Los griegos nos han mostrado un cosmos en que varios dioses compiten entre sí en el Olimpo.

A veces creemos que en la tradición judeo cristiana no hay varios dioses en conflicto.

Pero la idea de que hay otros “dioses” infinitamente inferiores al único Creador y Redentor, impregna la Biblia.

Dios esta en todas partes

Los Salmos explotan con evidencias.
.
“No hay nadie como tú entre los dioses, oh Yavé” (86:8),
.
“Porque grande es Yavé, y digno de suprema alabanza; él debe ser reverenciado por encima de todos los dioses” (96:4),
.
“Nuestro Señor está por encima de todos los dioses” (135:5),
.
“Dad a Yavé, dioses, atribuyan a Yavé gloria y poder” (29:1),
.
“Él es exaltado sobre todos los dioses” (97:7),
.
“Porque Yavé es Dios grande, Y Rey grande sobre todos los dioses” (95:3).
.
Y así sucesivamente.

Esto tiene enormes implicancias para nuestra vida diaria, porque esos dioses estaban y están actuando en la Tierra.

Y esos dioses inferiores están tratando de ganar en la Tierra lo que perdieron en el cosmos, de ahí el nivel de conflicto creciente que padecemos aquí.

Más terrible aún es la posibilidad que los dioses paganos que aún están actuando en la tierra, sostenidos por religiones ancestrales, sean en realidad demonios.
.
Y hay suficiente material en la biblia para creer que es así.

 

INDICIOS DE LA EXISTENCIA DE OTROS DIOSES EN LA BIBLIA

Pero no se trata sólo de los Salmos. 

En el Éxodo Yavé predice que va a ejecutar lo juzgado “en todos los dioses de Egipto” (12:12).

El autor de Números a continuación, declara que eso es precisamente lo que sucedió: “Yavé ejecutó juicios contra sus dioses” (33:4).

dioses

No hay ningún indicio de que Yavé sea el único Dios.
.
En cambio, está claramente implícito que Egipto tiene sus propios dioses, y el Señor los derrotará.

Cuando el Señor da a su pueblo los Diez Mandamientos, el primer mandamiento implica la existencia de otros dioses: “No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Éxodo 20:3; ver también Deuteronomio 5:07).

En Éxodo 23:32-33 Israel dijo que no habrá pacto o culto a otros dioses; no hay ningún sugerencia de que no existen los dioses de los vecinos de Israel.

En Deuteronomio 4:19 los hijos de Israel, tienen prohibido adorar “el sol, la luna y las estrellas, y todo lo que hay en el cielo. . . [Que] Yavé tu Dios ha concedido a todos los pueblos de todo el mundo bajo el cielo”.

En otras palabras, se dice de no a adorar a otros dioses, no porque no existan esos dioses, sino porque se suponía que debían gobernar a otros pueblos, no a Israel.

 

YAVÉ GOBIERNA A LOS OTROS DIOSES

Yavé mismo, que creó y gobierna a los otros dioses, gobernaría directamente a Israel.
.
Él gobernará las naciones indirectamente a través de la autoridad delegada de otros dioses
.

Esto, al parecer, era la intención original detrás del extraño pasaje respecto al “príncipe de Persia” en Daniel 10:

“El príncipe de Persia se me opuso [tal vez el ángel Gabriel] veintiún días, pero Miguel, uno de los principales príncipes, vino en mi ayuda”(v. 13).

Israel-New-Heavens-and-New-Earth-Photo-Drama

Algo había salido terriblemente mal según el Salmo 82.

Los seres sobrenaturales que Él había nombrado para gobernar las naciones con justicia no lo habían podido realizar.

Se suponía que iban a gobernar con justicia, ejecutar resoluciones judiciales en nombre de los pobres, las viudas y el resto de las naciones.

Pero debido a que no juzgaron adecuadamente, Yavé los juzgaría. Y el castigo fue feroz.

Se ha puesto Dios de pie en la asamblea divina para dictar sentencia en medio de los dioses:

¿Hasta cuándo juzgarán inicuamente y tendrán miramientos con los malos?

Denle el favor al débil y al huérfano, hagan justicia al que sufre y al pobre;

si los ven tan débiles e indigentes, sálvenlos de la mano de los impíos.

Esta gente no sabe ni comprende, no dan más que vueltas en sus tinieblas, y las bases de la tierra se conmueven.

Había dicho: Ustedes serán dioses, serán todos hijos del Altísimo.

Pero, ahora como hombres morirán y como seres de carne caerán.

Oh Dios, ponte de pie, juzga la tierra,. pues tú dominas todas las naciones.

Si estos “dioses” eran realmente seres humanos, el versículo 7 no tendría sentido (Pero, ahora como hombres morirán y como seres de carne caerán), porque todos los humanos mueren como Adán.







¿Por qué sería un castigo especial?

 

LA REBELIÓN CÓSMICA CONTRA YAVÉ

En su lugar, hay un indicio en este versículo de una rebelión cósmica contra Yavé.

Hace recordar Isaías 14 y Ezequiel 28, donde el rey de Babilonia y el príncipe de Tiro son condenados por su orgullo rebelde.

retablo de adoracion al cordero

En Isaías 14:13-14, la rebelión es explícita.

Los “Resplandecientes, hijos de la mañana” trataron de colocarse por encima de “las estrellas de Él [el más alto Dios, o Yavé]” para “sentarse entronizados en el Monte de la Asamblea (de los dioses)” para “ser como Elyon [el nombre más completo para el Altísimo Dios]”.

La deriva de estos pasajes es que los dioses – que a veces se consideran en la Biblia hebrea como ángeles caídos y podría decirse que son la génesis de “principados y potestades” de Pablo – están condenados a muerte.
.
No simplemente a causa de su incapacidad para gobernar con justicia, sino lo más importante, por su rebelión contra su Creador, Yavé.

Su gobierno injusto de las naciones era simplemente una de las muchas expresiones de su rebelión, que fue la razón principal de la disciplina de Yavé.

Los cristianos más tarde llegaron a ver estas dos historias en los profetas como alusiones a la caída de la gracia de satanás.

Una vez creado como el ser sobrenatural más talentoso y hermoso de Dios, satanás abusó de su autoridad y luego encabezó una rebelión contra Yavé.

Dios lo castigó al limitar su autoridad en la tierra, él sigue siendo el “dios de este mundo” (2 Corintios 4:4.).

Pero su autoridad es revocada por los propósitos soberanos de Dios, y su destrucción final es decretada.

 

UN COSMOS ESPESO DE CRIATURAS

N.T. Wright llama a esto “el monoteísmo creacional”, lo que significa que el Señor reina sobre un cosmos espeso, no sólo con ángeles buenos, sino también con los ángeles caídos se hacen pasar por el verdadero Dios.

Wright insiste en que “tenemos muy pocos ejemplos de monoteísmo” puro “en cualquier lugar, incluso en la Biblia hebrea”

bible book by candle light

Para los autores bíblicos, estos “dioses” débiles y pobres ayudaron a explicar por qué el cosmos parece estar en guerra, tanto en lo espiritual como políticamente.

Creían que las antiguas religiones paganas estaban animadas por potencias hostiles a Yavé, combatiendo activamente el control de Yavé del cosmos.

No era una sorpresa para ellos que la historia estuviera llena de conflictos, ya que su animus de conducción es el conflicto entre las fuerzas sobrenaturales, que son visiblemente representadas por las comunidades religiosas y políticas.

En otras palabras, las guerras entre las naciones eran realmente sólo la superficie del combate en la sombra más profundo y más fundamental entre los poderes espirituales. 

Así que Samuel Huntington, el politólogo de Harvard cuyo choque de civilizaciones reclama que la verdadera inspiración para las guerras modernas sería cultural y religiosa, esta haciendo lo que podría considerarse un argumento bíblico.

mujer demonio fondo

 

¿DIOSES PAGANOS = DEMONIOS?

Hay una tendencia a desechar de manera simplista a los dioses del mundo antiguo como meros productos de la imaginación humana, pero el enfoque bíblico es un poco más complejo que eso.

En ningún momento de las Escrituras estos dioses han sido reconocidos como verdaderos dioses en el sentido real de la palabra.

Sólo hay un Dios y Él es el Señor.

Si esos dioses existen, ¿que podrían ser?
.
La respuesta bíblica frecuente es que son demonios que se hacen pasar por dioses, engañando a las naciones
.

Considera los siguientes textos:

No exterminaron a los pueblos que Yavé les había indicado; se mezclaron con los paganos y aprendieron sus prácticas.







Adoraron a sus ídolos, que les sirvieron de trampa; sacrificaron a sus hijos y a sus hijas a demonios.

Sangre inocente derramaban, la sangre de sus hijos y sus hijas, inmolados a los ídolos de Canaán, y profanaron el país con crímenes. (Salmo 106: 34-38).

El paralelo en este salmo es entre “Ellos sirvieron a sus ídolos” y “Sacrificaron a sus propios hijos a los demonios”.

Los dioses de los pueblos y las naciones alrededor de ellos son llamados demonios.

Lo encelan con dioses extraños, lo irritan con abominaciones. Sacrifican a demonios, no a Dios, a dioses que desconocían, a nuevos, recién llegados, que no veneraron vuestros padres. (Deuteronomio 32: 16-17).

El concepto de aquí es bastante sencillo: los dioses extraños son demonios.

Ustedes irritaron a su Creador, ofreciendo sacrificios a los demonios y no a Dios; olvidaron al Dios, eterno, el que los sustenta, y entristecieron a Jerusalén, la que los crió. (Baruc 4: 7-8).

Mientras que en este pasaje el término “dioses” no se usa junto con la referencia a los demonios, el eco de otros textos que se refieren a los ídolos y dioses de los paganos parece claro que son demonios.

¿Qué digo, pues? ¿Que lo inmolado a los ídolos es algo? O ¿que los ídolos son algo?

Pero si lo que inmolan los gentiles, ¡lo inmolan a los demonios y no a Dios! Y yo no quiero que entréis en comunión con los demonios.

No podéis beber de la copa del Señor y de la copa de los demonios.

No podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios.

¿O es que queremos provocar los celos del Señor? ¿Somos acaso más fuertes que él? (1 Corintios 10: 20-22)

San Pablo dice aquí que los ídolos y dioses de los paganos no son dioses sino son en realidad demonios.

Los sacrificios que los paganos creen que están dirigiendo a sus dioses en realidad están siendo dirigidos a los demonios.

Así, el enfoque bíblico a los dioses de los paganos no es tan simple como mera burla y condena al reino de la fantasía.

La realidad a menudo era más trágica y perjudicial que la mera fantasía.

Las Escrituras nos indican la temible posibilidad (y la probabilidad) de que muchos de estos dioses eran en realidad demonios disfrazados.
.
Era el engañador, asumiendo burlonamente su lugar como un dios entre las gentes.

Padres de la Iglesia como Justino y Tertuliano tenían opiniones similares sobre que los dioses eran en realidad demonios.

Hacemos bien en recordar que cuando las personas se alejan de Dios hoy en día, por lo general no es que ellos creen nada, sino que creemos en algo, en ídolos modernos, que podrían no ser mera imaginación humana sino demonios.

Nuestra tarea no es sólo alejar a la gente de las malas ideas, errores, ignorancia o falsas doctrinas, en muchos casos también hay que rescatarlas de los demonios.

Y la postura de la Escritura sobre los dioses de las naciones muestra que estos dioses pueden de hecho ser perniciosos enemigos, demonios muy reales.

Y como lo era entonces aun hoy en día sigue siéndolo.

Esto pone un manto de duda sobre el ecumenismo, por lo menos con religiones tradicionales y politeístas.

Fuentes:

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:






  • Angeles

    ¨Recordemos que la Biblia nació en un pueblo que estaba rodeado de pueblos politeístas. En realidad, los “dioses” no existen. El único Dios es Yaveh. Pero para que el mensaje fuera entendido por pueblos ignorantes, era mejor expresar “dioses”. Eso sí era entendido. Pero no quiere decir que existan. El “principe de este mundo” es Satanás, pero no es ningún dios. Un dios es todo aquello a lo que se adora. Si no lo adoramos, no es dios. Tenemos innumerables ejemplos en nuestra vida moderna de adoración a “ídolos”. El auto, la tecnología, el dinero, el poder, el confort. Todos esos son “ídolos” a los que la civilización puso en lugar de Dios y los adora. Pero no nos engañemos, el único que merece ser llamado Dios, es el Todopoderoso, alabado sea Su nombre. Lo demás es hojarasca que hemos creado para no enfrentarnos con Su mirada, que sin embargo nos ve en todo momento. Bendiciones..

  • Juan Donnet

    Habrìa que dejar claro que la lucha, la guerra es una sola: Satanàs y sus demonios, sean los que gobiernan las fuerzas celestes, sean los que operan sobre la tierra, contra los àngeles de Dios; La lucha es la rebeliòn del Diablo contra Dios y su Cristo. Y esto se refleja en la tierra y aùn dentro de la Iglesia, donde el Enemigo ha entrado y ha infectado y-e infestado- los Seminarios con apòstatas que en vez de enseñar la Verdad de Cristo enseñan y envenenan la Iglesia con Modernismo. Y tambièn las guerras seculares y revoluciones, se refieren en ùltimo tèrmino a la ùnica lucha: el Bien y el Mal.
    “El que no està conmingo està contra Mì” dice el Señor, noy neutralidad posible ni terceras posiciones…