Se trata del hijo del asesino del padre Pino Puglisi.

La semana pasada el arzobispo de Palermo prohibió la confirmación del hijo de 17 años del “capo” de `la “Cosa Nostra”, Giuseppe Graviano en la catedral de la capital siciliana.

++ DON PUGLISI E' BEATO, IN 80 MILA LO ACCLAMANO ++

Este capo mafioso fue condenado a cadena perpetua por haber ordenado, entre otros delitos, matar al padre Pino Puglisi, actualmente beato, y cuyos restos descansan en la misma catedral siciliana donde iba a ser la confirmación.

El muchacho era parte de un núcleo de 50 alumnos del “Centro Educativo Igaziano”, jesuita, que habían realizado la preparación espiritual al sacramento para recibir la confirmación en la catedral palermitana.

LA DECISIÓN

El arzobispo, cardenal Paolo Romeo, fue quien prohibió la confirmación del joven. El expresó que

si bien los hijos no deben pagar por las culpas de los padres, no hay que olvidar que la catedral es el lugar donde el padre Puglisi está presente, ahí están sus restos. Además -agregó el cardenal- nunca hemos recibido alguna señal de dolor por parte de estas personas por el asesinato de don Puglisi, primer mártir de la Iglesia asesinado por la mafia”.

Desde que el papa Francisco ‘excomulgó a los mafiosos’ el año pasado, los sacerdotes parecen estar más sensibilizados hacia el tema de la mafia, e incluso comentaristas dicen que en esta decisión podría haber influido las polémicas de septiembre pasado por el matrimonio de la sobrina del mafioso Matteo Messina Denado, que fue celebrado en la famosa Capilla Palatina que es de la propia Curia siciliana.

Pero además coincide con la intensificación de las operaciones de la policía antimafia contra las familias más poderosas del crimen de Italia.

Paolo-Romeo

La policía arrestó a 40 personas a principios de esta semana y publicó un video secreto mostrando una ceremonia de iniciación a la Ndrangheta calabresa en el que se induce a los iniciados a tomar píldoras de cianuro o tener una bala en la recámara si están en peligro.

También esta semana funcionarios forestales italianas confiscaron cerca de Nápoles animales exóticos que estaban siendo utilizados por los mafiosos de la Camorra para amenazar a los que se niegan a pagar dinero por su protección. Los animales incluían boas que ponían en los asientos traseros de los coches, caimanes hambrientos, un tigre siberiano e incluso un loro entrenado para decir “Ahora te disparo”.

Y otro hecho significativo fue el arresto de 16 socios del notorio fugitivo Matteo Messina Denaro, buscado por más de 50 asesinatos.

LAS CRÍTICAS SOBRE LA DECISIÓN CURIAL

Maurizio Artale, presidente del centro ‘Padre Nuestro’ que fundado por el propio Don Puglisi, criticó la decisión del arzobispo, diciendo

“ésta no es la Iglesia de la acogida que predica el papa Francisco… Este muchacho ha sido discriminado”.

“Si verdaderamente se quería evitar la instrumentalización del caso, habría sido más sensato oficiar la misa de la confirmación con todos lo muchachos del grupo en otra parroquia. Una celebración privada nos lleva atrás en el tiempo, cuando los sacramentos a los nobles eran oficiados por la Iglesia en casi exclusiva. En cambio, ciertas decisiones deben ser públicas y deben ser compartidas. Con todo el coraje que se requiere, especialmente ahora que el papa Francisco quiere una Iglesia abierta a todos, a menos que haya dudas sobre el comportamiento, en este caso, del muchacho”.

Además recordó que el padre Puglisi nunca negó el derecho de recibir la comunión a niños que inclusive eran obligados por sus padres a robar.

Por su parte Monseñor Carmelo Cuttitta de Palermo dijo,

“Los niños no tienen la culpa de sus padres, pero también tenemos que considerar que en esta catedral están los restos del Padre Puglisi, asesinado por personas que nunca han expresado ningún remordimiento por lo que hicieron”.

Y Michele Stabile, presidente de la comisión arzobispal que promovió la causa de beatificación del padre Puglisi estuvo de acuerdo con la decisión del arzobispado,

era necesario enviar una señal a la familia Graviano y a la sociedad. No se trata de un acto de discriminación hacia el muchacho. No se niega la confirmación, sino el uso de un lugar donde están los restos de Don Pino, y por lo tanto es un símbolo de la resistencia a la mafia”.

filippo y giuseppe graviano

LOS HERMANOS GIUSEPPE Y FILIPPO GRAVIANO

La justicia italiana ha probado que Giuseppe y Filippo Graviano ordenaron el asesinato del sacerdote Antimafia Pino Puglisi el 15 de septiembre de 1993, que fue párroco de San Gaetano en el barrio de Brancaccio, de donde son originarios los hermanos Graviano.

Un hecho insólito ha sido la concepción del hijo de Giuseppe Graviano, del que venimos hablando, porque ambos hermanos encarcelados dejaron embarazadas a sus mujeres a pesar de las estrictas normas que prohíben las visitas conyugales. Se sospecha que utilizaron a cómplices para sacar de contrabando el esperma. Así que el muchacho al que se negó la confirmación pública en la catedral siciliana nació por Fertilización In Vitro.

Las pruebas de la intervención de los hermanos Graviano en la muerte de Pino Puglisi las aportó uno de los sicarios que mató a Puglisi, Salvatore Grigoli, que más tarde confesó y reveló que las últimas palabras del sacerdote a sus asesinos fueron “los estaba esperando”.

Los hermanos Giuseppe y Filippo Graviano se convirtieron en miembros de la Comisión de la mafia siciliana  sustituyendo a Giuseppe Lucchese que estaba en prisión. Y son responsables de los asesinatos de los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino.

pino_puglisi

EL SACERDOTE PINO PUGLISI

Giuseppe Puglisi, o sea el Padre Pino Puglisi, nació en Palermo en 1937 y fue asesinado asesinado precisamente el día de su 56 cumpleaños.

Fue proclamado beato el 25 de mayo 2013 por el Papa Francisco, en una ceremonia a la que acudieron más de 100.000 personas y fue presidida por el Cardenal Romeo.

Se lo considera el primer mártir de la Iglesia Católica asesinado por la mafia.

Pino Puglisi enfrentó con gran valor a la mafia siciliana. Fue un férreo defensor de los niños de Palermo usados por la mafia siciliana para distribuir drogas y creó un hogar para salvar a cientos de niños del barrio Brancaccio. Esto, mas sus denuncias públicas, le trajo el odio de la mafia.

Dentro de la biografía de Puglisi se puede destacar lo siguiente:

“Era hijo de un zapatero, Carmelo, y de una costurera, Josefa Fana, e ingresó al seminario diocesano de Palermo a los 16 años de edad y a los 23 fue ordenado sacerdote. Trabajó en varias parroquias de su ciudad, fue confesor de religiosas y maestro en varias escuelas.

En 1967 fue nombrado capellán de la escuela para huérfanos “Roosevelt” de Addaura y en 1969 fue nombrado vicerrector del Seminario Menor Arquidiocesano. En 1970 fue nombrado párroco de Godrano, un pequeño pueblo cerca de Palermo marcado por la mafia, donde se dedicó a reconciliar a las familias víctimas de la violencia.

Desarrolló centros de promoción vocacional y formación católica para niños y jóvenes y desde mayo de 1990 ejerció su ministerio sacerdotal en la “Casa de Hospitalidad de la Madre” en Boccadifalco, para ayudar a mujeres jóvenes y madres solteras en dificultad.

Ese mismo año fue nombrado párroco de San Gaetano, en Brancaccio, y en octubre de 1992, y tres meses después, en enero de 1993, inauguró el hogar para niños “Padre Nuestro” de Brancaccio, para rescatar a los menores de la mafia. En poco tiempo, el hogar se convirtió en el punto de referencia para los jóvenes y las familias en la comunidad”.

Este sacerdote rechazaba cualquier donativo de procedencia dudosa y quitó los puestos de honor en las fiestas patronales, de los que tradicionalmente se habían apropiado los líderes mafiosas.

La mafia lo declaró enemigo y lo ejecutó frente a su iglesia  nueve meses después de inaugurar el hogar Padre Nuestro.

En octubre de 2010, el Papa Benedicto XVI recordó a Don Pino en su visita a Palermo y lo propuso como modelo para los sacerdotes de Sicilia. Concretamente expresó,

“Tenía un corazón que ardía de auténtica caridad pastoral; en su celoso ministerio dio amplio espacio a la educación de los muchachos y de los jóvenes, y a la vez trabajó para que cada familia cristiana viviera su vocación fundamental de primera educadora de la fe de los hijos. El mismo pueblo encomendado a su solicitud pastoral pudo saciarse de la riqueza espiritual de este buen pastor (…) Os exhorto a conservar viva memoria de su fecundo testimonio sacerdotal imitando su ejemplo heroico”.

Palermo-cathedral-front

UNA PELÍCULA SOBRE PINO PUGLISI

En el 2005 se estrenó en los cines de Italia “A la luz del sol”, la película que narra la historia del sacerdote Giuseppe Puglisi, conocido como el sacerdote de la sonrisa.

La película narra su reacción ante los asesinos, recibidos con una sonrisa, que turbó a uno de ellos que desde 1997 se hizo colaborador de la justicia.

Dirigida por Roberto Faenza, la cinta parte de la denuncia del aislamiento que laceró los últimos meses de la vida del sacerdote y su dedicación a los niños, que jugando a hacerse los duros acababan en la calle vendiendo heroína, a quienes don Pino les dio una esperanza y una vida que parecía perdida.

La intención del director no ha sido hacer una película política y menos sobre la mafia:

“No quería dar a los mafiosos esa fascinación que les otorgan muchas películas, especialmente americanas, sino describir a estas personas por lo que son: miserables, homúnculos”.

Tuvo algunos obstáculos para la grabación, por lo que sólo algunas escenas se rodaron en Brancaccio.

“Se nos desaconsejó hacer demasiadas tomas y nos ‘advirtieron’ que rodar una película sobre la vida de don Puglisi en Brancaccio reabriría heridas muy profundas. Pero creo que es justamente éste el papel de un director: reabrir las heridas para hacer reflexionar”, dijo en declaraciones al noticiero televisivo ‘Tg3”.

Luca Zingaretti, un conocido actor de televisión, encarna al sacerdote de Palermo.

“La mafia no es un problema sólo de los sicilianos. Yo estoy informado de todos los problemas y cuestiones judiciales en nuestro país; es un deber para cualquiera informarse y no perder la memoria de sucesos”, reconoció.

<iframe width=”480″ height=”290″ src=”//www.youtube.com/embed/bMJUtoDYTys” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

El cardenal Salvatore De Giorgi, el anterior arzobispo de Palermo, manifestó que lo que más le había impactado fue

“la escena final, cuando todos los niños acuden en torno a sus restos mortales. En realidad, cuando el cuerpo del padre Puglisi fue llevado a la catedral me dijeron que toda la noche y el día muchísimos niños estaban allí, para orar y llorar, con el signo de la esperanza”.

Y prelado admite:

“Particularmente en las parroquias he visto una toma de posición cada vez más coral y valiente y puede decir que he visto, por parte de las nuevas generaciones, una toma de conciencia también respecto a la mafia”.

Ver además:

En Calabria el Papa excomulgó a los de la Ndrangheta, pero se están extendiendo por Latinoamérica

El Papa Francisco enfrentado con la mafia

Francisco va de nuevo a enfrentarse con la mafia

Prohíben las procesiones en Calabria por la resistencia de la mafia a las palabras de Francisco

Procesión de la Virgen de Carmen reverencia a capo de la Cosa Nostra en prisión

El Vaticano está considerando prohibir a los padrinos en los bautismos en Calabria

 

Haga click para ver las otras noticias
¿Le gusto este artículo? Entre su email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: