Se los aborta y se los elimina de los registros.
Esto lo descubrió una investigación parlamentaria en Gran Bretaña. Los médicos británicos, en 496 casos de un total de 994 no han escrito la verdadera razón del aborto, en violación de la ley.

 

bebe modelo down

 

La investigación parlamentaria fue llevada a cabo en nombre del Ministerio de Salud británico.

La indagación se inició después que un instituto independiente, el National Down’s Syndrome Cytogenetic Register (NDSCR),  publicó sus datos anuales sobre los niños con síndrome de Down abortados en 2012.

De ellos resultaba una discrepancia significativa con el número del Ministerio.  El informe del NDSCR es atendible, escribe el Daily Mail, ya que los hospitales británicos informan a la institución cada vez que es diagnosticado un feto con síndrome de Down, y cada vez que se interrumpe la vida del niño por esta razón, mientras que el Ministerio tiene en cuenta sólo lo que el médico escribe en la historia clínica.

Según la ley de inglesa, que en 2012 fue violada en un 54 por ciento de los casos de interrupción del embarazo, el aborto de un niño con síndrome de Down es factible sin restricciones de tiempo hasta el noveno mes.

La norma, sin embargo, es controvertida, desde el momento que hoy día una persona con síndrome de Down puede vivir hasta 50 o 60 años.

La investigación reveló que la razón del aborto – en la mitad de los casos de niños con trisomía 21 -, no se ha informado, a pesar de que se requiere, o se ha camuflado por los médicos con el término genérico “razón social”.

La parlamentaria Fiona Bruce, jefe del comité de investigación, dijo:

“Por desgracia, el Departamento no hace ningún esfuerzo para hacer cumplir la ley [sobre el aborto]. Ahora sabemos que la mitad de los abortos de niños con síndrome de Down se informan incorrectamente. Pero, ¿a cuántos médicos se ha investigado? Ninguno. El Ministro de Salud debe actuar si quiere que las personas vuelvan a confiar en los médicos en este campo”. 

El portavoz del ministerio se limitó a señalar que,

“los médicos tienen la obligación legal de denunciar todos los casos de aborto, incluso los debidos a anomalías del feto.”

No sólo nueve de cada diez niños con síndrome de Down son abortados en el mundo después de que el informe de diagnóstico prenatal confirma su enfermedad. No sólo eso, como en Dinamarca, hay una campaña dirigida a “la eliminación de la imperfección” y en consecuencia a los “imperfectos”.

Ahora en Inglaterra también se trata de eliminar a aquellos niños de los registros, como si nunca hubieran sido concebidos.

Fuentes: Tempi, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: