El poder gay en los organismos internacionales y académicos.
No hay lugar para las disidencias en el ámbito académico y de la cooperación internacional cuando se trata de la homosexualidad. No puede haber dos opiniones, sino una sola, que es la del lobby homosexual. La opinión disidente, por más que se base en datos reales y fuentes seguras, debe ser desterrada. Nadie que opine distinto puede trabajar en puestos importantes en los organismos internacionales ni académicos.

UN_Gay_flag

Esto le sucedió al un experto en SIDA, quien se atrevió a decir que el sexo anal es peligroso para quienes lo practican, como para la salud pública en general, porque extiende la epidemia del SIDA, una conclusión lógica que se extrae de los datos que se registran en todos los países. Pero esas cosas no se pueden decir porque denota la permisividad del status quo internacional con el estilo de vida gay y no la quieren hacer visible.

Y esto que estamos diciendo no tiene que ver con la aceptación o no de la homosexualidad como estilo de vida, porque se puede aceptar, pero al mismo tiempo reconocer su inconveniencia para la salud pública.

El establishment podría haber dicho, ‘es cierto, la práctica de sexo anal produce aumento del SIDA entre los gay, que luego se extiende al resto de la población, pero si no se lo permitimos les coartamos la libertad’, lo cual sería una solución que contemplara la verdad y a la vez se viera que hay una opción política detrás. En cambio el establishment opta por penalizar a quienes dicen la verdad sobre la epidemia del SIDA, ocultando la interpretación de los datos.

El Profesor Brendan Bain es un cristiano practicante que trata a los pacientes con SIDA. Él es un pionero en el campo de las enfermedades infecciosas clínicas en el Caribe. Y ahora está en la mira por manifestar que el coito homosexual es peligroso para quienes lo practican y para la salud pública en general.

El Profesor Brendan Bain, fue el director de la Unidad de Coordinación Regional de la Red Caribeña de VIH / SIDA (CHART) de la Universidad de las Indias Occidentales en Jamaica, hasta que sus comentarios contra el sexo de los homosexuales lo ajusticiaron.

Bain fue despedido a raíz de secuelas relacionadas con su testimonio en nombre de un grupo de iglesias que trabajan para mantener la ley de sodomía de Belice en 2012. Tomó dos años, pero ahora está pagando el precio de sus creencias.

El testimonio de Bain se basó en su investigación, que muestra que el riesgo relativo de contraer el VIH es significativamente mayor entre los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH) en Belice que en la población general. Su investigación concluye la misma verdad que en los demás países de los que se dispone de datos, incluidos los países que han revocado la ley que criminaliza el sexo anal y países donde la ley se sigue aplicando.

“El tema en cuestión surgió hace cerca de dos años en un caso de alto perfil en Belice en el que Caleb Orozco, un hombre gay en Belice, cuestionó la constitucionalidad de una ley de 1861 que criminaliza a los hombres que tienen sexo con hombres”, dijo la universidad en un comunicado.

“El profesor Brendan Bain presentó una declaración en nombre de un grupo de iglesias que buscan mantener la ley de 1861”, continúa el comunicado.

“Muchas autoridades familiarizadas con el escrito presentado creen que el testimonio del profesor Bain apoyó los argumentos para la mantención de la ley, lo que contribuye a la criminalización continua y la estigmatización de los HSH. Esta opinión es compartida por la comunidad de lesbianas, gays y otros grupos que son atendidos por CHART”.

“La mayoría de los expertos en VIH y en salud pública creen que la criminalización de los hombres que tienen sexo con hombres y la discriminación contra ellos, viola sus derechos humanos, los pone en un riesgo aún mayor, reduce su acceso a los servicios, obliga a la clandestinidad de la epidemia del VIH y aumenta el riesgo de VIH. Estas son las posiciones defendidas por las Naciones Unidas, ONUSIDA, la OMS, la OPS, las comunidades internacionales de derechos humanos y PANCAP (La Asociación Pan Caribeña contra el SIDA), que es la organización líder en la respuesta regional a la epidemia del VIH”.

“Mientras que la universidad reconoce el derecho de profesor Bain para rendir un dictamen de la manera que lo hizo, se ha vuelto cada vez más evidente que el profesor Bain ha perdido la confianza y el apoyo de un sector importante de la comunidad de la que se espera que el programa CHART alcance, incluyendo la pérdida de su condición de líder en la PANCAP, socavando así la capacidad de este programa, para cumplir efectivamente su mandato. Es por esta razón que la Universidad de las Indias Occidentales ha decidido rescindir el contrato del profesor Bain como Director de la Unidad de Coordinación Regional (UCR) del (CHART) Red Caribeña contra el VIH”.

Fuentes: Charisma News, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: