Catedral luterana alberga ordenación católica.

 

Muchos católicos a veces no tenemos la experiencia de una relación estrecha entre nuestra Iglesia y algunas iglesias protestantes, aunque a decir verdad, las congregaciones que vienen directamente de la reforma, como los luteranos, son mas respetuosos en el diálogo que los evangélicos de nuevas congregaciones, que son casi – o quizás sin casi – sectas.

 

catedral nidaros noruega

 

Y este es el caso de Noruega, en la que ‘para muestra basta un botón’. La semana pasada fue ordenado un sacerdote católico en una catedral luterana en Noruega, impensable nivel de relacionamiento si comparamos por ejemplo lo que sucede en Chiapas, México, donde evangélicos y católicos están en pie de guerra violenta.

Por primera vez desde la Reforma, un hombre ha sido ordenado sacerdote católico en la catedral de Nidaros de Noruega, que se construyó sobre el lugar de entierro de San Olaf, santo patrón de Noruega.

Construida entre 1070 hasta 1300, la catedral románica y gótica de Nidaros es la catedral medieval más septentrional del mundo. Era una catedral católica hasta 1527, cuando pasó a manos de la Iglesia Luterana durante la Reforma.

El obispo Bernt Ivar Eisvig, el obispo católico de Oslo, ordenó a Egil Mogstad, de 67 años de edad. Muchos luteranos estuvieron presentes; de hecho, dijo el padre Mogstad,

“Tengo a mis amigos luteranos que agradecer que me fuera conferida la ordenación en la catedral. Yo nunca me hubiera atrevido a hacer tal petición”

Un ecumenista entusiasta, el Padre Mogstad añadió,

“San Olaf no es católico ni protestante. Él murió como un cristiano para todos nosotros aquí en Noruega”.

Relaciones católico y luteranas en Noruega son muy cercanas, y las dos religiones comparten muchas fiestas y celebraciones. La educación religiosa en esa nación viene debajo del amplio título “Ética y enfoque de la vida” y no requiere que los profesores pertenezcan a ninguna denominación particular.

Mogstad convirtió a la fe católica en 1976, y cursó estudios religiosos en la Universidad de Oslo. Después de su retiro en 2012, se matriculó en el Instituto Católico de París, donde completó sus estudios teológicos.

El nuevo sacerdote tiene trabajo esperando para él. La iglesia católica en la zona de Trondheim es demasiado pequeña para dar cabida a la creciente población católica, en especial los trabajadores inmigrantes católicos que han venido de todas partes del mundo.

La iglesia es pequeña (alberga sólo 200 personas) y se encuentra en mal estado; y la parroquia tiene cinco misas del domingo. Aún así, no hay lugar para los 5000 católicos que asisten. El Padre Mogstad planea construir una iglesia nueva y más grande que pueda albergar a su creciente congregación.

 Fuentes: The Tablet, Signos de estos Tiempos 

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: