Traspasamiento de las fronteras entre evangélicos, católicos y ortodoxos.
Estamos siendo testigos de los frutos de un realineamiento histórico en el cristianismo, que está empujando en silencio el Papa Francisco.

 

evangelicos carismaticos con francisco

 

Se trata del acercamiento con los evangélicos a través de las corrientes carismáticas.

LA LLAMADA DE FRANCISCO A TONY PALMER

A principios de este año un evento extraordinario tuvo lugar en el Vaticano. El obispo Tony Palmer – un obispo de una iglesia separatista Anglicana se reunió con el Papa Francisco. Palmer y el entonces arzobispo Bergoglio se habían hecho amigos cuando el Evangélico Anglicano Carismático fue misionero en Argentina.

Una vez hecho Papa, Francisco llamó a Palmer y pidió reunirse. Durante el desayuno el Papa preguntó a Tony Palmer lo que podía hacer para fomentar la unidad con los protestantes evangélicos. El obispo Tony sacó su iPhone y le dijo:

“¿Por qué no grabar un saludo en video para el grupo de cristianos carismáticos influyentes que voy a ver en una conferencia en Texas la semana que viene?” 

El Papa Francisco grabó el saludo que se puede ver aquí abajo. Después el saludo de Francisco se pasó en la conferencia de líderes protestantes evangélicos, y el evangelista de la televisión, Kenneth Copeland, dio una cálida respuesta y dijo que quería visitar al Papa.

Esa reunión ha tenido lugar. Rick Wiles informa que una delegación encabezada por el obispo Tony Palmer viajó a Roma y se reunió con el Papa Francisco durante tres horas. James y Betty Robison anfitriones del programa de televisión de Life Today y Kenneth Copeland fundador de Ministerios Kenneth Copeland fueron acompañados por el reverendo Geoff Tunnicliff, director general de la Alianza Evangélica Mundial, el Rev. Brian Stiller y el Rev. Thomas Schirrmacher, también de la Alianza Evangélica Mundial. También asistieron el Rev. John Arnott y su esposa Carol de Canadá.

Esta reunión es aún más notable, ya que no hace demasiado tiempo los evangélicos conservadores en América del Norte estaban inclinados a ver a la Iglesia Católica como la “gran ramera de Babilonia” y al Papa como el anticristo.

Los líderes evangélicos no sólo quedaron impresionados por la sencillez y la calidez de la acogida del Papa Francisco, sino que tuvieron claramente una comunión en Cristo que había faltado en el pasado.

LOS NUEVOS REALINEAMIENTOS EN MARCHA

¿Cómo podemos entender la calidez entre conservadores protestantes evangélicos y el Papa Francisco? Lo que estamos presenciando es el fruto de un realineamiento histórico en el cristianismo.

Desde hace algún tiempo la verdadera división en el cristianismo no ha sido entre católicos y protestantes. Ha sido entre los cristianos que creen en una religión revelada y los que creen en una religión relativa. La división real es entre progresistas que desean alterar la fe histórica de acuerdo con el espíritu de la época, y los que creen que el espíritu de la época debe ser impugnado por la verdad eterna e inmutable del Evangelio cristiano.

Aquellos que creen en una forma relativa, progresista y modernista del cristianismo descartan el elemento milagroso de la religión, creen que la Iglesia y las Escrituras son meramente accidentes artificiales de la historia y creen que la iglesia debe adaptarse completamente a las necesidades de la sociedad moderna. Los progresistas ven a la iglesia como un agente de cambio social y que la principal tarea de los cristianos es ser activistas políticos.

En el otro lado están los que creen que el evangelio de Jesucristo es revelado por Dios para la salvación de las almas y la transformación del mundo. Estos cristianos históricos creen que las Escrituras son inspiradas por Dios y que el evangelio no puede ser cambiado por la cultura de cualquier tiempo. Podrían ser llamados cristianos clásicos porque creen en la “vieja historia” de una humanidad pecadora y un Dios misericordioso, que dio a su propio Hijo para la salvación del mundo.

Los cristianos progresistas y clásicos se pueden encontrar en todas las denominaciones y estructuras eclesiales. Hay católicos clásicos y progresivas, y protestantes clásicos y progresivas. El reciente encuentro entre el Papa Francisco y los líderes evangélicos revela que los cristianos de todas las tradiciones clásicas tienen más en común de lo que los cristianos clásicos tienen con los progresistas.

El encuentro del Papa Francisco con líderes evangélicos apunta a un nuevo alineamiento dentro del cristianismo mundial. En la medida que los cristianos progresistas se fusionan cada vez más con el espíritu de la época, la brecha entre ellos y los cristianos clásicos será cada vez más aguda. Mientras esto sucede los cristianos de todas las denominaciones clásicas comenzarán a unirse y cooperar más estrechamente. Los cristianos clásicos de la ortodoxia del este a través de la religión católica, el anglicanismo clásico y el evangelicalismo encontrarán un aumento de la comprensión y acuerdos.

La cada vez más estrecha comunión con los evangélicos se acelerará mientras el cristianismo progresista se alejará para convertirse en algo que no es cristiano. El acercamiento entre evangélicos y católicos clásicos también aflorá cuando las fuerzas oscuras en varios frentes se levantan en contra de Cristo y su iglesia. La oposición al cristianismo clásico y la amenaza de persecución, cocinada a fuego lento, fomentarán un nuevo significado al término “católico evangélico” .

Fuentes: Fr. Dwight Longenecker, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: