El Santo sepulcro en Jerusalén es considerado el lugar de crucifixión, sepultura y resurrección de Jesús.

Esta iglesia probablemente sea el lugar más popular de peregrinaciones del cristianismo y el más sagrado del mundo.

Pero también es el lugar donde se manifiestan las mayores tensiones entre las denominaciones cristianas.

 

 

Al punto que para zanjar las disputas entre las 6 denominaciones involucradas en la Basílica, desde hace siglos, el manejo práctico del Santo Sepulcro lo tienen dos familias musulmanas.
.
Y un hecho emblemático de las desavenencias es una escalera móvil que permanece en la fachada de la iglesia y que no se ha movido casi por 300 años.

Esta escalera provisoria ha quedado ahí por la disputa entre las jurisdicciones de las denominaciones cristianas.

Al punto que el Papa Pablo VI, en 1964 en una peregrinación a Tierra Santa, catálogo la escalera como el símbolo de división del cristianismo.

Y dio órdenes para que la escalera quede en ese lugar hasta que las iglesias católicas y ortodoxas acuerden un proceso ecuménico de relación.

 

EL STATUS QUO DE LAS 6 DENOMINACIONES

Seis denominaciones custodian la Iglesia del Santo Sepulcro en Tierra Santa.
.
Y a pesar de que todos son cristianos, su relación está históricamente marcada por conflictos, que a veces degeneran en batallas campales como.

 

iglesia del santo sepulcro

 

Durante siglos han convivido sin tener miedo de llegar a las manos para reclamar algo que creen les pertenece. 

Por eso se instituyó, desde 1192, que dos familias musulmanas se encarguen de mantener la paz.

Los cristianos ortodoxos y católicos consideran al complejo que se construyó en el sitio de la crucifixión, sepultura y resurrección de Jesucristo, y a la antigua estructura, como ninguna iglesia que Ud. haya visto.

Dispuesta en capas, en un sinuoso complejo de varias tumbas, reliquias, y cavernas.

Es también uno de los lugares más conflictivos en el cristianismo.
.
Seis denominaciones cristianas – ortodoxa griega, armenia apostólica, católica romana, copta ortodoxa, ortodoxa etíope, siríaca y la jurisdicción ortodoxa – comparten la iglesia cavernosa.
.
Y han sido notoriamente incapaces de mantenerse sin tirar golpes ante la supuesta menor ofensa.

Las facciones puede causar problemas desastrosos, así que cuando los conflictos entre los clérigos combativos amenazaron uno de los lugares más sagrados de la religión, sólo había una manera de mantener la paz: encontrar un mediador neutral.

 

DOS HOMBRES MUSULMANES: WAJEEH NUSEIBE Y ADEEB JOUDEH

Desde 1192, cuando se negoció un acuerdo de paz, dando el control de las puertas de entrada a los porteros musulmanes.

Los antepasados de estos dos hombres han sido los titulares y los mediadores clave para la sagrada iglesia.

Cada día desde que el acuerdo, sus familias han abierto la Iglesia a los fieles. 

El ritual comienza alrededor de las 4 am, cuando Joudeh entrega la llave de hierro fundido a Nuseibe, que abre las puertas de madera de la iglesia.

Cuando llega el anochecer, los dos revierten el ritual, cerrándola en la noche.

Las familias musulmanas también se han encargado de las funciones simbólicas en rituales de las fiestas, y funcionan como fuerzas de paz de los grupos cristianos, que a menudo se pelean.

Durante los últimos siglos, la iglesia ha sido el lugar de una separación tensa entre las facciones rivales.

Cualquier intrusión percibida, especialmente durante las fiestas, ha hecho estallar peleas, y a veces requerido la intervención policial.

Mira éste ridículo video del 2008:

 

 

“BOMBEROS QUE SE PISAN LA MANGUERA”

Los grupos territoriales tienen un historial de travesuras en las sombras.

Por ejemplo, durante las oraciones Pascua en 1970, los monjes coptos momentáneamente dejaron su puesto en la azotea del monasterio, lo que permitió a los monjes etíopes se abalanzaran, y cambiaran las cerraduras, tomando el lugar para ellos.

Desde entonces, los coptos han protestado poniendo al menos un monje fuera de la zona disputada en todo momento.

 

Basilica del santo Sepulcro en Tierra Santa

 

Por otra parte, las tensiones sectarias hacen que las reparaciones sean casi imposibles de negociar.

Por ejemplo, debido a este desacuerdo en la azotea, la estructura se desmorona, y es considerado “un peligro para la vida humana” por los ingenieros, aún así ha permanecido en mal estado durante años.

Aunque cuando el “agua les llegó al cuello” acordaron en el 2016 hacer una intervención conjunta en el edificio.

A veces los argumentos alrededor de la jurisdicción alcanzan niveles casi cómicos.

En 1995, las seis denominaciones finalmente llegaron a un acuerdo en pintar una sección de la cúpula central tras 17 años de debate.

Y en una repisa de la ventana del piso superior, hay una escalera que ha estado inmóvil desde que fue colocada allí en la década de 1800.

Con miedo de incitar a la violencia e inseguros de cual denominación tiene derecho a la escalera, no se ha movido desde entonces.

 

 

EL EMBLEMA DE LA DIVISIÓN: LA ESCALERA EN LA FACHADA

El edificio del santo sepulcro está dividido en secciones cuidadosamente estudiadas.

Algunas de esas secciones son áreas de todas las denominaciones.

En cambio otras pertenecen a alguna denominación en particular.

Por lo tanto hay un conjunto de reglas que son complicadas y que rigen los derechos de tránsito de los grupos a través de cada sección, estableciendo protocolos, días y horarios

Algunas de las secciones de la iglesia son más conflictivas y diputadas que otras.

Es así como surgen peleas territoriales en zonas donde los límites son discutidos.

Una de ellas es un área pequeña en la sección del techo que está en disputa entre etíopes y coptos.

En un día de verano del 2002 un monje que estaba cuidando la demarcación entre los dos territorios movió su silla 20 cm para obtener sombra.

Esto precipitó una violencia entre las dos denominaciones que terminó con 11 monjes hospitalizados.

Porque se corrió 20 centímetros la silla, fue considerado un acto hostil que violaba los límites de cada soberanía.

Y la escalera móvil en la fachada, inmóvil desde hace 300 años, es el símbolo de la extrema territorialidad a los ojos de todo el mundo.

Se trata de una escalera móvil hecha de madera de cedro posiblemente del Líbano.

Y se la conoce como la “escalera inamovible”.

En el siglo XVIII un albañil estaba restaurando la fachada del Santo Sepulcro y colocó esa escalera móvil en una cornisa del segundo piso, donde está ahora.

El primer relato de la escalera aparece en un edicto del Sultán otomano Abdul Hamid I, qué data de 1757.

Pero acá incluimos un grabado de 1728 que ya representa la escalera en la fachada.

Se cree que la escalera y la cornisa están en la jurisdicción de la Iglesia Apostólica Armenia, pero eso está en disputa.

La paz entre las denominaciones cristianas se refiere a un códice llamado Status Quo.

Qué es un acuerdo entre las diferentes denominaciones sobre los 9 sitios religiosos compartidos en Jerusalén y Belén; entre ellos la Basílica de la Natividad.

Ese acuerdo establece que cualquier cambio que se realice en cualquiera de los sitios religiosos tiene qué ser por consenso.

Por lo tanto como la zona en la que está la escalera en la fachada es una zona contestada, resulta más fácil no hacer nada y no dar la sensación de una provocación.

Cuando el papa Pablo VI visitó Tierra Santa en 1964, describió la escalera como el símbolo de la división dentro del cristianismo.

Y estableció órdenes pontificias para que la escalera permaneciera en su lugar hasta que la Iglesias Católicas y las Ortodoxas llegarán a un estado de entendimiento ecuménico.

Por lo tanto, de esta orden surge que la propia Iglesia Católica está condonando la permanencia de la escalera en la fachada, supeditado la a un acuerdo más global entre las denominaciones cristianas.

A través de los tiempos hubo intentos de violar el Status Quo.

En 1981 un desconocido intentó robar la escalera y fue detenido por la policía israelí.

En 1997 un turista llamado Andy sacó la escalera de la cornisa y la escondió detrás de un altar.

Y permaneció allí durante semanas sin descubrir, hasta que se restableció el Status Quo.

Pero en ese ínterin en qué la escalera estuvo desaparecida hubieron rumores de conflictos entre la Iglesia Apostólica Armenia y la Ortodoxa Griega.

En el año 2009 hubo un acuerdo para mover temporalmente la escalera de la ventana derecha a la izquierda para realizar renovaciones en el campanario.

La escalera es solamente un símbolo de las diferencias que tienen las denominaciones cristianas, que van desde diferencias en áreas del dogma, en la liturgia y en los rituales hasta aspectos de la teología.

Y que se materializa en cosas más prácticas, como por ejemplo cómo usar el área de la iglesia del Santo Sepulcro.

En el libro Jerusalem: la biografía de Simone Sebag Montefiore dice que “la escalera lleva un balcón donde el Superior Armenio solía tomar café con sus amigos y cuidaba sus flores. Está allí para que el balcón se pueda limpiar”.

Estas dificultades de entendimiento han llevado a que los regentes prácticos del Santo Sepulcro sean de otra religión, pero aún entre ellos también hay problemas.

 

 

LAS DOS FAMILIAS MUSULMANAS TAMBIÉN TIENEN DIFERENCIAS

“Como todos los hermanos, a veces tienen problemas. Les ayudamos a resolver sus disputas. 

Somos las personas neutrales en la iglesia. Somos las Naciones Unidas. Ayudamos a preservar la paz en este lugar santo”, dijo Nuseibe al San Francisco Chronicle en 2005.

Pero vale la pena señalar que las dos familias musulmanas encargadas de mantener la paz no son inmunes a los problemas, aunque no en la escala de las tensiones más allá de la entrada de la iglesia.

“Sí, compartimos la responsabilidad con los Joudehs, y, a veces discutimos, como sucede en toda familia”, dijo Nuseibe a International Business Times a principios de este año.

Él cree que su familia fue la primera en tener la llave y los Joudeh vinieron después.

Pero éstos no están de acuerdo:

“Mi antepasado a quien se le dio las llaves era un jeque, una persona muy respetada, que no debía realizar trabajo físico, como subir la escalera para abrir la puerta”, señaló Joudeh.
.
“Es por eso que los Nuseibehs fueron llamados para realizar esta tarea. Por desgracia, ellos se sienten todavía avergonzado de ser sólo los porteros”.

Nuseibe está en desacuerdo:

“Es como tener un millón de dólares y no ser capaz de gastar un solo centavo”, dijo.

 

 

TAMBIÉN EN LA BASÍLICA DE LA NATIVIDAD DE BELÉN

Es conocido como el portal de Belén donde se cree que nació Jesús de Nazaret.

La construcción de este templo data del siglo IV después de Cristo, llevada a cabo por el emperador Constantino I.

Es un sitio religioso compartido por la iglesia Ortodoxa Griega, la Apostólica Armenia, la Católica Romana, y con derechos menores para los ortodoxos sirios y coptos.

Recibe dos millones de visitantes al año, pero ha sido descuidada durante décadas.

También esta iglesia se administra bajo el códice conocido como Status Quo, que asigna responsabilidades para el mantenimiento y custodia a cada denominación.

En el año 2013 se realizó una refacción y renovación de la Basílica. Se dice que fue la más grande después de 600 años.

Según lo que hablan los expertos se filtraba el agua de lluvia desde el techo y amenazaba con daños en los mosaicos y otros objetos de valor incalculable.

El proyecto implicó arreglar los problemas más urgentes como las azoteas y las ventanas.

La Ciudad de Belén está situada en una parte de Cisjordania donde los palestinos tienen autogobierno.

Las tres denominaciones centrales que administran la basílica no se ponían de acuerdo con las refacciones, hasta que la Autoridad Palestina se involucró en el proyecto.

Y las denominaciones cristianas aceptaron la decisión y el plan de refacción.

Por lo visto los desentendimientos entre las denominaciones cristianas son generales y las tienen que resolver personas externas.

Aunque probablemente sean más fuertes en la Basílica del Santo Sepulcro

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: