El cristianismo no tiene buena prensa entre los medios dominantes.

Y causa en los no cristianos desde reparos hasta aversión.

En cambio el budismo sí que tiene buena prensa entre los medios poderosos.

Porque se lo considera más inocuo y más en línea con el poder temporal.

Y eso lo hace más potable a los poderes del mundo, que lo promocionan.

Incluso para el Nuevo Orden Mundial.

caras de jesus y buda

Pero por otro lado, algunos aspectos del budismo, especialmente la meditación, ha atraído a muchos católicos.
.
Quienes tratan de buscar un punto en común entre ambos.
.
Todo esto sazonado con la idea post conciliar de que todas las religiones son similares.
.
Y que le hablan al mismo Dios y que las diferencias son de formato.

¿Pero el budismo es compatible con el cristianismo?

¿Le está hablando al mismo Dios?

Es más ¿puede considerarse al budismo como una religión o debe considerarse como una filosofía atea?

    

EL BUDISMO TIENE SUS ATRACTIVOS TENTADORES

Entre ellos se encuentra el deseo de vitalidad espiritual en medio del vacío de la vida secular, la promesa de la paz interior, y la necesidad de un código moral explícito.  

Pero, el budismo, y el cristianismo tienen una diferencia esencial en el modo de entender el mundo.

El mundo es para el cristiano creatura de Dios, no hay necesidad por tanto de realizar un desprendimiento tan absoluto para encontrarse a sí mismo en lo profundo de su íntimo misterio.

Por otro lado ofrece algunas tentaciones sutiles al cristiano:

“La  prédica  pacífica, sin prejuicios, e inclusiva, pueden hacer que su atractivo siga creciendo. 

Al ofrecer una espiritualidad supuestamente libre de cargas doctrinarias y de toda autoridad, puede atraer a las almas hambrientas que buscan plenitud y significado”. (Romano Guardini,”El Señor”)

Para cualquiera que está desilusionado a fondo con el mundo contemporáneo, y consigo mismo, el budismo puede ofrecer muchos puntos de atracción.

Como  la sublimidad trascendente de sus sutiles pensamientos de cuentos de hadas, el esplendor de sus obras de arte, la magnificencia de su influencia sobre vastas poblaciones, y el decidido heroísmo y refinada calma de aquellos que están inmersos en él“. (Edward Conze “El Budismo: su Esencia y Desarrollo”)

buda estatua

    

QUE ES EL BUDISMO

El budismo, una de las cuatro mayores religiones de la actualidad.

Se originó con la figura de Siddhartha Gaudama (563- 483 aC), que antes de ser Buda fue hijo de un rey de la India.

Alrededor de la edad de treinta años dejó su vida privilegiada en la corte para convertirse en un asceta.

Y pasó varios años viajando y meditando sobre la condición humana, especialmente sobre la realidad del sufrimiento.

Un día, meditando bajo una higuera, fue “iluminado”, hecho de dónde  provino su nuevo nombre, Buda  (del sánscrito Buddha, que quiere decir “iluminado”).

Más adelante comenzó  a enseñar su dharma, o sea la doctrina  de las Cuatro Verdades Nobles.

Estas son:

(1) la  vida es sólo sufrimiento, cuya causa es
.
(2) el deseo y que, para ser
.
(3) libre del sufrimiento es preciso separarse del deseo.
.
La manera de aliviar el deseo es
.
(4) el  Sagrado Camino de las Ocho Sendas, que contienen los mandamientos éticos de Buda y conducen hacia la superación de la sed de vivir.  

Las Ocho Sendas consisten en tener una correcta:
1) comprensión,
2) pensamiento,
3) palabra,
4) acción,
5) ocupación (siendo un monje),
6) esfuerzo (sublimar los malos instintos y alimentar los buenos),
7) atención (meditación), y
8) concentración (enfoque).

La meta final del budismo después de haber conocido las verdades sagradas y caminado las ocho sendas,  no es simplemente erradicar el deseo, sino liberarse del  sufrimiento.

En esto consiste la salvación. Y mira cómo coincide con la tendencia actual de evitar el sufrimiento.

Y así se logra al alcanzar el Nirvana, que literalmente significa, “la extinción de un incendio”, y es la desaparición de uno mismo y el escape del ciclo de la reencarnación.

El Nirvana no tiene una explicación racional, sólo se experimenta.

El creyente cuya vida no alcanzó la perfección, se verá obligado a reencarnar una y otra vez en un ciclo vital interminable, hasta llegar al anhelado Nirvana.

Basado en la doctrina de la retribución kármica de los actos, Buda defendió esta doctrina según la cual el karma del creyente  lo llevará al Nirvana o a comenzar de nuevo el ciclo.

cristo-redentor

    

EL CATOLICISMO SEPARANDO LAS AGUAS

El Concilio Vaticano II en el Documento Nostra Aetate se expidió con respecto a las  a las religiones no cristianas, afirmando que

“En el Budismo, según sus varias formas, se reconoce la insuficiencia radical de este mundo mudable.

Y se enseña el camino por el que los hombres, con espíritu devoto y confiado pueden adquirir el estado de perfecta liberación o la suprema iluminación, por sus propios esfuerzos apoyados con el auxilio superior.

La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero.

Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas que, por más que discrepen en mucho de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres.

Anuncia y tiene la obligación de anunciar constantemente a Cristo, que es “el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn., 14,6), en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa y en quien Dios reconcilió consigo todas las cosas”. 

Pero, a pesar de  que el Concilio  afirma que el budismo puede contener un “destello  de la Verdad”, no aprueba las creencias budistas en  la práctica cristiana. 

Sin embargo el budismo no es considerado muy diferente del catolicismo para muchos católicos, porque no van a la profundidad.

Es cierto que el cristianismo acepta las cuatro verdades nobles del budismo que mencionamos.

Porque la Iglesia admite la existencia de sufrimiento mental y físico.

Que es crítico para la santidad personal separarse los deseos desordenados y ejercer el control sobre las pasiones.

Sostiene que si todos somos santos habrá menos sufrimiento.

Y las 8 sendas que maneja el budismo son, en general, aceptables para el catolicismo, porque todos debemos tener intención correcta, hablar de manera respetuosa y honesta, actuar de manera pacífica y humilde, seguir un rumbo que no perjudique a los demás, esforzarse para superarse personalmente, y tratar de eliminar el ego.

También la Iglesia alienta el método de la meditación espiritual lo mismo que el budismo; anque la meditación en ambos casos tiene diferencias.

Y se han hecho estudios comparando el budismo con el catolicismo para demostrar su compatibilidad.

Pero el real resultado de estos estudios, si se hace bien, es que el budismo queda a medio camino.

Porque el desapego, tan importante para los budistas, no es un fin en sí mismo.

San Francisco de Sales predicó que el hombre debe desear poseer su alma, en lugar de permitir que sea poseída por las cosas del mundo.

Pero el objetivo de los cristianos es elevar esa alma ofreciendola a Cristo.

El desapego tiene como meta ver a Dios cara a cara.

El budismo queda a medio camino debido a su agnosticismo.

El agnosticismo del budismo le lleva a considerar que no existe el bien y el mal moral porque no hay normas creadas por un dios.

Y por lo tanto no hay necesidad de salvación debido a nuestros pecados.

Al no haber dios la concepción del hombre se ha distinta.

Y sl no considerar la existencia de un Dios, el budismo interpreta la eternidad del alma como la inclusión en el todo.

En cambio el cristianismo lo piensa desde un punto de vista de convivir permanentemente en presencia de Dios pero sin perder la individualidad.

Veámoslo más en detalle.

 

   

DIFERENCIAS SUSTANCIALES ENTRE EL CATOLICISMO Y EL BUDISMO

    

SOBRE DIOS 

Para los católicos, Dios es el Ser Supremo Uno y Trino, Eterno, Justo, Misericordioso, no tuvo principio ni tendrá fin.

Las tres Personas de la Santísima Trinidad son: Dios Padre, Creador del mundo y de todo lo que existe, Dios Hijo, Salvador del hombre por medio de su Sacrificio en la Cruz y Dios Espíritu Santo, Consolador, Fortalecedor  y Fuente de las Gracias Divinas.

Como criatura que es, el católico adora y agradece a ese Dios lleno de Majestad y bondad, que por Amor lo creó y que al verlo caído dejó Su Trono y tomó la condición humana para salvar a la humanidad, devolviéndole el derecho a aspirar al Reino de los Cielos.

En el budismo, toda creencia religiosa  (incluido el budismo) no es más que una construcción.
.
El budismo no está interesado en la cuestión de Dios.
.
La existencia de Dios le es indiferente.
.
Ni lo afirma ni lo niega.
.
Por lo que al no reconocer ningún Dios eterno, su principio es ateo.
.
“Dios no es ni afirmado  ni negado explícitamente por el budismo”
(Merton, “Místicos y Maestros Zen”)

Pope John Paul II: His Remarkable Journey

   

SOBRE EL MAESTRO

La Doctrina Católica enseña que Jesucristo, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, o sea Dios Hijo, es el Maestro, el Salvador y el Redentor, quien nunca negó que fuera Dios.

Él enseñaba con autoridad, aunque con humildad decía que hablaba en nombre del Padre que lo había enviado, pero obraba milagros con el poder inherente a su condición divina.

Los demonios a los que expulsaba sabían perfectamente que Él era Dios.

Jesús, como Palabra de Dios que es, siempre invitó a los hombres a ir hacia Él.

En cambio, Buda dijo:

“Yo soy un hombre, no un dios. ‘No me mires a mí, mira a mi dharma [doctrina]”.

El Buda histórico es sólo uno de varios Thatagata (uno que viene por ahí) que aparecen en diferentes edades para enseñar al hombre que la vida es una ilusión y a despojarse de deseos y apegos humanos.

   

SOBRE EL MUNDO

Para los católicos, el mundo es el lugar visible y real creado por Dios para colocar a sus criaturas, como preámbulo a su regreso al Cielo.

Tanto el mundo, como todo lo que habita en él, fue creado por y para el hombre, y por lo tanto, todo en él es criatura de Dios y el hombre debe cuidarlo y respetarlo.

Por siglos ha cumplido el mandato divino, trabajando y mejorando por medio de su inteligencia y su esfuerzo el mundo que Dios le entregó.

El budismo niega la realidad existencial.

No existe el mundo, nada, incluyendo el “yo”, se puede probar que existe.

Para el budismo la totalidad del mundo es vacía y el vacío es el único principio, más allá del ser y del no ser.

Su filosofía es pasiva y sin aspiraciones.

jesus-buddha world

    

SOBRE EL HOMBRE

En la doctrina católica, el hombre es el rey de la creación y  la criatura por excelencia del Creador, a la cual dotó de inteligencia y le regaló la libertad de elegir entre el bien y el mal.

El ser libre, al mismo tiempo que otorga al hombre la posibilidad de amar, fue la causa de la caída y el rechazo del primer hombre hacia lo que Dios le ofrecía.

Adán había sido creado en un estado de Gracia y en algún momento de su vida pasaría a la Gloria, pero el demonio se interpuso entre el hombre y Dios, que quiere que sus criaturas lo elijan por amor.

Buda sugiere que, “No hay yo”.

Una de las dos vertientes principales del budismo, el Mahayana, enseña que el hombre ya está “extinguido”, sólo tiene que darse cuenta de ello.

De lo que en el budismo  se llama el no-saber surgen las fuerzas matrices que llevan al karma.

A  partir de ellas surge una conciencia y de ella un nombre y una forma corporal -el individuo-.

Así nacen los sentidos y con ellos el contacto (percepción sensorial) con el mundo exterior.

La sensación genera la sed -avaricia-  y con ella el apego a la vida.

De esto resulta el devenir kármico y con ello un nuevo nacimiento seguido de la vejez y la muerte.

Es un ciclo que puede ser infinito.

   

SOBRE LA IGLESIA

La Iglesia Católica cree y enseña que es el Cuerpo Místico y la  Esposa de Cristo, semilla del Reino de Dios, y el conducto de la Gracia y la Misericordia de Dios en el mundo.

Jesucristo la fundó sobre la persona de Pedro y  se basa en Su Persona y Su Palabra, y en la certeza de que ÉL es Camino, Verdad y Vida para el hombre y Luz del mundo que extingue toda tiniebla.

La celebración comunitaria por excelencia es la Eucaristía que es la renovación del Sacrificio de Jesús en la Cruz.

Los monjes budistas tienen una asamblea, la Shanga, encargada de mantener en el tiempo la dharma (prédica) de Buda, pero él insistió en que cada persona debe encontrar su propio camino de iluminación.

Las últimas palabras de Buda a sus discípulos bajo los árboles, fueron,

Haz de ti mismo una luz. 

Confía en ti mismo; no confíes en nadie más.

Haz de mis enseñanzas tu luz. Confía sólo en ellas; no aceptes ninguna otra enseñanza.”

dalai-lama-pope-francis 

    

SOBRE EL PARAÍSO

Para el catolicismo es el lugar beatífico, de eterna felicidad,  morada de  la Santísima Trinidad y al que espera llegar todo católico, con la gracia de Dios.

El Budismo acepta el Nirvana, cuya esencia es el estado del no-ser, donde se logra la extinción del fuego del deseo.

La enseñanza budista sostiene que la no-existencia es la única esperanza para escapar de los dolores de la vida.

El conocimiento redentor establece: en el Nirvana, el vacío es lo único real.

Buda antes de morir, afirmó que la cuestión de la otra vida “no conduce a la edificación” y que “lo importante para el hombre  es extinguirse para huir de todo  deseo”.

    

LA NOCIÓN DEL BIEN Y EL MAL

En el catolicismo, Dios es la fuente de todo bien.

Y para llegar a donde está Él, y gozar de la felicidad eterna, hay que hacer el bien y luchar duramente para vencer la tendencia al pecado y evitar el mal batallando contra las tentaciones del demonio, que intenta empujar las almas al infierno.

En la forma más perfecta del bien se puede lograr la santidad.

El budismo busca afanosamente  la emancipación de todas las formas de pensamiento dualista, que rechaza.

Predica que aceptar la existencia de algo implica dar a luz a su contrario (es decir, el amor y el odio, la alegría y el miedo, etc.), lo que resulta en una dualidad de “bien ” y “mal” que niega absolutamente.

    

SOBRE EL PECADO

La Iglesia Católica enseña que es la falta grave o leve que nos aparta de la amistad con Dios y pone en peligro el llegar a la felicidad eterna.

Cristo predicaba la realidad del pecado y la necesidad de arrepentimiento, como único medio para obtener la  salvación

En el budismo el pecado no existe.

No hay una enseñanza moral, sino que el creyente debe vivir de modo correcto.

La falta se atribuye mayormente a la ignorancia y puede acarrear la pérdida del Nirvana , lo que obliga a una nueva reencarnación.

jesus y buda

    

VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN

En el catolicismo, Dios le da al hombre una sola vida y una sola muerte. El alma es inmortal y fue creada para la eternidad. Cristo resucitó de los muertos, de una vez por todas, y regresará  como Rey de Reyes.

Para el budismo no hay ningún ser permanente, sino que todo se concibe en el trance de nacer y perecer.

El  final  es nada más que la extinción definitiva. Buda predicó el carácter insostenible de la existencia y los medios para escapar del sufrimiento: la no existencia es la única esperanza para escapar de los dolores de la vida.

No hay un alma substancial permanente, la nueva esencia viviente que surge a partir de los actos de un ser anterior no es idéntica a aquel ni en cuerpo ni en alma.

Lo que perdura después de la muerte es solamente la cadena causal de los actos (el karma) y eso es lo que conduce a una nueva vida.

La meta es la extinción final.

    

SOBRE EL AMOR

Algo que es inherente al Catolicismo es la doctrina del Amor.

Dios es Amor y la única manera de llegar a él es por medio del Amor.

El símbolo de la Cruz, un madero vertical cruzado por otro horizontal, muestra las dos vertientes del amor tal como lo enseña Cristo.

Amor a Dios, que está intrínsecamente unido y no puede separarse del amor a los hermanos.

Para el budismo, el otro parece no existir.

Existe, teóricamente un amor universal, pero el prójimo no desea verse ni conocerse.

El camino de perfección es individual y el creyente no tiene más contacto con el otro que el “camino correcto”.

Éste implica el no hacer mal a nadie, pero no enseña específicamente a amar al otro. 

El creyente budista transita su ser no-ser en solitario, completamente ajeno e indiferente a caminos ajenos.

Para él, salvarse quiere decir, antes que nada, liberarse del mal haciéndose indiferente al mundo, que es fuente de mal.

En eso culmina el proceso espiritual.

    

SOBRE LA CONTEMPLACIÓN-MEDITACIÓN

Para el católico, la contemplación y meditación es sumergirse en la esencia de Dios, adorarlo, alabarlo, agradecerle su don, rogar y dejar que obre en nosotros.

El verdadero protagonista es Dios, es Cristo, es el Espíritu Santo.

El hombre alcanza la plenitud de la oración no cuando se expresa principalmente a sí mismo, sino cuando permite que en ella se haga más plenamente presente el propio Dios.

La unión con Él no se realiza solamente en la vía de la purificación, sino mediante el amor.

Para el budismo, la meditación es  principalmente, entrar en la propia mente y despegarse de todo, sumergiéndose  en el conocimiento de uno mismo.

Va creciendo en intensidad y profundidad, pero el fin es el mismo.

dibujo buda y cristo

    

SOBRE EL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO

Para la Iglesia Católica el sufrimiento no es parte del plan perfecto de Dios, pero nos acerca a Cristo y nos une más íntimamente con nuestro sufriente Salvador.

El católico acepta que el dolor es parte de la vida y una forma de purificarse del pecado y contribuir a la propia salvación  y la de otros.

El budismo enseña -y esta es una preocupación central del budismo- que uno debe escapar del sufrimiento.

    

EL RESUMEN LO HACE SAN JUAN PABLO II

“A pesar de aspectos similares, existe una diferencia fundamental” entre la mística cristiana y la budista.

La mística cristiana no nace de una “iluminación” puramente negativa. 

No nace de una conciencia del mal que existe en la unión del hombre con el mundo a través de los sentidos, el intelecto y el espíritu. 

En cambio, la mística cristiana nace de la Revelación de Dios vivo.”(Cruzando el umbral de la Esperanza)    

   

¿ES EL BUDISMO EL MODELO DE RELIGIÓN POLÍTICAMENTE CORRECTA PARA EL NUEVO ORDEN MUNDIAL?

El Budismo, tiene un tratamiento muy favorable en los medios de comunicación del sistema, porque coincide con el discurso políticamente correcto.

Se lo promociona en videos, y documentales y vemos como dan testimonio del mismo personajes populares.

¿Por qué esta actitud positiva hacia una religión por parte de los instrumentos del Nuevo Orden Mundial laicista?

Debemos convenir en que el discurso cultural dominante simpatiza y promociona el budismo porque éste desconoce a Dios.

Y el objetivo del Nuevo Orden Mundial, es propiciar hombres conformistas y sin aspiraciones.

Quienes guiados por una “ética” resignificada faciliten la consecución de sociedades civiles ordenadas y que puedan ser sometidas a la tiranía del Nuevo Orden Mundial por no tener capacidad de respuesta.

El budismo es promocionado porque un aumento de sus adeptos alejaría a más hombres de la Verdad y de Dios, lo que facilitaría  el control social.

Como el sistema no puede, a nivel general, extirpar del corazón del hombre el sentimiento y el impulso religioso, pretende sustituir las religiones que participan de la Verdad.
.

Y en especial el catolicismo, que es sustancialmente peligroso para ellos porque nació en occidente.
.
Y es el que dio el impulso y la doctrina para la expansión científica tecnológica del mundo occidental que domina el mundo.

Así, se impulsan los movimientos sectarios y la New Age – que distorsionan al máximo la transcendencia – y  el budismo, una religión atea – que desconoce y niega el alma humana.

Fuentes:



María de los Ángeles Pizzorno de Uruguay, Escritora, Catequista, Ex Secretaria retirada

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

5 Comments

  • Juan Donnet dice:

    Entre los grandes teólogos progres que todavía no se consideran decididamente herejes, Karl Rhaner fue el que mas contribuyó a producir la fractura en la Fe por donde se filtró la disolución, el Relativismo y la Apostasía.
    Con su desdichado concepto del “cristiano anónimo” los que estaban abiertos a cualquier disparatada novedad que disolviera la Verdad -que lamentablemente no son pocos-, en aquel ingénuo -y suicida- clima de “optimismo” mundano que envolvió el Concilio -aunque no pudo torcer la Verdad en el expuesta, si está correctamente interpretada por Magisterio y en línea con los dos milenios de Iglesia- socavó el concepto de “conversión” y se terminó creyendo que todos se salvan “por default”: católicos y no católicos; católicos en serio e hipócritas; budistas o adoradores de Satanás; paganos o animistas……porque la Redención de Cristo se aplica “al hombre” sin más, automáticamente……la única diferencia es que los que están dentro de la Iglesia y se esfuerzan por seguir al Señor, son “cristianos” y todos los demás son lo mismo en definitiva, solo que no tomaron conciencia de la fortuna de la salvación que ya tienen aplicada……son los “cristianos anónimos” cuya única tarea que les queda es “ser felices” por la salvación, aunque les impórte un comino, porque Cristo es misericordia y universalidad.
    Resultado: no hay necesidad de conversion, porque ya está aplicada la Redención aunque uno no lo sepa; no hay necesidad de Sacramentos, que son meras “formulas” para explicitar concientemente la Salvación. No hay necesidad de Misión ni de prédica del Evangelio, porque ya todos son “cristianos anónimos”, y al fin y al cabo la diferencia entre un católico en serio y un “anónimo” es insignificante, si es que existe….
    Además queda el amargo regusto para el católico en serio que se esfuerza en convertirse, que el “anónimo” vive feliz y liviano en su “anomia” e ignorancia, sin el “peso” de la Ley, la Palabra y los Mandamientos y los preceptos de la Iglesia.
    De hecho muchos lo han explicitado así.
    Como en el Tango Cambalache de Discépolo, “todo es igual, nada es mejor….lo mismo un burro que un gran profesor”……”La Biblia y el calefón”
    Dios es bueno y nos ama a todos por igual sin hacer diferencia; todos somos “hijos de Dios”………..

    Un “dios” sin justicia, que no diferencia al tibio e ignorante del santo y sacrificado, al asesino del caritativo, al animista del que celebra un culto esforzado adorando la Majestad de Dios, al budista, del católico; al pagano y al umbanda del religioso que hace votos de pobreza, obediencia y castidad…
    Todas las religiones son buenas, hay formas y modos distintos de ver la “redención”, o aunque no haya ninguna forma ni interés de verla también se es “cristiano anónimo”.
    Esta aberración, aceptada por muchos y así sutilmente -disfrazadamente predicada, bajo el manto de “amor y misericordia y tolerancia y universalidad”, socava los cimientos y destruye todo el edificio de la Fe.
    Por su puesto, y esto si es Verdad, que para los paganos ignorantes Dios tiene una manera extraordinaria de ofrecerles la salvación si no tienen Iglesia cerca o sacerdotes…Por supuesto! El Espíritu mismo se posa sobre ellos y espera que acepten la Verdad en su corazón….Pero esto es un caso extraordinario para los que nunca tuvieron Iglesia cerca ni Palabra ni Sacramentos, que también se tienen que convertir bajo la acción especial del Espíritu para salvarse; los demás tenemos los medios que tenemos que aceptar y aprovechar: Iglesia, Palabra, Sacramentos, Mandamientos.

    La Verdad quedó equiparada con el error; la ignorancia y el desdén de Dios, con la “inocencia”…..,
    Así cayeron el espíritu misionero, las vocaciones sacerdotales y religiosas, la valentía para llamar a la conversión, el respeto de los Sacramentos y aún de la misma Palabra y la Ley de Dios, porque estába como “semilla” absolutamente en todos los hombres, pór lo cual no había que molestarlos con Mandamientos y llamados a la conversión, en su “inocencia” ya están salvados…Cayó la autoestima católica justa y legítima por ser portadores de la Verdad, la valentía para predicar la Verdad, y ganó la vergüenza y el respeto humano y la genuflexión ante el mundo.

    Budismo, Hinduísmo, animismo, paganismo…todo es igual…..y porque no también umbanda y satanismo, porque en el fondo también son “cristianos anónimos” que aunque no tomen conciencia de lo afortunados que son, igual se salvan….
    La verdad es que no son todas las religiones iguales; solo la Iglesia Católica posee la Verdad; las demás son intentos, con algún ?ogro algunas de vislumbrar la Luz, pero no poseen los medios para encontrar a Cristo. (Ver Evangellii Nuntiandii de Pablo VI)
    Debemos convertirnos para salvarnos, con Fe y Amor a Cristo, y saber que la Verdad que nos hace libres no está en cualquier lado, solo en la Iglesia católica; y la mezcla de Verdad con error es mas nefasta que el error a secas…..No tenemos nada que ir a buscar a las demás religiones, sabiendo que contienen errores funestos que impiden encontrar a Cristo ordinariamente. El Budismo fue elegido por las fuerzas que preparan el funesto “Nuevo Orden Mundial” junto con el Hinduísmo como base disolvente de su clima religioso, por su falta de discermiento y sus aberraciones como la Reencarnación, el Panteísmo, etc.
    Solo Cristo es el Señor. La Verdad solamente libera.

  • Philippe André Meynet Martin dice:

    “Así, se impulsan los movimientos sectarios y la New Age – que distorsionan al máximo la transcendencia – y el budismo, una religión atea – que desconoce y niega el alma humana.”

    Empezó re bien y pudo haber terminado aun mejor.

    SI BUSCA UNION, ES TODO MENOS ESO LO QUE USTED HACE CON EL VUELCO QUE LE DIO AL ARTICULO Y EN ESPECIAL CON ESTA FRASE FINAL.

    Usted mezcla en esta frase, los movimientos sectarios (Que en realidad secta significa: contrario a la religión católica).

    El Dios verdadero vive en todas las religiones que buscan e AMOR y la EVOLUCIÓN ESPIRITUAL del ser humano, sacar lo mejor de este.

    Ya que hablo del new age; este no es mas que la expresión de lo que quiere nuestra alma, que se expresa a través de la música. Y no es mas que volver a los origines, a la FUENTE VERDADERA que es DIOS (PADRE Y MADRE: LA DIVINIDAD). Esto es música new age (Enigma): (https://www.youtube.com/watch?v=hCYdRFP8F84). ¿Les parece realmente sectario o diabolico?

    Podríamos hablar incluso del Gnosticismo o de la Masonería como sectarios. Pero estos igualmente nos acercan al SER. Buscan la coneccion con nuestra alma y esta con el TODO inifinito con el cual somo UNO. Esto es lo que busca igualmente el budismo y el induismo.

    A través de la alineación de los chakras, la oración, la meditación con mantras, contemplativa y del silencio; abrimos la flor del loto, nuestra alma se libera, morimos y volvemos a nacer en vida.

    El objetivo del budismo es llegar al estado de no sufrimiento (Vivir en Jesús, sentirlo) y por ultimo la iluminación (que seria ser uno con Jesús y con nuestro PADRE MADRE… Dios).

    DIOS es tres veces AMOR: AMOR, AMOR Y AMOR. Por tanto ya tenemos claro como debemos actuar en la vida. Compartiendo con los demás, entregando lo mejor de nosotros y buscando la unión entre los pueblos, religiones, pensamientos filosóficos y filosofías de vida.

    Recuerde que Jesús dijo:

    “En la casa de mi Padre hay muchas moradas”.
    ¿Hemos pensado realmente que significa esto?

    “Las religiones son creaciones humanas, por tanto imperfectas”. De aqui que las religiones deben dejar el miedo, el ego aparte y velar realmente por sus fieles.

    Antes de escribir artículos como este, ORE y pregunte: “Que es lo que quieres que escriba SEÑOR”.

    Y pregúntense si estas serian las palabras que JESÚS DIRÍA, cuando el en realidad nos hablo de AMOR y PERDÓN.

  • anónimo dice:

    ¿y acaso no fue pablo sexto el que mejor mezcló la verdad con el error?
    nostra aetate, dignitatis humanae y unitatis redintegratio

  • Juan Donnet dice:

    Su afirmaciòn es un tanto temeraria amigo.
    Señale puntualmente donde considera que hay un “error mezclado con Verdad”.

  • Espiritual dice:

    QUE VERGUENZA, comparar a Buda con cristo, un tipo que se dedico a mostrar sus poderes siquicos para que lo idolatren, y enseño que se sacrifico para perdonar los pecados de los hombres, para que pequen con gusto, en cambio Buda enseño la responsabilidad, si es por “milagros”, Buda los hizo muchos mas impresionantes que cristo, pero enseño que era malo fijarse en ello, para evitar la idolatria, que se ve mucho en los cristianos.

Leave a Reply