Tecnología eléctrica para manipular las preferencias de los humanos.
Si se siente incómodo con la idea de que alguien puede apretar un botón y alterar completamente sus preferencias y opciones en la vida, entonces es hora de empezar a preocuparse. Los investigadores están insistiendo y logrando avances en la modificación de los pensamientos y las elecciones, lo que abre el paso directo a la posibilidad de manipulación de los deseos y opiniones de los humanos. Cualquier semejanza con las prácticas del Gran Hermano, descriptas en 1984 de George Orwell, no son mera coincidencia.

microchip obamacare
En la misma línea, los informes que llegan desde la oficina de innovación y desarrollo del ejército de EE.UU., señalan que están trabajando en chips para implantar y borrar recuerdos.

EL RESULTADO DE UNA INVESTIGACIÓN ACADÉMICA

Investigadores del Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Lovaina en Bélgica han descubierto que, mediante la estimulación de la zona del cerebro que se cree juega un papel importante en la motivación, la recompensa y el aprendizaje, podrían alterar la preferencia, la predicción de éxito y controlar el comportamiento de los primates.

El estudio será publicado el 16 de junio en la revista en línea la revista Current Biology .

Esta es la primera vez que un estudio ha sido capaz de confirmar que estimular el área tegmental ventral (VTA) del mesencéfalo puede cambiar las preferencias y comportamientos. En estudios anteriores, los investigadores habían podido correlacionar una mayor actividad en el VTA con acontecimientos positivos en la experiencia de un animal, pero no habían podido demostrar que la actividad en el VTA causaba cambios de comportamiento.

Mientras que estudios en roedores han mostrado que la manipulación del VTA afectaba la conducta, este es el primer estudio para reducir la brecha entre los roedores y los primates.

Con el fin de probar cómo la activación VTA afecta el comportamiento de los primates, los investigadores colocaron microelectrodos en el VTA de monos macacos utilizando imagen de resonancia magnética de alta resolución de (MRI). A los monos les fueron luego mostradas un par de imágenes y se les permitió elegir libremente ver una imagen u otra.

Su elección se midió mediante la observación del movimiento de los ojos. Usando una recompensa de jugo, los animales fueron entrenados para mirar primero un cuadrado blanco en el centro y luego en cualquiera de las dos imágenes.

Después que se estableció una preferencia para cada animal, el VTA recibió estimulación leve cada vez que el animal pasaba a mirar su imagen no preferida. En un período relativamente corto de tiempo, la preferencia del animal cambió, y comenzó a mirar con más frecuencia lo que había sido inicialmente su imagen menos favorecida. Cuando la estimulación al VTA se aplicó de nuevo, los investigadores fueron capaces de cambiar la preferencia del animal de vuelta a su elección original una vez más.

En una segunda serie de experimentos, los animales vieron un video de 20 minutos que presenta dos imágenes de forma aleatoria cada cinco segundos. Cuando se muestra la imagen no preferida, la VTA fue de vuelta ligeramente a Luego, cuando se repitió la prueba de preferencia, la elección del animal fue trasladada a la imagen que fue reforzada por la estimulación en el VTA.

Resonancias magnéticas funcionales que fueron tomadas cuando los animales recibieron la estimulación del VTA o la recompensa del jugo, mostraron que ambos eventos activan  áreas del cerebro asociadas con la recompensa señaladas a través de la producción de dopamina. De hecho, la cantidad de estimulación del VTA requerida fue significativamente menor que la cantidad requerida para cambiar o reforzar el comportamiento en los estudios anteriores.

EL LIBRE ALBEDRÍO Y LA ELECCIÓN

Sea o no que la preferencia se derive del libre albedrío o predisposición genética, los científicos pueden ahora alterarla mediante la estimulación de las áreas derechas del cerebro. Con unos pocos clics, lo que usted pensaba que le gustaba, por arte de magia se transforma en algo diferente.

Usted puede imaginar todas las implicaciones éticas de este tipo de tecnología. Muchos de nosotros preferimos actividades y sustancias que nos hacen daño. Y a veces, gustamos las cosas dañinas. De hecho, el auto-sabotaje puede ser la dinámica mental, subyacente que arruina vidas.

Pero por supuesto, el uso poco ético de la ciencia del control de la preferencia humana y la elección, no conoce límites. ¿Puede usted imaginar cómo las autoridades podrían utilizar la tecnología que altera la elección en su beneficio?

PEOR AÚN, CHIPS PARA IMPLANTAR Y BORRAR RECUERDOS

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), de los militares de EE.UU., está desarrollando chips para el cerebro que implantarán o eliminarán recuerdos específicos de un sujeto, una perspectiva que algunos pueden considerar escalofriante.

Los neurocientíficos prevén un nuevo mundo donde las mentes se pueden programar utilizando láseres, drogas y microchips con el fin de crear recuerdos falsos, una tecnología que ha sido ya utilizado en ratones .

Brian Bergstein del MIT admite que la idea de implantar o extraer recuerdos específicos “a menudo suena espeluznante”, pero que va a ser útil en el tratamiento de trastorno de estrés postraumático, para reducir la ansiedad o luchar contra la adicción y la depresión.

Los científicos están anunciando el comienzo de una “edad de oro” donde las mentes podrían ser manipuladas para funcionar mejor, aunque Joseph LeDoux también del MIT, reconoce que las implicaciones éticas incluyen la posibilidad de que la aplicación de la tecnología podría conducir a la creación de “monstruos sin miedo.”

El empuje de DARPA hacia los chips cerebrales que podrían implantar o borrar recuerdos adquiere un tono un tanto siniestro dado que se está trabajando en “microchips comestibles de autenticación” y tatuajes electrónicos que pueden leer la mente de una persona.

La ex directora de DARPA y ahora ejecutiva de Google, Regina Dugan, dijo a una audiencia en la conferencia All Things D11 el año pasado, que el gigante de la tecnología está trabajando en un microchip dentro de una píldora que los usuarios podrían tragar con el fin de convertir la totalidad de su cuerpo en una señal de emisión para propósitos de identificación.

Fuentes: Natural News, Infowars, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: