La drogadicción recreacional tiene efectos secundarios en el cerebro.

 

En el momento que en occidente se está dando un movimiento para despenalizar el consumo de marihuana, e incluso hay movimientos, como el de Uruguay, donde el estado será productor y distribuidor de la marihuana para los adictos, una grupo de científicos que estudian el cerebro, encontraron que el consumo de marihuana, incluso reacreacional, produce anormalidades en el cerebro.

 

legalizacion de la droga

 

Por primera vez, investigadores de la Universidad Northwestern han analizado la relación entre el uso ocasional de marihuana y cambios en el cerebro – y encontraron que los adultos jóvenes que consumían cannabis sólo una o dos veces por semana mostraron anomalías significativas en dos estructuras cerebrales importantes.

Los hallazgos del estudio, que fue publicado en la revista Journal of Neuroscience, son similares a investigaciones anteriores de que el consumo de marihuana a largo plazo causa enfermedad mental y cambios en el desarrollo del cerebro.

El Dr. Hans Breiter, co-autor principal del estudio, dijo que se inspiró al mirar los efectos del uso de la marihuana informal después, que un trabajo previo en su laboratorio, que encontró que el uso intensivo de cannabis provocó anomalías en el cerebro similares a las observadas en pacientes con esquizofrenia.

“La interacción de la marihuana con el desarrollo del cerebro podría ser un problema significativo”, dijo el Dr. Hans Breiter, autor del estudio.

“Hubo alteraciones en la memoria de trabajo, que es fundamental para todo lo que haces”, dijo Breiter, profesor de psiquiatría y ciencias conductuales de la Universidad Northwestern Feinberg School of Medicine.

“Cuando haces juicios o decisiones, planificas cosas, haces matemáticas, cualquier cosa que hagas, siempre implica la memoria de trabajo. Es uno de los aspectos básicos fundamentales de nuestro cerebro que usamos todos los días. Así que dado los resultados, hemos decidido que tenemos que mirar el uso ocasional, recreativo”.

Para su estudio más reciente, Breiter y su equipo analizaron una muestra muy pequeña de pacientes entre las edades de 18 y 25 años: 20 usuarios de marihuana y 20 sujetos de control. Los usuarios de marihuana tenían una amplia gama de rutinas de uso, con algunos usando la droga una o dos veces a la semana y otros usándola todos los días.

Utilizando imágenes de resonancia magnética (MRI), los investigadores analizaron los cerebros de los participantes, centrándose en el núcleo accumbens (NAC) y la amígdala, dos regiones clave del cerebro, responsables de procesar las emociones, tomar decisiones y la motivación. Se miraron estas estructuras cerebrales de tres maneras diferentes: medición de su densidad, volumen y forma.

Según Breiter, las tres fueron anormales en los consumidores de marihuana casuales.

“Para la NAC, las tres medidas fueron anormales, y ellas fueron anormales en una forma dependiente de la dosis, lo que significa que los cambios fueron mayores con la cantidad de marihuana utilizada”, dijo Breiter.

“La amígdala tenía anomalías de forma y densidad, y sólo el volumen fue correlacionado con el uso. Pero si uno mira los tres tipos de medidas, mostraron relaciones entre ellas bastante anormales en los consumidores de marihuana, en comparación con los sujetos de control normales”.

Debido a que estas regiones cerebrales son fundamentales para la motivación, los resultados de la Northwestern ayudan a apoyar la conocida teoría de que el consumo de marihuana conduce a una condición conocida como la desmotivación. También llamado síndrome de desmotivación, esta condición psicológica hace que las personas se vuelvan menos orientadas hacia sus metas y propósitos en la vida, así como parezcan menos enfocadas en general.

Teniendo en cuenta estos resultados reveladores, Breiter dijo que se necesita más investigación para examinar los efectos de la marihuana sobre el cerebro – incluso en aquellos que usan la droga solamente una vez o dos veces al mes.

“Tenemos que ver lo que pasa longitudinalmente”, dijo Breiter. “¿Qué sucede cuando usted sigue a la gente a través del tiempo? ¿Qué pasa si dejan de usar, siguen estos malos efectos? ¿Qué sucede si se puede intervenir a tiempo?… Mi preocupación es que no hemos estudiado esto y aquí estamos mirando para cambiar la legislación sobre el tema”.

Aunque los miembros del equipo de Breiter no examinaron los síntomas cognitivos de los pacientes, ellos creen que las anomalías cerebrales observadas en su estudio podrían dar lugar a un efecto sustancial sobre el desarrollo del cerebro y el comportamiento, especialmente teniendo en cuenta las edades tempranas de los participantes. Breiter también reconoció los problemas de análisis de una pequeña muestra del estudio -, pero dijo que sus hallazgos deberían servir como una llamada de atención.

“Este estudio es un estudio piloto inicial, pero al mismo tiempo, los resultados que surgieron son los mismos que para un canario en una mina de carbón”, dijo Breiter.

“…la interacción de la marihuana con el desarrollo del cerebro podría ser un problema importante”.

Fuentes: Fox News, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: