Es imposible que el azar haya producido tantos “errores históricos”.

Y que afectan sobre todo a los cristianos.

Durante décadas las elites mundiales han trabajado la idea que el mundo camina hacia la superpoblación, donde va a faltar la comida y el agua.

Y de esto se ha seguido una política de despoblación del planeta.

A través de la promoción del aborto y la anticoncepción, la promoción de la ideología que los niños son una carga, la homosexualidad.

¿Y qué ha sucedido?
.
Más rápido de lo que se podía suponer, esta política llevó al envejecimiento de la población.
.
Creando crisis en los sistemas de jubilación y de salud, y de mano de obra, especialmente en Europa.

Dentro de 10 años habrá mil millones de personas de más de 60 años en el mundo y cada vez habrá más ancianos.

La mayoría de los países en occidente ya no pueden reemplazar a la población que muere.

Al punto que los demógrafos estiman que Europa tendrá sólo el 5% de la población que tiene ahora sobre el año 2300.

¿Y cuál es la solución?

A Europa se le ha ocurrido la “genial idea” de importar mano de obra de los países islámicos, por eso toleran la migración masiva actual.

Pero su lógica multiculturalista les impide ver que gran parte de los musulmanes inmigrantes no se integran a las sociedades europeas.

Están desocupados y viviendo de subsidios estatales, son agresivos con la cultura occidental y piensan en términos de la jihad.

En consecuencia, los supuestos salvadores del enorme error histórico de occidente están llegando para fagocitarlo.

Estamos frente a una estrategia planeada para bajar radicalmente la población del planeta y cambiar la matriz cristiana de la civilización occidental.

Repasemos primero las falacias que llevaron al enorme error histórico del envejecimiento de Europa, y luego con la migración musulmana como solución.

 

“NO HAY COMIDA SUFICIENTE” 

Desde la época de Thomas Malthus, que vivió en la década de 1800, los pesimistas han pronosticado que la humanidad se podría quedar sin suministro de alimentos, dando lugar a hambrunas catastróficas.

Sin embargo, el mundo produce alimentos suficientes para alimentar a 10 mil millones de personas, y sólo hay 7 mil millones de nosotros.

Es decir, con 7 mil millones de mentes humanas en el trabajo, producen alimentos suficientes para 10 mil millones de cuerpos humanos.

Imagínate la cantidad de alimentos que podemos producir con 10 mil millones de mentes.

“Sin embargo, todavía hay personas que pasan hambre en el mundo” 

Sí, el hambre sigue siendo un problema en algunas partes del mundo, pero no es causado por el número de personas.

Al comentar sobre la reciente hambruna de Somalia, Oxfam, una organización humanitaria internacional, declaró:

“Las hambrunas no son fenómenos naturales, son fracasos políticos catastróficos.”

La caída del precio de los alimentos de alta energía indica que son cada vez más abundantes, no menos. Según el Servicio Mundial de la Educación,

La agricultura mundial produce 17% más de calorías por persona hoy día que hace 30 años
.
Esto es suficiente para ofrecer a todo el mundo al menos 2.720 kilocalorías (kcal) por persona y día”. 

sacando agua de un pozo en la india

 

“NOS ESTAMOS QUEDANDO SIN AGUA” 

La tierra está inundada de agua. Los océanos cubren el 70 por ciento de la superficie del planeta con una profundidad media de 6.000 metros.

Es por eso que la tierra se ve azul desde el espacio. No se puede usar o destruir el agua, sólo se puede cambiar su estado (de líquido a sólido o a gas) o contaminarla de forma que no sea potable.

“Esa es una gran teoría, pero si tengo sed, la teoría no significa mucho para mí.

No hay suficiente agua dulce para todo el mundo”.

¡No! Desde 1900, las extracciones de agua dulce (es decir, la producción de agua utilizable) han aumentado mucho más rápido de lo que la población humana ha aumentado.
.
Extracciones de agua dulce se han multiplicado por siete desde 1900, mientras que la población mundial ha aumentado sólo cuatro veces.

Esto sugiere que nuestra capacidad de acceder a agua utilizable aumenta más rápido que el crecimiento de la población.

“Que se lo digan a la gente que vive en el Sahel” 

Tiene razón, la falta de agua es un problema humanitario grave. Pero no es un problema de la sobrepoblación.

El agua, aunque abundante, puede ser difícil para pasar a aquellos que la necesitan, por lo tanto, la escasez de agua es local.

En otras palabras, necesitamos más presas, canales y tuberías, no más aborto, anticoncepción y esterilización.

 

“PERO ESTAMOS CRECIENDO EXPONENCIALMENTE” 

Um… No. No lo estamos.

Estamos creciendo, pero definitivamente no a un ritmo exponencial.

De hecho, los índices de crecimiento están disminuyendo.

Entre 1950 y 2000, la población mundial creció a una tasa del 1,76%. Entre 2000 y 2050, se espera un crecimiento de 0,77 por ciento.

Así que, porque 0,77 es mayor que cero, y se trata de una tasa de crecimiento positiva, es que la población mundial seguirá creciendo.

La mayor parte de este crecimiento provendrá de países en desarrollo, y se espera que en esos países su esperanza de vida se dispare en los próximos 50 años, contribuyendo a su crecimiento demográfico.

El crecimiento de África no es algo de qué preocuparse.

El declive de Europa, sin embargo, es algo de qué preocuparse.

Un informe de la ONU titulado “Población Mundial 2300” pinta un cuadro del futuro de Europa, si las tasas de fertilidad de Europa no se elevan por encima de los niveles actuales:

“La Unión Europea, que se ha ampliado recientemente para abarcar 452-455 millones de personas (según cifras del 2000-2005), se reduciría en el 2300 a sólo 59 millones.
.
Aproximadamente la mitad de los países de Europa perdería el 95 por ciento o más de su población, y países como la Federación Rusa e Italia tendrían sólo el 1 por ciento de su población actual”.

En otras palabras, los franceses, alemanes, italianos y británicos prácticamente dejarán de existir.

 

OTROS DATOS INTERESANTES

Los demógrafos calculan que al menos 20 mil millones de personas vivieron en la tierra entre los años 8000 aC y 0 dC, así  que la idea de que la mitad de todas las personas que han vivido están vivos en la actualidad es un mito.

El plankton tiene 3 veces más biomasa que los 7 mil millones de humanos combinados.

Cada hombre, mujer y niño en la Tierra podrían tener cada uno más de 2 hectáreas de tierra

– Cada hombre, mujer y niño en la Tierra podrían tener cada uno una media de un cuarto de hectárea de tierra cultivable.

– Si queremos vivir estrechamente, todos en el mundo podrían caber hombro con hombro en la isla de Zanzíbar.

– Alrededor del 48% de las personas viven en un país de fecundidad por debajo de la tasa de reemplazo.

– La tasa de fecundidad global es 2,53 hijos por mujer

– En 2050, Nigeria se proyecta que tendrá una población más grande que los Estados Unidos.

Envejecimiento-Poblacional

 

BIENVENIDO AL PLANETA DE LOS VIEJOS, ¿QUIÉN VA A TRABAJAR ENTONCES? 

Dentro de 10 años habrá mil millones de personas de más de 60 años en el mundo.
.
Y cada vez habrá más ancianos, porque los humanos han dejado de tener hijos.
.
Y la mayoría de los países en occidente ya no pueden reemplazar su población.
.
Al punto que los demógrafos estiman que Europa tendrá sólo el 5% de la población que tiene ahora.

Pero el problema no es para el 2300, el problema es de ahora.

Las generaciones que viven, que cuando eran jóvenes, se les prometió prosperidad y seguridad, ahora en la vejez, enfrentan la ruina y la bancarrota.

El fenómeno mundial del envejecimiento es alarmante.

Los países enfrentan un auténtico déficit demográfico. Su mano de obra en disminución no es capaz de mantener a los ancianos.

Carecen de recursos para subvencionar programas de pensión y atención médica necesarios para atender a poblaciones que envejecen velozmente.

 

RÁPIDO ENVEJECIMIENTO DE LOS MÁS POBRES POR POLÍTICAS ANTINATALISTAS

El envejecimiento es un fenómeno mundial.
.
Pero los países pobres están envejeciendo más rápidamente a raíz de políticas agresivas de planificación familiar y control demográfico.

Durante décadas, organismos de la ONU, países ricos y filántropos prometieron a los países pobres un «dividendo demográfico» de estas políticas.

El beneficio constituye el ingreso extra que las familias perciben debido a que tienen menos hijos.

Las naciones carentes cumplieron con su parte. Los desembolsos mundiales en actividades demográficas que tienen el efecto generalizado de reducir la fertilidad alcanzaron los 60 mil millones de dólares el año pasado.

Muchos países tienen una fecundidad por debajo del nivel de reemplazo y mujeres que en promedio tienen menos de dos hijos.

Unos pocos, mayoritariamente en Asia, han experimentado un desarrollo económico significativo.

Pero todos enfrentan el mismo problema ahora.

El mundo está envejeciendo y prácticamente nadie está listo.

mujer-trabajo

 

LOS PAÍSES POBRES ENVEJECERÁN ANTES DE QUE OBTENGAN PROSPERIDAD ECONÓMICA

Para el 2050 casi una cada cuatro personas tendrá más de sesenta años.
.
En la actualidad, solo el 11 % de la población mundial tiene más de esa edad.

La preparación de los países pobres en vista al fenómeno del envejecimiento se está convirtiendo en un tema recurrente entre demógrafos y agrupaciones dedicadas a la población.

Los demógrafos observan que “los países en desarrollo envejecerán antes de hacerse ricos”.
.
Esa es una de las conclusiones de la División de Población de la ONU en preparación para el programa de desarrollo que reemplazará a los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015.

 

LA TENDENCIA SE ESTÁ ACELERANDO

Puede que los retos sean incluso más pronunciados.

Un informe del Deutsche Bank elaborado por el renombrado economista Sanjeev Sanyal predice que la población mundial alcanzará su punto máximo en 2055 y no en 2100, como prevé la ONU.

El envejecimiento también será más veloz. Ver aquí.

Sanyal señala que el envejecimiento mundial combinado con un mejor nivel de salud dará origen a poblaciones activas más viejas.
.
A los países en desarrollo con mano de obra menos calificada les resultará difícil competir en un mundo que envejece.

Sanyal también predice que la fertilidad en África disminuirá mucho más rápido de lo que afirma la división de población de la ONU debido a la urbanización, lo cual agrava los desafíos que representa el envejecimiento en la región del mundo menos desarrollada y la única donde la fertilidad es todavía alta.

Los 11 mil millones de dólares que los países ricos entregan a África para actividades demográficas cada año también podrían ser responsables de esto.

 

UN GRAN PROBLEMA DEL QUE EL SISTEMA DE PODER MUNDIAL NO HA TOMADO CUENTA

El envejecimiento se está convirtiendo en una de las áreas políticas más dinámicas en el mundo ya que los países en desarrollo buscan asesoramiento sobre cómo afrontar el fenómeno.

Algunos países y activistas propusieron un acuerdo de la ONU para abordar el problema.

Pero pocos están dispuestos a asumir obligaciones que requieran un mayor gasto público.

Los sistemas jubilatorios que se desmoronan ya afectan a las naciones ricas con baja fertilidad y economías lentas.

Ni siquiera Estados Unidos podrá mantener el gasto en seguridad social dentro de unas cuantas décadas.

Las elites mundiales se han jugado en las tres o cuatro últimas décadas a bajar la población mundial.
.
Apostando al aborto, la anticoncepción, la esterilización, y hasta incluso la homosexualidad.
.
Porque temen un tercer mundo superpoblado que se puede sublevar.

Pero se “han pasado de rosca”, para usar una jerga del Papa Francisco.

Y ahora deberían comenzar a admitir que las tendencias poblacionales son difíciles de revertir, y que estamos en un espiral demográfico a la baja.

Con un error histórico de tal magnitud, que equivale a un suicidio colectivo, la única forma de seguir en pie es incorporar mano de obra migrante.
.
Y es cuando aparecen los musulmanes de la mano de la ONU y la burocracia internacional.

migrantes musulmanes a europa

 

LOS SALVADORES MUSULMANES QUE NO SON TALES

Al elogiar las conclusiones del Informe sobre Monitoreo Global del Banco Mundial, “Objetivos de Desarrollo en una época de cambio demográfico”, su presidente, Jim Yong Kim, confiadamente anunció que:

“Con el conjunto adecuado de políticas, esta época de cambio demográfico puede ser un motor de crecimiento económico…

Si los países con poblaciones que envejecen pueden crear un camino para que los refugiados y los migrantes participen en la economía, todos se benefician”.

Desde una perspectiva económica, Europa necesita más trabajadores.

Es bien sabido que la mayoría de las partes de Europa cuentan con una población que envejece rápidamente.

Esto da lugar a un crecimiento más lento y por ende, de los ingresos fiscales, y, al mismo tiempo, al aumento del gasto público a través de las pensiones y la asistencia sanitaria.

La forma más fácil de soportar más pensionistas es tener más contribuyentes.

El grupo de investigación macroeconómica europea de HSBC fue más allá, profundizando en números:

“De una población en edad de trabajar de  220 millones, estimamos que más de un millón de inmigrantes por año podrían aumentar el potencial de crecimiento de la zona euro un 0,2% por año, y el PIB potencial acumulado para el año 2025 podría ser EUR300bn mayor de lo que hubiera sido de otra manera.

Si bien se necesita tiempo para integrar a los inmigrantes en el mercado laboral, incluso en el corto plazo, el aumento del gasto público necesario para hacer frente a la crisis podría apoyar el crecimiento”.

El que estas predicciones vayan en contra de toda la evidencia disponible es problemático.

Incluso en un país con una población islámica establecida como Gran Bretaña, el desempleo prevalece entre musulmanes, en un 50% para los hombres y 75% para las mujeres.

Por otra parte, los musulmanes en Gran Bretaña representan el grupo demográfico con las tasas de natalidad más altas.

Junto con sus niveles de desempleo, estos salvadores imaginarios de un modelo de bienestar social europeo moribundo son, como grupo, destinatarios de los ingresos del Estado, en lugar de contribuyentes a los mismos.

Las sucesivas generaciones de musulmanes en toda Europa, como Christopher Caldwell señaló en 2009, no están normalizando las tasas de natalidad de la población  en sincronía con las de los pueblos anfitriones, como los grupos de inmigrantes anteriores lo han hecho.

Esa tendencia podría ciertamente ser útil en el fomento de las cifras de población de Europa, pero también pone de manifiesto un patrón alarmante.

Como  fue anunciado recientemente por la Baronesa Caroline Cox, “hacer la vista gorda” sobre la poligamia en Gran Bretaña – y en Francia, Bélgica y Alemania – ha resultado en que algunos hombres musulmanes estén teniendo más de 20 niños con varias esposas, casi siempre a expensas del Estado.

Esta es una mala noticia para la integración: las familias con visiones fundamentalistas están creciendo  a una tasa mayor que sus correligionarios más moderados.

migrantes musulmanes a europa

Incluso si la afluencia demográfica que actualmente abruma a Europa se compusiera en su totalidad de auténticos solicitantes de asilo sirios, que tienen tasas de natalidad más bajas que musulmanes del Sur de Asia o de África, las noticias económicas serían aun peores.

Un estudio reciente en Dinamarca señaló que, de toda la gama de orígenes de los migrantes que se habían asentado allí, los sirios tenían los niveles más bajos de empleo de todos (22,8%).

Un estudio longitudinal separado de Dinamarca también demostró que, de esos inmigrantes musulmanes que habían venido a Dinamarca que dicen ser refugiados: Sólo uno de cada cuatro había tenido éxito realmente en encontrar un trabajo después de una década.

A pesar de estar allí cuatro millones de desplazados por el conflicto de Siria, y a pesar de la fácil disponibilidad de documentos falsos de identidad sirios, de los que entraron en Europa este año, los sirios se estima que sólo son el 20% de los – aún crecientes – totales de imigrantes.

Teniendo en cuenta la reducción en la cantidad disponible de ciudadanos en edad de trabajar en Alemania, potencias industriales tales como Mercedes-Benz han añadido sus propias voces al coro celebrando la afluencia humana en Europa.

Pero si el 80% de los migrantes son de mano de obra no calificada, y el 20% son analfabetos, ellos  podrán ser empleados en la industria sólo si reciben una educación.

Los estándares en las escuelas alemanas ya están disminuyendo; funcionarios reconocen que, como una respuesta pragmática a la magnitud de la presión migratoria, los estándares tendrán que ser bajados.

A menudo, la cuestión del fracaso de Europa para integrar a los musulmanes ha sido atribuida a acusaciones de un inherente racismo nativo.

Este cargo, sin embargo, parece en gran medida infundado, en un continente cuyas instituciones han apoyado el multiculturalismo durante décadas.

Una perspectiva de este cambio radical en la política de fronteras, ahora siendo aplicada por las instituciones de la UE, podría estar fundada en una propuesta detallada publicada en 2000 por las Naciones Unidas.
.
Se abogó por la “sustitución” de la población de Europa por los inmigrantes musulmanes procedentes del Tercer Mundo.

El razonamiento parece ser que una vez que un país tiene un estado de bienestar, el gasto social de esa nación sólo puede ser mantenido aumentando  perpetuamente el tamaño de su población – una suposición económica con consecuencias de largo alcance sobradamente demostradas en toda Europa este año.

Los que utilizan una justificación económica para implementar la transformación demográfica de Europa, no reconocen las complejidades del Islam.
.
Ignoran el resurgimiento fundamentalista que ha estado en curso durante más de un siglo.

Una característica de este creciente abrazo de literalismo es una creencia – validada por las escrituras – que los musulmanes tienen derecho a beneficiarse ociosamente de la productividad de los infieles.

Este punto de vista pone en evidencia la conducta de un gran número de migrantes en un inesperado, pero muy necesario, contexto.

Anjem Choudary, un prominente islamista británico, ha instado a sus seguidores a abandonar sus puestos de trabajo y reclamar prestaciones por desempleo para que pudieran tener tiempo para planear la guerra santa.

“Nosotros [los musulmanes] tomamos el Jizya, que es nuestro de todos modos. La situación normal es tomar el dinero de los kuffar [no musulmanes].

Ellos nos dan el dinero. Ustedes trabajan, nos dan el dinero, Allahu Akhbar. Tomamos la dinero.”

La idea de que con el tiempo, los principios religiosos del Islam de alguna manera van a moderarse y disolverse, simplemente por estar alojados en Europa, es una ilusión.
.
Especialmente en las comunidades donde los inmigrantes musulmanes ya están superando en número a los europeos nativos.

También parece irónico que, a pesar de la necesidad de Europa de aumentar el número de mujeres que tienen hijos, la gran mayoría de los recién llegados, para “fines de repoblación” son jóvenes, a menudo hombres abiertamente agresivos.

Y dada tal disparidad de género, ¿con quien se espera que estos musulmanes procreen?

Entonces, lo que dijimos al principio. Tantos errores que apuntan en un sólo sentido no son fruto del azar sino de una deliberada política de bajar drásticamente la población y cambiar la matriz cristiana de la civilización occidental.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: