Hay principios que Jesús ha explicado en la Biblia.

Que no utilizamos con frecuencia por falta de fe en la Divina Providencia.

Uno es cómo conseguir la abundancia en nuestra vida, entendiéndose como material y espiritual.

¡¡¡Cuidado estamos hablando de abundancia material y espiritual y no solo la material como los evangélicos de la Teología de la Prosperidad!!!

hombre y niño caminan por via

Jesús ha sido claro más de una vez, que nuestra generosidad se multiplicaría muchas veces en esta vida y en la otra. No sólo en la otra.

Sin embargo tenemos miedo de perder nuestra seguridad material si seguimos los consejos de Dios.

Un tema central que quizás afecte esta comprensión sea la débil confianza en la Divina Providencia.

Admito que este es un tema complicado, porque muchos católicos han puesto en el centro de la vida católica el sufrimiento.
.
Lo que les hace difícil valorar perspectivas que no impliquen sufrimiento extremo durante toda la vida.

Este es uno de los temas que alejó a los primeros franciscanos de varias órdenes de su época.

Este material es para discernir y reflexionar sin prejuicios.

Hablaremos especialmente de los mecanismos de la abundancia material que es sobre lo que los católicos tienen más prejuicios.

Un testimonio al final del artículo abona la idea de que dar dinero no te transforma en más pobre económicamente, por el contrario.

Leer también La Prosperidad ¿es Deseable? ¿Cómo se Logra?

 

POBRE COMPRESIÓN DE LA LIMOSNA EN LOS CATÓLICOS

Los católicos, especialmente los de origen latino, tenemos una mala comprensión de lo que significa la limosna.

A pesar que Jesús hacía de ella una condición para la entrada en el reino de los cielos, como bien se entiende cuando le pide al joven rico que venda todos su bienes y se los done a los pobres (Marcos 10: 17-22)

limosna en iglesia

No la practicamos en general ni siquiera con la parroquia a la que concurrimos a misa.

Quienes pasan la canasta para las ofrendas saben que los católicos revuelven sus bolsillos hasta encontrar la moneda mas pequeña para depositar en la canasta.

Consideramos el diezmo como un invento de predicadores evangélicos embaucadores.

Porque les hemos oído repetidamente y de voz en cuello protestar a sus fieles “¿Tan poco vale tu fe hermano?” cuando les dan poca limosna.

Esta pobre comprensión condena a la Iglesia Católica y a sus proyectos, no a la pobreza sino a la indigencia.

Porque todos sabemos que hay parroquias en barrios carenciados que sólo pueden subsistir si las parroquias mas agraciadas económicamente aportan ayuda.

Pero en cambio subsisten muchas veces porque los curas salen a trabajar para pagar la electricidad y demás gastos básicos, condenando así el servicio a los fieles a cuando estos curas tengan tiempo luego del trabajo.

Es cierto, algunos pastores evangélicos abusan de sus fieles y los chantajean haciéndoles sentir que su salvación depende de lo que le den a ellos como limosna.

Y por eso somos refractarios siquiera escuchar sobre una forma que realmente funciona.
.
El dar te genera abundancia.
.
Al regalar tu dinero te haces más próspero.
.
Es lo que Jesús enuncia cuando en varias partes de los evangelios dice que la donación se te revierte en el 100 por 1 y el 1000 por 1.

Veamos como es esto. Pongamos el caso de la limosna.

hombre pidiendo en la calle

 

6 COSAS POR LAS QUE LA LIMOSNA ABUNDANTE TRAE LA PROSPERIDAD

¿Como funciona?

Mira estas seis cosas que comienzan a suceder cuando regalas tu dinero.

 

En primer lugar, cuando diezmas o das limosna en abundancia, tu actitud hacia tu riqueza cambia

Esto sucede porque al dar con sacrificio logras el desapego.

El dinero y las compras que haces con dinero te empiezan a dejar de importar.

Dar con sacrificio pone las cosas en su prioridad correcta.

¿Qué sucede cuando logras el desapego?

No te preocupas por el dinero y comienza a vivir más sencillamente, y con eso ahorras más dinero.

O sea que tus gastos han bajado y puedes quedarte mas tranquilo porque tu dinero compra las cosas que necesitas.

Realmente no quieres una casa en el lago o una casa de la playa.

Comienzas a ser feliz andando en el transporte público o conduciendo un coche antiguo.

Te das cuenta que no necesitas todos los juguetes.

En consecuencia, como vives más simple tienes más dinero a fin de mes para pagar tus gastos.

 

En segundo lugar, cuando das con sacrificio empiezas a vivir más en la fe

Tu actitud ante la vida cambia.

Ya no estás descansando en tu efectivo y valores, en tus inversiones y ahorros tanto (porque no tienes ninguna).

Por lo que tú enfoque de la vida es más de una vida por la fe.

Estás aprendiendo a caminar confiando en Dios y no en tus riquezas.

Cuando tienen esta actitud ante la vida, las personas son más capaces de tomar riesgos.

Y la persona que toma riesgos en un entorno de fe, por lo general se beneficia de ellos al final.

Estás dispuesto a tomar riesgos porque no te importa perderlo todo, porque no está poniendo tu confianza en en el dinero de todos modos.

Esto está muy bien, ya que no sólo estás tomando riesgos en tu negocio y en la gestión de tu dinero.

Sino que también estás tomando riesgos en tu relación con Dios y con los demás, y esto es una manera emocionante de vivir.

También es una manera próspera de vivir porque los tomadores de riesgo generalmente logran más que los que juegan a lo seguro.

 

En tercer lugar, cuando se rompe el amor al dinero y vives más simple, es probable que empieces a trabajar más duro

Estás empezando a recordar lo que era tener “hambre” y necesidad de dinero fresco.

Cuando tienes “hambre” comienzas a ver nuevas oportunidades, ves cosas que antes no veías.

Haces nuevas conexiones.

Estas alerta y vivo en el trabajo, no desaprovechas oportunidades que te llegan, y estas cosas te conducen a la prosperidad.

Estás dispuesto a explorar caminos que antes habías desechado.

Incluso a hacerlo en tus ratos de descanso.

prosperidad catolica

 

En cuarto lugar, cuando vives por la fe, como resultado de dar con sacrificio, encuentras a otras personas que están haciendo lo mismo

La gente con las mismas preocupaciones se atrae; mejor dicho, Dios las conecta.

Estas son las mejores personas en la vida para asociarse.

Son, gente feliz, de éxito.

Son poderosos, gente positiva.

Son personas optimistas que están llenas de fe.

Este tipo de personas puede mover montañas.

Estas personas no son detenidas por nada.

Porque han logrado vencer los temores y saben el secreto de la llave del éxito.

Logran grandes cosas y tu eres parte de su red ahora, comenzando a moverte y vivir con algunas de las personas más increíbles y felices del mundo.

 

En quinto lugar, cuando das con sacrificio, desarrollas una nueva dimensión de la gratitud en tu vida

Te das cuenta de lo bendecido que eres y que “la actitud de gratitud” afecta a todas las otras partes de tu vida.

Provoca una nueva actitud positiva. Crece el optimismo.

Aporta felicidad y también trae un nivel aún mayor de generosidad.

Ahora lo sabes por experiencia, en tu propia carne.

 

En sexto lugar, dar con sacrificio te hace feliz

Cuando aprendes a desapegarte a través del sacrificio dejas de preocuparse tanto.

Aprendes a confiar en Dios.

Aprendes a descansar en él, y esta actitud cambia tu vida para mejor.

Empiezas a comprender mejor y con todo tu ser lo que Nuestro Señor indica.

abundancia fondo

 

TERMINAS CON MÁS CAPITAL

Cuando se usa la palabra “prosperidad” no estamos hablando sólo de tener más dinero en el banco.

Pero si das con sacrificio podrías hasta terminar con más dinero en el banco.
.
Alguna gente lo hace.
.
Y si no lo hace más, es porque su estilo de vida ahora ha cambiado.
.
Y el dinero ya es menos importante para ellos.

!!Pero lo más importante es que terminas con una mayor capital espiritual!!.

Así has aprendido las lecciones espirituales y has aprendido el secreto de la verdadera felicidad.

La verdadera prosperidad es ser capaz de vivir una vida feliz, contenta, abundante y completa.

Y no depende de la cantidad de dinero en tu cuenta bancaria.

La verdadera prosperidad es la prosperidad de corazón.

Es saber que es lo más importante y saber cómo lograr eso y cómo vivir dentro del gran don de la alegría.

Uno de los pasajes bíblicos que mejor explican esto es:

“Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura” (Mateo 6: 33)

Lo que era cierto entonces sigue siendo cierto hoy en día, como todas las cosas de Dios.

diezmo

 

LAS GRANDES BENDICIONES DEL DIEZMO: UN TESTIMONIO

Es fácil olvidar que todo lo que tenemos viene de Dios.

Y que Él nos da cosas con el fin de que podamos ser buenos administradores para que el mundo se pueda conformar con la Santísima Trinidad.

Este es el testimonio de una católica, Constance Hull, escritora para Catholic Exchange, que testimonia como ella y su marido descubrieron la abundancia en dar el diezmo en su parroquia.

Cuando habla de diezmo no quiere significar 10% sino limosna.

No publicamos su testimonio completo sino sus conclusiones. El testimonio completo lo puedes leer aquí.

Ella y su marido, desde recién casados se hicieron el compromiso de aportar para su parroquia mucho más que el diezmo, sensibilizados por una homilía de su párroco.

Aprendieron desde el principio que dar debe doler un poco.

Ella comenta que:

“Puedo decir fervientemente que mi marido y yo hemos vivido y conocido el poder de dar generosamente a la Iglesia.

Dios nos ha enseñado una gran confianza en todo este proceso, así como sobre diversas formas de desprendimiento”.

Estas son las tres conclusiones principales a las que ella llegó.

 

Dios no se deja ganar en generosidad

Cuando hemos estado apretados de dinero o ha aparecido algún gasto inesperado, siempre ha surgido un cheque, ha aparecido un reembolso, un aumento, un bono, o alguna otra forma.

Dios siempre se ha asegurado de que estemos atendidos.

Nos pidió confiar en Él y Él está cuidando de nosotros como resultado.

Cuanto más confianza, más Él nos guía.

 

El diezmo allana el camino para una mayor generosidad

El diezmo nos ayuda a desprendernos de cualquiera de las afecciones desordenadas que podríamos tener para las posesiones materiales.

Esto puede ser muy difícil en Occidente, donde la cultura es impulsada por el consumismo y el materialismo.

El diezmo nos ayuda a recortar en cosas que no necesitamos.

 

El diezmo aumenta el amor

Es evidente a estas alturas que el diezmo crea desprendimiento dentro de nosotros.

Lo que permite a Dios llenar ese espacio en nuestros corazones, que lo teníamos demasiado unido a los aspectos materiales de este mundo.

Cuando nos abrimos a Dios y con nuestro bolsillo, estamos llenos de un amor más profundo y gratitud a Dios.

Todo lo que tenemos viene de él. Dar generosamente nos recuerda este hecho.

Comenzamos a centrarnos en los aspectos más profundos de nuestro ser cuando damos todo de nuevo a Dios con caridad.

Fuentes:


Sergio Fernández, Editor de los Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: