En 1064, los hermanos normandos Roberto Guiscard y Roger I sitiaban Palermo.

la que se encontraba bajo dominio árabe.

Pero especies de tarántulas plagaban su campamento.

MADONNA-DEI-RIMEDI

La Virgen apareció a Roger y le aconsejó encender un fuego.
.
Así lo hizo y la peste terminó, pero tuvo que abandonar el sitio.

Cuando los normandos finalmente tomaron Palermo en 1072, Roger construyó un oratorio dedicado a Santa Maria de los Remedios.
.
En 1610, un monasterio de Carmelitas fue construido en el sitio y, en 1625, una nueva y espléndida iglesia dedicada a la Madonna de los Remedios.

Con la supresión de las órdenes religiosas durante la unificación de Italia, la iglesia y el monasterio fueron cerrados en 1866.

La reconstrucción comenzó en 1948, y la nueva iglesia fue bendecida 15 de octubre 1949.

El 26 de febrero 1950 el cardenal Ernesto Ruffini le dio la estatua de la Virgen en mármol; es una obra de la escuela de Antonello Gagini, el escultor más importante del renacimiento siciliano.

La estatua de la Virgen de los Remedios fue coronada canónicamente el 16 de julio de 1951.

Su fiesta se celebra la Natividad de María, 8 de septiembre.

 

LA APARICIÓN DE LA VIRGEN A ROGER

Roger I de los normandos, conquistó con su hermano Roberto Guiscard la Calabria y a mediados de siglo XI se mueve decididamente a Sicilia, durante dos siglos en poder de los sarracenos.

La victoria le acompaña en todas partes, y paso a paso se acerca a Palermo sostenida firmemente por los árabes.

ns de los remedios de palermo

Durante el asedio largo y difícil, en los campamentos de los Normandos se difunde una terrible enfermedad, causada por insectos venenosos (una especie de arañas).
.
Fueron probados inútilmente todos los recursos humanos, el pío Roger se vuelve a la Madonna.
.
Esta se le aparece y le dice que encienda un fuego en los campamentos. La enfermedad desaparece (1064).

En 1072 Roger entra en Palermo y erige un oratorio a la Virgen, con la inscripción: “A la Madre de Dios y de misericordia” con el título de “Remedio de Santa María, que más tarde se convirtió en “Nuestra Señora de los Remedios”.

 

LA CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO TEMPLO

A principios de 1600 fue virrey de Sicilia, don Fernando Paceco, Duque de Villena.

En un momento de gran angustia trajo de Roma a un gran amigo y consejero, el reverendo P. Domingo de Jesús María, de la Orden de los Carmelitas Descalzos, y fue tan reconfortante que ofrece al reverendo Padre una “fundación”.

Y así, en los años 1610-1611 se inició el nuevo monasterio, donde una vez estuvo “Nuestra Señora de los Remedios”.







800px-Chiesa_carmelitani_palermo

Pronto, sin embargo, llegó el sucesor de Villena, D. Pedro Girón, Duque de Osuna, que se mostró contrario a la Fundación en ese lugar “por razones militares”, y estaba decidido a expulsar a los monjes, que esperaban con confianza la salvación de la Madonna.

Entonces, el Virrey tuvo una visión o revelación con palabras muy claras:
.
“¿Por qué acosan a mis hijos y quieren sacarlos de un lugar dedicado a mí? ¿No es suficiente defender su palacio y la ciudad del enemigo?”

Desde entonces el Virrey se convierte en generoso benefactor del monasterio y el templo, que fue construido grande y majestuoso, precisamente en el estilo renacimiento siciliano propio del 600, y fue inaugurado con toda solemnidad en 1625 bajo el título de “Nuestra Señora de los Remedios.

 

LAS VICISITUDES POSTERIORES Y LA RECONSTRUCCIÓN

Por más de 200 años, el templo tuvo próspera vida: hasta el momento de la revolución de las ideas y las instituciones a la mitad (de 800).
.
En 1860, Garibaldi entró triunfalmente en Palermo, y el monasterio fue invadido por las tropas de nuevo, sustituyendo a los reyes Borbones.

interior de la iglesia de la madonna dei remedi

En 1866, con la unidad de Italia, un decreto de supresión de las órdenes religiosas y los monjes llevó a que se apagara la lámpara del templo.

El lugar fue utilizado como deposito, como dormitorio, un granero …

Pinturas, altares, muebles, etc. todo fue eliminado, todo profanado. Así por 89 años.

En 1948 y el cardenal Ernesto Ruffini, ayudado también por el Presidente de la Región Sr. Alessi, logró rescatar el templo del Ministerio de Defensa.
.
Entregándolo al cuidado de los antiguos propietarios, los Carmelitas Descalzos (los monjes de Santa Teresa) que, precisamente, descendían del Veneto a Sicilia por interés del Superior de la Orden.

Los Padres comenzaron la reconstrucción del tejido religioso de la zona para convertir a la Virgen de los Remedios en un centro espiritual y altamente respetados en todo Palermo.

De forma espontánea se realizó una nueva fundación, que fue el 5 de agosto de 1952.

La primera comunidad comprendía al P. Narciso de la Sagrada Familia, P. Onorio de la Virgen del Carmen, P. Pasquale Cuni, P. Onorato Dal Zotto y F. Benigno de San José.

El Cardenal Ruffini siempre tuvo preferencia por esta iglesia.

En febrero 26 de 1950 destinó una estatua de mármol de Nuestra Señora de la escuela Gagini del siglo XVI, proveniente del Museo Diocesano y la coronó con gran solemnidad, en julio 16 de 1951, y el 16 de mayo de 1953 declaró a la iglesia Santuario Mariano Diocesano.

El Cardenal Ernesto Ruffini murió en junio 11, 1967 a la edad de 79 años.







Está enterrado, por su deseo de expreso, en el santuario al lado del altar de la Virgen.

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: