La ciencia avanza hacia la meta de tener hijos totalmente artificiales.

Un camino es congelando los óvulos, descongelándolos, fertilizánlos in vitro y desarrollando la vida en una incubadora.

Los pasos se están dando para ello.

Ya está en plena actividad la fertilización in vitro de óvulos descongelados y son cada vez más eficientes los úteros artificiales.

bebe a punto de banarse

La consecuencia de esto es que en pocas décadas el sexo será solamente con fines recreativos y no reproductivos.

Pero hay también una meta más ambiciosa, que es que se supla la necesidad de que los reproductores sean un hombre y una mujer, y que de un solo sexo se pueda producir un bebé.

Pero antes de que sucedan más avances, que muchos consideran inevitables, habría que desatar el debate sobre las consecuencias que esto tiene para los padres y para el niño.

Y en este sentido la Instrucción Donum Vitae tiene mucho que agregar.

 

LA PROFECÍA HACIA LA QUE VAMOS MARCHANDO

En mayo de 1971, un artículo de Edward Grossman apareció en Atlantic titulado, “La Madre Obsoleta”

Él predijo que vendría el día cuando dos cicatrices de laparoscopia de una mujer serán tan comunes como nuestra marca de la vacunación contra la viruela.

A los veinte años, todas las mujeres serán superovuladas y sus huevos se recogerán y se congelarán.

Esta es una buena edad, según el autor, ya que en esa etapa las mujeres jóvenes tienen menos probabilidades de concebir un hijo con síndrome de Down u otros defectos congénitos.

A partir de entonces, cada vez que una mujer quiera ser madre, ella simplemente deberá descongelar uno de sus óvulos, fertilizarlo, y gestar el bebé en una incubadora artificial.

El útero se convertirá en un vestigio, aunque los ovarios seguirán siendo importantes.

Ninguna mujer va a perder su figura debido a la maternidad.

Grossman predijo que

las mujeres que deseen hacerlo con el viejo estilo y todo lo que implica, serán libres de hacerlo. 

Pero será un recuerdo y cada vez más raro, en la medida que las ventajas manifiestas del útero artificial hacen que sea probable que gane el concurso”.

fecundacion in vitro

 

YA HAY INDICIOS SOCIALES

Las predicciones de Grossman no han sido muy cumplidas aún.

No obstante, las empresas mega-tecnología, Apple y Facebook se han puesto de acuerdo para cubrir el costo de la congelación de óvulos para sus empleadas.

Las dos compañías otorgarán U$S 10.000 a las empleadas que quieran poner en el freezer sus gametos para ser madres después de la carrera.

Al parecer, estos dos gigantes de la tecnología no quieren perder importantes empleadas de sexo femenino.
.
Los bebés siempre pueden esperar.

mujer con bebe en bola de cristal

 

DENTRO DE 30 AÑOS EL ACTO SEXUAL NO SERÁ PARA TENER HIJOS

Recientemente se ha publicado un libro del profesor Henry Greeley, profesor Derecho y Genética en la Universidad de Stanford cuyo título es El Fin del Sexo y el Futuro de la Reproducción Humana.

Donde dice que

“quizás dentro de 20 o 40 años la mayoría de la gente en los países desarrollados dejará de tener relaciones sexuales con el propósito de la reproducción”.

Y agrega que

“cuando una pareja quiera un bebé va a proporcionar el esperma y ella va a proporcionar un pedazo de su piel”.

Las células madres serán reproducidas entonces a partir de la piel y serán encargadas de convertirse en huevos para utilizarse para crear los bebés.

Esto es ni más ni menos lo que había pronosticado Aldous Huxley en Un Mundo Feliz.

El sexo será estrictamente recreativo y tendrá el objetivo de un hobby, como puede ser coleccionar sellos, jugar al fútbol, o mirar telenovelas en televisión.

Pero también hay un efecto por el cual ha entrado en la comunidad científica, y que es que a partir de ahí la especie humana podrá erradicar enfermedades, lo cual es muy atractivo en el mundo de hoy.

Porque el tratamiento de enfermedades es costoso y dar a luz a un niño con enfermedad crónica se convertirá de ahora en adelante en un estigma importante.

Porque todos los contribuyentes deberán financiar el tratamiento de los niños, tal como se está planteando la medicina colectivizada del siglo XXI.

bebe en tubo de ensayo

Pero además, en lugar de confiar en la naturaleza, los padres podrán seleccionar atributos de sus hijos, como la inteligencia, el color de pelo, el color de ojos, estatura etc.

Incluso el escritor llega a decir que se les presentará a los padres embriones donde se les diga las características de inteligencia, salud y aspecto físico que probablemente tendrá el niño.

Greeley dice que probablemente la ciencia no sea capaz de decir si este niño estará en el 1% superior de los más inteligentes, pero sí que va a tener 60% de posibilidades de estar en la mitad superior de los más inteligentes, por ejemplo.

Al principio como toda la tecnología va a ser cara y accederán a ella los niveles socioeconómicos más altos, de modo que el diseño de bebés se introducirá en los niveles más altos en occidente inicialmente.

Este nuevo avance tecnológico trae una serie de problemas teológicos doctrinales, a los que deberán estar atentos los teólogos.

 

HOY AÚN ES UNA SOBRE PROMESA

Aparte de las cuestiones morales, que son varias, ¿ha avanzado la tecnología para que la congelación de óvulos, la descongelación, y su posterior fecundación in vitro sea factible?

La Sociedad de Tecnología de Reproducción Asistida estima que la probabilidad de que un óvulo congelado conduzca a un parto vivo para una mujer de 38 años es de 12.2 por ciento. 

Esta edad es significativa ya que la edad promedio de una mujer que elige la congelación de óvulos es 37,4 años.

Después de leer 112 artículos relacionados con la seguridad y la eficacia de la congelación de óvulos, Samantha Pfeifer, en representación de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, declaró que,

“la comercialización de esta tecnología con el fin de aplazar la maternidad puede dar a las mujeres falsas esperanzas.”

La noción de que existe una “competencia”, como la llamó Grossman, entre los procesos de procreación de la mujer y la tecnología es, en sí, bastante artificial.

Pero la ciencia avanza y cada vez son mas los casos de nacimientos por esta técnica.

 

LAS PREGUNTAS QUE DEBEMOS HACERNOS PARA EL DEBATE

Pero antes de que esto avance deberíamos comenzar el debate.

¿Puede la maternidad ser segmentada en partes separadas?
.
¿O es la maternidad mejor entendida como una continuidad que comienza con el abrazo amoroso y continúa a través de la concepción, la gestación, el parto y la lactancia? 

¿Pueden las diversas etapas de la maternidad ser exteriorizados sin que se pierda algo importante en el proceso?

La incubadora artificial, junto con la congelación de óvulos y la fecundación in vitro puede exteriorizar completamente la procreación.

¿Se puede preparar una mujer para la maternidad cuando la maternidad se prepara artificialmente por ella?

¿Serán capaces de cultivar sentimientos maternales o responsabilidades de sus hijos, mientras que los niños se desarrollan al margen de ellas? ¿Cuál será de apego materno? 

matrimonio con bebe

 

¿SERÁ ESTO EL AUGURIO DEL FINAL DE LA MATERNIDAD?

El libro de Marge PiercyLa mujer al borde del tiempo, se considera una especie de biblia para muchas feministas.

Su mensaje central es que sólo renunciando a su poder de reproducción se puede lograr la igualdad entre los sexos.
.
El precio, por supuesto, sería el fin de la maternidad. 

En una nota más humana, la socióloga Jean Bethke Elshtain sostiene que

el corazón de la ética humana requiere que hombres y mujeres se unan en la oposición a una carrera desenfrenada hacia la ingeniería social.  

De lo contrario, nos enfrentaremos a más insidiosa política la dominación de lo que jamás hemos conocido”

Ella dijo en 2001:

“Estamos en peligro real de reducir a la persona a su genotipo, pero si usted dice eso, usted es un alarmista – así que eso es lo que soy.”

 

¿CÓMO AFECTA EL MODO DE LLEGAR A LA EXISTENCIA AL PROPIO SER HUMANO? 

La iglesia tiene mucho que decir sobre la procreación, porque también hay un proceso de dignificación para el ser humano que no debe obviarse.

La Instrucción Donum Vitae, de la Congregación para la Doctrina de la Fe,  dice:

En su origen único e irrepetible el hijo habrá de ser respetado y reconocido como igual en dignidad personal a aquéllos que le dan la vida.

La persona humana ha de ser acogida en el gesto de unión y de amor de sus padres.

La generación de un hijo ha de ser por eso el fruto de la donación recíproca realizada en el acto conyugal, en el que los esposos cooperan como servidores, y no como dueños, en la obra del amor creador

El origen de una persona humana es en realidad el resultado de una donación.
.
La persona concebida deberá ser el fruto del amor de sus padres.
.
No puede ser querida ni concebida como el producto de una intervención de técnicas médicas y biológicas: esto equivaldría a reducirlo a ser objeto de una tecnología científica.
.
Nadie puede subordinar la llegada al mundo de un niño a las condiciones de eficiencia técnica mensurables según parámetros de control y de dominio.

Subrayemos algunos términos:

“los padres reciben el don del hijo en el acto de amor que realizan”.

“Los padres y el hijo tienen igual dignidad: si uno ejerce un dominio sobre la existencia del otro, se desequilibra esta igualdad”.

Supongamos dos parejas distintas que desean tener un hijo.

Ambas tienen relaciones conyugales, la primera tiene un hijo (1), mientras que la segunda no, y por ello acude a la FIV (2).

El hijo 1 ha llegado a la existencia por un deseo, en un acto que objetivamente expresa amor entre las personas.

El hijo 2 ha llegado a la existencia por un deseo, que ha motivado la utilización de la FIV.

Esta técnica ha sido el método por el que se ha conseguido la satisfacción del deseo.

La utilización de este método como medio para la satisfacción de aquel deseo hace que se pueda decir que la llegada a la existencia de ese hijo tiene como finalidad única la satisfacción del deseo.

Lo cual es un comportamiento ilícito respecto a un ser humano, porque se ve afectada su dignidad al ser querido por otro.

Pero hay otros peligros también, que son el de la eugenesia y la clonación.

Jacques Testart

 

EL PADRE DE LA FECUNDACIÓN EN VITRO ADVIERTE QUE VAMOS A UNA CLONACIÓN QUE PONE EN RIESGO LA RAZA HUMANA

En una gran entrevista de Avvenire, Jacques Testart repite algunas de sus principales preocupaciones acerca de la inseminación artificial y el curso de la humanidad. 

Testart, laico y de izquierda, no es un cualquiera, sino el “padre” del primer bebé de probeta.

Desde hace muchos años el biólogo inició un camino de revisión crítica de las prácticas de fertilización in vitro, definiendo como esclavitud la subrogación y atacando la idea prometeica de algunos científicos.

Preguntado sobre su último libro impreso (Faire des enfants demain,  Haciendo niños de mañana), Testart explica que:

“en comparación con la eugenesia histórica, dolorosa y autoritaria, ahora se extiende una eugenesia consensual.
.
Lo que significa que son las mismas personas que piden tener un niño normal eliminando los supuestos embriones anormales”. 

En Europa, el fenómeno se inicia con la fertilización in vitro y la elección del donante de los gametos masculinos por el médico. 

Esto se presenta como un acto generoso, dado que la elección iba a concebir hijos que no están enfermos y como su padre. (…)

Hoy en día, el fenómeno explota con los bancos de gametos y la selección de embriones”.

 

APRENDICES DE BRUJOS

Hoy en día, la fertilización in vitro, “es un proceso doloroso para las mujeres.”

Si las técnicas mejoraran en el futuro esto va a conducir a

una especie de clonación social, sin pasar por la clonación en un sentido técnico. 

Esto eliminará algunos caracteres de la humanidad de hoy, con la idea de que los nuevos caracteres son superiores y ventajosos”. 

Pero esto es un grave riesgo, advierte Testart, porque lo que hacemos es de “aprendiz de brujo”, aunque “no tenemos idea de a donde vamos”.

“En este contexto, la producción de individuos genéticamente similares es probable que firme la muerte de la especie en el espacio de dos o tres siglos”.

CIENTIFICOS LOCOS

 

UNA CUESTIÓN SOCIAL 

El problema no es sólo médico, sino también social y cultural, dice el biólogo.

“Por ejemplo, cuando los ginecólogos franceses piden congelar los óvulos de las mujeres que no tienen ningún problema, pero por razones de carrera u otras no quieren tener niños a esa edad, está claro que esto no es un problema médico

Es una cuestión social. 

Por ejemplo, se puede pedir al empleador a no impida el ascenso de las mujeres profesionales con hijos. 

No está en los médicos resolver la situación con artificios similares. 

En paralelo, también es cierto que en la Francia de hoy el 25 por ciento de las parejas que solicitan la fecundación in vitro no la necesitan realmente. 

Bastaría esperar un tiempo.

Es una lógica retorcida que se nutre en creencias erróneas, tome por ejemplo,

el caso de las mujeres que piden congelar sus óvulos. 

Se invoca una supuesta desigualdad respecto a los hombres, que teóricamente permanecen fértiles durante toda su vida. 

Los ginecólogos pretenden compensar esta desigualdad con la técnica”.

 

SÓLO LOS CATÓLICOS LO ENTIENDEN 

Testart finalmente dedica una broma a su situación personal.

Él, hombre laico y la izquierda, se encuentra en las mismas posiciones de muchos católicos,

“Son los únicos que entienden lo que estoy diciendo y resisten un poco. 

Personalmente, esto me aflige.

Soy un hombre de izquierda, y me expongo a las burlas de mis amigos cuando les digo. 

Ni siquiera quiero hablar de ello.

Yo no he recibido una educación religiosa en absoluto, pero pertenezco a la cultura judeo-cristiana, sin ser directamente un judeo-cristiano. 

Y entonces constato que las grandes religiones no han concebido por casualidad algunas propuestas comunes para el bien de la humanidad.

Es de esta manera que usted puede ser capaz de vivir en sociedad”

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: