Productos químicos producen las mutaciones.
Leyendo noticias científicas no encontramos con una que resulta asombrosa. Peces machos del rios Delaware y afluentes, en EE.UU. Fueron encontrados llevando huevos femeninos. O sea que tienen características de bisexualidad

 

peces

 

Estos peces “intersexo”, estaban no sólo en el Delaware, sino en otros sistemas fluviales de Pennsylvania, de acuerdo con un estudio realizado por el Servicio Geológico de EE.UU..

Los científicos creen que productos químicos se filtran en los ríos de varias fuentes y están causando este fenómeno.

Esto es una muestra más de que nuestra tecnología está alterando la naturaleza, cambiando las estructuras de soporte de la vida en la Tierra con consecuencias desconocidas a mediano y largo plazo.

Desde 2007 hasta el 2010, los científicos del USGS recogieron muestras de peces intersexuales de los ríos Delaware, Susquehanna y Ohio y sus afluentes. Esta investigación, que se publicó el mes pasado por la bióloga de peces Vicki Blazer de la USGS, está consiguiendo cada vez más atención entre los científicos, los ecologistas y los políticos.

Blazer descubrió variedades de peces machos que llevaban óvulos inmaduros. Los peces de la muestra se obtuvieron de varios sitios a lo largo de los ríos, incluyendo el río Schuylkill, un afluente de los Delaware a 30 millas de Trenton. Casi todos los peces de un par de veriadades recogidos del Schuylkill mostraron deformidades intersexuales.

De acuerdo con el Servicio Geológico de EE.UU., este es el resultado de disruptores endocrinos en el agua. El sistema endocrino de los peces, que regula las hormonas y el sistema reproductivo, está siendo cambiado por el estrógeno y sustancias químicas similares al estrógeno que se vierten en el agua a través de residuos agrícolas y humanos, tales como el estiércol y residuos humanos del agua, junto con productos químicos sintéticos procedentes de plásticos y químicos farmacéuticos, que actúan como los estrógenos, tales como las que se encuentran en las píldoras anticonceptivas.

Aunque la causa principal aún no se ha establecido claramente para las mutaciones, John Clark, el administrador de pesca del Departamento de Protección Ambiental de Delaware, cree que el problema se puede prevenir.

“Somos conscientes de que los peces intersexuales se han encontrado en muchos ríos, un problema que podría ser evitado, mejorando el tratamiento de aguas residuales, lo que reduce la incidencia de los disruptores endocrinos en el medio ambiente”, dijo Clark.

Otros grupos siguen presionando para recordar al público que deseche medicamentos no utilizados o caducados por el inodoro, ya que pueden contribuir a las concentraciones en las aguas residuales.

“Cuando ves a este tipo de problemas con los peces, es como un canario en una mina de carbón – un indicador de problemas más grandes”, dijo Jeff Tittel, director ejecutivo del capítulo de Nueva Jersey de la Sierra Club, una organización ambientalista que busca influir en las políticas públicas en materia ambiental.

El Sierra Club ha estado trabajando para regular el vertido de productos químicos, incluyendo los pesticidas y los medicamentos que contienen hormonas sintéticas, que Tittel dijo están causando estos llamados “Franken-pez”. En última instancia, Tittel dijo, estos contaminantes pueden hacer su camino hasta los seres humanos.

Pero según la bióloga Blazer, no hay peligro para los humanos que comen estos peces. Y en cuanto a los propios peces, sin embargo, estos cambios pueden tener efectos negativos a largo plazo porque pueden amenazar su población. Los óvulos inmaduros en el interior del pez macho no maduran, y puesto que los productos químicos en el agua pueden afectar negativamente el sistema inmunológico, su vida útil es probable que disminuya, ya que serán más susceptibles a la enfermedad, dijo Blazer.

EL Departamento de Protección Ambiental de Pennsylvania comenzó un análisis multi-anual de los ríos en el año 2012 cuando se enteraron del hallazgo peces mutantes en los últimos años.

“Los resultados son realmente una mezcla en este punto”, dijo Amanda Witman, portavoz Pennsylvania DEP.

“No hay una prueba clara de que podemos señalar y definitivamente decir: Esta es la causa de estos problemas. En realidad, estamos encontrando trazas de casi todos los contaminantes que probamos. En pocas palabras, es poco probable que exista una sola causa o contaminante detrás de las anomalías, lo que hace nuestro trabajo más difícil”.

“De hecho, muchos de los contaminantes emergentes que estamos examinando son tan nuevos que sólo recientemente se han desarrollado las pruebas de laboratorio para ponerlos a prueba”.

Esto no sólo pasa en EE.UU. Investigadores del equipo de Biología Celular en Toxicología Ambiental de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) han identificado alteraciones en los órganos sexuales de numerosos ejemplares de peces en los estuarios de Gernika, Arriluze, Santurtzi, Plentzia, Ondarroa, Deba y Pasaia atribuibles a la contaminación de las aguas.

Los primeros casos del proceso de feminización de los peces se detectaron entre 2007 y 2008 en Urdaibai, mientras que los análisis más recientes confirman que este proceso se están dando también en otros estuarios

Fuentes: New Jersey News, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
¿Le gusto este artículo? Entre su email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: