Se trata del accidente del vuelo 401 de Eastern Airlines en Florida.

Del que se cuentan historias de fantasmas.

Pero una sobreviviente católica relata cómo se produjo su milagro.

Donde hay evidencia de la intervención de la Virgen María.

avion de eastern airlines

El vuelo 401 de la aerolínea estadounidense Eastern Air Lines, se estrelló en los Everglades de Florida.
.
Causando la muerte de 103 personas, pero hubo 75 sobrevivientes que contaron la historia.

Para ver más sobre milagros en accidentes leer también este artículo.

 

LAS HISTORIAS DE FANTASMAS EN ESTE ACCIDENTE

Reporta Wikipedia:

Después del accidente, se reportaron supuestas actividades paranormales en aviones donde se habían utilizado partes recuperadas y reutilizadas de la aeronave siniestrada en otros aviones similares.

Eastern Airlines terminó removiendo todos los fragmentos recuperados.

En los meses y años siguientes, los empleados de Eastern Air Lines que trabajaban en estos aviones comenzaron a reportar visiones de los tripulantes muertos circulando por los pasillos.

Las visiones de los “espíritus” de Don Repo y Bob Loft circularon entre el personal de Eastern Air Lines hasta tal punto que los gerentes de la aerolínea les advirtieron a sus empleados que podrían ser despedidos si los sorprendían relatando historias de fantasmas.

La historia del accidente y sus consecuencias fue documentada primero en el libro de 1976 El fantasma del vuelo 401, escrito por John G. Fuller, y más tarde en el libro Crash de 1977, escrito por Rob y Sarah Elder.

En 1978 se crearon dos películas para televisión basadas en el accidente: Crash of Flight 401, y The Ghost of Flight 401.

tripulantes del vuelo 401

Tripulantes del vuelo 401

 

BERVERLY RAPOSA TIENE OTRA HISTORIA

Esto sucedió tres meses antes de que ella estuviera en uno de los accidentes aéreos más famosos de Norteamérica.

La asistente de vuelo Beverly Raposa fue a ver a una persona de 80 años de edad, una mujer española que tenía fama de santidad, para “saber ciertas cosas.” 

Esto fue en el área de Miami en 1972 – justo antes del accidente del Vuelo 401.

“En septiembre mi amiga dijo, oh, hay una mujer, ella es católica, es maravillosa”, recuerda Raposa, que ahora vive en Fort Lauderdale.

“Fui a verla y ella tenía estatuas alrededor, incluyendo la Santísima Madre.
.
Ella tomó mi mano y me dijo, ‘Va a estar en un terrible accidente aéreo’.
.
Ella sólo tomó mi mano y la sostuvo.
.
Ella no sabía que yo era auxiliar de vuelo.
.
Ella dijo, ‘Va a ir entre la vida y la muerte.
.
Usted va a vivir, pero quiero que salga y consiga una medalla de Nuestra Señora del Monte Carmelo y use esa medalla y sólo recuerde, va a estar bien”

Era lo que se conoce en la mística católica como “la lectura de almas” – cuando no es una práctica oculta.

Los carismáticos lo llaman una “palabra de conocimiento”. Cualquiera que sea el caso, Raposa hizo lo que le dijo.

“Salí, compré la medalla de Nuestra Señora del Monte Carmelo y la empecé a llevar esa noche”.

berverluy raposa vuelo 401

Berverly Raposa actualmente

 

PREVIO AL ACCIDENTE DEL VUELO 401

“Esa noche”, el 29 de diciembre de 1972, un jet L-1011 de Eastern Airlines estaba a punto de estrellarse en los Everglades de Florida.

Uno de los otros asistentes, Mercy Ruiz, tuvo un presentimiento de que algo iba a suceder, pero no Raposa

 “Deja de decir eso”, le dijo su compañero auxiliar de vuelo cuando la azafata siguió expresando el miedo del vuelo.

Beverly no estaba en el estado de gracia, recuerda. 

Pero se había criado con el conocimiento de la religión católica y había hecho los nueve primeros viernes mientras estaba en la escuela secundaria, una devoción que tiene la promesa de que los que la hagan no morirán en desgracia:

“Te prometo, en la abundante misericordia de Mi Corazón, que concederé a todos aquellos que reciban la Santa Comunión nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final.
.
No morirán bajo mi desagrado o sin recibir los sacramentos, mi Divino Corazón será su refugio seguro en el último momento”.
.
Esto  le había dicho Jesús a Santa Margarita María en una revelación aprobada por la Iglesia.

Raposa creyó eso. Ella creyó en las promesas.

Cuando se convirtió en asistente de vuelo, también había comprado una estatua en la capilla del aeropuerto internacional JFK de Nueva York. Era de la Virgen encaramada en una hélice, con un avión de reacción en su manto.

Y entonces llegó esa noche fatídica.

Beverly abordó el avión, y durante el vuelo, por alguna razón, ella no se sentó donde había estado sentada todo el mes.

Yo no tenía que estar en el siguiente vuelo, así que cambié con un asistente de vuelo que estuvo sentado todo el camino en la parte trasera, en el lado derecho en la parte trasera.

Es interesante porque ahí es donde estaba la rampa de escape”.

 

EL ACCIDENTE

El Vuelo 401 voló hacia el sur sobre la costa de Virginia y luego a Wilmington, Carolina del Norte, y, posteriormente, fue sobre el agua.

Un plan de vuelo por ordenador traería al avión sobre West Palm Beach, y luego hacia el sur a Miami – como una historia del vuelo, recuerda,

una larga y densa galaxia de luces brillantes en un eje norte-sur entre dos huecos negros, el océano Atlántico y los Everglades”.

Era básicamente un vuelo sin incidentes. Bienvenido a la soleada Miami… es una hermosa noche aquí…

Cuando el avión se acercaba, un jefe de mantenimiento en el asiento detrás del capitán se asomó por una ventana lateral y observó que el avión cruzaba Palmetto Expressway – una importante autopista justo al oeste del aeropuerto.

Fue entonces que él y otros en la cabina del piloto se dieron cuenta de un problema: una luz que indica si el tren de aterrizaje de la nariz está abajo no estaba iluminada. 

El piloto optó por volar en círculos hasta que estuvieran seguros de que tenían las ruedas de aterrizaje en la nariz.

Pensaron que podría ser una luz defectuosa y comenzaron a tomar turnos en un esfuerzo para solucionarlo.

El avión fue puesto en piloto automático mientras que el primer oficial trató de ver si podía conseguir que la luz trabajara.

Se envió al jefe de mantenimiento, Donald Repo, a un compartimento bajo la cabina donde había un dispositivo óptico a través del cual se puede observar el tren de aterrizaje directamente.

Cuando no pudo alinearlo, uno de los pilotos trató de ayudar, y en toda la conmoción, el comando del piloto automático fue golpeado y accidentalmente apagado.

El avión perdió altura y nunca fue capaz de recuperarla.

Ellos se movían a más de 220 millas por hora cuando tocaron el suelo.

“Le dije a la chica frente a mí, ‘esos motores no suenan bien’, dijo Raposa

“Tan pronto como lo había dicho el avión viró a la izquierda y los motores rugían a plena potencia” (los pilotos tratando de recuperar altura).

vuelo 401 de eastern airlines

Ya era demasiado tarde. La punta del ala izquierda golpeó primero, y luego el motor izquierdo y el tren de aterrizaje izquierdo.

“Por supuesto, sabíamos que estábamos chocando”, Beverly explica.

 

EL MILAGRO DE BEVERLY RAPOSA

Cuando el avión se dio la vuelta, el piso debajo de Raposa se abrió y dejó caer cerca de 400 kilos de residuos en la parte superior de ella.
.
Pero el paracaídas se había abierto – como un manto – y la protegió.

Lo último que recordaba era mirar hacia arriba y ver una cascada de colores – el combustible para aviones.

Cuando volvió en sí, estaba apoyada al costado de los escombros en el pantano.

Más tarde, cuando vio las fotos de sus propios pies bajo todos los escombros, no podía creer que hubiera sobrevivido.

Y en ese momento, ella repitió el acto de contrición en tres ocasiones, lo que le trajo una sensación de paz.

Se preparó para morir, pero entonces recordó que tenía la medalla de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

“Pensé, ‘espera un minuto, espera un minuto. Tengo mi medalla. Ella me dijo que iba a salir de allí.'”

La rampa se infla sola al lado de su rostro, por razones que nadie pudo averiguar. 

Pero el hecho de que no se infló completamente lo que le impidió ser sofocada. En lugar de matarla, la protegió.

Raposa finalmente salió y fue citada por actos heroicos por mantener la calma de los otros sobrevivientes, cantando villancicos mientras esperaban el rescate en el frío acuoso.

Beverly, quien una vez había pensado en convertirse en una monja carmelita, pero luego se desvió, se convirtió en una devota católica después del encuentro con la muerte.
.
Y terminó haciendo dos viajes a Medjugorje, donde sentía la presencia “innegable” de la Santísima Madre.

Una de las primeras cosas que ella leyó en un libro sobre Medjugorje fue a María diciendo: “Quiero envolverlos en el manto de mi amor.”

La reacción de Raposa (que ahora es vicepresidente de una empresa de marketing financiero) fue,

“Lo sabía, lo sabía, lo sabía. La rampa sobre la puerta que quedó por encima de mí, era su manto”

“Creo honestamente que yo no morí a causa de las promesas de los primeros viernes”, dice ella.

Yo creía en esas promesas. Ud. puede ir hacia atrás con sus palabras, pero Dios nunca se retracta de las suyas.

La chica frente a mí murió, y la chica delante de ella murió, y la chica delante de mí estuvo muy gravemente herida, y milagrosamente, la rampa me protegió. Esa es la Virgen”.

Había 176 a bordo. 101 murieron. “Setenta y cinco de nosotros sobrevivimos”, dice Beverly.

“Tengo el informe federal, que dijo que ese accidente no era sobrevivible. Ninguno de nosotros debería haber logrado salir.

Allí hubo 75 milagros que salieron de la ciénaga esa noche.”

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:
  • María

    Que historia de vida tan maravillosa. La Virgen Santa como es Nuestra Madre siempre nos cuida, nos protege de todo mal, nos ayuda en todo momento y lugar.

  • RINCON CIVICO

    MI DIOS LOS BENDIGA, A JESUS POR MARIA. hace mas de dos años, a las 5am, preparandome para alistar los dos hijos mios que hacian su bachillerato, sali a la puerta de la casa, y en ese momento pasaba un muchacho, mal vestido, el cual me pidio agua, yo me comprometi, a traersela, pidiendole que esperara en la acera, pero grande fue mi sorpresa, cuando desenfundo un cuchillo, bastante grande y me ataco con el, tratando de h erir mi pecho, yo reaccione, poniendo mi brazo completo, en cruz, parando la agresion, ademas, no me explico, no tube miedo y me le fui encima, yo soi gordo y el agresor era flaco, el si tubo miedo, en el forcejeo, me tiro varias cuchilladas, pero no acerto en ninguna, en una maniobra bastante rapida el atacante tomo dos telefonos celulares que habia comprado el dia anterior y los arranco de su cargador, salio a toda, yo alcance a perseguirlo varias cuadras, pero se escabullo, la policia del cuadrante me auxilio y me recomendo, dejar las cosas asi, ya que ellos lo podian detener, pero el juzgado, lo dejaria libre el mismo dia, YA QUE NO HABIAN MUERTOS, esa es la ley que nos rige: absurda, el que denuncia termina detenido y el ladron en la calle, preparando su proximo robo, gracias a CODIGOS TRANSNOCHADOS Y VINAGRES QUE NUESTRAS AUTORIDADES IMPORTARON…GRACIAS A DIOS, SOLO PASE UN SUSTO, CASI DE INFARTO, YA QUE M I NIÑA, SALIA DE BAÑARSE Y VIO TODO Y NO SE EXPLICA COMO YO SEGUIA VIVO, DESPUES DE SEMEJANTE ATAQUE,…SOLO QUE HACIA 10 MINUTOS HABIA RESADO EL SANTO ROSARIO, …ES MI DEVOCION PREFERIDA, ADEMAS DE ASISTIR CASI A DIARIO A LA SANTA EUCARISTIA…ES DE ANOTAR QUE BUSQUE ATENCION MEDICA, PUES NO PARABA MI TYAQUICARDIA Y LA CLINICA SE NEGO A ATENDERME, ME APLICARON EL PASEO DE LA MUERTE, MUY COMUN ESTA PATRIA DEL SAGRADO CORAZON…