El avance del proyecto transhumanista.

 

Ultimamente estamos muy precupados por las amenazas a nuestra libertad que provienen de movimientos sociales y políticos y que actúan a través de las leyes, como por ejemplo las leyes de redefinición del matrimonio, que están atacando directamente a las religiones, o los sistemas de espionaje, que atacan nuestra privacidad. Pero descuidamos una serie de proyectos transhumanistas que podrían volver nuestros cuerpos y mentes dependientes, dirigiendo nuestro nuestro libre albedrío.

 

nanobots

 

La Universidad de Columbia está creando robots de ADN que encuentran y enfocan a las células para suministratles medicación, los nanobots. Y esto forma parte de la propuesta transhumanista.

PARTE DEL PROYECTO TRANSHUMANISTA

Esta tecnología es parte del proyecto transhumanista para crear una nueva raza humana.

La versión 2.0 del cuerpo humano es un proyecto que cuenta nada menos que con el transhumanista Ray Kurzweil como su principal impulsor. Los objetivos se han declarado abiertamente desde hace algún tiempo:

En las próximas décadas, habrá una mejora radical de los sistemas físicos y mentales de nuestro cuerpo, que ya está en marcha, se usarán nanobots para aumentar y finalmente reemplazar nuestros órganos. Ya sabemos cómo prevenir las enfermedades más degenerativas a través de la nutrición y la suplementación, lo que será un puente hacia la revolución biotecnológica, que a su vez será un puente hacia la revolución de la nanotecnología. En el 2030, la ingeniería inversa del cerebro humano se habrá completado y la inteligencia no biológica se fusionará con nuestros cerebros biológicos.

De hecho, la ingeniería inversa del cerebro humano ya se ha anunciado que está en marcha a través de nuevos microchips y el software que lo acompaña. Y, si bien el cableado de nanobots completo del cerebro no se espera antes de 2020, Phys.org informa que nuestro ADN se ha abordado con éxito por los nanobots “para la farmacoterapia o la destrucción.”

Desde la ciencia ficción, directamente en el cuerpo humano, los nanobots ya no son especulaciones. Ya están aquí, y se introducirán progresivamente según Kurzweil:







Será un proceso gradual, que ya está en marcha. Aunque la versión 2.0 es un gran proyecto, que se traduce en la mejora radical de todos nuestros sistemas físicos y mentales, implementaremos un paso benigno a la vez. En base a nuestro conocimiento actual, ya podemos tocar y sentir los medios para llevar a cabo cada aspecto de esta visión. 

SALEN A LA LUZ LOS NANOBOTS QUE INTRODUCEN MEDICAMENTOS

Ahora, investigadores de la Universidad de Columbia están anunciando una flota de nanorobots moleculares que pueden administrar fármacos a las células específicas e identificar ciertos marcadores genéticos mediante el uso de etiquetado fluorescente. Después de dicha identificación, una reacción en cadena puede ser iniciada:

En las células en que son fijados los tres componentes, un robot se pone en funcionamiento y un cuarto componente (etiquetado como 0 abajo) inicia una reacción en cadena entre las cadenas de ADN. Cada componente permuta una cadena de ADN con otra, hasta el final del intercambio, cuando el último de los anticuerpos obtiene una cadena de ADN que tiene la etiqueta fluorescente.

Al final de la reacción en cadena – que tarda menos de 15 minutos en una muestra de sangre humana – sólo las células humanas con las tres proteínas de superficie se marcan con el marcador fluorescente.

Naturalmente, este tipo de enfoque terapéutico específico podría resultar beneficioso, como resaltan los investigadores, en especial para el tratamiento del cáncer, que barre las células sanas junto con las malignas.

LAS APLICACIONES MAS OSCURAS QUE SE ENMASCARAN

Esto es cómo siempre se venden las nuevas tecnologías al público, sin embargo, sería ingenuo no considerar las aplicaciones más oscuras también.

La modificación cerebral directa ya ha sido empaquetada como “neuroingeniería”. Un artículo de Wired de principios de 2009 puso de relieve que la manipulación directa del cerebro a través de la fibra óptica es un poco complicada, pero una vez instalada “podría hacer feliz a alguien con sólo pulsar un botón.” 

Los nanobots llevarían el proceso a un nivel automático, recableando el cerebro molécula a molécula. Peor aún, estos mini androides pueden auto-replicarse autónomamente, lo que obliga a preguntarse cómo este genio se pone de nuevo en la botella una vez liberado.

Este es un escenario que ofrece Kurzweil de cómo estos nanobots podrían entrar en nuestro cuerpo:







Una ventaja importante de la tecnología nanobot es que a diferencia de meros medicamentos y suplementos nutricionales, los nanobots tienen una medida de inteligencia. Ellos puede realizar un seguimiento de sus propios inventarios, y deslizarse dentro y fuera de nuestros cuerpos en forma inteligente. Un escenario es que nosotros podríamos usar una “prenda de nutrientes” especial, como un cinturón o camiseta. Esta prenda se puede cargar con nanobots de nutrientes, que podrían hacer su camino dentro y fuera de nuestros cuerpos a través de la piel u otras cavidades del cuerpo. 

TAL VEZ LOS NANOBOTS NO NOS PREGUNTEN CUANDO ACTUAR

Esto puede parecer que ofrece un nivel de elección participativo – de llevar o no llevar la prenda – pero Kurzweil revela que los nanobots eventualmente estarán en todas partes:

En última instancia, no habrá necesidad de molestarse con prendas especiales o recursos nutricionales explícitos. Así como la computación con el tiempo será ubicua y disponible en todas partes, también pueden los recursos básicos de nanobots metabólicos incrustarse en todo nuestro entorno.

A pesar del lenguaje benigno de los futuristas, sabemos que un esfuerzo concertado ya está en marcha para gestionar y predecir el comportamiento humano para toda una gama de aplicaciones anti-humanas potenciales. A medida que nuestro libre albedrío es también manipulado como las células de nuestro cuerpo – por la terapia con medicamentos o la eliminación – las cuestiones éticas deben ser expresadas alto y claro.

Los científicos parecen estar contentos con la apertura de la caja de Pandora, y preocuparse por las consecuencias negativas después… y eso es sólo si suponemos que sus intenciones son buenas desde el principio.

Estamos en la puerta de una nueva fase en la que los fármacos convencionales sean reemplazados gradualmente por nanofármacos y sistemas de suministro con nano-flota. El financiamiento ya está ahí, y una enorme cantidad de dinero está esperando a ser utilizado. Una vez más, para aquellos que sólo pueden ver el lado bueno de esta tecnología, deberíamos cuestionar quién está realmente en control de la misma.

Fuentes: Activist Post, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: