Los católicos creen en la inmortalidad natural del alma humana.

Entonces, ¿por qué no creer en la reencarnación? 

Esto separa claramente al cristianismo de muchas filosofías y religiones orientales.

reencarnacion esqueleto

¿Qué es, en realidad, la “reencarnación”?
.
Es la idea que vivimos en la tierra más de una vez.
.
Y es un concepto de la teología que en occidente maneja la New Age.

Su idea siniestra es que el alma no necesita de Dios para purificarse.

 

3 ARGUMENTOS EN CONTRA DE LA REENCARNACIÓN

Hay varios argumentos que apoyan el rechazo de la reencarnación de la Iglesia.

 

PRIMER ARGUMENTO: ¿EL HOMBRE PUEDE BAJAR REENCARNÁNDOSE EN UN SER IRRACIONAL?

En el siglo IV San Ambrosio de Milán escribió que sería imposible que

“el alma que gobierna al hombre deba tomar la naturaleza de una bestia tan opuesta a la del hombre”.

Porque según la teoría de la reencarnación el alma puede habitar en un cuerpo similar (por ejemplo, el alma de un hombre entra en el cuerpo de otro hombre) o incluso un cuerpo radicalmente diferente (por ejemplo, el alma de un hombre entra en el cuerpo de una rana).

La migración de las almas entre humanos y animales es tan imposible como la procreación de los cuerpos entre los seres humanos y los animales.

 

SEGUNDO ARGUMENTO: LOS HOMBRES NO SE COMPORTAN COMO SI HUBIERAN VIVIDO ANTES

Los seres humanos no se comportan como si tuvieran almas que vivieron antes del nacimiento en otros cuerpos.

Y si no es así, si no se puede incorporar lo que se ha vivido antes ¿para qué sirve haber vivido antes?

El escritor del siglo III, Tertuliano, lo pone de esta manera:

“Si las almas salen a diferentes edades de la vida humana, ¿cómo es que regresan de nuevo uniformemente al primer año de vida?

Todos los hombres están imbuidos de un alma infantil en su nacimiento.

Pero, ¿cómo sucede que un hombre que muere viejo vuelve a la vida como un bebé?”

La ausencia de animales y niños que se comportan como adultos maduros es evidencia en contra de la teoría de la reencarnación.

Por supuesto, un defensor de la reencarnación podría decir que aunque el alma de una persona habita en un cuerpo nuevo, sus recuerdos y la personalidad no lo hacen.

Pero esto hace que la reencarnación sea el equivalente práctico de no sobrevivir la muerte.

Además, se plantea la cuestión, que planteó San Ireneo en el siglo II,

“Si no recordamos nada antes de nuestra concepción, entonces, ¿cómo hacen los defensores de la reencarnación para saber que todos hemos estado reencarnado?”

Defensores de la reencarnación ofrecen evidencia empírica en forma de testimonios de “vidas pasadas”.

Estos testimonios, como los recogidos en los niños por el psiquiatra Ian Stevenson, no son convincentes.

Por ejemplo, muchas de las entrevistas de Stevenson eran niños que vivían en lugares como la India, donde la reencarnación es ampliamente aceptada.

Esto sugiere que sus historias eran más propensas a los condicionamientos sociales que a recuerdos reales de vidas pasadas.

Por otra parte, aunque los niños en estos estudios no se cree que sean capaces de engañar a los entrevistadores, son capaces de confundir la fantasía con la realidad (por ejemplo, contar historias de amigos imaginarios o aventuras imaginarias).

Por otro lado, Shirley MacLaine ha afirmado que, en una vida anterior en la Atlántida, era hermana de un espíritu de 35.000 años llamad Ramtha, canalizado por el maestro místico y escritor estadounidense JZ Knight.

¿Por qué la mayoría que cuenta sus encarnaciones anteriores siempre se asocian con la realeza, el genio, la virtud, la riqueza y el prestigio?

En realidad, la gran mayoría de la humanidad han sido esclavos, peones rurales, siervos, cazadores, recolectores, las personas sin hogar, niños de la calle, gentuza, marginados, parias, réprobos, vagabundos.

 

TERCER ARGUMENTO: ¿ENTONCES POR QUÉ CRECE LA POBLACIÓN MUNDIAL?

Un tercer argumento en contra de la reencarnación ha sido llamado el argumento de la población.

Se basa en la afirmación hecha por los proponentes de la reencarnación que no se crean nuevas almas ni se destruyen.

En cambio, las almas solamente renacen en otros cuerpos.

Pero, en palabras de Tertuliano:

“Si los vivos vienen de los muertos, al igual que los muertos proceden de los vivos, a continuación, siempre debe seguir sin cambios el número de la humanidad

Observó (y la ciencia moderna ha confirmado) que ha habido un “crecimiento gradual de la población [humana]”.

Este crecimiento sólo puede explicarse por las nuevas almas que entra en existencia.

Lo que entra en conflicto con la noción de la reencarnación perpetua de las mismas almas en diferentes órganos.

Por último, los científicos están de acuerdo en que la vida en la Tierra comenzó hace miles de millones de años atrás.

Esto refuta la idea de que las almas han estado reencarnadas en cuerpos físicos por toda la eternidad.

 

LA REENCARNACIÓN ES UN RASGO ESPIRITUAL QUE DEFINE A LA NEW AGE

El tema de la reencarnación, dentro del New Age, es algo muy popular.

Tratado en forma científica y en forma novelada, es entendida como evolución optimista hacia la perfección total subjetiva y personal, según los diversos niveles de conciencia adquiridos.

No es la reencarnación clásica oriental (más bien purgativa y purificativa), sino la positiva.
.
Porque en cada vida conseguimos niveles de conciencia cada vez más superiores.

Unido al tema de esta reencarnación en sentido positivo, y para encontrar una base fiable y plausible, se encontraría la creencia en cuerpos energéticos, entre ellos un “cuerpo astral”, y en la importancia y sentido de los “chakras”.

Otra forma de denominar los campos energéticos o el espectro energético es el “aura”, que incluso, se afirma, puede ser fotografiada.

Y se aprecia un optimismo y una escatología benévola: todos salvados por la reencarnación. Se otorga el primado del amor como armonía-comunión, y de la felicidad en forma de bienestar personal, ya aquí y ahora.

Algunos autores hablan de “autosalvación” en dos versiones:

al no ser Cristo el Salvador, las mediaciones salvíficas son “de métodos de autodesarrollo;

y la misma escatología, en forma de reencarnación, no es más que una “autosalvación”.

new-age

 

DESESTIMADA POR EL CRISTIANISMO

Nuestra Iglesia deja claro que la reencarnación es una creencia errada, como lo ha dicho la Santísima Madre, en una aparición ampliamente seguida en 1982,

“Uno va al cielo en plena conciencia.
.
En el momento de la muerte, usted es consciente de la separación del cuerpo y del alma.
.
Es falso enseñar a las personas que se renace muchas veces y que se pasa a diferentes cuerpos.
.
Uno nace sólo una vez.
.
El cuerpo, extraído de la tierra, se descompone después de la muerte.
.
El hombre recibe un cuerpo transfigurado”.

Esto está en armonía directa con las Escrituras (1 Corintios 15:44):

Se siembra un cuerpo animal, y despierta un cuerpo espiritual.

Pues si los cuerpos con vida animal son una realidad, también lo son los cuerpos espirituales”.

Si es en el cielo, se trata de un cuerpo espiritual, lleno de luz, es lo que la Biblia llama “glorificado“.

Nos levantaremos en el último día.

¿Pero qué hay del purgatorio? ¿Y el ladrón que va al cielo de inmediato?

Uno puede discutir estos asuntos, pero no sobre la reencarnación.

Aquí está el punto importante: más allá de la semántica, y la cosa que se quiera debatir, el justo vive para siempre con Cristo, que fue glorificado después de la Resurrección.

Afirma el Catecismo (1013):

“La muerte es el fin de la peregrinación terrena del hombre, del tiempo de gracia y de misericordia que Dios le ofrece a fin de resolver su vida terrena según el plan divino y para decidir su destino último.

Cuando se haya completado el único curso de nuestra vida terrena, no volveremos a otras vidas terrenas.

Está establecido que los hombres mueren una sola vez No hay ‘reencarnación’ después de la muerte”.

Dice una reflexión del Vaticano (“Jesucristo, portador del agua de la vida”):

Originariamente, la reencarnación formaba parte del pensamiento cíclico hindú, basada en el atman o núcleo divino de la personalidad (más tarde, el concepto de jiva).

Que se trasladaba de cuerpo a cuerpo en un ciclo de sufrimiento (samsara), determinado por la ley del karma, vinculado al comportamiento en las vidas pasadas.

La esperanza estriba en la posibilidad de nacer en un estado mejor o, definitivamente, en la liberación de la necesidad de volver a nacer.

A diferencia de la mayoría de las tradiciones budistas, lo que vaga de cuerpo en cuerpo no es un alma, sino un contínuum de conciencia.

En ambas tradiciones, la vida presente está encerrada en un proceso cósmico potencialmente infinito, sin fin, que incluye incluso a los dioses.

En occidente, después de Lessing, la reencarnación se ha entendido de manera mucho más optimista, como un proceso de aprendizaje y de realización individual progresiva.

El espiritismo, la teosofía, la antroposofía y la Nueva Era ven la reencarnación como una participación en la evolución cósmica.

Este enfoque postcristiano de la escatología se considera como la respuesta a las cuestiones no resueltas por la teodicea y prescinde del concepto de infierno.

Cuando el alma se separa del cuerpo, los individuos pueden volver la mirada hacia toda su vida hasta ese instante.
.
Y cuando el alma se une a su nuevo cuerpo se obtiene una visión anticipada de la siguiente fase de la vida.
.
Uno puede acceder a sus vidas anteriores mediante los sueños y las técnicas de meditación
”.

reencarnacion

 

SÓLO CRISTO TUVO UNA EXISTENCIA ANTERIOR

Si los católicos creen en la inmortalidad natural del alma humana, ¿por qué no creer en la reencarnación?

Después de todo, ¿Jesús no indicó que Juan el Bautista era la reencarnación del profeta Elías?, en Mateo 17: 10-13.

Eso está mal interpretado, en realidad Jesús re refería de que vendría “con el espíritu y poder de Elías” como un profeta de Dios. 

No estaba hablando de reencarnación.

Sólo Cristo es revelado en la Escritura de haber tenido una existencia prehumana, o ser “del cielo.”
.
Los humanos se revelan como que han venido “de la tierra”, o “de este mundo.”

Por lo tanto, decimos que Jesucristo fue encarnado.

Pero ni siquiera él estuvo reencarnado.

La reencarnación implica una existencia corporal anterior.

O, como el término lo indica, una existencia anterior “carnal”. 

 

LA REENCARNACIÓN ES IMPOSIBLE CRISTIANAMENTE HABLANDO

Filosóficamente hablando, la “reencarnación” es imposible porque el alma es la forma del cuerpo.
.
En otras palabras, es el alma que “da forma al cuerpo” como es. 

Mucha gente confunde la “materia” en particular o lo “material” de nuestro cuerpo con la esencia del cuerpo.

La verdad es que mucha de la materia real de nuestros cuerpos se cambia y se renueva con el tiempo, pero seguimos siendo la misma persona en el proceso.

Mientras que algunas partes de nuestro cuerpo no cambian (por ejemplo, no recibimos nuevas neuronas en nuestro cerebro), las células de grasa en nuestros cuerpos, por ejemplo, son totalmente cambiadas cada diez años más o menos .

La reencarnación también es problemática si tenemos en cuenta el hecho de que un ser humano es un compuesto cuerpo / alma.

No sólo es el alma ni sólo es el cuerpo que individualiza una persona.

Tampoco la reencarnación es capaz de hacer la distinción esencial entre el hombre y los animales.

Sólo los seres humanos son creados a imagen de semejanza de Dios; y por lo tanto, poseen almas racionales y espirituales. 

Es el alma humana distintiva la que es el fundamento de su dignidad única.

Es la razón por la que los seres humanos poseemos “ciertos derechos inalienables”.

La reencarnación reduce a los hombres al nivel de los animales, con los “derechos” de los seres humanos.

shiva en bangalore

 

LA IDEA DE LA REENCARNACIÓN CONDUCE AL OCULTISMO Y AL MALIGNO

La reencarnación es una idea peligrosa, no sólo porque puede hacernos pensar que podemos hacer lo que queremos y lo compensaremos en una vida futura.
.
Sino también debido a que conduce la gente a los fenómenos psíquicos, la Nueva Era, y otros aspectos de lo oculto, incluyendo la brujería.

¿Tiene la reencarnación sentido lógico?

En cierto modo, se puede ver como lógico – que los errores fueran subsanados en un lapso de vida útil – que tal vez alguien que mató a otro tendrá que expiar esto devolviendo como alguien que se muere.

Pero sabemos que esa expiación viene en el más allá – el purgatorio y el infierno, sin volver físicamente a la tierra.

La reencarnación también se relaciona con fenómenos psíquicos, porque incluye la hipnosis para revelar vidas pasadas.

Muchos son los que creen en la reencarnación que afirman que mientras fueron hipnotizados, tuvieron “una regresión” a “vidas pasadas”.

Ha habido libros muy conocidos, incluso una película importante, sobre cómo algunos de estos sujetos fueron capaces de relatar su vida o la vida de otros que vivieron en épocas anteriores, hasta llegar a detalles que se han verificado.

De algún modo ellos sabían los detalles íntimos de las vidas pasadas remotas – a veces, detalles antiguos que no había manera de que lo sepan naturalmente.

Aquí llegamos al punto.

Para llevarnos por mal camino, ¿no sería lógico que satanás o sus demonios o espíritus difuntos puedan alimentar los hechos que nos hacen creer que vivimos antes?

Satanás sabe todo acerca de todo ser humano que haya vivido.

Él es una “super-inteligencia”; no podemos aquí en la tierra ser más listos; tenemos que dejar eso al mayor de todos los seres inteligentes: Jesús.

El mundo de las tinieblas puede alimentar de información fácilmente.

Esto ocurre también, en algunos casos, cuando la gente cree que se está comunicando (a través de sesiones de espiritismo como la ouija) con amigos o familiares “difuntos”.

Los Espíritus a menudo engañan.

Pero hay otras y posibilidades añadidas.

Una persona que afirma haber vivido muchas vidas anteriores puede albergar un buen número de espíritus – lo que Cristo llama “legión”.

Tales espíritus podrían manifestarse de la misma manera que lo hacen a través del síndrome de “personalidad múltiple” (que a menudo no es un síndrome de ningún tipo, sino la simple posesión demoníaca de múltiples espíritus).

¿Podría un espíritu atado a la tierra, o tal vez parientes fallecidos en el árbol de familia, también ser la alimentación de información de una persona?

¿O espíritus en un vecindario particular?

Frederick WH Myers (1843-1901) escribió en un libro llamado La personalidad humana y su supervivencia a la muerte corporal, que se publicó póstumamente en 1906 y señaló, en un punto:

“El espíritu controlador demuestra su identidad principalmente por la reproducción, en el habla o la escritura, de hechos que forman parte de su memoria y de a la memoria del automatista” (el automatista es la persona hipnotizada)”.

Esa es otra manera de decir que una entidad espiritual separada está implantando la información en la memoria del hipnotizado, información que la persona toma como su propia memoria.

Cuando se está tratando con la hipnosis, o cualquier trance, podemos decir esto: estás tratando con una parte de la psique que es “fruto prohibido”, que no se supone que no pueda ser manipulada o incursionada, y está por lo tanto en un terreno peligroso

Este terreno es fácilmente atravesado por el gran engañador, el padre de una mentira tras otra.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: