El denunciante irá a Roma por invitación del Papa.

Una carta que envió un joven profesor universitario español denunciando ante el Papa el abuso sexual del que fue objeto cuando niño, desató la llamada telefónica del Papa dos veces al joven a España y una invitación para ir a Roma a entrevistarse con los responsables eclesiásticos de lucha contra la pedofilia.

papa francisco abraz a un fiel

También desató una investigación del Obispo de Granada de los sucesos, la denuncia judicial y su investigación formal que ahora está en proceso, indagando a 10 sacerdotes y dos laicos, en lo que parece ser una red de abuso, que no se sabe bien qué grado de organización tiene y si está sólo relacionada sólo con personas de la Iglesia o es más global.

Ahora el caso está en manos de la justicia penal española. Mientras que el Arzobispo de Granada separó del cargo a tres sacerdotes que considera culpables.

LO QUE LE CUENTA EL JOVEN AL PAPA

Un joven granadino, de Andalucía, le envió una carta al Papa en julio de este año denunciando el abuso sexual de un sacerdote cuando niño y le relata sobre una red de abuso conformada por sacerdotes y laicos.

Según lo que ha surgido a luz, el joven era asiduo a una parroquia y tenía un fuerte vínculo con el párroco, que incluso visitaba su casa y hacía los deberes escolares con él.

papa farncisco

El sacerdote, tendría sesenta años y fue ordenado en 1978, lo conoció en el colegio donde ‘Daniel’ cursaba sus estudios.

Un día, como ya era tarde en la noche, el cura le invita a quedarse a dormir en la parroquia, y es allí donde sucedió la violación, según relata el joven.

Pero el caso no es sólo de un sacerdote, sino que parece que hay más involucrados, sacerdotes de otras parroquias y laicos, y también hay indicios de que gente de afuera de la Iglesia también estaría involucrada.

Esta red estaría unida por el consumo de material pornográfico.

Y las víctimas no solo han sido niños sino también niñas.

También el joven habría relatado que hizo la denuncia de los hechos en la iglesia de Granada, aún antes de la carta que envió al Papa, pero la respuesta que recibió fue desalentadora. Y hasta parece que recibió una carta donde le piden silencio, cargar con la cruz y dejar todo en manos de la Virgen María, quien en definitiva parece que se ocupó de los hechos.

Sin embargo no está claro a quien envió la carta y quien le respondió.

Pero lo importante en este caso es la víctima, lo que comprendió bien Francisco por eso sus llamadas. El joven ha declarado a la prensa:

“Creo que nadie se hace eco ni puede imaginar, el calvario por el que paso ahora mismo”. ”Tengo pánico… a quedar marcado de por vida, ahora que trato de rehacer mi vida”.

EL PAPA LE LLAMA

Conmocionado por la carta el Papa le llama el 10 de agosto, le pide perdón en nombre de la Iglesia y de él propio y le pide que vaya a hablar con el Arzobispo Javier Martínez de Granada.

El joven va a hablar con Martínez, quien está informado del tema por Roma y por una carta que el propio joven había depositado en el Arzobispado, le pide perdón tal como lo hizo Francisco y promete una investigación.

arzobispo martinez de granada

En los próximos días el arzobispado comienza una investigación y Martínez le informa al joven que han  detectado que sólo 3 de los 12 denunciados por él son culpables, lo que el joven considera inexacto y que encubre la trama.

El joven recibe una segunda llamada de Francisco el 10 de octubre para invitarlo a Roma para hablar del tema y luego de eso el joven hace una denuncia penal de los hechos, la que coincide con otra denuncia penal del propio Arzobispado.

En la denuncia del joven se acusa a 12 personas (10 sacerdotes y 2 laicos) y en la del arzobispado a 3 sacerdotes, que fueron relevados de sus funciones.

El arzobispo ha manifestado que recibió indicaciones del vaticano para “aplicar medidas cautelares a tres sacerdotes”, cosa que efectivamente realizó.

COMO OCURRIERON LOS HECHOS

La prensa española ha hecho una reconstrucción de los hechos que resumidamente sería la que sigue.

El 24 de julio un profesor universitario español escribe una carta al papa Francisco para informarle de un abuso que sufrió cuando niño de parte de un sacerdote en Granada, España y pedirle su ayuda para condenar a los culpables. Allí también denuncia una red de pedófilos integrada por otros sacerdotes y laicos.

catedral de granada

El 10 de agosto el papa Francisco le llama por teléfono y le pide perdón en nombre de toda la Iglesia y los medios han informado que esto sería lo que le pidió Francisco:

“en nombre de toda la Iglesia de Cristo. Perdona este gravísimo pecado y gravísimo delito que has sufrido. Perdona, hijo mío, tanto dolor ocasionado y tanto como habrás sufrido. Estas heridas hacen que la Iglesia se resienta por completo”

Y Francisco le promete su apoyo y el de la Iglesia, y parece que incluso le dijo que pondría a gente de su entorno a trabajar en ello.

Como había quedado con Francisco y para ir más rápido, este hombre al que le apoda Daniel para ocultar su identidad, llama para hablar con el arzobispo de Granada, Monseñor Javier Martínez, pero no logra comunicarse porque estaba de viaje.

Sobre el fin de agosto, probablemente el 29, Daniel llama al Arzobispo de nuevo y se reúne con él. Y se ve que desde Roma han hablado con el arzobispo porque tiene la carta que Daniel escribió al Papa y una serie de informaciones documentales del suceso. También el arzobispo le pide perdón a Daniel y quedan que va a investigar el tema, lo que se confirma en algunos días más en una comunicación de Martínez con los padres de Daniel.

Sobre este punto de cómo se produjo la reunión del Arzobispo Martínez con Daniel hay alguna contradicción, porque la versión del Arzobispo es que fue él el que llamó a Daniel por una carta que dejó en el arzobispado.

En los primeros días de octubre toman declaración a otras víctimas y al propio Daniel, luego de lo cual se encuentran de nuevo el Arzobispo con Daniel y le informa que de los denunciados hay tres que se consideran que son culpables y que los otros denunciados son en realidad víctimas; serían otros 6 o 7 sacerdotes y unos 2 o 3 laicos.

El día 10 de octubre, un mes después de la primera llamada, Francisco llama de nuevo a Daniel y le invita a Roma para hablar con la comisión vaticana contra la pedofilia, y como Daniel le cuenta su desagrado con lo que le dijo el Arzobispo Martínez, que califica de encubrimiento, el Papa le vuelve a pedir perdón.

Cuatro días después Daniel presenta la denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y unos días después el Arzobispo hace lo mismo pero en la Fiscalía de Granada, denunciando a los tres sacerdotes que ya había dicho que eran los culpables. Así se abrió un expediente judicial con la causa.

Finalmente, sobre fines de octubre, la fiscalía comenzó las indagaciones penales sobre diez sacerdotes y 2 laicos, hechos que se está sustanciando en estos momentos.

Fuentes: Medios de comunicación españoles, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
¿Le gusto este artículo? Entre su email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

2 Comments

  • Catia Bueso Jiménez dice:

    Como granadina me siento defraudada por la respuesta del Arzobispo a este joven. Sin embargo la reacción de Francisco me ha gustado mucho. Espero que con la investigación policial y judicial se aclare el asunto, se juzgue a los culpables y se les encierre en prisión si así lo decide el juez.
    Por otro lado, medios de comunicación como laSexta televisión han aprovechado para vituperar al arzobispo por acciones anteriores que no tienen nada de vituperables sino todo lo contrario.
    Otros medios han sacado una imágen de la parte superior de la parroquia a la que pertenecen algunos de estos sacerdotes presuntos abusadores porque no podían revelar públicamente las parroquias. Lamentablemente era perfectamente identificable por los granadinos. Antes de saber ésto, tenía pensado ir allí…ya no me apetece.