Todos los cristianos veneran la Biblia porque contiene la palabra de Dios. Pero pocos saben por qué es así.

De hecho, la mayoría de los cristianos suponen que fue así desde Jesús; por lo menos es el supuesto que creen los protestantes al hablar de la “sola scriptura”.

Pero no fue así.

La biblia tal como la conocemos hoy data de los siglos IV y V.
.
Y tuvo realmente impacto, llegando a todos los fieles, a partir de la invención de la imprenta por Gutemberg.

Así que, ¿cómo se produjeron estos dos procesos?

 

DE LOS TEXTOS DE LOS JUDÍOS AL ANTIGUO TESTAMENTO

Para entender de donde proviene la Biblia, tenemos que saber un poco de historia.

En el siglo 1 dC Jesús y sus apóstoles viajaban por los campos y ciudades de Galilea y Judea.

Eran Judíos y usaban la Biblia judía. Lo que hoy llamamos “Antiguo Testamento”. Esto era todo lo que tenían en ese momento.

Pero una había una sola Biblia judía. De hecho, había tres.

Cada denominación judía de la línea principal tenía su propio canon bíblico de la Escritura que se consideraba autorizado.

 

La Torá – Estos fueron los primeros cinco libros de Moisés, escritos originalmente en hebreo.

Todos los Judíos consideran estos libros con autoridad.

Los saduceos limitaban su canon a sólo esos cinco libros.

Pero Jesús y sus apóstoles no estaban de acuerdo con este enfoque.

Son los cinco primeros libros de las biblias cristianas que se conocen bajo el nombre de Pentateuco.

 

El Tanaj – Este contenía los primeros cinco libros de Moisés, además de escritos de historia, salmos, poemas y profetas.

Algunos fueron escritos en hebreo, otros en arameo.

En general se considera que eran 24 libros, pero en total había alrededor de 39 libros.

Este era el canon de los fariseos.

Los escritos de los apóstoles nos permiten conocer que Jesús y sus seguidores estaban más de acuerdo con los fariseos que con los saduceos en este punto, y aceptaban este canon de las Escrituras como autoridad.

 

La Septuaginta – Esta tenía todos los libros mencionados anteriormente en el Tanaj, además de siete más, con un total de 46 libros, con ediciones más largas de los libros de Ester y Daniel.

La Septuaginta era una traducción griega del canon judío que tenía algunas adiciones que muchos Judíos consideraban autorizadas. Entre estos Judíos estaban Jesús y sus apóstoles.

 

Al examinar los escritos de los apóstoles, se hace evidente que aceptaban como autoridad tanto el Tanaj y la Septuaginta en igualdad de condiciones.

Esta es la razón por la que los Concilios de la Iglesia decretaron que el Antiguo Testamento tendría 46 libros, basados en el canon ampliado de la Septuaginta, además del canon corto de la Tanaj.

Los cristianos siempre han tenido 46 libros en su antiguo testamento hasta que Martin Lutero llegó en el siglo XVI y retira 7 libros del Antiguo Testamento, reduciendo el número de libros en el Antiguo Testamento cristiano a 39.

Hoy en día, los cristianos que siguen las enseñanzas de Martin Lutero tienen 39 libros en su Antiguo Testamento, mientras que como cristianos que siguen estrictamente a los apóstoles tienen 46 libros en su antiguo testamento.

¿Cuántos libros tiene tu Antiguo Testamento?

Si tiene 39 libros, la Biblia que usas tiene el modelo de las enseñanzas de Martín Lutero y los fariseos.

Si tiene 46 libros, la Biblia sigue el modelo de las enseñanzas de los apóstoles de Jesús y la Iglesia primitiva.

Icono del Concilio de Nicea

 

LA COMPOSICIÓN DEL NUEVO TESTAMENTO

Respecto al Nuevo Testamento todos los cristianos están de acuerdo. Hay exactamente 27 libros.

¿Cómo hicieron los primeros cristianos decidir sobre estos libros?

La respuesta requiere un poco más de conocimiento de la historia.

Desde la época de Jesús, hasta el final en el siglo IV (unos 300 años), los cristianos no tenían ningún Nuevo Testamento.

Lo que tenían era una serie de pergaminos que venían de la era apostólica.

Estos tenían mucho que ver con el lugar donde se encontraban. Los cristianos de cada área utilizaban un conjunto diferente.

Por lo tanto, el cristianismo primitivo no tenía ningún conjunto estandarizado de Nuevo Testamento.

En ese momento llegó un sacerdote dinámico y carismático nombre de Arrio. Él era presbítero en la Iglesia primitiva.

Rechazó la enseñanza común que Jesucristo era Dios, y en su lugar insistió en que no era más que el mayor de los profetas, que era totalmente humano, y no tenía características divinas.

Y comenzó a formular su propia lista de libros (canon) que sus seguidores utilizaron. Esto se conoce como el Canon Arriano.

El canon Arriano respaldaba las enseñanzas de Arrio de que Jesucristo no era divino.

Así que cuando la Iglesia primitiva se reunió en el Concilio de Nicea I (325 dC) para refutar Arrio y su herejía, se tomaron dos decisiones monumentales que cambiarían la historia del cristianismo para siempre.
.
La primera fue la creación del Credo de Nicea.

Este credo sería aprendido y recitado por todos los cristianos todos los domingos durante el resto de la historia.

El credo todavía se recita el día de hoy en todas las iglesias católicas, así como en las iglesias ortodoxas orientales, anglicanas, luteranas, y varias otras iglesias.

La segunda fue la decisión de estandarizar un Nuevo Testamento cristiano.
.
Fue basado enteramente en la tradición de los apóstoles, como todavía se enseñaba y era preservada por los obispos católicos de ese momento, con el fin de oponerse a las herejías de Arrianas.

Arrio

Por lo tanto se tomó la decisión de compilar el nuevo testamento que todos conocemos y usamos hoy en día.

Así que durante años se hizo un trabajo entre los obispos católicos para discernir los libros de la tradición apostólica.

En el año 367 dC, unos 40 años después del Concilio de Nicea, el obispo Atanasio de Alejandría, Egipto, compiló una lista de 27 libros, empezando por el Evangelio de San Mateo, y terminando con el Apocalipsis de San Juan (llamado también Libro de la Revelación).

Su trabajo fue una compilación de listas derivadas de otros obispos católicos de Europa, Asia occidental y África del Norte.

El obispo Atanasio era un feroz opositor del arrianismo, y era muy conocido en la región por mantener limpia su diócesis de la herejía arriana.

En los Sínodos de Roma, Hipona y Cartago (finales del siglo III), la lista de los 27 libros de Atanasio se adoptó como el Nuevo Testamento cristiano.

En el año 405 dC, el Papa San Inocencio I decretó que todos los cristianos ahora utilizarían esta lista de 27 libros como estándar universal del Nuevo Testamento cristiano.

Así que esa es la forma en que llegó a completar el Nuevo testamento de la Biblia.

Fue un trabajo incansable de los obispos católicos en el siglo IV y el decreto de un Papa a principios del siglo V.







El Antiguo Testamento se decidió desde el principio, por la prédica de los apóstoles, y no se decidió hasta finales del siglo IV, y confirmado por un Papa en el siglo V.

Este es el hecho histórico de cómo hemos llegado hasta la Biblia.

Así que si la Biblia no contiene ninguna herejía arriana, se puede agradecer al papa y los obispos de los siglos IV y V.

Éste fue sólo un paso que dio formalidad a la Biblia pero no la hizo popular.

Porque hasta el siglo XV las biblias se copiaban a mano, una a una, por monjes.

Y eran tan caras y escasas que los sacerdotes las tenían que encadenar a los atriles para que no desaparecieran.

Pero a mitad del siglo XV se produjo una invención que permitió popularizar la Biblia.

decoracion de la biblia de gutemberg

 

CÓMO LA IMPRENTA DE GUTEMBERG CAMBIÓ LA HISTORIA DEL CRISTIANISMO

La Biblia de Gutenberg fue el primer libro impreso en Europa Occidental mediante tipos móviles de metal y la introducción de la reproducción de texto masivamente.
.
Gutemberg popularizó el cristianismo más que ninguna otra persona en el mundo.

Desde la invención de la imprenta la Santa Biblia ha sido el libro más impreso en toda la historia, estimándose 6 mil millones de copias.

La humanidad comenzó la invención de la “escritura” en torno a 3300 aC. Se escribió sobre cañas de papiro en el delta del Nilo, hojas de palma, pergaminos de pieles de animales, y vitela de piel de becerro.

Los chinos desarrollaron el proceso de fabricación de papel a partir de pulpa de árbol o trapos.

prensa de gutemberg

A partir de 175 dC, durante la dinastía Han, los estudiosos chinos imprimen grabados en piedra de textos de Confucio sobre papel y calcos hechos con carbón vegetal.

Las letras de piedra levantadas se cubrían con tinta, una técnica que se extendió a otros países como Japón.

Con el uso de un método con bloques tallados de arcilla o madera durante la dinastía Tang, se creó en China lo que podría considerarse el primer libro “impreso” en el año 868 dC.

China introdujo la invención del “papel moneda” impreso durante la dinastía Song y lo extendió ampliamente durante la dinastía Yuan de Kublai Khan.

El número de caracteres chinos, sin embargo, más de 50.000, les impidió hacer más innovaciones con la impresión.

Corea, durante la dinastía Goryeo, inventó la imprenta de tipos móviles de metal, y en 1443 dC, el emperador de Corea Sejong el Grande introdujo un alfabeto de 24 letras han’gul que hizo práctica la impresión.

De modo que los artesanos chinos ya estaban presionando tinta sobre el papel en el siglo II dC, y por el año 800, se habían producido libros completos usando la impresión de bloque de madera.

Y tipos móviles fueron utilizados para crear el “Jikji”, una colección de enseñanzas budistas Zen que se publicó por primera vez en 1377, unos 75 años antes de Johannes Gutenberg comenzara a producir su Biblias en Alemania.

estatua de gutemberg con biblia en la mano

 

Y APARECIÓ GUTEMBERG

Casi en el mismo tiempo histórico, en el otro lado del mundo, Johannes Gutenberg inventó la imprenta de tipos móviles de metal “occidental”.

Los expertos citan a menudo 23 de febrero 1455 como la fecha de publicación original de la “Biblia de Gutenberg”, el primer libro producido en masa en Europa.

Antes los libros tenían que ser previamente copiados laboriosamente a mano, sin embargo, sólo medio siglo después, la Biblia de Gutenberg se convirtió en éxito de ventas con millones de diferentes volúmenes en las prensas s toda Europa.

La Biblia fue así una de las primeras obras realizadas utilizando el tipo metálico móvil, un sistema de letras individuales que podían reorganizarse y volver a utilizar durante la impresión.

Su popularidad se marcó una revolución global de la palabra escrita.

Los historiadores han estimado que se produjeron alrededor de 180 copias de la Biblia durante la primera década de 1450.

Esto puede parecer minúsculo, pero en ese momento no había más que 30.000 libros en toda Europa.

La mayoría de las Biblias de Gutenberg contenía 1286 páginas encuadernadas en dos volúmenes, sin embargo, casi no hay dos exactamente iguales.

De los 180 ejemplares, 135 fueron impresos en papel, mientras que el resto se realizaron mediante vitela, un pergamino hecho de piel de becerro.

Debido al considerable peso de los volúmenes se ha estimado que se necesitan unas 170 pieles de becerro para producir sólo una Biblia de Gutenberg de vitela.

Las 180 biblias que imprimió Gutemberg también varían en su grado de tipografía y la decoración.

letras de la biblia de gutembergk

 

EL PRECIO DEL ÉXITO

Por desgracia para Gutenberg, Johann Fust le había prestado 8.000 florines, lo demandó en la corte en 1456 y le quitó la imprenta, dejando a Gutenberg en quiebra.

Gutenberg se reinició con una imprenta más pequeña, y participó en la impresión de Biblias en la ciudad de Bamberg.

Johannes Gutenberg ha sido llamado la figura más influyente del último milenio, sin embargo, se erige como uno de los grandes signos de interrogación de la historia.

Los estudiosos no saben cuándo nació, si se casó ni si tuvo hijos, donde está enterrado, o incluso cuál era su apariencia física.

Casi toda la información sobre Gutenberg provienen de documentos legales y financieros, y éstos indican que la impresión de la Biblia fue un asunto particularmente tumultuosa y que ni significó ganancias para él.

imprenta del siglo xv

 

EL EVENTO MÁS IMPORTANTE DE LA ÉPOCA MODERNA PARA EL CRISTIANISMO

El invento de Gutenberg fue considerado como el evento más importante de la época moderna.
.
Ya que comenzó una revolución de la imprenta que influyó significativamente en el Renacimiento, la Reforma, el siglo de las luces de Europa, y la revolución científica.

Desde la invención de la imprenta a mediados de 1400 la Santa Biblia ha sido el libro más impreso en toda la historia del mundo, en un estimado de 6 mil millones de copias.

En marzo de 1455, el futuro Papa Pío II escribió en una carta al cardenal Carvajal:

“Todo lo que se ha escrito acerca de ese hombre maravilloso que he visto en Frankfurt es cierto. No he visto Biblias completas, sino una serie de cuadernillos de diversos libros de la Biblia. El tipo era muy claro y legible, no es en absoluto difícil de seguir, su gracia sería capaz de leerlo sin esfuerzo, y de hecho sin gafas”.

Victor Hugo escribió en “El jorobado de Notre Dame”, 1831, libro 5:

El siglo XV cambia todo. El pensamiento humano descubre un modo de perpetuarse… Las letras de plomo de Gutenberg… reemplazan las letras de piedra de Orfeo… La invención de la imprenta es el acontecimiento más grande de la historia. Es la madre de la revolución…”

Victor Hugo continuó:

“Ya se trate de la Providencia o el Destino, Gutenberg es el precursor de Lutero”.

En “Un vagabundo en el extranjero”, en 1880, Mark Twain escribió:

“Hicimos un pequeño alto en Frankfort… Me hubiera gustado visitar el lugar de nacimiento de Gutenberg, pero… no se ha mantenido información de la casa”.

Napoleón introdujo la imprenta en Egipto cuando invadió en 1798.

Franklin D. Roosevelt declaró en 1935:

“El cuarto centenario de la impresión de la primera Biblia Inglés es un evento de gran importancia… La influencia del más grande de los libros… afectó en gran medida el progreso de la civilización cristiana…







Este libro sigue manteniendo su lugar indiscutido como el más querido, el más citado y el más universalmente leído y meditado de todos los libro… Se sigue manteniendo su lugar supremo como el Libro de los libros…”

Roovelt llegó a la conclusión:

No podemos leer la historia de nuestro surgimiento y desarrollo como nación, sin contar el lugar que la Biblia ha ocupado en la formación de los avances de la República”

biblia de gutemberg en new york

El 12 de agosto de 1993, el Papa Juan Pablo II dio un raro ejemplar de la Biblia de Gutenberg al presidente Bill Clinton en la Universidad de Regis de Denver.

De las cerca de 180 copias impresas originales de la Biblia de Gutenberg, 49 todavía existen en colecciones de bibliotecas, museos y universidades.

Menos de la mitad están completas, y algunas sólo consisten de un solo volumen o incluso unas pocas páginas dispersas.

Alemania tiene la pretensión de poseer más cantidad de Biblias de Gutenberg con 14, mientras que Estados Unidos tiene 10.

La última venta de una completa Biblia de Gutenberg tuvo lugar en 1978, cuando una copia fue pagada 2,2 millones de dólares.

Mientras que un volumen solitario se vendió por 5,4 millones en 1987.

Y los expertos ahora no están de acuerdo. Algunos estiman que ahora una copia completa podría alcanzar 35 millones en la subasta pero otros, que podría superar los 100 millones.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: