Cabello de la Virgen María

Las reliquias son restos (en latín: reliquiae = remanentes) del cuerpo de santos o beatos. En sentido amplio se incluyen también objetos que los santos o beatos han utilizado durante su vida o también objetos que han tocado las reliquias.

Las reliquias pueden ser de tres grados:

1er grado: un fragmento del cuerpo.
2do grado: un fragmento de su ropa o de algo que el santo usaba durante su vida (rosario, Biblia, cruz, etc.). También objetos asociados con el sufrimiento de un mártir.
3er grado: cualquier objeto que ha sido tocado a una reliquia de primer grado o a la tumba de un santo.

Según esta categoría podemos poner algún ejemplo de ellas, como por ejemplo en primer grado tenemos la mano incorrupta de Santa Teresa de Jesús. En segundo grado podemos nombrar al Santo Sudario de Oviedo, que según la tradición fue el Sudario cubrió la cara de el Salvador cuando se le bajo de la Cruz o el manto de la Verónica. En tercer grado podemos nombrar la tumba de San Pedro debajo del Baldaquino de Bernini, donde están los restos también reliquia del primer Papa.

-La Doctrina Católica enseña:

“También los cuerpos de los santos mártires y de los demás que vivían con Cristo, que fueron miembros vivos de Cristo y santuario del Espíritu Santo, que serán resucitados en algún momento para vida eterna y glorificados, deben ser venerados por los fieles… Se rechaza, por tanto, cuando algunos opinan que no se debe prestar reverencia a las reliquias de los santos y que no sirve para nada que sean veneradas por los fieles como otros recuerdos. Estas opiniones han sido condenadas por la Iglesia y la Iglesia las condena ahora de nuevo” (Denzinger 985; comparar 998). Relacionadas están también las decisiones acerca de veneración de las sagradas imágenes del segundo concilio de Nicea (Dz 302), el capítulo 62 del 4. Concilio lateranense acerca del abuso de las reliquias.

El culto de las reliquias es, como la Iglesia siempre subraya, un culto relativo, es decir, la veneración manifestada a las reliquias está en relación con la persona del mártir y de los santos que son venerables de por sí (Dz 302, 337, 985). La “ultima ratio” del culto de las reliquias es siempre la “excelencia divina que resplandece en todos estos diversos elementos”.

La justificación del culto de las reliquias parte de una necesidad simplemente humana de respetar a la persona que ha dado muestras de santidad. Esto no excluye que las formas exteriores del culto de las reliquias han tenido variaciones diversas a través de los tiempos.

 

ERRORES EN EL USO DE LAS RELIQUIAS

1- Creer que las reliquias tienen poder por sí mismas. Esto sería magia y superstición. Nuestra atención al venerarlas está en el santo. Recordamos su vida y lo vemos como ejemplo digno de ser imitado pero no las atribuimos poder especial. Si alguna vez surge un milagro al usarla debemos tener claro que es Dios quien hizo el milagro usando la reliquia como instrumento.

2- Exagerar la importancia de las reliquias en la Iglesia. Las reliquias pueden ser una ayuda a la fe pero no son parte central de ella. Exactamente, toda reliquia ayuda a la fe y la complemente pero no es la parte central de ella por eso decía antes que las reliquias no son dogmas de fe, nos sirven de ayuda en la fe, en el caso de la sábana Santa confirman nuestra fe, lo cual es magnífico.

3- Despreciarlas o dudar que Dios pueda utilizar sus instrumentos escogidos para hacer milagros según sus designios. Ejemplo: ¿Acaso necesitaba Dios darle una vara a Moisés para hacer milagros? No. Dios no necesita ni de la vara ni de Moisés, pero Dios sí ha querido valerse de ambos, ó la serpiente para Sanar a quien la mirara ó simplemente la sombra de San Pedro, Dios en su infinita sabiduría usa muchos instrumentos para hacer milagros no es que necesite usarlos, es que quiere usarlos, y esa es su voluntad, no debemos entonces oponernos a ella porque si no nos estaríamos oponiendo al mismo Dios.

4- Comerciar con reliquias, falsificarlas, explotar a los ingenuos. Sin duda se han cometido excesos de este tipo. San Agustín (+430) denunció a impostores vestidos como monjes que vendían reliquias falsas. El Papa San Gregorio (+604) prohibió la venta de reliquias y la perturbación de tumbas en las catacumbas. A pesar de ello se cometieron muchos abusos. Los protestantes, en vez de rechazar los abusos rechazaron las reliquias en general. El Concilio de Trento (1563) defendió la invocación a los santos, la veneración de las reliquias y las tumbas de los santos.

Dios continúa hoy haciendo milagros y se deleita de hacer muchos de ellos por la intercesión de sus santos. En mi experiencia personal, encontrarme ante una reliquia me ayuda a meditar sobre el santo como una persona real que vivió nuestras luchas en la tierra y está ahora en el cielo. Las reliquias al igual que las imágenes ayudan al católico a valorar las vidas ejemplares de los Santos para intentar imitarles y llegar a la Santidad. No es algo que nos aleja de Dios, es algo nos acerca más a él pues a través de ella meditamos sobre la vida del santo y nos animamos a ser como él acercándonos más a la Santidad, y esto es, acercándonos poco a poco más a Dios. Quizás alguno diga no son necesarias las reliquias, ciertamente podemos ir directamente a Dios, igual que podemos subir una cuesta con una mochila llena de piedras en la espalda, pero también la cuesta la podemos subir y cargar la mochila entre dos , lo cual simplifica el sufrimiento y el agobio, a lo que voy es que nadie impide ir directamente a Dios sino que estos objetos como las imágenes están de ayuda, son objetos Dios nos deja en la Tierra para decirnos podemos usarlos como ayuda para mejorar en nuestra vida y llegar más fácil a él, pero bueno es cierto que siempre existen desagradecidos que no se quieren dejar ayudar.

 

CULTO DE DULIA

El culto de Dulía Relativa está reservado a las sagradas imágenes y reliquias religiosas, es decir, representaciones pictóricas de Dios, de la Virgen, de los ángeles y los santos, a las reliquias, principalmente de los santos, como cuerpos incorruptos, ropas, cabellos, objetos personales, o reliquias de Cristo, como el famoso Sudario de Turín.
La palabra simple que identifica el culto de Dulía Relativa es Veneración.

Dicha Veneración, conceptualmente incluye:

1.– Cuidado especial de la imagen o reliquia, no permitir que se maltrate, guardarla en un lugar seguro.
2.– En el caso de las imágenes, restaurarlas si se van deteriorando, para conservarlas mejor.
3.– Exposición pública, esto es opcional, sobre todo para los templos o capillas que tienen la advocación de algún santo o santa.
4.– Saludos por parte de los fieles, ya sea persignándose o besando la imagen o reliquia, dedicando el honor de dicho saludo al santo, y dedicando la feliz comunión de los santos para gloria de Dios.
5.– Utilización de la imagen como representación de dicho paladín de la fe
6.– Respeto a las reliquias, por cuyo medio material se han valido santos para interceder ante Dios y lograr así un milagro.
7.– Utilizar imágenes y reliquias como apoyo psicológico secundario, para reforzar la devoción y sentir una presencia más personal por parte del santo o santa.

Según los puntos antes mencionados, debemos cuidar y estimar a las imágenes y reliquias; al rendirles un culto simplemente respetuoso, y además relativo, podemos inclinarnos ante las imágenes, pero teniendo en mente que a quien veneramos finalmente no es a la imagen, sino al santo representado por la misma. Podemos besar las imágenes y las reliquias, dedicando nuestra actitud al santo, representado ya sea en reliquia o en imagen.

-Quiero recordar que la Iglesia diferencia 3 tipos de culto: CULTO DE LATRIA solamente a Dios, CULTO DE HIPERDULIA a María Santísima y CULTO DE DULIA dentro del cual está la DULIA RELATIVA que se refiere a las reliquias e imágenes. Es por eso debemos tener claro que tanto a los Santos, sus reliquias y a María les damos un CULTO totalmente diferente al que damos a Dios, el culto más elevado es el que damos a Dios, Culto de Adoración mientras que el resto de cultos son de veneración todos claro que la Veneración a María es superior a la del resto de los Santos debido a su posición especial en la historia de la Salvación, pero no deja de ser veneración. Como en otro artículo explico el hermano Raúl Alonso los conceptos de Adoración y Veneración son diferentes, entendiendo por éste último un culto de honor y respeto, que nos sirve para mejorar en nuestra vida de cristiano y ayudarnos a día a día vivir mejor el evangelio.

 

FUNDAMENTO BÍBLICO DE LAS RELIQUIAS

Una vez que hemos dejado claro el culto hacia las reliquias, la enseñanza de la Iglesia sobre las reliquias, lo que es una reliquia, los tipos de reliquias que existen y los errores no debemos cometer con ellas, llega el momento de darle el fundamento bíblico necesario para sustentar esta enseñanza y este tipo de culto. Es muy frecuente entre los hermanos separados escuchar cosas así:

Vosotros os entregáis a supersticiones y prácticas idolátricas cuando creemos en que ciertos objetos tienen poderes especiales, tales como el agua de Lourdes, las reliquias, las imágenes..etc ante tal situación nos ponen la Biblia ante las narices y nos dicen ESO NO ES BIBLICO!!!!!!!

¿Qué hay de cierto en esto? Condena la Biblia estos objetos? ¿Cuál debe ser nuestra respuesta?

Primeramente, tenemos que hacer una profesión de Fe, Creemos con la Iglesia que solo Dios es fuente de poder, que solo Dios es fuente de salvación, que solo Dios merece Adoración.

Que adorar la criatura en lugar del creador es pecado abominable de idolatría y que este Dios a quien adoramos y rendimos nuestra voluntad es el Dios de Israel, revelado por Jesús el Señor y entronizado a nuestra vida por medio del Espíritu Santo. Despejada toda duda sobre una supuesta conexión “babilónica” del autor de este escrito, pasemos al tema.

Lejos de condenar estos rasgos de la Piedad Popular Católica para sorpresa y espanto de nuestros hermanos “del otro lado” se puede mostrar que todas estas prácticas están en la Biblia y en ella tienen su procedencia.

-Por todo esto creo llego el momento necesario de dar el fundamento bíblico:

-El pueblo de Israel conservaba cosas de los antiguos patriarcas, en señal de respeto:

9:3 Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo llamada el Lugar Santísimo, 9:4 el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto; Hebreos 9:3-4

-Vemos entonces como se guardaba la vara de Aarón y las tablas del pacto, a ambas cosas no se las adoró nunca pero si se las tenía en alta Estima al haberlas guardado en un lugar tan sagrado como el arca de la alianza. Es esta una prueba clara de dos objetos que consideraban reliquias el pueblo de Israel.

En otras ocasiones se molestaban en trasladar los huesos de los patriarcas para enterrarlos en el sitio adecuado, esto el único sentido tiene es el profundo amor y respeto que guardaban hacia él:

50:25 E hizo jurar José a los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitará, y haréis llevar de aquí mis huesos. 50:26 Y murió José a la edad de ciento diez años; y lo embalsamaron, y fue puesto en un ataúd en Egipto. Génesis 50:25-26

13:19 Tomó también consigo Moisés los huesos de José, el cual había juramentado a los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitará, y haréis subir mis huesos de aquí con vosotros.







13:20 Y partieron de Sucot y acamparon en Etam, a la entrada del desierto. Éxodo 13:19-20

24:32 Y enterraron en Siquem los huesos de José, que los hijos de Israel habían traído de Egipto, en la parte del campo que Jacob compró de los hijos de Hamor padre de Siquem, por cien piezas de dinero; y fue posesión de los hijos de José. Josué 24:32

Nadie se molesta tanto por unos huesos de un simple mortal sino es porque se le veneraba en el Antiguo Pueblo de Dios. Es la única explicación razonable, que se molestaran en llevar sus huesos, y esta era en si la voluntad de Dios usar los huesos de José el patriarca para enseñarnos que a través de ellos podemos mejorar en la vida, ofreciendo nuestro sacrificio por cumplir la voluntad de Dios.

-Pero también vemos como de los mismos objetos se desprende la intervención de Dios:

2:8 Tomando entonces Elías su manto, lo dobló, y golpeó las aguas, las cuales se apartaron a uno y a otro lado, y pasaron ambos por lo seco.
2Reyes 2:8

2:13 Alzó luego el manto de Elías que se le había caído, y volvió, y se paró a la orilla del Jordán. 2:14 Y tomando el manto de Elías que se le había caído, golpeó las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Y así que hubo golpeado del mismo modo las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Eliseo. 2:15 Viéndole los hijos de los profetas que estaban en Jericó al otro lado, dijeron: El espíritu de Elías reposó sobre Eliseo. Y vinieron a recibirle, y se postraron delante de él. 2Reyes 13:14-15

-Vemos como Dios actúa a través de el manto de Elías para realizar un milagro, es Dios y no el manto quien realiza el milagro pero el principio de la fe sobre las reliquias lo vemos claramente en este pasaje cuando a través de un objeto de los profetas el mismo Dios actúa para lograr un milagro, el apartar las aguas. Es pues entonces el manto de Elías una reliquia.

-También vemos como el tocar los huesos de un hombre santo hace que otra persona resucite, siendo estos una reliquia como enseña la fe de la Iglesia:

13:20 Y murió Eliseo, y lo sepultaron. Entrado el año, vinieron bandas armadas de moabitas a la tierra. 13:21 Y aconteció que al sepultar unos a un hombre, súbitamente vieron una banda armada, y arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo; y cuando llegó a tocar el muerto los huesos de Eliseo, revivió, y se levantó sobre sus pies. 2Reyes 13:20-21

Pero no solamente en el AT encontramos estos ejemplos en el mismo NT podemos ver claros ejemplos de objetos que se usan para curar enfermedades y objetos a través de los cuales el poder de Dios se nos manifiesta:

9:20 Y he aquí una mujer enferma de flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; 9:21 porque decía dentro de sí: Si tocare solamente su manto, seré salva. 9:22 Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora.
Mateo 9:20-22

-Quiero destacar acá que si bien dice la fe le salvo, fue necesario tocará su manto es decir, la fe le hizo obrar en consecuencia y tocar el manto, sino hubiera tocado el manto no se habría curado, aun cuando hubiera tenido fe, pero si la fe no se lleva en obra o sea a la práctica es inútil la fe. Ella tenía fe en Cristo y por eso tocó su manto este actuó como reliquia y la curo. Pero no solamente tenemos este caso, encontramos más casos en las escrituras donde ocurre algo similar:

14:34 Y terminada la travesía, vinieron a tierra de Genesaret. 14:35 Cuando le conocieron los hombres de aquel lugar, enviaron noticia por toda aquella tierra alrededor, y trajeron a él todos los enfermos; 14:36 y le rogaban que les dejase tocar solamente el borde de su manto; y todos los que lo tocaron, quedaron sanos. Mateo 14:34-36

De nuevo la misma pauta, tocan el manto y quedan sanados, a través de un objeto, el manto se manifiesta el poder de Dios.

Una vez probado esto: ¿Porque no es posible esto ocurra en la realidad? Alguno dirá bueno es que era Cristo, a lo cual responderemos, y También San Pablo:

19:11 Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo,
19:12 de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían.
Hechos 19:11-12

Es decir el poder de Dios manifestado a través de un objeto no termino con Cristo, el mismo San Pablo nos dice la Biblia como curaba enfermos con sus paños y delantales que el mismo usaba.

 

OBJETOS ELEVADOS A LA CATEGORIA DE SANTOS

-Algunos hermanos protestantes dicen que solamente Dios es santo según esta doctrina entonces resulta un poco difícil explicar estas citas bíblicas tan claras:Exo 30, 31-32 “Hablarás a los hijos de Israel, y les dirás: “Este será el aceite de la santa unción para vuestras generaciones. Sobre carne de hombre no será derramado, ni haréis otro semejante conforme a su composición; santo es, y por santo lo tendréis vosotros”.

¿De cuándo acá algún objeto inanimado como el aceite tiene la capacidad de ser elevado a la calidad de SANTIDAD? ¿Puedo pensar por la afirmación de la Biblia que cuando “muera” el aceite estará en presencia de Dios por su santidad?

Exo 30, 35 “y harás con ello, según el arte del perfumador, un incienso perfumado, bien mezclado, puro y santo”.

¿De cuándo acá algún objeto inanimado como el incienso tiene la capacidad de ser elevado a la calidad de SANTIDAD?¿Puedo pensar por la afirmación de la Biblia que cuando “muera” el incienso estará en presencia de Dios por su santidad?

Lev 8, 9-10 “También puso la mitra sobre su cabeza, y encima de la mitra, en la frente, puso la lámina de oro, la diadema santa, como Jehová había mandado a Moisés. Después tomó Moisés el aceite de la unción, ungió el Tabernáculo y todas las cosas que estaban en él, y las santificó”.

¿De cuándo acá algún objeto inanimado como una diadema de oro tiene la capacidad de ser elevado a la calidad de SANTIDAD? ¿Puedo pensar por la afirmación de la Biblia que cuando “muera” la diadema de oro estará en presencia de Dios por su santidad?

Lev 16, 4 “Se vestirá con la túnica santa de lino, se pondrá los calzoncillos de lino, se ceñirá el cinto de lino y con la mitra de lino se cubrirá. Estas son las santas vestiduras; con ellas se ha de vestir después de lavar su cuerpo con agua”

¿De cuándo acá algún objeto inanimado como una telas de lino y vestiduras tienen la capacidad de ser elevado a la calidad de SANTIDAD? ¿Puedo pensar por la afirmación de la Biblia que cuando “muera” la tela de lino y las vestiduras estarán en presencia de Dios por su santidad?

Núm 5, 17 “Luego echará el sacerdote un poco de agua santa en un vaso de barro, y tomando del polvo que haya en el suelo del Tabernáculo, lo mezclará con el agua”.

¿De cuándo acá algún objeto inanimado como el agua tiene la capacidad de ser elevado a la calidad de SANTIDAD? ¿Puedo pensar por la afirmación de la Biblia que cuando “muera” el agua estará en presencia de Dios por su santidad?

2 Cr 35, 3 “Dijo además a los levitas que enseñaban a todo Israel y que estaban dedicados a Jehová: “Poned el Arca santa en la casa que edificó Salomón hijo de David, rey de Israel, para que no la carguéis más sobre los hombros”.

¿De cuándo acá algún objeto inanimado como el Arca tiene la capacidad de ser elevado a la calidad de SANTIDAD?

Éxodo 29:37 Por siete días harás expiación por el altar, y lo santificarás, y será un altar santísimo: cualquiera cosa que tocare el altar, será santificada.Un altar santo, cualquier cosa lo toque queda santificada. Esto es la tercera categoría de reliquias, el tocar cualquier otra cosa santa las santifica.

También vemos como se considera sagrado el pan y los vasos, tal como el misa, la Sagrada forma y el Santo Cáliz:

1Samuel 21:6 Así el sacerdote le dio el pan sagrado, porque allí no había otro pan sino los panes de la proposición, los cuales habían sido quitados de la presencia de Jehová, para poner panes calientes el día que aquéllos fueron quitados.

Josué 6:19 Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová.

1 Reyes 8:4 Y llevaron el arca de Jehová, y el tabernáculo de reunión, y todos los utensilios sagrados que estaban en el tabernáculo, los cuales llevaban los sacerdotes y levitas.







Fuente: apologeticauniversal.verdaderafe.org
 
 

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: