabía el contenido de este discurso y permitió que estas ideas se expresen en una escuela en que se debe predicar un mensaje de amor y aceptación”.

“Como personas racionales, sabemos que la mayoría de las personas homosexuales llevan una vida sana, normal y productiva como sus contrapartes heterosexuales”, escribieron los estudiantes.

“Se convirtió en un escenario para arruinar el tema de la homosexualidad después que el Papa Francisco dijo en una entrevista el pasado otoño que ‘no podemos insistir sólo en cuestiones relacionadas con el aborto, el matrimonio homosexual y el uso de anticonceptivos’. Estamos enojados porque alguien decidió que sabía mejor que nuestro Santo Padre y se le invita como orador refiriéndose al tema de la homosexualidad, para hablar dos veces en el transcurso de un año escolar”

Los estudiantes no son los únicos indignados por las declaraciones de la hermana. Los padres han complementado la petición de los estudiantes con una campaña de e-mail dirigido a la Diócesis de Charlotte, la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU., y el Vaticano con quejas sobre el discurso del la hermana Jane.

“En mi casa, había indignación, vergüenza, tristeza, incredulidad, y una razón más para que mi hijo de 16 años de edad, se fuera lo más lejos de su religión como sea posible y tan pronto como pueda”, escribió Shelley Earnhardt, divorciada, de acuerdo con el Observador de Charlotte.

Otra carta enviada a las autoridades escolares y firmada por los alumnos y ex alumnos actuales, dijo,

“la presentación de la semana pasada representa una traición a la confianza. Su responsabilidad de proveer la guía y educación informativa a los alumnos de Charlotte Católica quedó por el camino. Su misión de transmitir la verdad de las enseñanzas de la Iglesia – enseñanzas de amor, compasión y humildad – fue sustituida por enseñanzas de odio e intolerancia”.

Los padres, ex alumnos y estudiantes que participan en las campañas de envío de cartas de petición están exigiendo que la escuela y la iglesia se disculpen.

Pero no todos los estudiantes estaban molestos por la presentación de la monja. Un grupo de estudiantes que se adhieren a la doctrina católica sobre la sexualidad han lanzado una contra-petición condenando las acciones de los manifestantes.

“Estamos indignados de que los temas hablados en el debate en una comunidad donde se comparte le fe y se nos enseña lo que verdaderamente es santo, que alguien se ponga de pie en contra de una monja, que ha dado su vida por el Señor, y que nieguen las enseñanzas de Dios”, dice la petición.

Los estudiantes que defienden a la hermana Jane dicen:

“Creemos que todos los seres humanos independientemente de su sexo, raza u orientación sexual, deben ser tratados con amor y respeto”.

Y añaden:

“Aceptamos a hombres y mujeres homosexuales en nuestra comunidad con los brazos abiertos”.

 Pero, explican,

“nosotros no aprobamos el matrimonio o las actividades homosexuales, porque entendemos que es en contra de la Santa Biblia. Creemos que es importante discutir estos temas para que los jóvenes de hoy pueden entender mejor la justicia y la voluntad divina de Dios”.

La reacción de los funcionarios locales de la Iglesia han sido en gran parte de apoyo a Sor Jane.

Fr. Tim Reid, pastor de la Iglesia Católica de St. Ann, envió un correo electrónico masivo que decía en parte:

“Ella representó así las posiciones católicas sobre el matrimonio, el sexo, la atracción hacia el mismo sexo y los roles de género apropiados.  La Iglesia ha perdido ya demasiadas generaciones de estudiantes de las escuelas católicas en una fe muy confusa y aguada”.

Fr. Roger Arnsparger, vicario diocesano para la educación, declaró:

“Nuestros estudiantes son bombardeados con mensajes confusos acerca de la sexualidad. Nuestra tarea en la formación religiosa es siempre la de ayudar a la gente a entender el significado del amor y las relaciones”.

Aunque sor Jane cuenta con el respaldo del obispo y el clero local, ha sido retirada de otro evento de charla planeado en Charlotte, que había sido programado para mayo, durante la Conferencia de la Juventud Diocesana de 2014. Fr. Arnsparger anunció el cambio en un comunicado, y dijo que la madre superiora de la hermana Jane, no la diócesis, había hecho el cambio.

“Entiendo completamente la decisión de la Hermana Superiora de que el momento no es el adecuado para que ella haga una nueva visita a la diócesis”, escribió Arnsparger.

“Fue muy considerado de la hermana Jane retirarse del presente contrato de discurso planeado con la Diócesis de Charlotte por la preocupación de los padres de los estudiantes de Charlotte Catholic High School. La hermana Jane Dominic ha sido una oradora  frecuente en todo el país y esperamos aprender de ella en el futuro”.

Fuentes: Life Site News, Signos deestos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: