Reglas básicas que deberías aplicar cuando te llega un Mensaje de un supuesto Vidente.

En raras ocasiones Dios, o la Virgen María le habla a un alma directamente con visiones o palabras.

Lo que también se conoce como “revelación extra bíblica privada”.

Porque lo típico es que hablen directamente a nuestra alma discretamente a través de pensamientos, deseos, por medio de otra persona u otras señales externas.

Videntes de Fatima

Pero ciertas almas privilegiadas tienen una relación íntima con Dios o la Virgen María, y Ellos les comparten muchas gracias especiales.
.
Los ejemplos más conocidos de revelaciones extrabíblicas son aquellas visiones concedidas a Santa Faustina Kowalska, Santa Margarita María Alacoque, y St. Bernadette Soubirous, los pastorcitos de Fátima, por nombrar algunas.

Todas ellas han sido confirmadas como auténticas revelaciones extra bíblicas.

Y aún así, los fieles son libres de creer y obtener beneficio espiritual de ellas, pero no están obligados a hacerlo.

Sin embargo, no todas las revelaciones extra bíblicas y privadas, que son estudiadas por la Iglesia son aprobadas.

Porque algunas son consideradas como el fruto de un espíritu humano (procedente de los pensamientos de la persona en cuestión) o de un espíritu diabólico (procedente de un demonio que aparece en la forma de un ángel, como un lobo con piel de cordero).

Y aún en la mayoría de los casos ni el vidente ni la Iglesia muestran interés en que se investiguen, con lo cual la aparición y su mensaje queda en la esfera personal.

La inmensa mayoría de las apariciones y mensajes son de este último tipo.

No obstante hay un tema también a considerar. La Iglesia diferencia dos estados de no aprobación de las apariciones:

-“no consta su sobrenaturalidad”, y

-“consta su no sobrenaturalidad”.

Este último estado implica realmente un rechazo, pero el anterior no.

Al decir que “no consta su sobrenaturalidad” la Iglesia quiere decir que con los datos actuales que posee no puede afirmar que es ‘sobrenatural’ o que es ‘no sobrenatural’.

Por lo tanto se puede hablar libremente de ellas, como por ejemplo es el caso de las apariciones de Garabandal.

Puedes repasar estos artículos sobre cuáles son los criterios de autenticidad de los mensajes para los expertos:

Videntes de Medjugorje

 

6 SEÑALES RÁPIDAS DE LA VERACIDAD DE UNA APARICIÓN

La mayoría de los estudios que se pueden hacer sobre la exégesis de los mensajes, los videntes y la circunstancia de recepción de los mensajes no están al alcance de la mayoría de nosotros.

Pero podemos tener algunas señales rápidas que nos pueden dar una idea inicial si una revelación privada es de origen divino.

Aunque siempre hay que tener en cuenta que la Iglesia tiene la última palabra y que siempre se debe respetar sus decisiones.

El tema para discernir las verdaderas revelaciones de las falsas es un tema tan complejo como vital en los últimos tiempos que estamos viviendo, porque Jesús nos alerta que vendrán falsos profetas, ver Mateo 24 y 2 Corintios 11:13-15.

Estos tiempos se caracterizarán por el caos y la desinformación, donde será cada vez más difícil distinguir lo verdadero de lo falso.

Y donde el maligno desatará toda su astucia para confundirnos, y que perdamos el equilibrio y nuestra capacidad de ver las cosas en su justa dimensión.

Esto se ve agravado por el furioso ataque que el maligno está haciendo a los Obispos y sacerdotes, buscando su apostasía y nublandoles su razonamiento.

Y la verdad que está teniendo bastante éxito a juzgar por las cosas que se están viendo.

Repasemos los 5 puntos que debemos estudiar para tener una idea general de la autenticidad divina de una aparición o mensaje.

Videntes de Garabandal

 

1 – QUIÉN ES EL VIDENTE

Estos tiempos de desinformación están produciendo un criterio popular perverso para otorgar credibilidad a las apariciones, que se basa en juzgar lo que se dice sin importar quien lo dice.

Es así que pululan en internet mensajes de videntes sin siquiera identificar qué vidente lo recibió.

Mensajes de videntes que ocultan su identidad directamente.

Y en el mejor de los casos, videntes que sólo son un nombre y los demás detalles permanecen ocultos.

Entonces el criterio usado profanamente es que si te gusta lo que dice, si se alinea con lo que tú piensas, entonces es verdadero.

En cambio si no está de acuerdo con tus juicios y prejuicios, entonces es falso.

Se trata en definitiva de una atribución de veracidad con un criterio político, viejo criterio que el refrán popular inmortalizó a través de la definición de quien es una persona razonable: ‘razonable es una persona que razona como uno’.

Este es un terrible error que permite al enemigo moverse como pez en el agua dentro del pueblo de Dios, destacando unos mensajes sobre otros e incluso produciéndolos.

Tanto los estudiosos de las apariciones como la Iglesia Católica sin embargo ponen énfasis en el vidente y la circunstancia en que recibe el mensaje.

Porque es imposible que una persona, leyendo un mensaje, pueda determinar si el mensaje es de origen sobrenatural, de origen humano (dibujado en un escritorio) o generado por el maligno.

Este criterio de análisis – sobre el cual no hay dos opiniones por parte de los expertos -, lo han visto actuar quienes han seguido las investigaciones que se han realizado sobre las apariciones de Medjugorje.

Mientras el análisis del contenido de los mensajes se ha limitado a cotejarlo con la revelación bíblica para comprobar si hay desviaciones que la contradigan, la mayoría de los exámenes se han realizado sobre los videntes.

Se rastreó sus vidas, sus intereses, sus motivaciones, su psicología, su estabilidad emocional, y especialmente la forma en que reciben los mensajes mediante estudios sofisticados de sus cambios físicos y del entorno en ese momento.

No obstante hemos leído que algunos hermanos aducen que han sentido una sensación especial cuando han leído estos mensajes innominados (de los que se conoce nada o poco del vidente).

O gracias especiales o se cumplió alguna profecía proclamada en ellos, lo cual es discutible.

Respecto a la sensación sensible de que ahí está hablando Dios debemos decir que es algo puramente subjetivo y no necesariamente un signo de Su presencia.

Muchas personas, quizás la mayoría, no experimentan sensiblemente nada especial cuando concurren a los lugares de innegables apariciones famosas como Lourdes y Fátima, y no por esto van a dejar de creer en ellas.

Respecto a las gracias especiales recibidas concurriendo a lugares de apariciones ‘sospechosas’ o por rezarle a ellas, hay que considerar que María y Jesús contestan todas las peticiones, independientemente del lugar donde sean hechas.

Y es más, aún allí donde está actuando el maligno, ahí está también la presencia permanente de Ellos tratando de encauzar almas.

De la misma forma que en los lugares de apariciones marianas actúa fuertemente el maligno también.

Y respecto al cumplimiento de una profecía proclamada la casuística es mucha, así que habría que analizar cada caso en particular.

No obstante, hay que considerar que algunas profecías no son más que predicciones humanas o ejercicios de extrapolación del comportamiento de las variables a futuro, como por ejemplo se puede hacer con la economía o con el pronóstico meteorológico.

Y también hay que tener en cuenta que el maligno puede anticipar [por análisis] ciertas áreas del futuro y/o operar para que se concreten sus profecías.

Adelaide Roncalli vidente de Ghiaie de Bonate

 

2 – LA OBEDIENCIA DEL VIDENTE

El sello distintivo de cualquier revelación privada es que el vidente es obediente a sus superiores.

Esto podría ser a un obispo local, el Papa o su superior religioso.

El Padre Pío, que experimentó muchas gracias de Dios, sino que también recibió sanciones injustas de su obispo local dijo al respecto y su superior:

“La voluntad del obispo es la voluntad de Dios”.

Santa Faustina agregó que,







“Satanás incluso puede vestirse con un manto de humildad, pero no sabe cómo llevar el manto de la obediencia”, (Diario, 939).

Quizás no nos guste el juicio de un obispo y, a menudo hemos visto que un obispo pone sanciones a las revelaciones privadas, que luego son levantadas por el mismo o por un sucesor (como en el caso del Diario de Santa Faustina).

Y si no es el caso, crece en la opinión del Pueblo de Dios el criterio de su autenticidad.

Sin embargo, en el momento, Dios nos pide obedecer a la autoridad dada en la Iglesia y de respetar sus decisiones.

Dios nos recompensará por nuestra obediencia.

No obstante en el momento actual este criterio tiene dificultades para ser cumplido por la apostasía de Obispos que hemos mencionado.

De modo que no está demás también investigar quien es el Obispo, cual es su actitud general hacia las apariciones, cual es su apego a la doctrina de los apóstoles, cual es su estado de vida, que tan profundamente ha estudiado esta aparición.

Vidente Edson Glauber de Itapiranga

 

3 – LA HUMILDAD DEL VIDENTE

El tercer signo seguro para buscar es ver si el vidente es una persona humilde y que no busca ninguna fama o dinero por las visiones.

Desde el principio de los tiempos Dios escogió usar comunicadores humanos que fueran gente intrascendente, de lugares lejanos en lugar de grandes personalidades de las naciones poderosas.

La Santísima Virgen María es el ejemplo perfecto de esto porque ella era una pobre campesina de una ciudad ignota que estaba bajo la ocupación romana.

Incluso si se mira las apariciones de Fátima y Lourdes, se ve que Dios escogió a niños pequeños, que no tenían absolutamente ningún poder o riqueza en este mundo.

Más aún, los niños no obtuvieron ninguna recompensa monetaria por sus visiones, sino que fueron muy fuertemente perseguidos y despreciados por su comunidad.

Las visiones a menudo no obtienen mucha atención episcopal hasta después de la muerte del vidente.

Este es especialmente el caso en la única aparición mariana aprobada en los Estados Unidos, que sucedió en un pequeño pueblo en Wisconsin, que era prácticamente desconocido para el mundo hasta que fue aprobada recientemente.

Sobre todo cuando se trata de revelaciones privadas, debemos recordar que Dios elige a los pequeños instrumentos débiles para hacer grandes cosas.

Sus nombres no pueden ser reconocidos en todo el mundo mientras están vivos, pero después se nos muestra que son capaces de ver la obra de Dios en sus vidas y cómo Dios los utiliza para cambiar el mundo.

Videntes de Nuestra Señora de la Oración

 

4 – LOS MENSAJES NO AÑADEN NI RESTAN A LA REVELACIÓN DIVINA

La cuarta señal a buscar es ver si la revelación privada suma o resta (o trata de corregir) una verdad de fe que ha sido transmitida por el Magisterio de la Iglesia.

En esto va de suyo si los mensajes y las circunstancias de las visiones tiene errores teológicos; es una premisa básica diríamos.

Las revelaciones extra bíblicas y privadas no tienen el propósito de añadir o restar lo que ya ha sido revelado por Dios (CIC 67).

Están ordenadas para ayudar a los fieles que se adhieran a Dios en un punto específico en la historia.

Las revelaciones privadas auténticas no revelan nada teológicamente nuevo o tratan de corregir algo que la Iglesia ha enseñado desde el principio, sino que lo pueden profundizar.

A menudo ayudan a clarificar o poner especial énfasis en un atributo particular de Dios (como la Divina Misericordia de Dios), pero nunca es nada nuevo.

Siempre debemos tener cuidado con esas revelaciones privadas que enseñan algo contrario a lo que la Iglesia siempre ha enseñado.

Por ejemplo que tienen algún tipo de conocimiento “especial” que sólo fue revelado a ellos por ejemplo, la fecha exacta de la Fin del Mundo o que la Misa en latín es la única Misa válida que se puede celebrar.

Videntes de Heede

 

5 – LA CONCORDANCIA CON OTRAS APARICIONES MARIANAS

Hasta ahora las apariciones marianas han tenido dos líneas principales.

La primera línea son las apariciones que tienen como motivo intervenir en un lugar y situación en concreto.

Como por ejemplo cuando se aparece para pedir que se construya un templo en su honor, o para hacer cesar una peste o defender un pueblo o prevenir de alguna catástrofe.

En este caso los mensajes son únicos a un vidente o a un grupo.

La otra línea son las apariciones que dan mensajes a la humanidad.

En cuyo caso María y Jesús utilizan el criterio de la redundancia y los eventos que se profetizan en ellos no son inmediatos sino bien lejanos al primer aviso.

Los tiempos que maneja Dios no son los tiempo humanos, y para Dios todo está ante sus ojos, no hay pasado ni futuro, Él conoce todo.

De modo que puede planificar a largo plazo porque no habrá ningún hecho que escape a su previsión y lo tome por sorpresa.

Es así que podemos rastrear el pedido de conversión a la humanidad y las consecuencias de no hacerlo, o sea el castigo.

En un cordón umbilical que comienza en el siglo XIX con las apariciones de la Medalla Milagrosa y se va especificando en las apariciones de Fátima, que produce una profecía precisa.

La cual puede rastrearse a través de las apariciones de La Señora de Todos los Pueblos, Akita, Garabandal y Medjugorje, en todas es el mismo mensaje y el mismo tono.

De modo que si aparece un tono distinto sobre este tipo de mensajes deberíamos esperar la confirmación de otras apariciones, antes de atribuir credibilidad a la novedad dicha en una sola aparición.

Videntes de la Aparición de Heroldsbach

 

6 – LOS FRUTOS DE LA APARICIÓN

Esto se basa en el criterio impuesto por Jesús de que “por sus frutos lo conoceréis”.

Malas plantas producen frutos malos y buenas plantas producen frutos buenos.

¿Y que son los frutos buenos?

Podemos contabilizar entre ellos:

– las conversiones

– las vocaciones sacerdotales

– el ambiente favorable para profundizar en los sacramentos, especialmente el de la reconciliación

– el florecimiento de la sana doctrina de los apóstoles

– las obras… 

No obstante este criterio debe ser evaluado junto con los otros criterios, porque ya hemos dicho que donde está el Cielo operando también lo esta el maligno y viceversa.







Pero no es menos cierto que si los frutos son la absoluta mayoría, entonces la posibilidad que se trate de una falsa aparición disminuye. 

 

Naturalmente estos 6 criterios que hemos planteado funcionan juntos, no es que si una supuesta aparición cumple a la perfección uno de los criterios le exime del resto.

Y además, está en la tapa del libro como decimos los latinoamericanos o está escrito en la pared como dicen los norteamericanos, que es una aberración y una perversión atribuir credibilidad a ciegas a un mensaje sin evaluar la fuente, o sea el pedigree del vidente.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: