Inversiones ilegales de los hijos de San Francisco de Asís.

Una de las más grandes órdenes religiosas franciscanas, fundada sobre el carisma de pobreza y humildad de San Francisco de Asís en 1209, anunció que está al borde de la quiebra debido a que algunos de sus frailes malversaron los dineros de sus cuentas en operaciones por lo menos dudosas.

franciscanos en procesion







La revista italiana Panorama informó el viernes que faltaban decenas de millones de dólares de la Orden de los Hermanos Menores y se habían invertido en compañías offshore.

Panorama también afirmó que fiscales suizos se habían apoderado de las cuentas franciscanos en Suiza debido a que los titulares de cuentas supuestamente habían invertido en operaciones ilegales que podrían incluir tráfico de armas y drogas.

EL ESCÁNDALO

El escándalo sacudió a la orden inspirada por su fundador en la pobreza y la oración, que está activa en 110 países.

En una carta publicada en el sitio web de la orden, dirigida a todos los frailes, el superior de la orden dijo que estaban en “graves dificultades financieras, con una importante carga de la deuda”.

hermano perry franciscano

El Hermano Michael Perry dijo que se inició en septiembre una investigación interna y reveló que

“se llevaron a cabo una serie de actividades financieras cuestionables por los frailes encargados del cuidado del patrimonio de la orden.”

Y también que los franciscanos han solicitado

“la intervención de las autoridades civiles, de modo que puedan arrojar luz sobre este asunto”.

Anunció que el tesorero general de la orden, el Padre Giancarlo Lati había renunciado a ese puesto – según el sitio por razones de salud – y también como representante legal de la Orden. Lati también era presuntamente responsable de la gestión de Il Cantico, un hotel de lujo de Roma propiedad de la orden, cuyo sitio web se compromete a utilizar los beneficios para ayudar a los pobres, los niños de la calle, y los centros de Sida.

“Debido al alcance y la magnitud de estas actividades, han colocado la estabilidad financiera de la Curia General en grave riesgo”, escribió Perry.

“Los sistemas de supervisión financiera y control de la gestión del patrimonio de la orden eran demasiado débiles o se vieron comprometidos, lo que limita su eficacia para garantizar una gestión responsable y transparente. Hemos tomado medidas para hacer frente a estas preocupaciones”.

Perry acotó que el escándalo no se limitó sólo a los frailes.

“Estas actividades cuestionables también involucran a personas que no son franciscanas, pero que parecen haber jugado un papel central”.







Y establece que tales actividades financieras cuestionables,

“se llevaron a cabo por los frailes encargados del cuidado del patrimonio de la Orden sin el pleno conocimiento o consentimiento del anterior y actual Definitorio General“, deslindando responsabilidades.

La magnitud del problema se puede apreciar en que Perry pide ayuda económica a las provincias de la orden,

Les pido a todos los Ministros provinciales y Custodios su comprensión y ayuda financiera para que nos ayuden a hacerle frente a la actual situación, que también incluye el pago de grandes sumas de dinero por intereses”.

El Tesorero ayudante de la orden asumió el papel de tesorero y otro fraile fue designado como representante legal de la orden. Un tercer hermano fue nombrado en octubre con el cargo recientemente creado de Delegado Especial del Ministro General de Asuntos Económicos de la Curia General.

Estos tres frailes iniciaron un grupo de trabajo para “verificar la actual situación económica” de la orden; “examinar y evaluar los sistemas existentes para la supervisión financiera”; y “para examinar las prácticas de la Oficina del Tesorero General de 2003 hasta la actualidad, con especial atención a las actividades que podrían ser motivo de preocupación”.

Perry, nativo de Indianápolis, fue designado el fin del año pasado para encabezar la orden, luego que José Rodríguez Carballo, con 10 años como superior de la orden, fue nombrado por el Papa Francisco para hacer la parte ejecutiva de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada.

Perry había estado sirviendo como segundo al mando de la orden antes de su elección como ministro general. Antes de eso, había servido como asesor de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos y habían trabajado durante una década para los programas de franciscanos de la República Democrática del Congo.

Finaliza la carta diciendo que

muchos hermanos “estarán seriamente decepcionados y desanimados por esta situación”, pero dice que espera dar más información pronto y hará “una relación completa de todo el asunto” en la próxima reunión mundial de la orden, que se celebrará en Asís, Italia, en mayo-junio de 2015.

il cantico

LAS ÓRDENES NACIDAS DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

Según fratefranceso.org, las órdenes de inspiración de San francisco de Asís como una orden mendicante en 1209 están divididas en tres ramas:

Primera Orden: Frailes o Hermanos Menores: Franciscanos o Hermanos Menores (OFM), Menores Conventuales (OFMConv.), Menores Capuchinos (OFMCap.).

Segunda Orden: Hermanas contemplativas (Clarisas, Capuchinas, Concepcionistas…): Hermanas Franciscanas Clarisas (OSC), Clarisas Capuchinas, Franciscanas Concepcionistas, Anunciadas o Franciscanas de la Virgen María.

Tercera Orden: Franciscanos Seglares, Regulares y Jufra: Orden Franciscana Seglar (OFS), Regla de la OFS, Terciarios Regulares (Congregaciones TOR), Regla de la TOR, Institutos Seculares Franciscanos.

Los primeros franciscanos fueron llamados Orden de los Frailes Menores, con el carisma de pobreza total, vivían día a día del trabajo y la mendicidad, pero cuando comenzaron a estudiar y vivir en las universidades tuvieron que modificar su ideal de estricta.

Cuando san Francisco murió hubo desacuerdos sobre la dirección de la orden. El ministro general franciscano, San Buenaventura, intentó un equilibrio entre los Conventuales, que quería adaptar su pobreza a las necesidades de la época, y los Espirituales u Observantes, que querían la estricta pobreza.

Las discrepancias aumentaron en el siglo XIV, cuando algunos de los franciscanos espirituales, los Fraticelli, fueron condenados en 1317-18 por el Papa Juan XXII.

Luego del capítulo general extraordinario del año 1517, convocado por el León X, el papa decretó la separación total de la Orden entre dos ramas: Conventuales y Observantes (Espirituales), pero invirtiendo la relación de dependencia. Desde los inicios los Conventuales habían representado a toda la Orden, ahora esta función la pasarían a ocupar los Observantes. Posteriormente en el año 1535 surgió la Reforma Capuchina en el seno de los Observantes.

Según información de Wikipedia, los Franciscanos conventuales, Ordo Fratum Minorum Conventualli (O.F.M.Conv.) serían 5.000 frailes; los Franciscanos Observantes, Ordo Fratrum Minorum (O.F.M.) rondarían los 17.000 miembros; y los Franciscanos capuchinos, Ordo Fratum Minorum Cappuccinorum (O.F.M.Cap.) cerca de 12.000 miembros.

Fuentes:

 

Haga click para ver las otras noticias
¿Le gusto este artículo? Entre su email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:






  • blaze_pascal

    Lastima! Gracias por difundir la información, Foros. Así no nos tomara por sorpresa cuando los medios seculares anuncien el escándalo.