La historia de la Pasión de Jesús y también de estos últimos 2000 años ha sido la del rechazo al Hijos de Dios.

Por parte de la mayoría de la humanidad, y también de los cristianos.

Que día tras día debemos luchar contra el rechazo indirecto que le hacemos cuando pecamos.

sabado-santo-horizontal

Una meditación fructífera y eficaz de nuestra vida, cuando todo parece consumarse.
.
Y vemos cara a cara la oscuridad.
.
Es meditar y orar profundamente sobre los rechazos a Jesús, buscando su resurrección. 

  

EL RECHAZO PERMANENTE A JESÚS

Jesús ha sido y es olvidado, despreciado, ridiculizado y burlado, dejado de lado y desechado como objeto, tratado como si careciera de valor: rechazado.

Por extraño y sorprendente que pueda parecer, el Hijo del Padre Eterno, la Sabiduría de Dios, el Logos a través del cual fue creado el mundo entero, el Maestro del mundo, el mismo Jesús, sufrió constantes rechazos, dolorosos e impensables.

Rechazado no una ni dos veces, sino durante todo el curso de su vida, Jesús de muy buena gana se sometió a la voluntad de su Padre celestial:

Padre, si es posible, que no beba de éste cáliz; sin embargo, no se haga mi voluntad sino tu voluntad”.

Hay que destacar el hecho de que Jesús sufrió voluntariamente los rechazos al someterse a la voluntad de su Padre Celestial, pero también a causa de su gran amor por los imperfectos y volubles seres humanos.

Paradójicamente, Jesús se sometió voluntariamente al rechazo constante de modo que nosotros pudiéramos ser recibidos por Él ahora y por toda la eternidad. 

Es por esto que, cuando sufrimos rechazos, y esto es parte de la vida, podemos unir nuestros rechazos a Jesús y estas situaciones dolorosas pueden acercarnos a una fuente de crecimiento infinito en santidad.

De hecho Jesús fue herido por amor a nosotros y por su llagas fuimos curados.

Veamos los 10 rechazos que Jesús sufrió en su vida como humano.

S_bado_Santo

   

1 – EN BELÉN 

San José viajó con María, su esposa embarazada a Belén, la ciudad de David.

Al llegar, la totalidad de la Sagrada Familia fue rechazada. José llamó a la puerta y no había lugar para José o María o Jesús. (Jn 1:11)

En cierto sentido, incluso podemos afirmar que Jesús experimentó el dolor de los bebés abortados.

Debido a que en este rechazo aún no había nacido, sino estaba en el vientre de María.

Que el Jesús por nacer rechazado nos convierta de la maldad de rechazar a los bebés por nacer a través de abortos.

   

2 – LA PROFECÍA DE SIMEÓN 

Uno de los siete Dolores de la Santísima Virgen María es la profecía de Simeón.

Cuando el anciano profeta sostiene al Niño Jesús en sus brazos pronuncia una profecía sobre los futuros sufrimientos de María, y también el futuro rechazo a Jesús, con estas palabras:

“Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón.

Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos” (Lc 2: 34-35).

Este signo de contradicción sería la contradicción de las barras transversales sobre Calvario.

SabadoSanto

   

3 – HUIDA A EGIPTO (Mt 2: 13-18)

Movido por el espíritu de la envidia, la inseguridad, y un deseo de dominar, el rey Herodes se embarca en la tarea de matar a todos los varones inocentes dos años, y más jóvenes.

Su intención no fue sólo rechazar a Jesús, peor aún, sacrificarlo.

Imagina el miedo y el terror que debe de haber invadido el corazón de María, así como el de San José mientras huyen a un país extranjero para salvar la vida de su inocente niño.

En todos estos rechazos Jesús se somete para cumplir la voluntad de su Padre celestial, sino también para nuestra santificación y salvación.

4 – PRIMERAS PREDICACIONES (Lc 4: 16-30)

Jesús regresa a su ciudad natal después de Su bautismo, sus tentaciones y predica. 

Él eleva Su mensaje contra los israelitas y su dureza de corazón.

Enfoca a lo más profundo de sus corazones orgullosos y resistentes, lo obligan a salir de la sinagoga y le llevan a la cima de la colina con la intención de lanzarlo de cabeza y acabar con él.

Jesús por su parte pasa por medio de ellos, porque su hora todavía no había llegado!

Con mucha frecuencia vemos en la vida de los amigos de Dios, los santos, que han recibido un tratamiento amargo y rechazo por la sencilla razón de que ellos predicaron la verdad.

   

5 – LOS ALTOS SACERDOTES JUDÍOS (Mt 27: 41-42)

Teniendo en cuenta que Jesús no tenía ningún entrenamiento formal, como lo tenían muchos de los escribas y fariseos, dado que Jesús venía de un lugar poco importante llamado “Nazaret”, dado que los padres de Jesús eran personas simples, su padre un simple carpintero, varios de los sumos sacerdotes se ofendieron y se escandalizaron por Jesús.

Este joven, hijo de un carpintero, había conseguido un gran número de seguidores.

Mucha gente lo amaba y especialmente los pobres y rechazados de la sociedad y su predicación eran tan inspiradora que multitudes le seguían.

Llenos de una envidia, que dio lugar a la ira y hasta la furia, su única solución fue rechazar a Jesús y condenarlo a muerte.

sabado-santo

   

6 – SUS AMIGOS (Mt 26: 31-35)

Jesús escogió a un pequeño grupo de seguidores llamados Apóstoles.

El los escogió para ser sus seguidores, colaboradores, pero sobre todo sus queridos amigos. “Yo los llamo amigos…”.

Pero como la Escritura señala le fallaron. Este fracaso de su parte puede ser puesto en la categoría de rechazo.

En la Última Cena, Jesús dijo que el pastor sería golpeado y las ovejas dispersas y ellos todos le dejarían solo, le abandonarían.

Todos ellos protestaron resaltando su fidelidad.

Tras el arresto de Jesús huyeron. Jesús lo sabía y lo profetizó, pero aún esto debe haber dolido al Corazón de Jesús.

   

7 – LA TRIPLE NEGACIÓN DE PEDRO (Mt 26: 69-75)

Pedro profesa su fidelidad, pero Jesús profetiza que antes de que cante el gallo dos veces Pedro le negaría tres veces.

Después del arresto de Jesús, Pedro se calienta junto al fuego y tres veces, el futuro Príncipe de los Apóstoles niega que incluso conozca a Jesús.

Este fue un rechazo por parte de un buen amigo de Jesús.

Por supuesto después Pedro reafirmaría su amor a Jesús tres veces.

No obstante, esto no niega el hecho de que Pedro negó a Jesús tres veces, una forma de rechazo.

De hecho, el rechazo por parte de los seres queridos puede ser el más penetrante y doloroso.

   

8 – JUDAS TRAICIONA A JESÚS (Mt 26: 20-25)

Otro doloroso rechazo fue por parte de Judas Iscariote. Jesús escogió a Judas no para ser un traidor, sino para ser un Apóstol y su amigo.

Movido por la codicia y habiendo caído su amor por Jesús, Judas decide voluntariamente rechazar a Jesús por treinta monedas de plata, el precio que se paga para comprar un esclavo en los tiempos de Jesús.

santo entierro

  

9 – PONCIO PILATO (Mt 27: 15-26)

Oramos en el Credo en cada misa dominical que Jesús fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato.

Pilato de hecho era un cobarde, así como un “pueblo-complaciente” en lugar de un “Dios-complaciente”.

Su esposa Claudia tuvo un sueño en el que Dios le reveló que Jesús era realmente inocente.

Incluso con esta advertencia de Dios a través de su esposa, Poncio Pilatos rechazó a Jesús y condenó a muerte a Jesús por medio de la más cruel y humillante crucifixión.

  

10 – DIOS PADRE (Mt 27:46)

Uno de los más misteriosos pasajes en toda la Sagrada Escritura es una de las siete últimas palabras que Jesús pronunció cuando estaba colgado en la cruz:

Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado“. Jesús estaba citando el Salmo 21.

¿Cómo pudo ser que Jesús se sentía como si estuviera abandonado por su Padre amoroso?

¡Qué curioso! ¡Qué misterioso! ¡Qué doloroso! ¡Qué extraordinario!

El Hijo de Dios sufrió voluntariamente la distancia de Su Padre amoroso en los amargos momentos de su pasión, poco antes de que entregara Su espíritu en las manos de su Padre amoroso.

  

EL RECHAZO A JESÚS SE PERPETÚA

Muchas son las definiciones que podemos hacer sobre lo que es el pecado. 

Sin embargo, una definición muy pertinente podría ser la siguiente: “El pecado es rechazar el amor del Corazón del Padre hacia nosotros”.

Este rechazo puede ser parcial o total.

El rechazo parcial sería el pecado venial; rechazo total sería el pecado mortal.

Puede ser que sea fácil señalar con el dedo a las muchas personas que rechazaron a Jesús durante el curso de su breve vida pública que duró unos tres años.

Sin embargo, cada vez que alguien pierde voluntariamente la misa del domingo, comete adulterio o se da a la fornicación, la pornografía, abusos de drogas, y muchos otros pecados graves, el rechazo de Jesús se perpetúa.

Nuestro deseo debería ser reparar los muchos rechazos de Jesús, en el transcurso de los últimos 2000 años hasta el presente. 

piedad-miguel-angel

   

EL RECHAZO DE LOS MÁS CERCANOS ES EL QUE DUELE MÁS

El rechazo que experimentó Jesús en su vida pública ya lo había previsto.

En Lucas 9: 58 Jesús dice que los zorros tienen sus madrigueras y las aves sus nidos, pero el hijo del hombre no tiene dónde descansar su cabeza.

Esta idea de desarraigo es la que viven los cristianos seguidores de Cristo hoy día.

Vivimos en una sociedad donde es cada vez más difícil tener un sentido de pertenencia, y como cristianos estamos llamados a ser peregrinos en la Tierra, porque estamos de paso hacia el cielo.

Pero además se acrecienta el ostracismo de los cristianos en la sociedad moderna perseguidos por el laicismo.

Quizás la escena que se ajusta más a nuestra época es la del abandono de Jesús en la cruz.

Sus discípulos no habían sido capaces de consolarlo al principio de su pasión, en el huerto de Getsemaní.

Jesús les había dicho que se mantuvieran despiertos orando, sin embargo ellos se durmieron.

Y después que lo crucificaron sus discípulos desaparecieron.

Cuando Jesús clama a Dios Padre en la cruz, preguntando por qué lo ha abandonado (Mateo 27: 46) no se refiere solamente al destino de ser atacado por el demonio en ese momento.

Sino también se refiere a por qué sus más cercanos lo han dejado solo.

Él vio durante su agonía los pecados de la humanidad durante la historia y experimentó todos los tipos de abandono de parte de los seres humanos.

Y los más dolorosos son siempre los de los más cercanos.

Esto estamos haciendo los cristianos cuando rechazamos su prédica para adaptarnos con la cultura del momento, olvidando el sacrificio que Él hizo para salvarnos.

Hoy salen cada vez más a luz personas que se llaman cristianas pero que sin embargo rechazan las enseñanzas de Jesús.

Por ejemplo hay personas que se llaman cristianas a sí mismas y sin embargo están a favor del aborto, a favor de la ideología de género, la eutanasia, etc.

Tienen un concepto de la moralidad contraria a la que Cristo nos enseñó.

Para dar un ejemplo podemos mencionar a Nancy Pelosi, que es la líder del Partido Demócrata en el Congreso de EE.UU., que tiene posiciones morales propias del laicismo y las considera auténticamente católicas.

No sólo ella se llama a sí misma católica sino que también los pastores de la iglesia norteamericana la siguen considerando así, porque le siguen dando la comunión como si estuviera en comunión con Cristo.

Hoy el rechazo a Cristo no es su negación  nominal solamente, que predomina entre los no cristianos. Sino el rechazo de sus enseñanzas que ha prendido en una buena parte de los católicos.

Y este rechazo no es sólo a Él como persona sino a todo lo que representa y enseña.

Por eso es necesario consolarlo, así como a Su Madre.

  

CINCO FORMAS DE CONSOLAR EL RECHAZO A JESÚS Y MARÍA

Estas son cinco maneras simples en que podemos consolar los corazones rechazados y dolorosos de Jesús y María.

  

NO AL PECADO

Hacer una propuesta firme en nuestras vidas para luchar contra el pecado.

De hecho al decir “No” al pecado estamos diciendo “No” al ciclo de rechazos de Jesús y “sí” a su amor y la amistad.

  

LECTURA DE TEXTOS PIADOSOS

¿Por qué no encontrar algo de tiempo para leer y meditar los textos de los grandes santos de la Iglesia?

Esto puede ofrecer abundante alimento sobre las formas de pensamiento y las prácticas para evitar el rechazo a Jesús, reparando a aquellos que rechazan a Jesús y la corona de Jesús como el Rey de nuestros corazones.

  

AMOR Y DEVOCIÓN A NUESTRA SEÑORA, MADRE DE LA DIVINA MISERICORDIA

Muchos han sido los casos de rechazo de Jesús por miles de años. Sin embargo, hay una persona que Dios creó y que ni una sola vez, ni siquiera en la forma más pequeña jamás rechazó a Jesús, incluso en lo más mínimo: fue su Inmaculada Madre María.

Conoce a María; cultiva la devoción a María; ama a María; haz conocer a María y amarla.

Ella siempre nos lleva al Corazón de Jesús y nos ayuda a no rechazarlo y amarlo aún más. Dulce Corazón de María sé mi salvación.

  

HORA SANTA DE REPARACIÓN

Otra práctica excelente que podemos emprender para contrarrestar los rechazos a Jesús es hacer una Hora Santa de Reparación.

Pasar una hora ante el Señor Jesús Eucarístico, y comprender los rechazos en la Sagrada Escritura, los rechazos actuales a Jesús debido al pecado e incluso nuestros propios rechazos y consolar el Corazón de Jesús.

Dile a Jesús lo mucho que lo amas, lo mucho que te duele en tu propio corazón contemplar los muchos rechazos.

Entonces prométele al Señor Jesús que vas a tratar de imitar a la Virgen en decir “sí” a su amor empezando ahora mismo.

  

MISA Y LA SAGRADA COMUNIÓN

El Santo Sacrificio de la Misa y la recepción de la Sagrada Comunión es con mucho, el mayor gesto que una persona humana puede llevar a cabo recibiendo a Jesús (no rechazarlo) en una digna recepción de la Sagrada Comunión.

La Santa Comunión es real y sustancialmente el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

¡Cuántos católicos hoy rechazan a Jesús en el contexto de la Misa y la Santa Comunión!

  • Muchos católicos ya no asisten a la Santa Misa, con lo que lo rechazan.
  • Muchos han cambiado de religión, e incluso están cambiando los mandamientos de Jesús por sus propios mandamientos haciendo como si fueran los de Él, porque dice ‘el mundo evoluciona’, con lo que lo rechazan.
  • Otros asisten a la Santa Misa, pero tampoco lo reciben porque ni siquiera prestan atención a lo que está ocurriendo en la santa misa y por tanto están rechazando a Jesús.
  • Peor aún, hay muchos católicos que se acercan al Señor eucarístico y reciben a Jesús en estado de pecado mortal y, como tales, están rechazando a Jesús y crucificándolo de nuevo.

Por esta razón tenemos que formar un ejército de amantes celosos y fervientes de la Misa y del Señor Eucarístico para recibirle con un amor ardiente, una pasión ardiente, una fe viva y confianza sin límites.

Este hecho consolará el corazón rechazado de Jesús más allá de lo que la mente posiblemente pueda comprender.

Vayamos a recibir a Jesús con amor protagonizando ahora la bienvenida que Jesús nos dará en el cielo por toda la eternidad.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: