Reflexiones sobre el viaje y el pontificado.
En el vuelo de regreso a Roma desde Tierra Santa, Francisco dio una conferencia de prensa, donde trató el abuso sexual del clero, el próximo Sínodo, las finanzas del Vaticano, la causa del papa Pío XII para la canonización, entre otros temas.

papa francisco al pie del avion

El Papa Francisco comparó el delito de abuso sexual clerical a los menores a una misa negra, dijo que no ve el próximo Sínodo extraordinario del Matrimonio y la Familia como simplemente para tratar la Comunión a los divorciados católicos que se han vuelto a casar y dijo que el Papa Pío XII no puede ser beatificado porque ningún milagro válido aún ha sido reportado.

Durante la conferencia de prensa de una hora el Santo Padre también reveló que hará un viaje de dos días a Sri Lanka y Filipinas en enero del próximo año.

El texto completo de la conferencia de prensa puede leerse aquí.

ABUSO A SEXUAL

A partir de una pregunta sobre el tema del abuso sexual a menores por parte de miembros del clero, el Papa reveló que él se va a encontrar con las víctimas en el Vaticano en junio 6-7 y celebrará una misa para ellos en la casa de huéspedes Santa Marta.

“No habrá un trato preferencial cuando se trata de abuso de niños”, dijo el Papa, añadiendo que, en Argentina, llaman a los que reciben tratamientos preferenciales ‘niños mimados’. “No habrá niños mimados en este caso”, dijo.

El Papa dijo que

“se necesita adoptar un enfoque de tolerancia cero con respecto a esta cuestión.”

Cuando un sacerdote comete abusos,

“traiciona el cuerpo del Señor”, dijo. Un sacerdote “debe guiar a los niños hacia la santidad, y el niño confía en él. Pero, en cambio, cuando él abusa, esto es muy serio. Es como la celebración de una misa negra. En lugar de dirigir a él o ella hacia la santidad, se crea un problema que se quedará con él o ella para toda su vida”.

También dio a conocer que,

“en este momento, hay tres obispos objeto de investigación” y que “uno ya ha sido condenado, y el castigo tiene que ser decidido.”

SÍNODO OCTUBRE

Cuestionado sobre el planteamiento de la Iglesia sobre la comunión a los católicos divorciados vueltos a casar, el Papa dijo que el próximo Sínodo de los Obispos sobre el Matrimonio y la Familia se ocupará de algo más que esta cuestión, ya que el tema de la familia es enorme.

“Lo que no me gustó fue lo que algunas personas, dentro de la Iglesia, dijeron acerca de la finalidad del Sínodo: que tiene intención de permitir que los divorciados vueltos a casar tomen la Comunión, como si todo el problema se redujera a un caso”, dijo.

Reveló que la elección del tema del Sínodo era una “poderosa experiencia espiritual”, en la medida que el debate “se volvió lentamente hacia la familia.” Él dijo que estaba “seguro de que el Espíritu del Señor nos guió a este punto.”

El Papa dijo también a los periodistas que la “puerta siempre está abierta” para acabar con el celibato sacerdotal obligatorio, ya que no es un dogma de la fe, pero él lo aprecia “mucho” y cree que es “un don para la Iglesia.”

VIAJES APOSTÓLICOS

Preguntado sobre futuros viajes, el Papa reveló que, además de su visita a Corea del Sur en agosto, va a hacer un viaje de dos días a Sri Lanka y Filipinas en enero próximo, a la zona afectada por el tifón Haiyan.

Reconociendo que la libertad religiosa es deficiente, no sólo en Asia, sino más lejos, dijo que,

“necesitamos acercarnos a ciertos lugares con cuidado, para ir y ayudar, rezar mucho por estas Iglesias que están sufriendo… pero no es una tarea fácil.”

Dijo que se sentía que había

“más mártires ahora que los que la Iglesia primitiva había visto.”

EL PAPA PÍO XII Y EL PAPADO

Sobre la causa de beatificación del Papa Pío XII, el Papa dijo que ningún milagro se ha encontrado todavía, por lo que

el proceso “se ha estancado. No puedo pensar en si yo le he de beatificar o no”, dijo.

En cuanto a las últimas elecciones al Parlamento Europeo, el Papa dijo que no sabía mucho sobre el tema y que, en cualquier caso, estuvo preocupado por la visita a Tierra Santa. Pero lamentó la baja natalidad en Europa, citando a Italia y España en particular. Habló de cómo los jóvenes y los viejos son “descartados” y denunció los altos índices de desempleo en el continente.

“Es un sistema económico inhumano”, dijo, que está “centrado en el dinero, no en la persona humana.”

Cuando le preguntaron si alguna vez podría considerar la posibilidad de dimitir como Papa, dijo que,

“voy a hacer lo que el Señor me dice que haga” y “orar y tratar de seguir la voluntad de Dios”. Benedicto XVI abrió la puerta a la posibilidad, dijo, pero “si habrá otros, sólo Dios lo sabe”.

“Yo creo que si un obispo de Roma siente que está perdiendo su fuerza, tiene que preguntarse a sí mismo las mismas preguntas que el Papa Benedicto XVI se hizo”, dijo Francisco.

CUESTIONES FINANCIERAS Y REFORMA CURIAL

Sobre las acusaciones de mala conducta financiera en el Vaticano, el Papa dijo que la investigación sobre la posible malversación de 15 millones de euros del IOR (Instituto para las Obras de Religión, informalmente conocido como el Banco del Vaticano) “todavía está siendo examinada.”

El Papa dijo:

“La Secretaría de Economía ayudará a evitar escándalos y problemas. Por ejemplo, en el IOR creo que alrededor de 1600 cuentas fueron cerradas, que pertenecían a personas que no tenían derecho a tener una cuenta en el IOR. El IOR existe para ayudar a la Iglesia, y las cuentas las tendrán los obispos, los empleados del Vaticano, y sus viudas o viudos, para manejar sus pensiones. … Pero otros particulares no tienen derecho a las cuentas. No está abierto a todos”.

En cuanto a la reforma del Vaticano II y de la Curia Romana en su conjunto, el Papa dijo:

“El camino de la persuasión es muy importante. Hay algunas personas que no entienden. Pero estoy feliz; hemos trabajado duro”.

En respuesta a una pregunta sobre las relaciones católico-ortodoxas, Francisco dijo que el período distinto de Pascua entre las Iglesias ortodoxa y católica es un “poco ridículo”, y habló sobre la resolución con el patriarca griego ortodoxo Bartolomé de Constantinopla en Jerusalén. Hizo hincapié en que

la unidad “llega a lo largo de un camino”, y es un viaje; nunca se ha podido crear “en un congreso teológico”.

INVITACIÓN ESPONTÁNEA

Reflexionando sobre su viaje a Tierra Santa, el Papa dijo que su invitación a los presidentes de Palestina e Israel, Mahmoud Abbas y Shimon Peres, para rezar ante el Vaticano fue espontánea. Había querido tenerla durante la visita, pero, logísticamente, eso no fue posible.

“El propósito de la reunión será orar, no meditar”, dijo.

Sobre el futuro de Jerusalén, el Papa dijo que las cuestiones

deben resolverse “en un espíritu de fraternidad y confianza mutua, siguiendo el camino de la negociación.” Él dijo que se necesita coraje, y oró para que “estos dos presidentes tengan el valor para seguir adelante”.

Jerusalén, dijo, “debe ser la ciudad de la paz de las tres religiones.”

Fuentes: National Catholic Register, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: