La tradición sostiene que el Arcángel Gabriel le dio a María un poco de madera del árbol de la vida.

Ésta se la dio a San Lucas, que la utilizó para pintar tres imágenes de su celebración al Niño Jesús.

Lucas envió el icono a los cristianos en Egipto (o Antioquía), de donde llegó a Constantinopla en el 400.

jesus-virgin-mary-kykkos-monastery







En agradecimiento por curar a su hija, el emperador bizantino Alexios Komnenos se lo dio a Isaías, el ermitaño.
.
Quien lo instaló en el monasterio que construyó en Kykkos, en la profundidad de un desfiladero en las montañas de Troodos.

Desde 1576, el santo icono ha sido completamente cubierto de plata y oro. Un velo de brocado en el rostro de la Virgen oculta su rostro.

Copias de la imagen de la Kykkotissa se han propagado por las iglesias ortodoxas, que celebran su fiesta día 12 de noviembre o 25 de noviembre en el calendario moderno.

 

LA ISLA DE CHIPRE

La isla de Chipre acogió el cristianismo en los tiempos del apóstol Pablo y de san Bernabé, a los cuales se considera fundadores de aquella comunidad cristiana.

Muchas han sido las vicisitudes que ha conocido Chipre a lo largo de su historia, pasando sucesivamente a manos de musulmanes árabes, bizantinos, latinos de Lusignano, genoveses y venecianos.

En 1571 fue dominada por los turcos musulmanes hasta 1878 en que pasó a depender de la administración inglesa hasta 1974 en que quedó dividida entre turcos y griegos, situación que aún perdura.

Según algunas leyendas, la Virgen María acudió antes de su muerte a visitar a los cristianos de la isla.
.
Lo que explica que toda la isla sea como un gran santuario mariano por la cantidad de monasterios e iglesias dedicados a la Virgen, que puede formar con sus advocaciones una verdadera letanía.

 

LA APARICIÓN DE DIOS

Según la tradición, un virtuoso ermitaño llamado Isaías vivía en una cueva en la montaña de Kykkos.

Un día, el gobernador Bizantino de la isla Doux, Manuel Voutoumites, que estaba pasando el verano en la villa de Marathasa por el calor de la estación, fue al bosque a cazar.

Después de haber perdido su camino en el bosque se encontró con Monje Isaías y le pidió que le mostrara el camino.

El ermitaño que no estaba interesado en las cosas de este mundo, no respondió a su pregunta. Voutoumites se enojó por la indiferencia del monje y lo maltrató.

No mucho después, cuando regresó de Doux a Nicosia, cayó enfermo con una enfermedad incurable llamada lethargia.

En su terrible condición, recordó cómo había tratado inhumanamente al ermitaño Isaías y le pidió a Dios que lo cure para que pudiera ir a pedirle personalmente perdón.

Y esto sucedió.

Pero Dios apareció delante de la ermita y le reveló que eso que había ocurrido había sido planeado por la voluntad divina.
.
Y le pidió a Voutoumites que trajera a Chipre el icono de la Virgen que había sido pintado por el Apóstol Lucas.

El icono estaba en el palacio imperial de Constantinopla. Cuando Voutoumites escuchó el deseo del ermitaño quedó sorprendido porque lo consideraba una cosa imposible.

Entonces Isaías le explicó que era un asunto de voluntad divina y acordaron viajar juntos a Constantinopla para la realización de su objetivo.

 

EL ICONO VIAJA A CHIPRE

El tiempo fue pasando y Voutoumites no podía encontrar la oportunidad adecuada para presentarse ante el emperador y preguntarle por el icono.

Por esta razón, proveyó a Isaías con otros iconos y otras cosas necesarias y lo envió de regreso a Chipre, al mismo tiempo, diciéndole que pronto vería al Emperador.

Por designio divino la hija del emperador, había caído enferma con la misma enfermedad que había golpeado a Voutoumites.

Este último aprovechó la oportunidad y fue a ver al emperador Alexios III Ángelos.

Él le contó su experiencia personal con el monje Isaías y le aseguró que su hija se curaría si enviaba a Chipre el santo icono de la Virgen.

En su desesperación, el emperador, viendo que no tenía otra opción concordó. Su hija se reestableció al instante.

El emperador, sin embargo, no quería separarse de la imagen de la Virgen, llamó a un pintor de primera clase y le ordenó que pintara una copia exacta del icono con el fin de enviarla a Chipre.

Por la tarde la Madre de Dios se apareció en un sueño al emperador y le dice que es su deseo que su icono sea enviado a Chipre y que la copia sea conservada por el emperador.

Pero no fue hasta que el propio emperador cayó enfermo en que aceptó que el Icono viajase a Chipre, aportando el dinero para la construcción del Monasterio dónde alojarlo.

Al día siguiente, el barco real con el icono de la Virgen partió para Chipre, donde Isaías estaba esperando por ella.
.
Durante la procesión del icono de la costa a la montaña Troodos, según la leyenda, los árboles, participando en la bienvenida, piadosamente doblaban sus troncos y ramas.

Con el patrocinio proporcionado por el emperador Alexio Komnenos una iglesia y un monasterio fueron construidos en Kykkos, donde fue depositado en el icono de la Virgen.

Al mismo tiempo, Voutomitis llegó a la isla, declaró al Monasterio Stravropegico y autorizó a que los gastos por su mantenimiento sería provisto por las villas de Peristerona, Milon y Mylikouri.

Según otra tradición, que aún conserva el pueblo, un pájaro con voz humana apareció volando alrededor de la zona cantando:

Kykkou, Kykkou, en la colina de Kykkos
Un monasterio en este sitio se hará
Una chica de oro entrará
Y nunca volverá a salir

La “chica dorada” es, sin duda, el icono de la Virgen, mientras que el monasterio es el Real y Santo Stavropegiac Monasterio de Kykkos en el que se ha refugiado el icono por más de novecientos años.

A lo largo de los siglos los locales han venerado el icono y han atribuido milagros a su presencia.

Por ejemplo en 1760 el éxito en la lucha contra la devastación de la langosta, un problema frecuente de la época que se creía que era la labor de los iconos.

El icono también ha servido como modelo para otras pinturas que representan a la Virgen en la ortodoxia oriental.

Kikkotissa

 







EL ICONO

Es del estilo de la Virgen de la ternura, en que manifiesta el afecto entre Madre e Hijo, pero con algunas particularidades.

María, vestida con el kiton (túnica) y el maforion (manto), se inclina sobre el Niño, el cual, apoyando su espalda sobre el costado de María se gira hacia los fieles.

María con una mano sostiene al Niño, mientras con la otra, levemente elevada, sostiene la mano del Niño como para ayudarlo a soportar el rollo abierto.

El Niño, vestido de rojo, parece atender más al espectador que a su Madre.

El rollo, abierto, contra lo que suele ser habitual, lleva la siguiente escritura de Isaías: “El Espíritu del Señor está sobre mí; me ha ungido, me ha enviado a anunciar la Buena Nueva a los pobres… (Isaías 61, 1-2; Lucas 4, 18)

Algunos santos Padres de la Iglesia deducen de este texto algunas afinidades marianas.

San Juan Damasceno, (+749) por ejemplo, hablando de la natividad de María, dice: “De ella, el Rey de la gloria, revestido de la púrpura de la carne, proclamará la liberación de los prisioneros con los que vino a vivir”.

El precioso ícono es uno de la Virgen María, a través se rinde una popular devoción a la madre de Dios.
.
Éste es obra del apóstol Lucas quién lo pintó habiendo conocido a María.
.
Este Ícono también es llamado “Panayia Eleousa” (fuente de misericordia).
.
En 1576, fue cubierto con plata y oro aunque una nueva cubierta fue hecha en 1795.

La cara de Maria se encuentra cubierta y nunca es revelada debido a que fue la voluntad del emperador Alexios o a que, de esta manera, revelará mayor reverencia.

Es recordado que en 1669, el Patriarca de Alejandría, Gerasimos, se atrevió a levantar la cubierta para ver la cara de la Theotokos (Madre de Dios) pero fue castigado por su impiedad y con lágrimas en los ojos pidió perdón a Dios.

El monje ruso Vasilios Barsky, quién visitó el Monasterio en 1735, escribió que los monjes descubrían la imagen solo en períodos de sequía y solo luego que ha sido trasladado al Throni (pequeño trono) donde ellos cantarían el “Paraklesis” (canto de petición a la Theotokos).

Ellos lo transportaban sin atreverse a mirarlo por lo que se lo llevaba apuntando al cielo.

Sobre el pico de la montaña, en dirección norte del monasterio, se encuentra “To Throni tis Panayias” (el Trono de la Virgen María).
.
En viejos tiempos, existió en el lugar un trono de madera en el cual se colocaba el Santo Icono y se ofrecían plegarias a Dios.
.
En 1935, el trono de madera fue reemplazado por un cenotafio de cemento, el cual ha sido reemplazado recientemente por uno nuevo más grande y majestuoso.

monasterio de kikkos

 

EL MONASTERIO DE KYKKOS

El Monasterio se encuentra ubicado en la ruta principal que conduce desde Troodos a Nicosia, en la parte oeste de estas montañas, a 18 km del pico más alto de Chipre (el monte Olimpus) y en medio de un hermosos paisaje de montaña boscosa que llama permanentemente a la meditación.

Su nombre completo es Monasterio del Real Santo y Stavropegic de la Panayia de Kikkos.

El término “Panayia” significa toda santidad y es empleado en reverencia de la Santa Virgen María.

Es llamado real debido a que fue fundado a través de la contribución financiera del emperador bizantino Alexio I Komnenos y Stavropegic debido a que una cruz fue emplazada en la piedra fundamental.

Esto último, en lenguaje eclesiástico, significa que el monasterio tiene autogobierno en el marco de la Iglesia Ortodoxa Chipriota.

Church-Kykkos-Monastery

El origen del nombre Kikkos es desconocido. Según la postura más aceptada, se debería al nombre de un arbusto encontrado en el área denominado “kokkos”

La hermandad del Monasterio alcanza los 900 años. este se transformó en uno de los centros espirituales más importantes de la isla.

También jugó un importante rol durante la guerra de la independencia.

También ha contribuido a preservar la conciencia histórica y ortodoxa de los chipriotas durante los difíciles momentos que han debido vivir que, en algunos casos, se encontraron cerca de su destrucción ante tantas invasiones.

Su construcción original data del período bizantino pero fue reconstruido, inicialmente, en el siglo XVII y posteriormente en el XVIII.

Contiene la tumba de su fundador, el Arzobispo Nikiforos. En su interior existen numerosos frescos que junto con los íconos, son un fino ejemplo del estilo bizantino.

Espléndidos candelabros cuelgan de los techos.

También son mantenidos antiguos manuscritos, antiguas esculturas en madera e importantes documentos relativos a la historia del Monasterio.

El primer Presidente de Chipre, Arzobispo Makarios III comenzó su carrera eclesiástica allí como un monje en 1926.

Permaneció allí mucho tiempo y retornó allí muchas veces. Su petición de ser enterrado allí se materializó después de su muerte en 1977.

Su tumba se encuentra a 3 km al oeste del monasterio de Kykkos y sigue siendo un destino popular para los visitantes.

En 1974, cuando el Arzobispo Makarios fue destituido por la junta militar se dirigió en busca de refugio allí.

Como resultado, el edificio fue alcanzado por fuego de tanques y una parte de él colapsó

kykkos-monastery-and-museum

La iglesia fue construida especialmente para albergar el Santo Icono.
.
Originalmente fue de madera pero era muy vulnerable al fuego el que causó grandes daños a la estructura y a los frescos en 1365 y 1541.
.
Luego de ese año, fue totalmente restaurado pasándose a usar piedra en vez de madera.
.
Sin embargo se volvió a incendiar en 1751 y 1813.

La iglesia original era de una nave, luego de tres y actualmente es de tipo basílica con un domo.

De las tres naves, la del medio está dedicada a la Virgen María, el pasillo derecho a Ayiotis Pantes (Todos los Santos) y el izquierdo a Archangelous Gavreil ke Mihail (Arcángeles Gabriel y Miguel).

Fuentes:

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: