La Inmaculada Concepción es una de las fiestas marianas más importantes de la Iglesia.

Y quizás las más importante fiesta mariana.

La promulgación de este dogma le llevó a la Iglesia Católica 19 siglos de reflexión hasta su promulgación en 1854.

inmaculada murillo

Pero lo asombroso es que los musulmanes ya consideraban en el siglo VII en el Corán, que María había sido preservada del pecado original.

Sin embargo hay que tener cuidado con esta interpretación por dos cosas:
.
Primero porque lo cristianos sabían de la preservación de María del pecado desde el inicio
.
Solo que les tomo mucho tiempo darle la forma dogmática.
.
Y segundo
porque para los musulmanes, María la madre de Jesús, es musulmana así como su hijo.
.
Y María no engendró al hijo de Dios sino a un profeta, que vendrá al final de los tiempos a convertir a los cristianos testarudos al Islam, por la espada. (ver aquí)

Si hay algo en que los católicos estamos hoy  todos de acuerdo. es en la maternidad virginal de María, en su Concepción Inmaculada, y lo manifestamos diariamente.

Pero, no siempre fue así…

El Papa Pío IX proclamó, en el año 1854, durante una Misa Solemne, el  Dogma de la Inmaculada Concepción de María.
.
Mientras todas las campanas de Roma tañían  al unísono durante una hora en señal del júbilo del pueblo cristiano.

¿Por qué tan tarde en la Historia de la Redención?

¿Qué pasó entre la Ascensión de Jesús al cielo y el año 1854?

¿Por qué la Iglesia demoró tanto en promulgar el dogma de la Inmaculada Concepción de María?

inmaculada zurbaran

                                   

EL DOGMA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN SE PROMULGÓ EN 1854

Todos sabemos que las cosas son lentas dentro de la iglesia católica, que mide el tiempo en términos de siglos y no de años.

Por eso le llevó casi 1900 años definir el dogma de la inmaculada Concepción, que fue en 1854.

Pero no fue rápido que la iglesia definió que Cristo era Dios y Hombre.

Eso fue en el año 451, y la definición  dogmática de la divinidad del Espíritu Santo fue recién en el año 381.

De modo que la tardanza en definir el dogma de la Inmaculada Concepción hay que leerlo bajo esta óptica.

Sin embargo la iglesia siempre creyó en la impecabilidad de María.

Por ejemplo Justino Mártir e Ireneo ven en María la segunda Eva que trajo a la humanidad del pecado y Orígenes ya le había puesto el nombre de Inmaculada.

En realidad como todos los dogmas éste estaba implícito.
.
Y lo que lo frenó fue que la iglesia tenía temor que se pensara que la Virgen María no necesitaba de Cristo como salvador, dado que se salvó del pecado original.

Hubieron muchas posiciones como la de Santo Tomás de Aquino que decía que María había sido santificada en el vientre.

YSan Bernardo de Claraval, qué había sido santificada después de su concepción.

En general se considera que esta visión de María Inmaculada prendió a partir de Juan Duns Escoto, estamos hablando del 1200.

Y se hace eco de un benedictino del año 1000 llamado Eadmer, que reunió una cantidad importante de argumentos a favor de la Inmaculada Concepción.pio IX

En resumen él lo dijo esta manera:

“Tomando María en relación con otras criaturas: San Juan Bautista fue santificado desde su nacimiento, ¿y que con María? 

María goza de dominio sobre todas las demás criaturas y no debe, por lo tanto, ser traída a nuestro nivel por el pecado original.

Dios preservó a los ángeles del pecado y María es la Reina de los Ángeles”.

Pero fue Duns Escoto el que planteó la solución de cómo afirmar la impecabilidad de María sin excluir la necesidad de un Salvador.

A partir de ahí la iglesia empezó a considerar que esa era la solución pero pasaron cientos de años.

Y tuvo que venir una extraordinaria intervención de cielo para reafirmarlo.

Esto sucedió el 18 de julio de 1830, cuando una monja le rezaba a San Vicente de Paul para pedirle a ver a María y se quedó dormida.

Entonces un niño la despertó haciéndole señas que fuera la capilla.

Catalina Labouré fue a la capilla acompañada por el niño y se sorprendió de qué pudo abrir la gruesa puerta que estaba cerrada.

Y se encontró que todas las luces estaban encendidas como si se estuviera haciendo una misa de medianoche.

Santa Catalina Labouré tuvo así su primera visión de la Virgen, parada en un globo con rayos de luz que salen de sus manos y sus dedos, y rodeada por una leyenda que decía
.
“oh maría sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti”

Esta imagen estaba emplazada con una M, una cruz y el Corazón Inmaculado y Sagrado debajo de ella, que no es más ni menos que la actual Medalla Milagrosa.

(Ver La Primera Aparición Moderna de María: Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, Francia (27 de noviembre)

No puede considerarse que esta revelación fue la causa de la definición dogmática de la Inmaculada Concepción qué vino un cuarto de siglo después, pero sí que estimuló positivamente al papa Pío IX.

 

UN PEQUEÑO PUEBLO ESPAÑOL COMENZÓ A CELEBRAR A LA INMACULADA

Desde mucho antes que se proclamara el nuevo dogma de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, un pequeño pueblo español de la provincia de Cuenca, que hoy no tiene más de 4000 habitantes, Horcajo de Santiago, celebraba su fiesta más importante a la Inmaculada Concepción.

vitor horcajo de santiago

Concretamente

Con fecha 8 de septiembre y 20 del 1650, las Actas de Sesiones del Concejo, guardadas en el Archivo Municipal de Cuenca (legajo 279, folio 96, expediente 1), nos describen el juramento de la ciudad, hecho en su catedral para defender perpetuamente que ‘la Virgen Santísima Madre de Dios Santa María nuestra Señora fue concebida sin mancha de pecado original”.

Y ratificación del mismo juramento con acuerdos de que todos los regidores municipales y provinciales habían de prestarlo al tomar posesión, y que se escribieran cartas a Su Santidad para que determinase “como artículo de fe que la Madre de Dios, Nuestra señora fue concebida sin mancha de pecado original”.

Y así es como se desarrolló la fiesta del Vitor, cuyos detalles se pueden leer aquí.

Se menciona que la primera fiesta del Vitor puede haber sido en 1672,

cuando María Sánchez Reluz funda un vínculo con sus bienes y deja como primer poseedor de esa fundación a su sobrino Alonso Fernández de la Oliva, vecino de Horcajo, y dice:

“es mi voluntad que a cada mil ducados les cargo ocho misas en cada un año, rezadas, y que SE HAGA UNA FIESTA DE NTRA. SEÑORA DE LA CONCEPCIÓN habiendo de decir una misa cantada…”

Se trata de una fiesta que tiene muchas instancias de celebración donde el texto central es,

“Vítor la Purísima Concepción de María Santísima, concebida sin mancha de pecado original, ¡¡¡Vítor, Vítor!!!”

estatua duns scoto

 

LA FIGURA IMPONENTE DE FRAY JOHN DUNS SCOTTO

La tesis de que María había nacido con el pecado de Adán, había sido purificada antes de la Anunciación, parecía tomar cada vez más fuerza entre los religiosos,

Y el Cielo suscitó  un hombre que tomaría el hábito de franciscano y que se convertiría en un teólogo de suma importancia aún en nuestros tiempos modernos.

La célebre confrontación que este brillante teólogo tuvo con su oponente dominico, y de la que salió vencedor, se denominó La Disputa de la Sorbona.

Y en ella, Fray John Duns Scotto, llamado Doctor Mariano, pulverizó los argumentos de su interlocutor.

Demostrando que la Santísima Virgen había sido liberada por Su Divino Hijo del pecado original en el instante mismo de su concepción.

¿Cuáles fueron esos  argumentos del Doctor Mariano  para afirmar la pureza de María desde su concepción?

¿Cuán irrebatibles tuvieron que ser para que la Iglesia toda los aceptara y los hiciera propios, hasta el punto que el propio Papa Pío IX se basó en ellos para promulgar el dogma? 

El planteo de Escoto es que María fue preservada del pecado original en lugar de ser liberada del pecado original.
.
Por lo tanto no tenía pecado original, pero no se resta valor a la redención de Jesucristo.

El sostuvo que Cristo, el mediador perfecto, realizó precisamente en María el acto de mediación más excelso.

Cristo la redimió preservándola del pecado original.

Se trata una redención aún más admirable: no por liberación del pecado, sino por preservación del pecado.

Escoto dice que Cristo tuvo una mediación perfecta en María.

Fray John se basó en la Omnipotencia Divina, afirmando que Dios,  el Creador de todo podía en su omnipotencia, volver a crear una criatura perfecta, tal como había creado a Adán y Eva antes de la caída.

Y que esa conducta por parte de Dios, era inherente a su misma perfección, ya que Él no hubiera procedido de modo perfecto, si no hubiera creado al menos a una criatura libre de toda culpa.

La respuesta  a la pregunta sobre si se le puede escapar a Dios un  solo fragmento de tiempo, es que, al  estar Él omnipresente en el tiempo y el espacio, SÍ puede intervenir en el instante mismo de la concepción, para derramar la Gracia en ese preciso momento.

Y por tanto, en el primer instante de la concepción, infundió la Gracia en el alma de María, preservándola.

Su famosa frase, POTUIT, DECUIT, ERGO FECIT” (Podía, convenía, luego lo hizo) fue luego explicada de modo magistral por él:

Si quiso y no pudo, no era Dios, si pudo y no quiso, no era Hijo, pudo y quiso porque era Dios y era Hijo. Y por lo tanto lo hizo”.

A partir de ese momento histórico, la Iglesia comenzó a aceptar como Cuerpo Místico la Inmaculada Concepción de María, pero todavía había asuntos que atender.

 

LOS MUSULMANES PROCLAMABAN DESDE EL SIGLO VII QUE MARÍA HABÍA SIDO PRESERVADA DEL PECADO ORIGINAL

Pero los musulmanes tenían clara la preservación de de María del pecado original aún de mucho antes.
.
Esta definición de la Inmaculada Concepción le fue confirmada al Papa Francisco.
.
Además de la fe que tienen los musulmanes sobre la Virgen María.

mufti le lee a francisco el coran en turquia

El Papa francisco visitó el 29 de noviembre de 2014 la mezquita azul de Estambul y allí el Gran Muftí de Estambul, Rahmi Yaran, le leyó fragmentos del Corán refiriéndose a la Virgen María y a la Inmaculada concepción:

El papá contó de regreso en el avión a Roma:

“Vi aquella maravilla, el gran muftí me explicaba muy bien las cosas, con mucha mansedumbre, me citaba el Corán, cuando habla de María y de Juan el Bautista.
.
En ese momento sentí la necesidad de rezar. Le pregunté: ‘¿Rezamos un poco?’ Y él me respondió: ‘Sí, sí’”.

El Muftí le leyó al Papa versículos del Corán de la sura al Al-Imran versículos 36 y 37, que hablan sobre la infancia de la Virgen María educándose con el sacerdote Zacarías según el Corán.

Ellos dicen,

“Y una vez hubo parido dijo: ¡Señor mío! He dado a luz una hembra y bien sabía Allah lo que había parido; y no es el varón como la hembra. 

La he llamado Maryam [María]: A ella y a su descendencia los refugio en Ti del Shaytán [satanás] lapidado. 

Su Señor la aceptó con buena acogida, hizo que se criara bien y la confió a Zakariyya [Zacarías].

Cada vez que Zakariyya la visitaba en su lugar de oración, encontraba junto a ella provisión.

Decía: ¡Maryam! ¿Cómo es que tienes esto? Decía ella: Esto procede de Allah, es cierto que Allah provee a quien quiere sin limitación”.

De las 114 suras del Corán, sólo 8 llevan en el título el nombre de algún personaje, y la sura 19 está consagrada a María y a narrar sus virtudes.

Explica el texto sagrado que la madre de María, Hannah (Santa Ana) se consagró al servicio del templo de Jerusalén, tal como correspondía a la gente del linaje de David.

Cuando concibió un hijo, se entristeció porque era una niña y no un varón, pero Dios le reveló que esa niña estaba consagrada a Dios (Corán 3,35-36).

El Islam proclama que María y Jesús fueron preservados del pecado y esto lo dijeron en el siglo VII o sea mucho antes que los católicos.

Sin embargo para los musulmanes, María la madre de Jesús, es musulmana así como su hijo.
.
Y María no engendró al hijo de Dios sino a un profeta, que vendrá al final de los tiempos a convertir a los cristianos testarudos al Islam, por la espada. (ver aquí)

virgen de fatima

 

LOS MUSULMANES DEFIENDEN A MARÍA PERO COMETEN GRUESOS ERRORES

El Corán, que es la Biblia de los musulmanes tiene muchos pasajes relativos a la Virgen como vimos. 

En primer lugar, el Corán cree en su Inmaculada Concepción como vimos, y también, en su nacimiento virginal. 

El tercer capítulo del Corán coloca la historia de la familia de María en una genealogía, que se remonta a través de Abraham y Noé, a Adán. 

Cuando uno compara la descripción del nacimiento de María del Corán con el Evangelio apócrifo del Nacimiento de María, uno se siente tentado a creer que Mahoma dependía mucho de este último.

Ambos libros describen la vejez y la esterilidad definitiva de la madre de María. 

Sin embargo, cuando se produce la concepción, hace decir en el Corán la madre de María: “Oh Señor, hago votos y consagro lo que ya está dentro de mí. Acéptalo de mí”.

Cuando nace María, la madre dice: “Y yo le consagro con toda su descendencia bajo tu protección, oh Señor, en contra de satanás”

El Corán pasa por encima a José en la vida de María, pero la tradición musulmana sabe su nombre y tiene una cierta familiaridad con él.

En esta tradición, José es hecho hablar a María, que es virgen. 

Cuando le preguntó cómo se concibió a Jesús sin un padre, María respondió:

“¿No sabes que Dios, cuando creó el trigo no tenía necesidad de semillas, y que Dios, por su poder hizo que los árboles crecieran sin la ayuda de la lluvia? Todo lo que Dios tenía que hacer era decir: ‘Que así sea, y fue hecho’”.

El Corán tiene también los versículos de la Anunciación, Visitación y el Nacimiento.

Los ángeles son representados como acompañando a la Virgen y diciendo: “Oh, María, Dios te ha escogido y purificado, y te eligió por encima de todas las mujeres de la tierra”.

En el capítulo XIX del Corán hay 41 versos sobre Jesús y María. 

Existe una fuerte defensa de la virginidad de María en el Corán, en el cuarto libro, y atribuye la condena de los Judíos a su monstruosa calumnia en contra de la Virgen María.

María, entonces, es para los musulmanes la verdadera Sayyida o Señora.

El único posible rival serio para ella en su credo sería Fátima, la hija de Mahoma mismo.

Pero después de la muerte de Fátima, Mahoma escribió: “Serás la más bendita entre todas las mujeres en el paraíso, después de María”.

Pero el Corán representa a los cristianos como adorando a María como el tercer miembro de la Trinidad.
.
Cuando en realidad los únicos que adoraban a María eran los árabes paganos que adoraban a su ídolo en la Kaba y una pequeña secta herética de cristianos en la zona de la Meca.

“Había en Arabia en el siglo IV una secta de las mujeres fanáticas llamadas coliridianos, que rendían culto divino a María (Philip Schaff, Historia de la iglesia cristiana, Vol 4, Ch 3)

El error grosero o la perversión intencional de Mahoma es que entendió la doctrina cristiana de la Trinidad como una trinidad del Padre, María y Jesús.

Y el Espíritu Santo lo identifica con San Gabriel.

Fuentes:



María de los Ángeles Pizzorno de Uruguay, Escritora, Catequista, Ex Secretaria retirada

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

2 Comments

  • Eme Zea dice:

    Pues yo creo que Dios quiere que todo sea bueno, puedo hacerlo, pero no lo hace porque tiene otros planes.
    En todo caso, la inmaculada concepción está en la Biblia. “Pondré enemistad entre ti y la mujer (María)”. Ni un solo instante, la mujer.(María) podía estar en pecado. Estar en pecado es NO estar en enemistad con satanás, y esto hubiera significado que Dios no había cumplido totalmente lo que le aseguró a la serpiente.

  • José Ricardo Sepúlveda Barrien dice:

    Fue Providencial cuando el Papa Benedicto IX señaló su Cardenal Lambruschini, que él no encontraba una solución humana al asunto al que aquél manifestó: “Busquemos una solución Divina; S.S., proclame el Dogma de la Inmaculada Concepción”. Y así lo hizo el Santo Padre el 8 de Diciembre de 1854.
    Teniendo esta inspiración del Cielo, cuantas cuestiones de dudas humanas personales en lo espiritual, pueden ser aclaradadas o conseguidas hoy en día, si dejamos cabida en nuestras almas a la Divina Providencia y a la Inmaculada Concepción.