Una bomba irrumpe en la Iglesia de Irlanda sobre los sacerdotes homosexuales en la Iglesia Católica, largamente denunciada desde adentro y de afuera.

Seminario Maynooth

Seminario Maynooth

En un gesto dramático el arzobispo de Dublín, monseñor Diarmuid Martin, ha retirado sus seminaristas del famoso seminario nacional Maynooth debido a la cultura gay que reina en esa institución.

 

LA DECISIÓN DEL OBISPO MARTIN

Martin es de hecho uno de los cuatro obispos que forma parte del comité de administración de Maynooth, un símbolo de la Iglesia de Irlanda

Fundado en 1795 y preparado para dar cabida a 500 seminaristas, la crisis post-conciliar y graves escándalos de pedofilia que han sacudido a la Iglesia de Irlanda han dado lugar a una disminución drástica de vocaciones y actualmente hay unos sesenta seminaristas y siguen disminuyendo.

Además de tres seminaristas de la diócesis de Dublín, que serán enviados a estudiar en el Colegio Irlandés en Roma, los rumores hablan de otros seis seminaristas han decidido salirse del seminario por acoso.

La decisión de monseñor Martin fue a partir de su certeza de una tendencia generalizada a la homosexualidad en Maynooth, con varios estudiantes que utilizan la aplicación Grindr, la aplicación más popular para el chat de citas gay internacionales.

monseñor Diarmuid Martin

Monseñor Diarmuid Martin

Ante repetidas advertencias y peticiones, monseñor Martin denunció la inacción de los líderes del seminario al cual el propio Martin había ofrecido enviar expertos para revisar el contenido de las quejas

Pero la respuesta de las autoridades del seminario fue expulsar a aquellos que se quejaban.

Para aquellos que conocen la situación en Irlanda, la decisión de Diarmuid Martin no es caída del cielo. Los rumores sobre Maynooth suceden desde hace décadas y muchos ya lo han bautizado como Gaynooth.

El Irish Times informa que otro obispo, el obispo de Waterford y Lismore, Alphonse Cullinan, ha dicho que también enviará a sus seminaristas a Roma en lugar de al seminario nacional.

 

DENUNCIAS DE UN EX SEMINARISTA

También esto viene unido a que un ex-seminarista ha dicho el Irish Independent que planea reportar el abuso sexual que sufrió en el seminario a la unidad de asalto sexual de la policía nacional.

El ex seminarista, que ha permaneciendo en el anonimato por ahora, dijo al periódico que su presunto agresor era un sacerdote del seminario que le fue asignado para actuar como su “padre espiritual” a los efectos de actuar “como soporte y guía para vivir una vida casta y de celibato”. En su lugar el sacerdote le tocó de manera inapropiada, le contó chistes obscenos y le hizo preguntas íntimas sobre su sexualidad.

El seminarista reportó el supuesto abuso al presidente y al vicepresidente del seminario, pero según su relato, un panel interno de quejas no encontró pruebas suficientes para castigar el cura. El joven dejó el seminario y dice que pasa por una profunda depresión y crisis espiritual.

Seminaristas de Maynooth

Seminaristas de Maynooth

“La cultura del secreto” permite que la corrupción homosexual continúe dice el ex seminarista.

El ex seminarista dijo que “definitivamente no sugiere Maynooth a cualquier joven que esté considerando actualmente una vocación”, dado que en su experiencia hay allí “una atmósfera de miedo neurótico entre los seminaristas que aman a la iglesia y quieren ser sacerdotes santos.”

Una atmósfera que “protege y permite a los abusadores”.

Dijo al Independent que el secreto en el seminario es impuesto por estrictos “acuerdos de confidencialidad” con los estudiantes, que prohíben “la divulgación de cualquier actividad – oída, vista o experimentada – dentro del seminario, incluida la divulgación en nuestras familias” y  esto contribuye a una “cultura del secreto dentro de la Iglesia”.

El editor del periódico Voz Católica, Anthony Murphy escribió a finales de mayo de este año que existe una “sub-cultura homosexual” y que “ha salido a la luz en las últimas semanas que un seminarista fue suspendido del seminario por descubrir la existencia de conducta homosexual”.

“El que habló fue castigado, mientras que quienes se dedican a la conducta que la Iglesia se refiere como una forma objetiva de pecado permanecen en la formación para el sacerdocio católico.”

Murphy escribe que la crisis de mala conducta sexual está acompañada por una grave crisis doctrinal en el seminario, y señaló que el año pasado a seis de los seminaristas se les pidió que tomar un “tiempo fuera” de la formación sacerdotal, en parte porque eran “teológicamente rígidos” y elegían ponerse de rodillas durante la consagración de la Eucaristía. A los seminaristas se les permitió continuar sus estudios después que la historia se informó en la prensa irlandesa.

 

HAY QUE RECORDAR LA VINCULACIÓN DE LA PEDOFILIA CON LA HOMOSEXUALIDAD

Hay que recordar que en los EE.UU. se realizó una investigación que reportó que el 82% de todos los presuntos acosos sexuales entre 1950 y 2002 tuvieron como víctimas varones, lo que significa que la gran mayoría de los casos tiene que ver con la homosexualidad, leer aquí.

Ordenación de sacerdotes de Maynooth

Ordenación de sacerdotes de Maynooth

Y hay que recordar también que parte importante de la crisis de la Iglesia irlandesa se debió al destape de la pedofilia de sacerdotes.

El psicoterapeuta Gerard van den Aardweg (click aquí para ver la entrevista) ha dicho que la reducción drástica de los casos de abuso de menores después de los años 80, de ninguna manera disminuyen la tendencia homosexual entre los sacerdotes, pero que “las parejas sexuales de seminaristas y sacerdotes homosexuales se incrementarán en la medida que el comportamiento homosexual es cada vez más abiertamente tolerado y normalizado”.

Esto nos lleva a un hecho que sucedió el año pasado. El país que hasta hace poco era el más católico del mundo – y lo sigue siendo según los números aprobó el ‘matrimonio’ del mismo sexo, siendo la primera vez que un país ha legalizado el matrimonio homosexual por el voto popular. Veamos los entretelones, porque parece que hay más generalizado en la sociedad irlandesa.

abuso-sexual-en-irlanda

 

EL FACTOR DEL ABUSO SEXUAL DE LOS SACERDOTES

Un factor que ha sido considerado muy importante para los comentaristas para que perdiera el plebiscito es la vergüenza que muchos irlandeses sienten acerca de la crisis de los abusos sexuales.

Tal vez la gente debería sentir vergüenza sólo de los sacerdotes y monjas culpables. Pero Benedicto XVI estaba en lo cierto, en el libro-entrevista con Peter Seewald, cuando señaló que la mayoría de las familias irlandesas tienen un miembro que tenía una vocación, ya sea como sacerdote o monja. Por lo tanto la mayoría de los irlandeses sentían profundamente la desgracia causada por las revelaciones de abuso sexual clericales. Este fue el caso incluso si el sacerdote o monja en la familia era totalmente inocente.

Muchos han visto de primera mano, que cuando un amigo o conocido tenía un hermano que era un sacerdote intachable, sentía vergüenza decir que su hermano era un buen sacerdote, por miedo a que la gente pensara que lo estaba “encubriendo”.

La humillación y arrepentimiento han ido de la mano, y cada vez más en las últimas décadas, los irlandeses se han convencido que si la Iglesia estaba mal, entonces el opuesto a la enseñanza de la Iglesia debería estar en lo cierto.

Cuando la Iglesia pierde poder e influencia en la vida irlandesa, ese mismo poder e influencia fue heredado por las fuerzas del secularismo. El vacío fue llenado por el secularismo, los irlandeses no se volvieron a otra religión, como el cristianismo pentecostal.

Jon Anderson ha puesto el dedo en la llaga cuando escribió recientemente:

“Muchos irlandeses creen en Jesús de la misma manera que los hindúes creen en Gandhi, una figura histórica interesante”.

Por lo tanto no es tan simple como decir que los irlandeses han rechazado a la Iglesia Católica. Es mucho más profundo: la verdad es que la mayoría ha abandonado el cristianismo tradicional y no deja que guíe sus decisiones y su forma de vida.

Y es una extraña ironía de que la Constitución irlandesa, dedicada a la Santísima Trinidad, ahora consagra el matrimonio entre personas del mismo sexo.

irlanda-matrimonio-homosexual

 

EL MAL DESEMPEÑO DE LOS OBISPOS EN LA CAMPAÑA

La campaña del “No” (en contra del matrimonio gay) que realizaron los obispos y católicos devotos era como un sermón de un sacerdote que está ansioso de no ofender a nadie. Él sólo habla de una manera positiva y alentadora, sin referencia al pecado o el juicio de Dios o el infierno.

Apenas mencionaron a Dios, al punto que sus oyentes no podían decir de sus palabras si él era un sacerdote o un católico.

El “no” de campaña, dijo que los niños merecen una madre y un padre. La campaña de la “No” habló de la adecuada definición del matrimonio.

Pero el “no” de la campaña dejó a un lado la moral y la teología. Los partidarios del matrimonio tradicional y de los propios obispos irlandeses no hicieron un argumento teológico o ético. No hablaron sobre la grave inmoralidad de los actos sexuales no naturales, ni la grave inmoralidad de votar a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. 

Ellos no advirtieron a los fieles contra estos pecados mortales. Abandonaron el alto terreno moral y echaron a un lado su propia teología.

El tema del mensaje pastoral de los obispos de Irlanda fue: “El matrimonio es importante, nos ha servido bien. Reflexiona antes de cambiar”. No hizo mención de la moral o de Dios. Los obispos no basaron su argumento en las enseñanzas de Jesús en el Evangelio, para una población que en su mayoría se dice católica.

En cambio la campaña por el “Sí” (a favor del matrimonio gay) hizo un argumento basado en la moralidad: la igualdad, la equidad, la justicia y la condena de la discriminación fue su argumento. 

Ellos no usaron la palabra “pecado”, pero esencialmente dijeron que un rechazo del matrimonio homosexual legalizado es moralmente incorrecto.

Llevaron la autoridad moral lejos de Jesucristo, y los obispos ni siquiera intentaron retomar ese terreno.

Los obispos de Irlanda se negaron a recordar a los fieles la enseñanza de Cristo sobre la ética sexual y no advirtieron que los católicos iban a cometer un pecado objetivamente grave por votar el “Sí”.

De hecho, el rechazo de la enseñanza de la ética sexual de la Iglesia es el grave pecado de herejía, y una pena que lleva a la excomunión automática. Y sin embargo, los obispos no pudieron advertir a los fieles de este grave pecado, y no informaron a los fieles que ya no eran dignos de recibir la Comunión, si votaban “Sí”. Lo cual obviamente nadie va a cumplir.

O sea que la moral y la teología salió de contexto tanto en el discurso como en el uso posterior.

Si la campaña de los obispos hubiera hablado también del mensaje de Jesús y de la moral, probablemente el resultado electoral hubiera sido el mismo o quizás peor, pero por lo menos la Iglesia hubiera comunicado su razón de ser, no seguiría parada en una posición “lavada” y ambigua, y hubiera mostrado fortaleza.

voto por el no en irlanda

 

SE HA PERDIDO EL SENTIDO DEL PECADO

Vemos entonces que el problema es mucho más grave que un simple voto a favor del ‘matrimonio’ homosexual y de la subcultura gay en el seminario de sacerdotes.

La mayoría de los cristianos católicos han perdido el sentido del pecado. Muchos católicos asisten a Misa y reciben la Comunión pero son muy pocos los católicos van a confesar sus pecados. La mayoría de los católicos no consideran que un acto sexual, digamos atípico para ser neutros, sea necesariamente pecaminoso. No han formado sus conciencias de acuerdo con la doctrina católica.

La mayoría de los católicos han rechazado por completo la enseñanza de la Iglesia sobre la ética sexual. Han adoptado en su lugar el punto de vista secular sobre la sexualidad. Han elegido la cultura moderna como su maestro en temas sexuales, no a la Iglesia.
Y parece que muchos obispos piensan lo mismo a decir por lo que sucede en el seminario de formación de sacerdotes.

La mayoría de los católicos no reconocen o confiesan sus propios pecados sexuales: anticoncepción, anticoncepción abortiva, sexo fuera del matrimonio, masturbación, pornografía, actos homosexuales, etc.

El hecho de que tantos católicos usen la anticoncepción no sólo es un pecado grave en sí, sino también una indicación de que estos mismos católicos no consideran pecado a los pecados sexuales graves.

Muchos católicos hoy alaban a cualquier maestro que les dice lo que quieren oír, a cualquier persona que promueve su punto de vista. Pero si alguien señala sus errores, o enseña algo contrario a su punto de vista lo rechazan.

La mayoría de los católicos de hoy no acepta la corrección de ningún maestro, ni siquiera del Papa, o de la Biblia, o de los concilios ecuménicos anteriores. Ellos creen lo que quieren creer. Ignoran o reinterpretan radicalmente cualquier enseñanza de la Iglesia que no les gusta. 

Bishop-Brendan-Leahy-Maura-Hyland-and-Cardinal-Brady-at-Launch-of-the-Irish-Catholic-Catechism-for-Adults-

Presentación del Catecismo para Adultos en Irlanda

 

¿Y LOS PASTORES?

Los pastores se dice que tienen “la comezón de oír” porque escuchan lo que su audiencia está diciendo, a fin de decidir qué enseñar. 

Alteran su enseñanza para complacer a sus oyentes, y para que otros hablen bien de ellos. 

No enseñan “a destiempo”, ni tampoco reprueban o interpelan, inclinándose por la brumosa forma de ‘acompañar’. Y el resultado es que sus enseñanzas son como fábulas vacías.

Los fieles católicos están mal catequizados. Y ellos ya no desean ser catequizados. Ellos no quieren que se les enseñe o corrija.

Pero también la mayoría de los maestros católicos de hoy, incluyendo sacerdotes, diáconos, religiosos, teólogos, apologistas, y varios otros autores y comentaristas están mal catequizados.

Los fieles católicos hoy son como ovejas sin pastor – porque han rechazado a todo pastor de ovejas. Son ovejas que han huido deliberadamente del redil. Y si algún pastor intenta traerlos de vuelta, muerden, patean y gritan.

¿Qué se puede hacer para corregir esta situación? Difícil porque ha penetrado en los seminarios.

Ellos no aceptan la enseñanza de ningún Papa, si ello es contrario a su propia comprensión. Si un Concilio Ecuménico se realizara hoy, y si todos los obispos, cardenales y el Papa estuvieran de acuerdo y les enseñaran una doctrina, infaliblemente, bajo pena de excomunión por no creer, no tendría peso en absoluto con la mayoría de los católicos. Ya han salido del redil en el corazón y la mente.

Tengan razón o no los católicos que entran en herejía sobre que la Iglesia debe cambiar sus enseñanzas – eso no es parte de este artículo -, lo cierto es que técnicamente lo están, entonces es de donde viene toda la presión para cambiar la pastoral y la doctrina dentro de la Iglesia.

Por lo tanto podemos concluir que los católicos de Irlanda votaron a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo porque:

* han perdido el sentido del pecado
* ya no van a la confesión por sus pecados
* no aceptan la doctrina católica sobre la ética sexual
* han aceptado la sociedad secular pecaminosa como su maestro
* cometen muchos pecados sexuales graves en sí mismos
* no creen que los actos sexuales no naturales sean gravemente inmorales
* sus obispos no hablaban en contra de los pecados
* hay una formación se sacerdotes que khace la vista gorda a la cultura gay 

vote por el si en un castillo

Campaña del Vote Si en un Castillo

 

¿QUE ES LO SIGUIENTE?

¿Te parece extraño que la próxima propuesta en Irlanda sea legalizar el aborto?

Habiendo desechado el yugo de Jesúcristo y sus enseñanzas morales sobre el sexo y el matrimonio, ahora buscarán liberarse de las enseñanzas morales sobre el aborto. 

Es una progresión que los lleva lejos de los valores cristianos morales, sustituidos por los valores de la sociedad secular pecaminosa.

Un pecado lleva al otro. ¿Y qué se puede esperar?

Este rechazo de las enseñanzas morales católicas seguirá en Irlanda y en otras regiones del mundo, hasta que estos católicos secularizados ya no se llamen más a sí mismos católicos o cristianos. Ya no asistirán a misa o donarán dinero a la Iglesia.

Rechazarán una enseñanza moral tras otra, hasta que dejen en nada la ética católica. 

Y entonces van a progresar rechazando las enseñanzas de la Iglesia sobre la salvación, que se basa en gran parte en el pecado y el arrepentimiento, y en cuestiones de fe.

Finalmente, ellos decidirán que Jesús no era el Hijo de Dios, sino sólo un hombre (si es que a esa altura creen que existió en absoluto).

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

2 Comments

  • Richard Orellana dice:

    Por que crees que esta mal?

  • Gonzalo PDE dice:

    Me quedé helado después de leer esto. Me preocupó enormemente la salvación del alma de mis pequeñas hijas dado la presión del mundo que van a tener para abandonar las enseñanzas de Jesús y seguir el camino que enseña el mundo a través de los medios de comunicación. Me quedan como único consuelo las palabras de Jesús acerca de que los tempos serían acortados porque si no nadie se salvaría.