La santa Madre Teresa era una operadora mundial en serio.

Tenía grandes metas como consagrar a Rusia y logró enviar a dos sacerdotes de incógnitos a consagrarla dentro del Kremlin. Mira aquí la Historia.

Quería instalar a sus Hermanas de la Caridad en China y luego de muchos esfuerzos pudo abrir la puerta.

Y su fama de operadora era tan fuerte que incluso fue llamada de la Albania comunista para hacer una oración de liberación ante ataques demoníacos

estatua de la madre teresa de calcuta

En este artículo trataremos estas últimas dos operaciones.

Ella tenía un arma infalible, su rosario la famosa Flying Novena, que puedes leer aquí.

madre teresa orando

 

UNA ORACIÓN DE LIBERACIÓN EN LA TUMBA DEL DICTADOR DE ALBANIA

El dictador Enver Hoxha de Albania murió el 11 de abril de 1985.

Pero el régimen persistió y llevó a los soldados a la construcción de búnkeres, túneles y trincheras para defender la tierra de los supuestos enemigos.

La historia que relata Alessandra Nucci de La Nouva Bussola Quotidiana toma como informante a un amigo que estaba escribiendo sobre Pjetr Arbnori.

Que fue héroe de Albania, católico, apodado “el Mandela de los Balcanes”, que sobrevivió casi 29 años de prisión en el gulag.

Cuenta esta persona que un día llegó al departamento un soldado que había sido expulsado de la Guardia de la República.

Era el más prestigioso cuerpo de ejército, compuesto de hombres escogidos y de confianza.

Todos tenían miedo de que fuera un espía así que estaban con cuidado con él.

Pero un día, en la mesa de la cena se decidió a preguntarle: “¿Qué has hecho mal a terminar aquí?”.

Él respondió: “Tuve una pelea con otro soldado y me enviaron aquí”.

Pero lo más sorprendente fue lo que siguió

“Pero tengo la suerte.
.
Nadie puede entender lo que significa estar de guardia durante la noche en la tumba de Enver Hoxha.
.
Hay ruido, agitación, llanto, son como los gemidos que se elevan desde el abismo.
.
Es una la tortura.
.
Tengo más de 20 compañeros de mi grupo que terminaron en un centro psiquiátrico.
.
Aquí se trabaja un poco más, pero no me siento en el infierno”

Los demás no le siguieron haciendo preguntas porque estaban en plena dictadura y hablar de estas cosas podría ser peligroso.

Algunos años más tarde, en 1989, para sorpresa de todos, llega a la Albania comunista la Madre Teresa de Calcuta.

La sorpresa fue grande, porque antes nunca había sido autorizada a entrar en el país, aunque allí estaban las tumbas de su madre y su hermana.

Si el sistema se había visto obligado a nombrarla cuando se le concedió el Premio Nobel de diez años antes, fue sólo por razones internacionales.

Enver Hoxha, dictador de Albania

Enver Hoxha, dictador de Albania

En 1989, sin embargo, de repente allí está.
.
Y va a su encuentro en el aeropuerto nada menos que la viuda de Enver Hoxha, Nexhmije Hoxha.
.
Que la conduce directamente a la tumba del dictador.

Esta visita parecía un homenaje al dictador y fue visita como un golpe tremendo para los fieles, la gente estaba horrorizada.

¿Es posible que la Madre Teresa hubiera usado su prestigio para recordar al fallecido dictador?

La televisión presentó que la parada de la Madre Teresa en la tumba era una forma de mostrar a la gente su respeto por el gran hombre de Estado desaparecido.

Pero no fue así.

La verdadera razón la conoció este informante cuatro años más tarde, en 1993.

Cuando conoció a un cura kosovar que ese día había acompañado a Madre Teresa en su viaje de retorno a Albania.

Éste confirmó la enigmática charla anterior con el soldado de la Guardia de la República.

Le dijo que la visita había sido solicitada por Nexhmije Hoxha, porque le daba vergüenza el llanto y el temblor de la tierra que venía de la tumba de su esposo.

Por lo tanto, había dado instrucciones a Ylli Popa, uno de los hombres más leales del régimen, y traductor de Hoxha, para mandar una carta a la Madre Teresa.

En ella le pidió que fuera a rezar a la tumba de su marido para conseguir la paz.
.
Para que no se oyeran más gritos y no temblara más la tierra.

Así ese mismo día que llegó la Madre Teresa estuvo orando mucho ante la tumba de Hoxha.

Y el régimen dejó la puerta abierta para que ella regresara cuando lo deseara.

poster de la madre teresa de calcuta fondo

¿Fue contestada la oración de Santa Teresa de Calcuta?

¿Los ruidos aterradores alrededor de la tumba de Hoxha dejaron de estar?

El cura dijo que la Madre Teresa pasó mucho tiempo en la tumba, y luego volvió la calma, no se sintió nada.

Ese día la Madre Teresa pudo visitar por primera vez la tumba de su madre y su hermana, que murieron en Albania en 1971 y en 1974.

Pero lo más increíble de la historia no termina ahí.

El cura le dijo al informante que a la Madre Teresa, antes de irse, se le permitió reunirse con otros creyentes en una casa, donde era posible celebrar misa.

Mientras estaban orando en cierto momento una fuerza misteriosa, como una mano invisible, levantó en el aire a la Madre Teresa y luego la arrojó lejos.
.
A partir de ahí comenzaron sus problemas de corazón, que continuaron y causaron su muerte en 1997.
.
También fue ‘infectada’ en otro sentido, sufriendo un acoso diabólico que le exigió, unos meses antes de su muerte, que se sometiera a un exorcismo.

¿Secuelas de su oración en la tumba de Enver Hoxha? Posiblemente sí.

madre teresa de calcuta

 

LA LARGA OPERACIÓN EN CHINA

Según el padre John Worthley, que asesoró a la santa en sus relaciones con el mundo chino, Santa Teresa hizo muchos esfuerzo por instalarse en China.

Esto lo cuenta Victor Gaetan para NCRegister.

Las tres visitas de la Madre Teresa a China fueron experiencias “desgarradoras”.
.
Ya que le negaron sucesivamente permiso para iniciar el trabajo, a pesar de un terreno bien preparado en Beijing (1985), Shanghai (1993) y Hainan (1994).

“La reconciliación entre China y la Iglesia universal era un sueño de la Madre Teresa, y se sacrificó por ella”, dijo el padre Worthley, quien describió sus tres decepciones como “sacrificios sagrados”.

Bajo el liderazgo de Deng Xiaoping, muchas iglesias se volvieron a abrir, y la nueva constitución de 1982 protegía las “actividades religiosas normales”.

Mientras tanto, el hijo mayor de Deng, Deng Pufang, estaba en el proceso de iniciar una asociación nacional para los discapacitados, un grupo ignorado durante la Revolución Cultural de 1966-76.

Como parapléjico en silla de ruedas – lesionado cuando los guardias rojos de Mao lo arrojaron desde una ventana de un tercer piso en la Universidad de Pekín en 1968 – el hijo del líder estaba especialmente dedicado a esta causa.

Deng Pufang escribió a la Madre Teresa después de haber ganado el Premio Nobel de la Paz en 1979, y la invitó a Beijing para aprender de ella.

Según el padre Worthley, “la madre pensó que esto era una invitación a abrir una casa”.

Durante su visita de cuatro días a Beijing en enero de 1985, la santa visitó un hogar de ancianos y una fábrica que empleaba a personas con discapacidad.

Asistió a misa y se reunió con Liu Bainian, presidente de la Asociación Patriótica Católica China, órgano de gobierno que maneja la Iglesia Oficial.

Con Deng Pufang, se enfrentaron con suavidad sobre Dios y el ateísmo.

Y más tarde dijo que estaba feliz de ver el nombre de Dios publicado en los periódicos chinos, como resultado de sus intercambios con los funcionarios comunistas.

Cuando ella expresó su deseo de llevar  a las Misioneras de la Caridad a China, Deng Pufang sugirió que necesitaría la aprobación del gobierno.
.
Más tarde, dijo que el tiempo no era propicio.

Deng Pufang

Deng Pufang

Luego, en octubre de 1993 la santa de la Iglesia se embarcó en un viaje de alto perfil a Shanghai y Pekín, con un visado de un mes, declarando “Tengo que ir a China; el Santo Padre quiere que vaya”.

Los medios de comunicación especularon sobre la posibilidad de que ella estuviera avanzando sobre una posible visita de San Juan Pablo II.

Pero su principal objetivo era, una vez más, plantar las casas de las Misioneras de la Caridad.

El embajador chino en la India había visitado un hogar de las Misioneras de la Caridad para los moribundos en Nueva Delhi, con la promesa de ayudar a ganar el acceso a China.

El plan de la madre fue a visitar Shanghai en primer lugar, por respeto al obispo jesuita Aloysius Jin Luxian, un poderoso, aunque controvertido líder de la Iglesia, que fue encarcelado desde 1955 hasta 1973 por negarse a ceder ante el Partido Comunista.

Pero en 1985 aceptó una propuesta del gobierno para servir como obispo de Shanghai, sin la aprobación del Vaticano, diciendo que era la única manera de reconstruir la Iglesia.

Veinte años más tarde se reconcilió con la Santa Sede.

La Madre Teresa llegó a Shanghai con la hermana Nirmala (sucesora de la santa en 1997), su capellán (un americano), Bill Petrie, su hermana Ene Petrie (co-productora de la película Madre Teresa) y 13 cajas de artículos requeridos para el centro de las Misioneras de la Caridad.
.
No había funcionarios en el aeropuerto para reunirse con ellos a su llegada: una muy mala señal.

niños de Calcuta con retrato de la Madre Teresa

Las cajas no pudieron ser abiertas.

“Me dijeron más tarde por funcionarios que ese protocolo requiere entrar en China primero a través de Beijing.

Su entrada a través de Shanghai ha sido visto por la línea dura como una socavación sutil del gobierno, explica el padre Worthley.

Al obispo Aloysius Jin Luxian (1916-2013) se le permitió llevarla a la basílica Sheshan al día siguiente, en la que habló a unos 250 seminaristas.

Pero las Misioneras de la Caridad todavía no eran bienvenidas.

Con ganas de ayudar a la Madre Teresa, su equipo se centró en Hainan, al sur, la provincia más pequeña del país en el Mar del Sur de China.

Deng Xiaoping había designado la provincia basada en islas como una zona de libre comercio, por lo que es un lugar aparentemente más flexible.

Hubo numerosas visitas y consultas entre la Asociación de discapacitados de la provincia de Hainan y el grupo de Deng Pufang.

Y las Misioneras de la Caridad recibieron una invitación oficial de las autoridades locales para que sus hermanas trabajaran con el Centro de Asistencia Social Haikou, en la capital provincial, al cuidado de niños huérfanos y discapacitados.

La Madre Teresa llegó así a Hong Kong en marzo de 1994, con cuatro hermanas que esperaban reubicarse en Haikou.
.
Pero solo unas pocas horas antes de su salida a Hainan, el viaje fue cancelado.

Le dijeron a la madre que su entrada estaba cerrada.

“Los amigos y los funcionarios de Hainan quedaron confundidos y devastados”, recordó el padre Worthley.

“La madre tenía el corazón roto”.

“Después nos enteramos que, una vez más, la línea dura, tanto en Pekín como del Vaticano habían prevalecido en el último minuto.

La Madre había estado segura de que esto fue a último momento”.

Tres años más tarde, en una conferencia de prensa anunciando a su sucesora, la madre describió su propia tarea principal de la creación de una misión de China.

Esa responsabilidad no cubierta la acompañó desde 1993 hasta su muerte.

Nuestra Señora de Sheshan

Nuestra Señora de Sheshan

Oculta en un bolsillo de su sari, la Madre Teresa mantuvo una pequeña imagen de la Virgen de Sheshan, un regalo del obispo Jin.

Pero tras la beatificación de la Madre Teresa en 2003, la laica católica Li Baofu, una mujer de negocios exitosa, fundó la Asociación Evangélica de la Madre Teresa, con un  fuerte crecimiento en las parroquias.

Para el año 2010, el grupo funcionaba de manera más formal a nivel de Iglesia, centrada en la provincia de Hebei, históricamente católica.

Donde muchas familias tienen sus raíces religiosas por los jesuitas que llegaron a China hace cientos de años.

Hoy en día, el movimiento se ha extendido a tres provincias y cuenta con unos 16.000 miembros.

Ella dijo que a muchas seguidoras de la Tercera Orden les gustaría tomar los votos, pero hay que esperar su reconocimiento.

Las operaciones de la Madre Teresa en China, como se ve, aún siguen vigentes, después de su muerte.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: