Esta Devoción se inicia a partir de una revelación de Jesús a Santa Margarita María Alacoque.

El propósito de la devoción es la reparación al Corazón de Jesús.

Icono corazon

Surgió en la revelación a santa Margarita María que sufriría todos los primeros viernes de mes la experiencia mística de la llaga del costado de Jesús, hasta su muerte.

Estos eran los momentos particularmente elegidos por el Señor para manifestarle lo que quería de ella y para descubrirle los secretos de su amable Corazón.

sagrado corazon en un arbol fondo

 

LA GRAN PROMESA DE JESÚS

El 2 de julio, 1674, mientras que Santa Margarita María estaba rezando ante el Santísimo Sacramento expuesto, vio una visión de Jesús en gloria.

Sus cinco heridas brillan como soles, y luego le mostró su corazón en un fuego de amor por la humanidad, un amor que a menudo es ignorado o despreciado.

Él le pidió compensar esta frialdad y la ingratitud al recibir la Santa Comunión, en particular en el primer viernes de cada mes. 

Esta idea de hacer reparación por los pecados de los demás también es prominente en los mensajes dados por María a los niños en Fátima en 1917.

La “gran promesa” asociada con esta devoción se aplica a los que van a comulgar en nueve viernes consecutivos:

“Yo les prometo, en el exceso de la infinita misericordia de mi Corazón, que Mi amor todopoderoso les concederá a todos aquellos que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos:
.
la gracia de la penitencia final;
.
no morirán en desgracia ni sin recibir los sacramentos;
.
Mi divino Corazón será su refugio seguro en este último momento”.

margarita maria con sagrado corazon

 

CONDICIONES

Para ganar esta Gracia debemos:

1 – Recibir sin interrupción la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes consecutivos.
.
2 – Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.
.
3 – Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.
.
4 – Oración:
“Oh Dios, que en el corazón de tu Hijo, herido por nuestros pecados, has depositado infinitos tesoros de caridad; te pedimos que, al rendirle el homenaje de nuestro amor, le ofrezcamos una cumplida reparación. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.”

estatua sagrado corazon fondo

 

PROMESAS 

1 – Les daré todas las gracias necesarias en su estado de vida.
.
2 – Estableceré la paz en sus hogares.
.
3 – Los consolaré en todas sus aflicciones.
.
4 – Seré su refugio en su vida y sobre todo en la muerte.
.
5 – Bendeciré grandemente todas sus empresas.
.
6 – Los pecadores encontrarán en Mi Corazón la fuente y el océano infinito de misericordia.
.
7 – Las almas tibias crecerán en fervor.
.
8 – Las almas fervorosas alcanzarán mayor perfección.
.
9 – Bendeciré el hogar o sitio donde esté expuesto Mi Corazón y sea honrado.
.
10 – Daré a los sacerdotes el don de tocar a los corazones más empedernidos.
.
11 – Los que propaguen esta devoción, tendrán sus nombres escritos en Mi Corazón, y de El, nunca serán borrados.
.
12 – Nueve primeros viernes:
“Yo les prometo, en el exceso de la infinita misericordia de mi Corazón, que Mi amor todopoderoso le concederá a todos aquellos que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final; no morirán, en desgracia ni sin recibir los sacramentos; Mi divino Corazón será su refugio seguro en este último momento”.

sagrado-corazon-de-jesus-fondo

 

DEVOCIÓN DE LOS NUEVE PRIMEROS VIERNES DE MES

Consiste en comulgar el primer viernes de cada mes durante nueve meses seguidos.

Si por alguna causa has dejado de comulgar un solo primer viernes, has de empezar otra vez.

Si uno comulgase en pecado mortal en un primer viernes, haría una injuria al Sagrado Corazón de Jesús, cometería un grave sacrilegio y no alcanzaría la gracia prometida por Dios, teniendo que empezar otra vez la serie de los nueve primeros viernes.

¿Qué promete Jesús a los que comulguen los nueve primeros viernes?

Les promete que morirán en gracia y no en pecado; que no morirán sin recibir los Sacramentos; que no se condenarán, sino que se salvarán.

sagrado corazon

 

PREPARACIÓN PARA LA SAGRADA COMUNIÓN

Con el fin de prepararse mejor para la devoción, sería bueno leer, la noche anterior, algún libro de la devoción al sagrado Corazón, o de la Pasión de Nuestro Señor, y hacer una visita al Santísimo Sacramento. 

En el mismo viernes, al despertar, ofrecer y consagrarnos, con todos nuestros pensamientos, palabras y acciones, a Jesús, que Su Sagrado Corazón pueda ser de ese modo honrado y glorificado.

Debemos visitar alguna iglesia tan pronto como sea posible y arrodillarnos ante Jesús, realmente presente en el tabernáculo.

Esforcémonos para despertar en el alma una profunda tristeza al pensar en los innumerables agravios realizados continuamente a su Sacratísimo Corazón en este Sacramento de su amor.

La comunión de este día debe ser ofrecida con la intención de hacer reparación hacia toda la ingratitud que recibe Jesús en el Santísimo Sacramento.

SAGRADO CORAZON 1

 

ORACIÓN DE LA NOVENA PARA CADA PRIMER VIERNES DE MES

Debe ser recitada después de la Comunión reparadora de cada mes.

 

PRIMER VIERNES

Oh buen Jesús, que te has comprometido a ayudar en la vida, y especialmente en la hora de la muerte, a aquellos que invocan Tu Divino Corazón con confianza:

Te ofrezco la comunión de este día, para obtener a través de la intercesión de María, Tu Madre, la gracia para cumplir los nueve Primeros viernes; ayúdame a merecer el cielo y obtener una santa muerte. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.

Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.

jsesus sagrado corazon

 

SEGUNDO VIERNES

Jesús misericordioso, que has prometido, a todos los que invocan tu Sagrado Corazón, darles las gracias necesarias para su estado:

Yo te ofrezco mi comunión de este día para obtener, por los méritos e intercesión de Tu Corazón Sacratísimo, la gracia de un ofrecimiento, profundo e inquebrantable a la devoción de la Virgen María. 

Que invocando constantemente la preciosa intercesión de María, ella puede obtener de mí el amor a Dios, el cumplimiento de mis deberes y la perseverancia final. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.

Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.

 

TERCER VIERNES

Amantísimo Jesús, que prometiste bendecir las casas donde se honra la imagen de Tu Sagrado Corazón, yo quiero que presidas mi hogar:

Te ofrezco la comunión de este día para obtener, por sus méritos y a través de la intercesión de tu Santísima Madre, que todos y cada miembro de mi familia cumplan tus deseos y ganen la entrada en el cielo, con sus manos llenas de buenas obras. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.

Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.







sagrado corazon de jesus de pie

 

CUARTO VIERNES

Oh Jesús mío, que has prometido consolar a todos los que acuden a Ti en sus aflicciones:

Yo te ofrezco mi comunión de este día para obtener de Tu Sagrado Corazón y del Inmaculado Corazón de tu Santísima Madre, la gracia de venir delante del tabernáculo para pedir fuerza y consuelo cada vez que esté afligido por el sufrimiento. 

Oh Jesús, María, consuela y salvar a todos los que sufren. Que ninguno de sus sufrimientos les haga perder el cielo. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.

Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.

 

QUINTO VIERNES

Oh Jesús mío, que prometiste bendecir las obras de los que con confianza invocan Tu Divino Corazón:

Te ofrezco mi comunión de este día para obtener, a través de la intercesión de tu Santísima Madre, la gracia que bendigas mis estudios, mis exámenes, mi empleo y todo el trabajo de mi vida.

Renuevo mi firme propósito de ofrecerte cada mañana al levantarme, a través de la intercesión de la Santísima Virgen, todos mis esfuerzos y trabajos del día, y a luchar con dedicación y perseverancia para complacerte y obtener el cielo como recompensa. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.

Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.

sagrado corazon de jesus

 

SEXTO VIERNES

Sagrado Corazón de Jesús, siempre abierto para los pecadores arrepentidos:

Te ofrezco la comunión de este día para obtener, por tus méritos infinitos y los de tu santísima Madre, la conversión de todos los que hacen el mal. 

Te ruego, buen Jesús, inundar sus corazones con gran dolor por haberte ofendido. Haz que te conozcan y te amen. 

Concédeme la gracia de amarte más y más en cada momento de mi vida, con el fin de consolarte y expiar por los que te han olvidado. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.

Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.

 

SÉPTIMO VIERNES

Sin Tu ayuda, mi Jesús, no podemos avanzar por el camino correcto. 

Señor, por la intercesión de la Virgen María, te ofrezco la comunión de este día para que inflames en mi alma el amor de tu Sagrado Corazón y concedas este amor a todos aquellos que no lo sienten. 

Con la ayuda de tu gracia Señor, voy a luchar cada semana y cada mes, para avanzar poco a poco en la virtud de la cual estoy más necesitado. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.

Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.

sagrado corazon de jesus

 

OCTAVO VIERNES

Sagrado Corazón de Jesús, que te comprometiste a inspirar en los que trabajan por la salvación de las almas palabras que consuelen, muevan y capturen los corazones:

Te ofrezco mi comunión de hoy para obtener, a través de la intercesión de María Santísima, la gracia de saber cómo consolar a los que sufren y la gracia de acercar de nuevo a Ti, a todos los que se han alejado.

Mi dulce Salvador, concédeme y ayúdame a salvar almas. Hay muchas almas desafortunadas que guían a otros por la ruta del vicio y al infierno.

Permite Señor, que pueda pasar toda mi vida sirviendo mejor a los que me rodean y llevarlos conmigo al cielo. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.

Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.

 

NOVENO VIERNES

Te ofrezco, mi Jesús, la comunión de este día para obtener la gracia de saber infundir en el alma de todos los que me rodean, la confianza ilimitada en su Divino Corazón. 

Dame todo lo que necesito para traerte a los que están luchando, a los que lloran, a los que han caído y a los moribundos.

Y dígnate, oh Jesús, inscribir mi nombre hoy en tu corazón y di a los ángeles que rodean tu tabernáculo: ‘este es el nombre de un devoto que me quiere mucho y quiere consolarme por la indiferencia e ingratitud de tantos hombres’. Amén.

Oración final para todos los viernes

Oh Jesús mío, Te doy mi corazón, te consagro toda mi vida, y en Tus manos pongo el destino eterno de mi alma.







Te pido la gracia especial de cumplir mis nueve primeros viernes con todas las disposiciones necesarias para participar de la mayor de Tus promesas, la alegría de algún día verte y disfrutarte en el cielo. Amén.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: