Demolición de 360 cruces e iglesias en tres meses.
Esta semana, el Partido Comunista de China debería destruir una docena de iglesias en la provincia de Zhejiang, de acuerdo con la campaña de “Tres ajustes y una demolición”. Este es otra persecución que sufren los cristianos en el mundo, que según Francisco, es mayor que la que soportaron los primeros cristianos.

 

autoridades chinas quitando una criz de una iglesia

 

Aunque miembros del Partido Comunista de China han declarado recientemente  que “el Gobierno agradece la ayuda de la Iglesia”, la verdad es que el ateísmo es todavía un requisito para unirse al Partido Comunista y el gobierno y las religiones son toleradas si no interfieren con los valores del comunismo. 

La campaña lanza por el gobierno para frenar el crecimiento del cristianismo lo hacen en el aspecto mas externo, las estructuras físicas eclesiales, porque las estructuras cristianas son muy vistosas.

Según ha informado el South China Morning Post, al menos 360 iglesias y cruces ya han sido destruidos desde el 4 de abril. Un número enorme.

“La eliminación de los cruces y las iglesias ha puesto en pánico a cientos de miles de creyentes. Ha dado lugar a disturbios, para proteger nuestras iglesias”, dice el pastor de Pingyang, que esta semana podría ver demolida su iglesia.

Ya el 11 de junio, decenas de cristianos protestaron frente a la iglesia de Baixiang Guantou e impidieron a la policía retirar la cruz de su iglesia.

“La discriminación contra el cristianismo y sus miembros es inaceptable”, dijeron en una carta escrita los jefes de las iglesias de Pingyang.

La nueva ola de persecución por el régimen comunista instaurado en contra de los cristianos ha tenido su apogeo en la demolición de la imponente iglesia de Sanjiang , en Wenzhou, la “Jerusalén del Este”. Para construir el templo de 11.004 metros cuadrados había demorado seis años e invertido 30 millones de yuanes (alrededor de tres millones y medio de euros).

Al menos una docena de iglesias han recibido avisos similares en las últimas semanas, y los fieles de al menos tres iglesias se han comprometido a luchar contra las órdenes, dijo otro pastor.

Mientras que los opositores dicen que se trata de una persecución religiosa, los funcionarios del gobierno local dicen que los objetivos de la campaña son sólo las estructuras que los códigos de construcción incumplen.

Fuentes: Tempi, South China Morning Post, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: