Marino Restrepo era un hombre de vida licenciosa.

Tuvo una experiencia mística cuando estaba secuestrado.

Y le fue mostrada por Jesús y María una revisión de su vida y sus pecados.

Y luego lo que está pasando en la tierra y lo que sucederá.

Marino Restrepo es hoy un misionero laico internacional.
.
Que predica el mensaje del Evangelio en todo el mundo desde hace más de 15 años.
.
Trabaja en plena obediencia a su obispo y confesor espiritual.

Es residente de California, pero nació en las tierras altas de los Andes en Colombia en los años 50, como parte de una gran familia católica que cultiva café.

Se mudó a Alemania a finales de su adolescencia, donde se casó y estudió música.

Estaba inmerso en una vida de constante fiestas y mundanalidad hasta que fue secuestrado.

Había novias sin fin, cocaína, drogas alucinógenas, alcohol y ocultismo estilo sixties, que incluía las religiones orientales como el yoga, la new age, tarot, incluso vudú.

Cuando el matrimonio de Marino llegó a un final predecible y temprano en Alemania, Marino se trasladó a los EE.UU. y continuó la rebeldía.

Fue actor, músico y productor en el negocio del merchandising de películas.

En sus propias palabras, su vida “me sumergí en un mundo de bares, cocaína y mujeres tan decadentes como yo.

El mismo espíritu que me había bautizado al mundo a través del primer cigarrillo de marihuana en 1967, seguía orientando mi vida en California”, escribe en el libro From Darkness into the Light

 

SU SECUESTRO EN COLOMBIA LE CAMBIÓ LA VIDA

A principios de la década de 1990, el hermano menor de Marino había muerto en un accidente marítimo.

Seis meses después, su padre falleció de una hemorragia cerebral.

Unos años más tarde otro hermano se suicidó durante una discusión con su esposa.

Y dos meses después de la muerte de su segundo hermano, la madre de Marino murió.

En 1997 Restrepo había ido a pasar la Navidad en lo de un tío en Anserma, Colombia, cuando fue secuestrado por los ex señores de la droga, que ahora hacían su dinero secuestrando a los ricos y pidiendo rescate.

A la edad de 47 años, Marino fue secuestrado por guerrilleros colombianos de las FARC.

Los secuestradores lo entregaron a los otros criminales que pensaban que era rico y exigirían el pago o lo matarían.

Éste era el territorio de los cárteles de la droga.

Era el comienzo de un infierno que implicaría su detención por 6 meses en una cueva llena de bichos.

En la cueva estaba atado con una cuerda y la mayor parte del tiempo con una capucha sobre su cabeza.

“El suelo en el que había caído estaba podrido y cubierto de excremento de murciélagos”.

Esto duró días y luego semanas.

Estaba seguro que iba a ser ejecutado.

Todos los días pensaba que sería el último.

 

LLEGA LA EXPERIENCIA MÍSTICA

Durante su tiempo de encarcelamiento Marino casi murió, y en vez de la muerte, él experimentó una experiencia mística profunda.

Marino vio su cuerpo como si fuera humo.

“Sin embargo, no me sentía muerto. Por el contrario, nunca me había sentido más vivo que en ese mismo momento”, dice Marino.

“Durante mi experiencia mística en la cueva mientras estaba en cautiverio me colocaron dentro de un lago y tuve el agua hasta mi cintura.

Fue justo en ese instante que me di cuenta de la presencia de miles de espíritus de maldad que estaban en el lago donde yo estaba.

Cada uno estaba relacionado conmigo, yo conocía a cada uno personalmente, estaba íntimamente en comunión con ellos, eran mis pecados de 33 años.

Comprendí entonces la gravedad de mis actos cometidos contra Dios, todos estaban presentes ante el Señor.

Era la acusación de un tiempo de vida vivido lejos de Dios y cada acción estaba viva.

Cada pecado estaba vivo, cada espíritu relacionado con ese pecado estaba activo en mí y tenía un espacio dentro de mi corazón y alma.

Estaba absolutamente devastado”, recuerda.

Entonces apareció su ángel guardián.

“Encima de la roca que estaba delante del lago, apareció mi ángel guardián.

Estaba vestido con una túnica pálida de color marfil, un color que parecía ser el mismo que su rostro, como si fuera parte de su cuerpo”.

Y le explicó lo que había visto

“Yo sabía todo lo que estaba diciendo (sin oír). Era un conocimiento perfecto.

El ángel dijo:

‘Estás de pie en el territorio de todos tus pecados, viviste toda tu vida contra los mandamientos del Dios Todopoderoso’”.

Marino miró a los espíritus del mal que le rodeaba y sus ojos eran como antorchas de fuego.

“Pude ver su presencia durante toda mi vida y mi vida pecaminosa.

También pude ver la presencia de muchos otros ángeles – los que eran los guardianes de mis parientes, o la gente que herí.

Vi la guerra espiritual, a lo largo de mi vida – la lucha entre ellos y los espíritus caídos”.

Y la conclusión.

“Fue un momento muy triste: ver cómo se habían desperdiciado tantas gracias.

Fue muy doloroso…”

Con ojos llenos de amor y compasión, el Señor Jesús le dijo a Marino, en ese momento de 47 años.

“Voy a mostrarte el momento preciso en que empezaste a alejarte de mí”.

Y así Marino recibió una revisión de su vida, desde la infancia hasta la edad adulta.

Se le dio a Marino una iluminación completa de su conciencia, que implicaba ver toda su vida delante de él, todos sus pecados y cualquier bien que había hecho alguna vez.

También vio cómo sus acciones habían afectado a otros, cómo nunca había amado a nadie desinteresadamente y las consecuencias de sus pecados y omisiones para hacer el bien en el mundo.

Observó imágenes de sí mismo montando su primer triciclo y su sórdido estilo de vida hippie, de drogas y sexo de los años 1960

Hasta los 14 años Marino estaba espiritualmente sano, pero, paso a paso se había unido al mundo y a los apetitos de la carne.

Mientras revisaba escenas de su vida, Restrepo vio que mientras él estaba decidido a pecar, los ángeles habían estado implorando a Dios “para darme la oportunidad de liberarme de los horribles encuentros que iban a tener lugar”.

Marino se encontró sintiendo el dolor real que Jesús sentía por las decisiones pecaminosas de él.

De pronto ya no había más dolor ni angustia.

“Observé una gran roca delante de mí e inmediatamente supe que el Señor Jesús iba a aparecer, aunque ya había pasado por mi iluminación de conciencia un poco antes de esa misma noche.

Yo sólo había oído la Voz del Señor, pero ahora sabía que estaba a punto de verlo y también sabía que no iba a ser capaz de mirarlo debido al estado de pecado mortal en que estaba”.

Así fue llevado por Dios a un lugar donde podía ver una ciudad iluminada en una montaña.

También podía ver a muchos ángeles y santos simplemente mirando a través de Jesús.

Marino también recibió información sobre cómo las consecuencias de los pecados pasados ??pueden ser transmitidas por los antepasados ??a las generaciones futuras.

 

LA GUERRA ESPIRITUAL SOBRE ÉL

Marino pudo ver una gran guerra espiritual ocurriendo entre los ángeles en el cielo y los ángeles caídos mientras hacía elecciones pecaminosas.

Vio a miles de espíritus malignos que estaban asociados con su vida personal y que lo conocían bien.

En medio de eso, sin embargo, estaba el consuelo de María, que se le apareció a Marino como

“La mujer más preciosa joven, con una autoridad real de pureza y humildad, de modo que no pude mirarla fijamente.

Ella estaba diciendo: tienes que confiar en tu Señor Jesús, tienes que abrir tu corazón para dejarlo entrar, acepta su amor y perdón, Jesús te ama, te perdona

Era casi imposible para mí aceptar sus palabras.

Yo no aceptaba el perdón del Señor porque no podía perdonarme a mí mismo”.







Y también María se sumó a mostrarle su vida.

“Ella me mostró casos en los que recibí grandes bendiciones cuando era niño, durante la Semana Santa en mi ciudad natal, cuando era trompetista en mi escuela y tocaba durante las procesiones del Viernes Santo.

Y me mostró las bendiciones que recibí mientras estaba muy enfermo cuando tenía siete años.

Y otras veces en casa cuando mis hermanos y hermanas y yo seguíamos siendo inocentes y envueltos en una hermosa luz.

Entonces ella me mostró cuando perdimos nuestra inocencia y lo peligroso que se convirtió”.

 

LAS LECCIONES QUE SURGIERON DE ESA EXPERIENCIA

Como resultado de su encuentro con el Señor, Marino cambió dramáticamente su vida y regresó a la Iglesia Católica.

El Señor infundió en él un gran número de lecciones y verdades espirituales.

Desde el papel del Espíritu Santo hasta las razones por las cuales Dios permite que el mal exista en la Tierra.

Y le confió la misión de comunicar su testimonio a todos.

Él explica

“El cielo, el infierno y el purgatorio y este mundo material existen al mismo tiempo.

Debemos ser conscientes de que en este mismo momento y en el momento en que fuimos concebidos en los vientres de nuestras madres terrenales, estamos en la eternidad”.

Puedo testificar el amor infinito de Dios, un amor inmenso que calcificaría nuestra existencia si lo recibiéramos de una vez”, escribe Marino.

“Es por eso que el misterio de la cercanía a Dios se despliega poco a poco.

Y por qué trae a Sus criaturas a Sus brazos dispensando Su amor poco a poco.

Es como una gota de agua que se filtra hacia el sol y termina evaporándose ante la incandescencia del calor”.

Estas son algunas de las verdades espirituales que le fueron comunicadas de primera mano.

Cada palabra de la boca de una persona es un pasaje hacia la salvación o hacia nuestra perdición, y que somos juzgados en “cómo amamos a Dios y al prójimo”.

El cotilleo – ya sea revelando una verdad o una mentira – “es uno de los pecados que causa el mayor daño al alma”.

La impureza sexual es “uno de los caminos más rápidos para separarnos de la presencia de Dios”.

Después del bautismo, “cada alma tiene un potencial espiritual ilimitado.

El alma es como un cofre del tesoro, lleno de joyas de bondad.

Además, todo acto de amor da al alma el poder de recrearse a sí misma y de derrotar a muchas tinieblas”.

-Todo lo bueno que Marino había recibido de Dios durante su vida había pasado por María antes de llegar a él.

A Marino se le dio a entender el poderoso y práctico papel que María desempeña en nuestras vidas espirituales

-La vida de Marino hasta ahora se había centrado en buscar consuelo y placer, cuando, en realidad, el camino al cielo requería compartir la Cruz del Señor.

También le mostraron el Infierno y el Purgatorio.

 

EL OBJETIVO ESPECIAL DE SATANÁS SON LOS SACERDOTES

A Marino le fueron mostradas muchas malditas almas con sus diversos pecados.

Le fue dado a entender las diferentes jerarquías de demonios que tenían poder sobre ciertas almas malditas, que correspondían a sus niveles y tipos de pecado.

“El alma que más busca el diablo es la de un sacerdote, religioso o laico consagrado, porque derribarlos viola el sagrado tabernáculo de Nuestro Señor”, afirma Marino

Y nos habla del argumento central para la cooptación.

Hay muchos sacerdotes, religiosos y laicos consagrados que quedan atrapados en los pecados más abominables después de haber vivido una vida ejemplar.

El espíritu del mal presenta un argumento brillante de justificación al devoto que había estado fuera de sus garras, haciéndole creer que necesita relajarse de tal disciplina ya que solo son humanos”

La capacitación no hace a la santidad agregó Marino.

Aunque muchos sacerdotes estaban altamente capacitados y bien educados en filosofía y teología, tenían altos grados y recibían el beneficio de extensas enseñanzas en Roma, Tierra Santa y en las mejores universidades del mundo, lamentablemente, muchos eran ignorantes de la vida sobrenatural”.

Y lo peor

“Aparentemente, cuanto más educados estaban, más alejados de Dios, según el Señor.

Nuestra Iglesia está plagada de un número récord de clérigos desleales en estos tiempos”.

Aunque exponer las transgresiones sacerdotales que amenazan a nuestros hijos es obviamente crucial, Marino sostiene, sin embargo, que no hay que caer en la trampa de perseguir lo que los sacerdotes hacen en sus vidas personales; esto no debe ser una preocupación.

“La trampa de Satanás es atraer a los católicos a concentrarse en los pecados de la Iglesia para debilitar su fe hasta convertirse en sus esclavos”.

 

LO QUE PASARÁ EN EL FUTURO

El Señor le habló a Marino sobre el futuro.

“Dijo que nuestros tiempos actuales son peores que Babilonia y Sodoma y Gomorra.

Todo ha sido justificado para que podamos vivir totalmente desvinculados de los Diez Mandamientos

Y aún agrega

“El Señor me ha transmitido que nunca en la historia de la humanidad el mundo ha estado tan lejos de Él.

El estado de idolatría ha sobrepasado cada ciclo humano del pasado que pudiera estar registrado en la historia de las Sagradas Escrituras, y nuestra bancarrota espiritual es de una dimensión alarmante”.

Y le profetiza una limpieza en la tierra

“Muchos se apartarán de la fe en los próximos años.

El Señor está limpiando la casa, y se descubrirá mucha suciedad, todo lo que está escondido saldrá a la luz”.

Y le realiza una advertencia similar a la que realizó décadas atrás Joseph Ratzinger.

“Muchos perderán su fe, nuestra Iglesia se hará más pequeña, pero se convertirá en una Iglesia de verdaderos creyentes.

Los tiempos que enfrentamos no serán posibles sin una fe radicalmente centrada como en el caso de los apóstoles, perfecta obediencia”.

En cuanto al mundo y su futuro, Marino dice que el Señor le dijo que se volvería aún más industrializado.

“Un mundo sin Dios centrado en el materialismo”.

Las religiones van a ser una actividad privada que no puede ser exhibida públicamente y será observada y controlada por los gobiernos.

“La verdadera Iglesia vivirá prácticamente como en el principio del cristianismo”.

También se refirió a la conversión de los judíos

“Me dijo que la conversión de Israel tiene que tener lugar antes de que Jesús venga otra vez.

Esa conversión sucederá de la noche a la mañana y va a haber mucha confusión entre los judíos.

Muchos de ellos se matarán unos a otros una vez que comience la conversión.

El Señor dijo que de la misma manera que el muro de Berlín cayó, así será la conversión de la Israelitas.

Dijo que el tiempo no estaba muy lejos, pero aprendí algo acerca de Su tiempo: no tiene absolutamente nada que ver con el tiempo humano”.

 

Marino fue comisionado por Jesús mismo para contarle al mundo entero su experiencia de conversión mística y las revelaciones que se le dieron en ese momento.

La predicación profética de Marino Restrepo ha sido acogida globalmente en innumerables conferencias por el mundo.

Y Marino ha producido muchos libros, videos, CDs y DVDs.

La asociación laica de “Peregrinos del Amor” ha nacido como consecuencia de su predicación.

Para saber más sobre Marino Restrepo y la inmensa cantidad de materiales que produce constantemente ve a http://www.marinorestrepo.com

Y estos son videos donde este formidable orador cuenta su experiencia:







Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: