La oración tendría que estar en el ADN de los cristianos.

Porque podría cambiar el rumbo de los acontecimientos.

¿Pero no se estará perdiendo hoy la costumbre de orar y por eso tiene que bajar María a recordárnoslo?

Hay una aparición que nos enfrenta a este tema.

videntes de beauraing

En 1932 Nuestra Madre se aparece en Bélgica a 5 niños con el mensaje central de la oración.
.
¿Solamente para eso? Si, solo para eso.
.
¡Qué importante que será hacer eso entonces!

Es que Europa estaba a pocos años del comienzo de la Segunda Guerra Mundial y Bélgica en plena crisis.

Por lo tanto ante grandes problemas, la oración.

Bélgica es de los pocos países que ha tenido el privilegio de registrar dos apariciones importantes de la Virgen María, aprobadas por el Vaticano.

Beauraing y Banneux, incluso con sólo 15 días de distancia entre una y la otra y entre las localidades de Beauraing y de Banneux no hay más de 85 kilómetros.

Y ahora Bélgica es uno de los países europeos mas infiltrados por el terrorismo islámico.

En Beauraing, María se apareció 33 veces del 29 de marzo de 1932 hasta el 3 de enero de 1933.

En Banneux se apareció desde el 15 de enero hasta el 20 de febrero de 1933.

 

¿POR QUÉ SE APARECE MARÍA?

Las apariciones Marianas suceden con frecuencia antes de períodos de gran convulsión.

Tal vez la más famosa aparición, Nuestra Señora de Fátima, vino justo antes de que surgiera la Rusia comunista.

Coincidiendo el milagro del Sol el 13 de octubre de 1917 directamente con la Revolución de Octubre que llevó a los bolcheviques al poder en el lapso de un mes.

Las apariciones en Kibeho, Ruanda, entre 1981-1989 profetizaron el genocidio Ruandés, que cobró un estimado de 1 millón vidas en 1994, incluyendo a una de las videntes, Marie Claire.

Las apariciones de nuestra Señora de la Luz que comenzaron en 1968 en Zeitún, Egipto pueden estar relacionadas con el genocidio moderno del aborto.

La primera aparición de Nuestra Señora empezó en Zeitún el 2 de abril de 1968, y el Acta del Aborto del Reino Unido entró en vigencia unas semanas después el 27 de abril.

Pero también podría estar relacionado con el levantamiento musulmán en oriente medio.

La Revolución iraní que llevó al poder al Ayatolla Jomeini triunfó en 1979, pero se sembró antes, y hoy es el puntapié inicial para el terrorismo islámico que asola el mundo.

Y las apariciones, aprobadas por la Iglesia en Beauraing y Banneux en Bélgica, durante los años de 1932 y 1933 respectivamente, sucedieron justo antes del ascenso al poder de Hitler.

Quien fue nombrado canciller de Alemania el 30 de enero de 1933, durante el mismo mes de la aparición en Banneux que sucedió el día 15.

En Banneux María hizo un llamado a la fe que: “Creed en mí y Yo creeré en vosotros” dirá.

Y todos los llamados actuales de María giran sobre lo mismo, “tengan fe”.

Y en Beuraing el mensaje fue de oración. Nuestra Señora exhortó a los niños a orar, no una, ni dos, sino tres veces e intensificó cada solicitud.

Veamos algunos detalles de esta aparición.

 

APARICIÓN POCO CONOCIDA

Nuestra Señora Inmaculada del Corazón de Oro de Beauraing se apareció 33 veces a 5 niños, con un mensaje tan simple que ha sido ignorado.

La última vidente viva de las apariciones de Beauraing, en Bélgica, murió el 10 de febrero de 2015.

No hubo suficiente cobertura de medios de la muerte de Gilberte Degeimbre considerando que se trata de una de las pocas apariciones marianas aprobadas por la Iglesia.

Pero es que su mensaje suena tan simple que es pasado por alto, ignorado.

Las treinta y tres apariciones de la Virgen a cinco niños en Beauraing son prácticamente desconocidas.
.
Mira aquí la historia de las apariciones Nuestra Señora Inmaculada del Corazón de Oro de Beauraing, Bélgica (29 de noviembre)

Sacando la Virgen de Guadalupe, Lourdes, Fátima y ahora las de Medjugorje, las apariciones marianas son poco conocidas.

¡Y como no va a ser así si los sacerdotes no conocen nada  porque no las estudian en los seminarios!
.
Ni siquiera estudian las apariciones aprobadas por la Iglesia.

gilberte deigembre

Gilberte Degeimbre

En los mensajes de esta aparición no vamos a encontrar nada diferente de otras apariciones de la Virgen a través del tiempo; es la misma llamada a la oración, a los sacramentos y a la conversión de vida.

Y es importante sacarla del olvido en la medida que el mensaje de Nuestra Señora nos anima a vivir con más detalle en el espíritu de oración y sacrificio.

 

EL COMIENZO DE LAS APARICIONES

El 29 de noviembre de 1932, dos niños de la familia, Voisin (Fernande y Albert), fueron a la escuela cercana para buscar a su hermana Gilberte.

En el camino, los dos niños se detuvieron en el hogar de los Degeimbre para ver si sus amigos, Andrée y Gilberte, podían unirse a ellos.

Los cuatro niños salieron de la casa de los Degeimbre y continuaron su camino a la escuela.

Fue cuando Albert miró hacia el puente del ferrocarril y vio a una mujer que caminaba en el aire cerca de la gruta de Lourdes. 

Albert no fue el único en ver a la misteriosa mujer, Gilberte Voisin, al salir de la escuela lo hizo. 

Los niños dijeron haber visto a la mujer de nuevo el 30 de noviembre y 1º de diciembre.

videntes beauraing en una aparicion

La Virgen no quiso dar su primer mensaje hasta el 2 de diciembre y continuó apareciendo hasta el 3 de enero de 1933.

En el curso de las apariciones, la Virgen quiso revelar su Corazón de Oro e identificarse como la Virgen Inmaculada, Madre de Dios, y la Reina del Cielo.

También pidió a la construcción de una capilla, porque como ella dijo, ella apareció para que la gente venga en peregrinación.

 

MENSAJES SENCILLOS

Nuestra Señora se apareció a los niños y dijo mensajes muy simples a ellos.

Siempre sean buenos (2 de diciembre)

Voy a convertir a los pecadores (3 de enero)

 

“SIEMPRE SEAN BUENOS”

El primer mensaje transmitido por la Virgen a los niños el 2 de diciembre fue simple, considerado trillado por algunos: “Siempre que sean buenos”.

Este mensaje coincide bien con lo que dijo la Virgen en sus mensajes individuales a los niños durante la última aparición el 3 de enero de 1933.

Pero es así. La conversión de nuestra vida implica ser buenos.
.
Significa vivir una buena vida cristiana, obedecer los mandamientos y amar a nuestro prójimo.

.
Cuando no somos buenos, somos conscientes de esto vamos al Sacramento de la Penitencia y buscamos el perdón y de la misericordia de Dios.

beauraing-maria-500x375

 

A GILBERTE VOISIN, LA VIRGEN DIJO: “VOY A CONVERTIR A LOS PECADORES.”

El mayor deseo de la Virgen en sus apariciones a través del tiempo es la conversión de los pecadores.
.
Ella quiere que la gente viva una vida que agrade a su Hijo. 

La Declaración de la Virgen que va a convertir a los pecadores nos debe movilizar y llamarnos a una mayor conciencia sobre las deficiencias en nuestras vidas.

Muchas personas que leen estas palabras aceptan fácilmente apariciones de Nuestra Señora.

Y vamos a estos lugares santos y oramos allí a causa de nuestra devoción a la Virgen.

¿Pero permitimos que su mensaje nos atraviese totalmente?

¿Permitimos que el mensaje de conversión se haga carne en su totalidad en nosotros, y estamos dispuestos a experimentar la conversión en pensamiento, palabra y acción?

María quiere convertir a los pecadores, lo que significa que ella quiere que las actitudes de nuestros corazones cambien.

Cuando queremos hablar mal de otro, debemos darnos cuenta de la necesidad de conversión.
.
Cuando deseamos utilizar malas palabras, conversión. 

Nuestra Señora nos exhorta a vivir más conscientemente de nuestra necesidad de conversión todos los días.

No es suficiente pensar en la conversión; realmente necesitamos cambiar.

Durante nuestra disciplina debemos darnos cuenta de los momentos que necesitamos conversión y adoptarla, para que las palabras de Nuestra Señora habla, “voy a convertir a los pecadores” puedan cumplirse.

 

OREN. OREN MUCHO. OREN SIEMPRE

Nuestra Señora exhortó a los niños a orar, no una, ni dos, sino tres veces e intensificó cada solicitud. 

gilberte deigeimbre a los 83 años

La oración es comunicación con Dios. Para muchos, la palabra “oración” es bastante limitada.

Pensamos en la oración como pedir a Dios por algo o dar gracias a Dios. 

Estos son buenos lugares para empezar, pero la oración es meditativa y contemplativa. 

Se trata de conversar con Dios y escuchar su respuesta en el silencio del corazón de uno. 

Nuestra Señora quiere que oremos porque significa que estaremos en constante relación con su Hijo: una conversación constante y el diálogo con Jesús.

Esta conversación comenzará a guiar cada momento de nuestras vidas, y a través de ese diálogo, vamos a identificar la forma en que Dios desea que nosotros nos convirtamos.

Hemos de orar, orar mucho y orar siempre. 

En última instancia, podemos hacer que todo nuestro día sea una oración.

Esto se puede hacer de una manera sencilla comenzando cada mañana orando y ofreciendo la mañana.

Nuestra Señora nos exhorta a orar, ella quiere que oremos desde el momento en que nos despertamos hasta el momento en que nos quedamos dormidos. 

Cada uno de nosotros tendrá que averiguar cómo podemos cumplir con esta solicitud.

 

¿AMAS A MI HIJO? ¿ME AMAS? ENTONCES SACRIFICARTE POR MÍ

Fernande Voisin recibió las últimas palabras pronunciadas por Nuestra Señora de Beauraing.

Preguntó a María,

“¿Amas a mi hijo? ¿Me amas? Entonces sacrificarte por mí”.

Podemos hacer pequeños sacrificios por Nuestro Señor y la Santísima Virgen como el ayuno. 

esplanade-500x375

Pero podemos sacrificarnos de mayor forma sirviendo a Dios en el prójimo. Sacrificio para servir a Jesús en los pobres, los sin hogar, y los enfermos. 

Vivir las obras de misericordia. Sacrificarse por el bien de los demás, tu cónyuge, hijos y amigos.

Sacrifícarte en tu vocación a vivir vaciado de todos los deseos, y llenándote sólo con los deseos de Dios.

En la oración, cuando Dios nos pide conversión, significa sacrificio.
.
Dios nos pide sacrificar tiempo para la oración.
.
Él nos pide sacrificar cosas que ponen barreras entre Él y nosotros.
.
Cuando nos sacrificamos, nos hacemos más plenamente abiertos y receptivos a la acción de Dios en nuestras vidas.

 

EL LEGADO DE BEAURAING

Nuestra disciplina recuerda nuestra necesidad de conversión, oración y sacrificio. 

En las apariciones recibidas por los cinco niños de Beauraing, vemos claramente estos principios.

María desea la conversión de los pecadores.

beauraing-apparition-site-9-500x375

Como la Mediadora de Gracias, María intercede por la gracia de la conversión.

En este período, ruega por un mayor deseo de conformar tu vida a Cristo. Identifica un área a mejorar.

María nos pide que oremos siempre. ¿Cómo vas a orar más? 

Considera adoptar la recomendación de leer las Escrituras  y conversar con Dios acerca de ellas.

María quiere que hagamos sacrificios. ¿Cómo nos vamos a sacrificar?

 

LLAMADO A LA ORACIÓN CON SENCILLEZ

Las apariciones de Beauraing llaman la atención por la sencillez de las palabras de la Virgen y la profundidad de lo que transmiten. 

En un documental sobre la aparición, que está abajo, cuando Gilberte Degeimbre (la vidente recientemente fallecida) habla sobre las apariciones, se puede sentir la autenticidad de lo que dijo.

Basilique-Beauraing

Ella deseaba mucho ir a la casa a Dios.
.
Cuando Gilberte visitó el árbol de espino, donde la Virgen se apareció, ella le diría a la gente que cerrara los ojos, porque verían mejor a Nuestra Señora. 

Inspirados por el ejemplo de Gilberte, comencemos a interiorizar el mensaje de Nuestra Señora y permitir que se arraigue en nuestros corazones y vidas en este tiempo.

Este es un tiempo de duras pruebas para Europa y en especial para Bélgica, apoyémosle con la oración.

¿Y cuáles son las conclusiones más relevantes que podemos sacar de estas apariciones, para todo tiempo y lugar?

 

LA ORACIÓN ES UN MANDATO DEL SEÑOR Y DE LA IGLESIA

El Catecismo de la Iglesia Católica dice que la oración es una relación vital y personal con el Dios vivo y verdadero (#2558)

Y agrega,

“En el Nuevo Pacto, la oración es la relación viva de los hijos de Dios con su Padre,… con su Hijo Jesucristo y con el Espíritu Santo (#2565)

De modo que la oración es una reacción natural de vinculación de la criatura con su Creador.

En las escrituras podemos ver qué Jesús oraba permanentemente y escuchaba las oraciones de la gente.

Lo vemos orar en los momentos más importantes de Su vida: estuvo 40 días en el desierto orando y ayunando antes de comenzar su misión y vida pública.

Estuvo toda la noche orando en el huerto de Getsemaní antes de entregarse a los romanos para que lo crucificaran.

Y sus últimas palabras fueron una oración al Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”, (Lc 23:46).

¿Si el propio Dios oró con tanta frecuencia Cómo no vamos a hacerlo nosotros?

Y no sólo se trata de imitarlo a él sino que tenemos un mandato expreso de Jesucristo para que oremos:

  • Nos advirtió que oráramos sin cesar (Mc 13, Lc 18, Lc 21).
  • Nos dijo que recibiríamos lo que pidiéramos en oración (Mt 21, Mc 11). “Pide y recibirás; Busca y encontraras; llama se os les abrirá”(Lc 11: 9)
  • Nos enseñó el Padrenuestro para que supiéramos cómo orar y sobre qué tipo de cosas orar (Mt 6, Lc 11).
  • Nos instó a orar contra las tentaciones y las pruebas de los últimos tiempos (Mt 24, Mc 13);
  • Nos ordenó orar por nuestros enemigos y por los que nos persiguen, nos maldicen y calumnian (Mt 5, Lc 6);
  • Nos dijo que oráramos por las vocaciones (Mt 9, Lc 10).

San Pablo también nos dice

Orad sin cesar. En todas las circunstancias, dad gracias, porque esta es la voluntad de Dios para ti en Cristo Jesús” (1 Tes. 5: 17-18).

Santa Teresa de Lisieux describe la oración como:

“Para mí, la oración es una oleada del corazón; es una mirada simple dirigida hacia el cielo; es un grito de reconocimiento y de amor, que abarca tanto la prueba como el amor”.

Y San Juan Damasceno dice:

“La oración es elevar la mente y el corazón de uno a Dios o pedirle cosas buenas a Dios”.

 

ES VITAL LA ORACIÓN PERSONAL

La iglesia reconoce tres tipos de oraciones.

Una es la oración litúrgica, que es la oficial de la Iglesia, donde la Iglesia se asocia con Jesucristo en la oración.

Estamos hablando de la misa, los 7 sacramentos, la liturgia de las horas, los sacramentales, las bendiciones instituidas por la Iglesia.

El segundo tipo son las oraciones comunitarias, como el Santo Rosario, el Viacrucis y diversas devociones.

Y el tercer tipo de oración es la que realiza cada individuo y que brota desde su corazón.

Esta oración puede hacerse personalmente o comunitariamente, a partir de un texto escrito previamente o simplemente de un elevar el alma hacia Dios.

Incluso San Pablo dice en Romanos 8: 26 que puede materializarse en gemidos inexpresable, orientada por el Espíritu Santo.

El mérito de la oración es que nos permite una relación más profunda con Dios y nos ayuda en las tentaciones y en las pruebas.

Por eso es necesario hacerlo desde el corazón, por más que se trate de un texto compuesto previamente.

Su valor está en que logremos hacerla nuestra.

 

¿DÓNDE RESIDE EL PODER DE LA ORACIÓN?

La oración es buena para los seres humanos porque Dios no tiene nada que ganar personalmente de ellas, salvo nuestro beneficio.

Dios nos Conoce sabe lo que pensamos y sentimos, por eso nuestra oración no le agrega nada sobre nosotros.

Pero a nosotros sí nos agrega, porque nos permite lograr un mejor conocimiento de Dios y de nosotros mismos.

En definitiva obramos por nuestro propio bien y para tener una relación más completa con Dios.

Incluso cuando le hacemos oraciones de alabanza y adoración y acción de gracias a Dios estamos reconociendo nuestra dependencia de Él.

Nos hace más conscientes de nuestra pecaminosidad e identificamos lo que Él ha hecho por nosotros.

Nos ayuda a pedir lo que realmente necesitamos, porque la oración continua nos hace entender cada vez más el designio de Dios para nuestras vidas.

Es por esto que debemos cultivar un espíritu de oración continuo para estar unidos y en su presencia permanentemente.

Eso nos hace cada vez más sensibles para cumplir Su voluntad.

De ahí la necesidad de persistencia.

Hay muchos pasajes de las escrituras en que el Señor habla de la necesidad de orar con persistencia.

Y cuenta dos parábolas qué dramatizan esto.

Una es la de la viuda y el juez injusto, que aparece en Lucas 18, y otra es la de un hombre que le pide prestado pan a su vecino en medio de la noche, que aparece en Lucas 11.

Y el Lucas 11: 13 nos habla de la retribución de las oraciones:

“si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

El intercambio que se da en la oración con Dios se produce a través Ven Espíritu Santo.

Esto requiere nuestra decisión de comunicarnos con el creador y nuestra participación activa.

Y así el Espíritu Santo va creciendo en control sobre este proceso.

Nuestro Señor desde el principio de la historia, la Iglesia y Nuestra Señora están permanentemente insistiendo en que oremos.

De ahí la importancia de esta aparición que relatamos, que se produjo en momentos muy conflictivos de la humanidad y cuyo mensaje fue específicamente que oremos.

Fuentes:


Sergio Fernández, Editor de los Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

3 Comments

  • Angeles dice:

    En los muchos mensajes de Jesús a María Valtorta, hay cantidad de mensajes que hablan de Su Madre. Uno de ellos parece mencionar las muchas apariciones de la Santísima Virgen, porque Él dice expresamente: “dilatada será la andadura de su camino”.Y vaya que ha sido dilatado el camino de María Santísima, apareciéndose, dando mensajes, instándonos a que oremos, que recemos el Santo Rosario, que cambiemos nuestra vida, que seamos buenos, y avisándonos de las tribulaciones que nos esperan. Gracias, Dios mío, por la belleza de Tu Santísima Madre y por su vocación maternal hacia nosotros los pecadores, sus hijos desde la Cruz, por Tu infinita bondad. Bendiciones.

  • Irina dice:

    Nuestra madre María nos llama a la conversión, al ayuno a la oración , Es importante que prestemos atención al llamado que nos hace María

  • Ene Roa dice:

    Los católicos tenemos miedo de usar la palabra “rezar”. Nos intimidaron los protestantes diciendo que “orar” es hablar espontáneamente con Dios, “rezar” es repetir lo que otros le dicen a Dios. Que ellos no rezan, sino oran. ¡Vaya! Ellos recitan salmos. Repiten los rezos que indica el pastor. Además, Jesús nos enseñó a rezar el Padrenuestro. En Misa, cuando el sacerdote dice “oremos”, reza. “Rezar”, etimológicamente, también significa “Pedir”. Y según Diccionario RAE, “rezar” y “orar” son sinónimos. Pero nos da miedo reconocer que recitamos el Rosario, como si fuera malo. Así las cosas, un novio que le dedica una canción de Christian Castro a su novia, o le recita un poema de Bécquer, no está expresando su amor como cuando le balbucea torpemente que la quiere de aquí a la luna. Hasta en el lenguaje nos protestantizamos.