Entre la Resurrección y la Ascensión Jesucristo tuvo una serie de apariciones a sus discípulos.

Los Doce Apóstoles recibieron un entrenamiento especial del Señor.

En un seminario de 40 días entre el Domingo de Pascua y el jueves de la Ascensión, para prepararlos para su misión.

santa margarita maria de alacoque

Aaparición de Jesús a Santa Margarita maría de Alacoque

La Biblia no relata todas las apariciones que tuvo Jesús durante sus 40 días, desde la resurrección hasta su ascensión a los cielos.
.
Menciona sólo algunas y en otras partes advierte de que han sido muchas y a muchas personas.

El objetivo de estas apariciones aparentemente fue doble.

Por un lado denotar el cumplimiento de la promesa de su resurrección al tercer día.

Y por otro, instruir y capacitar a los apóstoles sobre la misión que debían cumplir.

Y entre las cosas que les pidió fue que estuvieran juntos en Jerusalén para recibir el Espíritu Santo prometido.

Estas no son las únicas apariciones de Jesús.

Hay quienes dicen que Jesús ya se había aparecido en la Tierra antes de su encarnación.

Y luego de su ascensión definitiva a los cielos, que se produjo 40 días después de su resurrección, siguió apareciéndose.

Y en estos tiempos finales sus apariciones son frecuentes junto con Su Madre a diversos videntes.

Hay razones que explican por qué Jesucristo no convivió permanentemente los 40 días con sus discípulos luego de Su resurrección.

  

POR QUÉ JESUCRISTO SE APARECIÓ A SUS DISCÍPULOS LUEGO DE LA RESURRECCIÓN

Todo lo que hace Dios tiene un motivo profundo.

Si lo comparamos con su ministerio público vemos la diferencia de que luego de la resurrección apareció muchas veces, pero luego se ausentaba períodos largos.

Hay sospechas sin embargo qué no están registradas en la Biblia todas las apariciones del resucitado.

Pero también hay menciones que dicen que se apareció “después de 8 días” (Juan 20:26) o sea un período de alejamiento de una semana, que señala la discontinuidad de Su presencia.

Por tanto nos podemos preguntar porque Jesucristo se apareció tantas veces, y también por qué Jesucristo se apareció tan pocas veces a sus discípulos.

El aparecía para mostrarse, compartir, conversar y enseñar a los discípulos.

¿Pero porque se ausentaba?

Santo Tomás de Aquino maneja dos explicaciones para esto.

Él dice que luego de la resurrección Jesús tenía que aparecer para mostrar la verdad de Su resurrección y la gloria del que resucitó.

Para manifestar la verdad de la resurrección le bastaba mostrarse ante los apóstoles, hablarles, comer, beber, dejar que lo toquen.

Y apareció más el primer día que el resto porque ellos debían aceptar que Él había resucitado y alejar cualquier duda de su mente.

Pero para manifestar su gloria no debía estar permanentemente con ellos cómo hizo antes, porque ahora estaba una vida diferente a la de antes.

Él tenía que demostrar que no había resucitado a la misma vida que antes sino para la gloria del Cielo.

Esa era la principal enseñanza que traía el resucitado y no tanto las instrucciones.

Monseñor Charles Pope agrega una tercera razón a las dos de Santo Tomás de Aquino.

Y es que la no presencia permanente visible de Jesucristo cumplía la función de acostumbrarlos a que ya no lo verían como antes con sus ojos físicos.

Porque una vez que el ascendiera lo comenzarían a ver místicamente en los sacramentos y en su cuerpo que es la Iglesia, pero no físicamente con base permanente.

Por eso él dice que en la escena de Lucas 24, donde parte el pan y lo reconocieron, es razonable que haya desaparecido, porque esa era la nueva forma en que lo experimentarían en los sacramentos de ahora en adelante.

Antes de describir las apariciones del resucitado también mencionaremos la teoría de las apariciones de Jesús desde el principio de la historia.

jesus sobre la tierra

   

¿APARICIONES EN EL ANTIGUO TESTAMENTO?

Existe una teoría además que las apariciones de Yavéh o incluso del Ángel del Señor en el Antiguo Testamento, son apariciones de Jesús, antes de nacer en la carne.

En Génesis 18, se interpreta que ‘Jesús’, junto con dos de sus ángeles, visitó a Abraham. 

Al final de este capítulo termina, dos de los hombres inician un viaje a Sodoma, mientras ‘Jesús’ se queda atrás para decirle a Abraham que Sodoma será destruida.

Al conocer la próxima destrucción de Sodoma, Abraham intercede en su favor a ‘Jesús’.

En Génesis 32: 24-30, se dice cómo Jacob luchó con un ser. Este ser era ‘Jesucristo’ según esta teoría.

Puesto que Jacob se mantuvo firme en contra de ‘Jesús’ en el combate, se le concedió una bendición.

En Jueces 6: 11-24, Gedeón es recibido por el Ángel del Señor. El Ángel del Señor se sentó debajo de un árbol de roble.

Gedeón le pregunta por qué el Señor no había cumplido con las maravillas que Dios prometió al pueblo de Israel que estaba esperando.

Y el Ángel del Señor le respondió identificándose como el Señor mismo. 

Gedeón trajo comida para el Ángel del Señor que fue consumida por el fuego, seguido de una dramática desaparición.

En Génesis 16: 7-13, Agar llama al Ángel del Señor “Yavéh”.

En Éxodo 3: 2-6, el Ángel del Señor se declara a sí mismo como Dios desde la zarza ardiente a Moisés con el uso del título “Yo Soy”, que Jesús usó para sí mismo en Juan 8:58.

En Josué 5: 13-15, habla de cómo ‘Cristo’ apareció a Josué. Josué cerca de Jericó vio a un hombre con una espada desenvainada.

Inmediatamente Josué quería saber si era amigo o enemigo y le fue dicho por el hombre que era el Jefe del ejército de Yavéh.

Al oír esto, Josué cayó sobre su rostro y lo adoró, y se sabe que en la escritura que al único que se adora es a Dios y este hombre no detuvo Josué de adorarlo.

Esto fue antes de que Jesús se encarnara en el vientre de María.

Después vinieron las apariciones siguientes a la Resurrección e incluso a la Ascensión (p.ej. a San Pablo), que están contadas en la Biblia.

Y luego las apariciones privadas que registra la historia, muchas veces acompañando a Su Madre.

Pero últimamente se ha visto un dispare de las apariciones incluso en el mundo musulmán, a musulmanes.

   

10 APARICIONES DE CRISTO DESPUÉS DE LA RESURRECCIÓN SEGÚN SAN AGUSTÍN

Pintura de Caravaggio Santo Tomas introduciendo un dedo en la llaga de Cristo

No sabemos bien como fueron esos 40 días, pero San Agustín demuestra con los Evangelios, que Cristo se apareció a sus discípulos  por lo menos diez veces.

Cristo apareció cinco veces en el primer domingo de Pascua, pero siguió reuniéndose a sus discípulos y les enseñó durante los cuarenta días entre Pascua y el Jueves de Ascensión.

San Agustín en su libro “De Consensu Evangelistarum” (Armonía de los Evangelios de alrededor de AD 400) cataloga diez apariciones de Cristo.

-primero a las mujeres en el sepulcro;

-en segundo lugar, en el camino del sepulcro;

-en tercer lugar a Pedro;

-en cuarto lugar a los dos discípulos yendo a Emaús

-en quinto lugar a varios de ellos en Jerusalén, cuando Tomás no estaba presente

-volvió otra vez, por sexta vez, cuando Tomás vio a Jesús (Domingo de la Misericordia)

-la séptima vez fue por el mar de Tiberíades en la captura de los peces;

-la octava fue en la montaña de Galilea, según Mateo;

-la novena ocasión es expresada por Marcos, “cuando estaban a la mesa,” porque ya no iban a comer con él en la tierra;

-la décima fue el mismo día, cuando ya no estaba sobre la tierra, sino levantado en la nube, Él estaba ascendiendo al cielo (Ascensión)

Sin embargo, Santo Tomás de Aquino señala:

“Pero, como Juan admite que no todas las cosas fueron escritas.
.
Y Él los visitó con frecuencia antes de ir al cielo”,
con el fin de consolarlos.

Por eso se dice (1 Corintios 15:6-7) que,

Después se dejó ver por más de quinientos hermanos juntos, algunos de los cuales ya han entrado en el descanso, pero la mayoría vive todavía.

Después se le apareció a Santiago, y seguidamente a todos los apóstoles”; apariciones las cuales las no se habla en los Evangelios.

jesus en la pasion en la multitud

   

UNA CRONOLOGÍA MÁS EXTENSA DE LAS APARICIONES DE JESÚS DURANTE LOS 40 DÍAS

La biblia y la tradición dan cuenta de muchas de las apariciones de Jesús en los 40 días.

Esta es una cronología que hemos reconstruido a partir de varias fuentes.

   

PRIMERA APARICIÓN

La primera aparición de Jesucristo fue a Su Madre aunque no está escrita en La Biblia.

Fui inmediatamente después de resucitar.

Esto lo escribe San Ignacio de Loyola en la cuarta semana de sus ejercicios espirituales.

Y también hablan de ello San Bernardo de Siena y Alfonso María de Ligorio entre otros.

   

SEGUNDA APARICIÓN

Al otro día de la crucifixión varias mujeres, incluyendo a María Magdalena, van a la tumba a culminar con las costumbres funerarias judías.

Encuentran la tumba abierta.

Entonces María Magdalena va a buscar a Pedro y Juan que salen corriendo.

Y mientras las 2 mujeres que quedaron en la tumba, se les aparece un ángel que le dice que Jesús resucitó y que se lo cuenten a los hermanos.

Inicia ínterin de caos entre los apóstoles y las mujeres, en que algunos creen, otros no creen y están confundidos, María Magdalena regresa a la tumba y se pone a llorar.

Entonces se aparece Jesús le pregunta por qué llora y a quién busca.

No lo reconoce y piensa que es el jardinero y le pregunta dónde ha puesto el cadáver para darle sepultura.

Entonces Jesús le dice “María” y ella reconoce la voz y le dice “Rabboní”.

Y es entonces cuando Jesús le dice,

“No me toques, porque aún no he ascendido a mi Padre.

 Pero ve a mis hermanos, y diles: asciendo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios”.

Esto está relatado en Juan 20

   

TERCERA APARICIÓN

Las mujeres, cuando ya se alejan de los Apóstoles e iban de regreso a casa, se les aparece Jesús.

Según los relatos tres de estas son María de Cleofás, Salomé y Juana.

Esto lo relata en Mateo 28, pero no se sabe el mensaje concreto que dio.

   

CUARTA APARICIÓN

Seguimos en el primer día y en la tarde dos discípulos van camino Emaús hablando de la crucifixión angustiados porque no comprenden la situación.

Se les aparece Jesús y un velo les impide reconocerlo.

Les explica lo que sucedió según las profecías.

Y cuándo se queda con ellos a comer y celebra la eucaristía, lo reconocen cuando hace la fracción del pan.

Esto se relata en Lucas 24 y aparece solamente el nombre de uno de los discípulos, que es Cleofás.

rostro de jesus

   

QUINTA APARICIÓN

Estos discípulos que Jesús se encontró en el camino a Emaús salieron esa misma noche a Jerusalén a encontrarse con los otros.

Y entonces el Señor se apareció a Pedro quién le informó a los otros 10 y confirma lo dijeron los discípulos de Emaús.

Esto se relata en Lucas 24.

   

SEXTA APARICIÓN

Inmediatamente de lo anterior, Jesús se aparece a los apóstoles reunidos con los dos discípulos de Emaús.

Esto habría sido en el Cenáculo y Tomás estaba ausente.

Esto se relata en Juan 20.

   

SÉPTIMA APARICIÓN

Esta habría sido una segunda aparición esa noche a los discípulos.

No hay consenso entre los estudiosos de que haya habido esta segunda aparición y no haya sido la continuación de la primera.

Esto está relatado también en Juan 20

   

OCTAVA APARICIÓN

La Biblia no menciona apariciones durante la semana siguiente a la resurrección.

Ocho días más tarde los apóstoles le cuentan a Tomás lo sucedido y Tomás se niega a creer.

Entonces Jesús se aparece a los apóstoles reunidos con Tomás.

Y ahí es cuando Jesús le dice que meta el dedo en sus llagas para convencerse.

Juan 20: 29 dice concretamente,

“Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y han creído”

   

NOVENA APARICIÓN

En la ocasión anterior Jesús le da instrucciones a los apóstoles para regresar a Galilea, dónde lo continuarán viendo.

Entonces viajan cerca una semana hacia el norte.

La aparición sucede en una escena que muestra a los apóstoles que han ido a pescar, pero no están los 12.

Jesús los llama desde la orilla del mar de Galilea y Pedro inmediatamente lo reconoce.

En Juan 21 se nombra a Pedro, Tomás, Natanael, Santiago el mayor, Juan y otros dos no mencionados.

Allí Jesús come pescado con ellos, mostrando que no es un fantasma sino una persona de carne y hueso con necesidades humanas comunes.

vitral de jesus resucitado fondo

   

DÉCIMA APARICIÓN

Esta aparición fue a 500 y existe sólo la mención que sucedió y no los detalles.

No sabemos mucho de esta aparición pero aparentemente fue en una montaña de Galilea y no conocemos que ocurrió allí.

San Pablo lo relata en la Primera de Corintios capítulo 15.

   

UNDÉCIMA APARICIÓN

Fue a Santiago el menor quién dirigirá luego la iglesia de Jerusalén.

No se sabe bien dónde fue y exactamente cuándo, pero se la ubica antes de la aparición final.

Y es relatada en Primera de Corintios 15: 7.

   

DOCEAVA APARICIÓN

Esta aparición no está contenida tampoco en la Biblia, como la primera a Su Madre.

Pero es tradición, según San Ignacio en la Antigua Vida de los Santos, que se apareció a San José de Arimatea.

Recordemos que José de Arimatea había sido un discípulo oculto de Jesús.

Era un hombre rico, benefactor de Jesús.

La tumba en la que se enterró a Jesús era de él y fue quien reclamó a los romanos su cuerpo para enterrarlo.

   

TRECEAVA APARICIÓN

Durante el resto de los 40 días Jesús se le apareció a los apóstoles muchas veces como se relata en Hechos 1.

Y en este período Mateo 28 y Marcos 16 hablan de una aparición que se dio en la cima de la montaña en Galilea.

Marcos dice que estaban recostados en la mesa.

En este relato habla que Jesús se quedó con ellos, pero también de que les estaba dando instrucciones continuas, aunque las apariciones y discursos concretos no se registran.

Jesús les dice que no se vayan de Jerusalén y qué esperen la promesa del Padre

Y concretamente en hechos 1: 5 dice,

“Juan bautizó con agua, pero ustedes serán bautizados en el Espíritu Santo dentro de pocos días”

   

CATORCEAVA APARICIÓN

Esta es la aparición final en la que Jesús llevó a los discípulos cerca de Betania.

Allí les dio las instrucciones finales y dijo que debían esperar en Jerusalén al Espíritu Santo.

Esto está relatado en Lucas 24 y hechos 1.

Y estando en el Monte delos Olivos, en el preciso momento de su ascensión Lucas relata,

“Y los llevó hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo.

Y sucedió que, mientras los bendecía, se apartó de ellos y fue llevado al cielo”

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: