El Nuevo Ateísmo Ilustrado que cree que los ateos son superiores a los creyentes.

Esto ha crecido especialmente a partir de los campus universitarios.

Y los cristianos nos preguntamos cada vez más con más frecuencia qué es lo que lleva a una persona a ser atea.

Pero también el ateísmo se ha tornado más agresivo y soberbio.

Y se ha denunciado organizaciones “trolls”, financiados por reconocidos ateos como Soros, para crear clima contra el cristianismo.

cabeza bajo la arena

Sin embargo el ateísmo sano es una realidad tolerable.
.
La mayoría de los cristianos han pasado por lo menos una etapa de la vida en que no creían en Dios.
.
O por lo menos no creían en su relevancia para ellos y el mundo.

Si pensamos en ese momento, concluiremos que la pregunta sobre si Dios existía o no no era parte de nuestra vida.

No nos preguntábamos y luego decidíamos que no existía o que no actuaba, sino simplemente no estaba en el área de las cosas que creíamos debían preocuparnos.

Luego nos sucedió algo que nos iluminó, muy probablemente algo doloroso que no podíamos resolver humanamente solos.

Y ahí miramos al cielo y Dios se nos reveló de alguna forma, la mayoría de las veces fue inmediata la sensación de que existía, pero el proceso de conocerle fue y es lento, trabajoso.

Si esto es correcto, habría una tendencia natural a creer en Dios que muchas veces tenemos apagada y que se enciende cuando necesitamos de Él.

Pero estamos observando también una especie de movimiento de masas, cuya ideología es apagarse a sí mismo la idea natural de que Dios existe.

vida eterna

   

LA TENDENCIA NATURAL A CREER EN DIOS

¿Tenemos una tendencia natural a creer en Dios?
.
Sí, pero en algo así como la forma en que alguien podría tener una aptitud natural para la música o el arte. 

Tú podrías estar inclinado a tocar algún instrumento o a sacar fotos, pero no vas a hacer bien ninguna de las dos cosas sin la educación y la práctica.

Y sin cultivar tu interés por la música o el arte, tu conocimiento podría permanecer en un nivel muy rudimentario, y tu capacidad incluso podría atrofiarse por completo.

Lo mismo sucede con la virtud moral.

Es natural para nosotros, pero sólo en el sentido que tenemos una natural capacidad para ello.

En realidad, adquirir las virtudes requiere de un esfuerzo considerable.

Como escribe Santo Tomás de Aquino:

“La virtud es natural al hombre incoativamente… ambas virtudes intelectuales y morales están en nosotros por medio de una aptitud natural, incoativamente, pero no perfectamente y el hombre tiene una aptitud natural para la virtud.

Pero la perfección de la virtud debe ser adquirida por el hombre por medio de algún tipo de formación(Suma Teológica I-II.63.1 y I-II.95.1).

Estamos ciertamente inclinados a inferir, desde el orden natural de las cosas, la existencia de una causa más allá de éste.

Pero se activa sólo cuando algo se prende.

Recuerdo lo que me dijo una vez un amigo empresarialmente exitoso “Por suerte nunca he tenido la necesidad de creer en Dios porque siempre me ha ido bien en la vida”.

En definitiva el consideraba una carga creer en Dios, porque obviamente nos exige, y que era legítimo llevarla como forma de soportar o superar una situación desafortunada importante.

dios vs diablo ateos comic

   

DEMASIADO MATERIALISMO COMO PARA PENSAR EN DIOS

De modo que la tendencia a creer naturalmente en Dios no es psicológicamente abrumadora, como lo es nuestra inclinación a comer o respirar. Y puede ser enturbiada.

Y por otra parte, la inclinación no es por sí misma suficiente para generar una concepción muy clara de Dios.

Como Santo Tomás de Aquino escribe:

Saber que Dios existe de una manera general y confusa es implantado en nosotros por naturaleza, puesto que Dios es la bienaventuranza del hombre…

Esto, sin embargo, es no saber en absoluto que Dios existe; al igual que saber que alguien se acerca, no es lo mismo que saber si Pedro se acerca, aunque sea Pedro quien se acerque… “ (Suma Teológica I.2.1).

En otras palabras, sin el cultivo por medio de análisis filosófico y argumentación cuidadosos, el conocimiento de Dios que tenemos de forma natural se mantendrá en un nivel muy rudimentario“general y confuso”, como dice Santo Tomás.

Al igual que la capacidad de dibujar, o una habilidad musical, que resultarán en un trabajo rudimentario si no son cultivadas.

Además, pocas personas tienen el tiempo libre o la capacidad necesarios para llevar a cabo el razonamiento filosófico, e incluso las mejores mentes son susceptibles de equivocarse.

Esto, a juicio de Aquino, es por lo que para la mayoría de la gente la revelación divina es prácticamente necesaria si se quieren adquirir conocimientos – como vimos que sucede cuando nos pasan hechos desafortunados.
.
E incluso si se trata de esas verdades teológicas que son, en principio, accesibles a través de la argumentación puramente filosófica:

“Incluso en lo relativo a las verdades acerca de Dios que la razón humana pudo haber descubierto, fué necesario que al hombre se le enseñara por una revelación divina.

Porque la verdad acerca de Dios, como razón, que podría descubrirla, sólo sería conocida por unos pocos, y eso después de un largo tiempo, y con el componente de muchos errores”. (Suma Teológica I.1.1)

Esta tesis, de que una inclinación a creer en Dios es natural en nosotros, pero que sin cultivarla resulta sólo en una concepción general y confusa de Dios, está empíricamente bien apoyada.

La creencia en una deidad o deidades de algún tipo es más o menos una cultura universal, y está ausente sólo cuando se hace algún esfuerzo para resistirse a ella.

El contenido de esta creencia varía bastante ampliamente, y adquiere una forma sofisticada y sistemática sólo cuando es explicada por filósofos y teólogos.

sistema inmune ateismo fondo

   

LA SOBERBIA COMO FUENTE ACTUAL DEL ATEÍSMO

El apologista cristiano Greg Koukl, apelando a Romanos 1: 18-20, dice que el ateo está “enterrando agresivamente la evidencia, al volver la cabeza hacia otro lado, con el fin de negar la evidente existencia de Dios”.

Ya que,

La evidencia de Dios es tan obvia a partir de la existencia y naturaleza del mundo que hay que trabajar para mantenerla enterrada, de una manera comparable a tratar de mantener una pelota de playa bajo el agua”.

Por otro lado, San Pablo tiene que ser entendido como afirmando simplemente que el ateísmo y / o la idolatría a gran escala, como fenómenos de masas, son mantenidos por una especie de supresión pecaminosa de la inclinación natural de que se trata.

Por ello, el Nuevo Ateísmo – no el ateísmo en general -, sino el grosero ateísmo superficial, de los mal informados Dawkins, Krauss, Coyne, et al, se ha convertido en algo de movimiento de masas.
.
Que  es mantenido por la falta de honradez intelectual.

Y no está motivado, fundamentalmente, por una preocupación genuina por la verdad y la racionalidad.
.
Sino por el placer que los Nuevos Ateos encuentran en sentirse superiores a los que caricaturizan como irracionales e ignorantes.

Es el orgullo intelectual  que impulsa al nuevo ateísmo, y eso es, por supuesto un grave vicio.

También es obvio que muchos secularistas (no todos, pero sí muchos) son motivados por la hostilidad a la moral sexual sostenida por la creencia religiosa tradicional, y dicha hostilidad es a menudo extrema e irracional.

Ciertamente, desde un punto de vista de la ley natural Tomista, el vicio sexual es otro componente importante de la hostilidad hacia la religión, que se encuentra en grandes sectores del mundo occidental contemporáneo.

Estamos por tanto ante un círculo vicioso en que el énfasis en lo material lleva a pensar en la autosuficiencia humana.
.
Eso crea la soberbia y apaga el rumor de la voz de Dios.
.
Y por lo tanto sólo una revelación de Dios en un momento de debilidad en que el hombre ve venirse su mundo abajo, puede hacerle pensar en Dios.

Es por esto que las conversiones se producen en momentos de crisis.

¿Y cómo evalúa la sociedad a los ateos?

Ateos

   

UNA INVESTIGACIÓN HALLÓ QUE LOS ATEOS SUSCITAN MÁS DESCONFIANZA QUE LAS PERSONAS DE FE

Un informe en una revista internacional de psicología de la religión, un trabajo académico publicado el Reino Unido, encontró que hay una robusto prejuicio contra los ateos en la población en su conjunto.

El estudio fue llevado a cabo por el Departamento de Psicología de la Universidad de Nottingham Trent y concluye que los prejuicios contra los ateos no se limitan a los países predominantemente religiosos o a los individuos religiosos.

Y que parece ser una opinión sólida sobre los ateos, que corta a todos los estratos de la población.

Los profesores Leah Giddings y Thomas Dunn realizaron en el test en 100 participantes, de los cuales 43% eran ateos, 33% eran cristianos y el resto de otras religiones.

Los investigadores presentaron la historia de un hombre que compró un coche y no deja datos buenos de su identidad, y más tarde encuentra una billetera, le saca el dinero y la deja.

La pregunta era ¿qué es más probable que sea: un hombre ateo o un hombre religioso?

El 66% dijo que probablemente fuera un ateo.

ateos

Un nuevo estudio posterior encontró algo bastante interesante: hasta los ateos no confían en ateos.

O, para decirlo a la inversa, los ateos mismos asumen que los creyentes religiosos son más propensos a actuar moralmente que sus compañeros ateos, y que los ateos son más propensos a participar en actos groseramente inmorales.

En las palabras del estudio,

“La gente en general es aproximadamente dos veces más propensa a ver la inmoralidad extrema como representante de los ateos, en relación con los creyentes”.

Por lo que “la inmoralidad está intuitivamente asociada más con ateos que con los creyentes.”

Un ateo podría responder que esos “estudios” son válidos sólo en los países donde a los creyentes religiosos les lavaron el cerebro con el pensamiento de que la eliminación de Dios significa la eliminación de cualquiera y todas las restricciones morales.

Pero ése no es el caso. Como señala el estudio, la desconfianza moral de los ateos es también la norma en los países más secularizados.

Los efectos se mantienen incluso en países altamente seculares, tales como Australia, China, la República Checa, los Países Bajos y el Reino Unido”.

Donde los investigadores encontraron que, una vez más, “que el asesinato en serie está más asociado con los ateos que con los creyentes en estos países”.

Hay varias cosas que son dignas de mención acerca de este estudio.

Permítaseme citar el resumen del estudio,

En resumen, los participantes asumen intuitivamente que los autores de actos inmorales son, probablemente, ateos.

Estos efectos aparecieron en todas las sociedades religiosamente diversas, incluidos los países  budistas, cristianos, hindúes, musulmanes y las mayorías no religiosos, lo que demuestra que la imagen contra los ateos no es exclusiva de las sociedades mayoritarias abrahámicas o monoteístas.

El prejuicio intuitivo anti-ateo se generaliza también en gran medida en las sociedades seculares y parece evidente incluso a nivel mundial entre los ateos.

En particular, nuestro paradigma experimental primario utiliza ejemplos extremos de inmoralidad donde el prejuicio anti-ateo sería presumiblemente menos explícitamente defendible.

Hemos probado el daño moral mediante actos viciosos de crueldad (la tortura de animales, asesinato y la mutilación enserie), que los participantes no obstante, asocian intuitivamente con los ateos.

En conjunto, estos resultados muestran que en todo el mundo, las creencias religiosas son intuitivamente vistas como una garantía necesaria contra las tentaciones de la conductas gravementes inmorales.

Y a los ateos se los percibe ampliamente potencialmente como moralmente depravados y peligrosos.

Visto de otra manera, la gente percibe la creencia en un dios como un amortiguador moral suficiente para inhibir la conducta inmoral.

Pero aún así los nuevos ateos militan y buscan la confrontación con los creyentes. Y por eso queremos llamar la atención.

  

LAS DISCUSIONES CON LOS ATEOS

Algunos creyentes a veces caen en la tentación de discutir con ateos a través de las redes sociales.

Es más, algunos ateos buscan discutir en las redes sociales con gente que expresa su fe en Dios.

Y hasta se han denunciado oficinas de “trolls” que buscan estas discusiones, financiados por ateos como George Soros.

Para generar un clima adverso a la religión y generalizar el malestar.

Lamentablemente, por más seguro que un creyente se sienta en sus convicciones,  caer en una discusión por una red social siempre sale mal.

Y aquí quiero darte algunas reflexiones después de ver muchas de ellas.

En primer lugar una discusión con un ateo no evoluciona en forma racional, sino que termina con una catarata de juicios que culminan siendo intimidantes.

Porque su objetivo es intimidar a la persona de fe y mostrar su superioridad.

No hay ningún argumento racional y emotivo que pueda hacer pensar a un ateo de los que estamos hablando.

Los ateos en general justifican su ateísmo con la ciencia.

Pero no admiten que los estudios científicos no pueden probar ni refutar la realidad de Dios.

Porque Dios por definición es inmaterial, o sea un espíritu puro, y sobrenatural, o sea que existe fuera del mundo natural que Él creó.

Otra táctica de los ateos es invertir la carga de la prueba, o sea que la persona de fe demuestre o pruebe la existencia de Dios.

En realidad no tiene por qué hacerlo, porque si revisamos todas las culturas humanas, la absoluta mayoría de las personas han reconocido que hay una dimensión sobrenatural de la realidad.

Pero para ellos sólo lo que puede ser verificado empíricamente es real y de ahí no saldrán.

Los pensamientos y las emociones no son reales para ellos en última instancia.

Y cuándo alguien le hace anotar este argumento la reacción normal es el insulto, o la declaración de fe del dogma ateo que Dios no existe.

La experiencia es que los ateos que entran en debates en los medios sociales respecto a la existencia de Dios en realidad no lo hacen en términos razonables y asépticos.

Sino que ellos son hostiles a la religión y a los creyentes.

Son negativos respecto a la Iglesia, los sacerdotes, monjas, la eucaristía, etc.

Por eso es que los ateos agreden con insultos tipo “María debería de haber abortado a Jesús” en lugar de hacer propuestas compatibles con la razón y la buena educación con el interlocutor.

Cuando un creyente entra en este tipo de discusión tenga seguro que va a derivar en una pelea, no en un intercambio razonable de posiciones.

Por lo tanto es recomendable a los cristianos no discutir sobre religión en las redes sociales con un ateo, porque se le está dando caja de resonancia a su odio vitriólico.

Y este tipo de actitudes no merecen ser publicitadas.

Además en muchos casos no se sabe si se esta hablando con una persona o con un integrante de un grupo de “trolls” financiado para crear clima contra las religiones.

Fuentes:


Equipo de Colaboradores de Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: