El santuario de la Virgen de Foppa (del Valle) de Gerosa tiene el privilegio de dos apariciones de la Virgen (1558 y 1630).

Y de ser un santuario que dota de una protección especial a quienes vayan a orar en él.

madonna della foppa

María Santísima habló y demostró al público prodigios, como una fuente de agua milagrosa.
.
Y mandó expresamente a ser honrada con una iglesia que será preservativo de los más terribles flagelos, lo cual ha sido demostrado a través de los siglos.

Gerosa es una pequeña comuna de la provicia de Bérgamo, Lombardía, en la frontera del norte de Italia.

 

LA APARICIÓN DE 1558

De la tradición oral y de documentos conservados en la parroquia de la Santa Cruz y la ciudad de Gerosa es posible reconstruir la historia.

El hecho sucedió el 2 de Julio del año 1558.

estatua madonna della foppa

Dos niñas de la zona fueron a pastar sus rebaños de ovejas entre los bosques al lado del valle que domina el pueblo de Gerosa.

Estaban en una especie de valle -en el dialecto de Bérgamo = ‘Foppa’- colateral del Valle del Mulini.

Después de pasar todo el día, en el cuidado de sus animales, de orar y hacer ejercicios de piedad, sólo pensaban en la noche comer un poco de pan.

De repente, las dos niñas se sienten con ardiente sed, pero no tienen agua y no puede abandonar a su rebaño.

Para decidir que hacer se ponen de rodillas y comienzan a orar.

Aquí se produce el prodigioso evento: devotamente inmersas en la oración, la Virgen se les aparece.
.
La Santísima Virgen les presiona las manos y las reconforta con su sonrisa celestial, indicando a las dos niñas una veta de agua pura que fluye a sus pies, y las invita a refrigerarse.

Luego les pide anunciar a los habitantes de la aldea de su voluntad: que en ese lugar se construya una iglesia.
.
Como prueba de su aparición invita a las niñas a mostrar a todos la fuente y a continuación les despide afirmando que:
.
«Dentro de ocho días las recojo para entrar en el paraíso.»

La gente queda sorprendida por la fuente y especialmente por la profecía de la salida prematura de las dos niñas dentro de ocho días.

 

EL LUGAR DEL TEMPLO

Entonces el devoto y trabajador pueblo de Gerosa comienza a preparar el proyecto y los materiales para la construcción del templo.

madonna della foppa y videntes

Se piensa levantar a levantar el edificio en una cima no muy lejos del lugar de aparición, a fin de que el Santuario domine el valle, pero la mano celeste cambia una vez más la historia.

Habían llevado los materiales necesarios para construir la iglesia colina arriba, pero en la mañana en la que debían empezar las obras de excavación para los cimientos, los trabajadores llegaron al lugar y no encontraron ningún material. 

El templo fue levantado finalmente en el lugar que la Virgen quería.

 

LA APARICIÓN DE 1630

La primera aparición la sigue una segunda en 1630, año de una «cruda epidemia».

Al igual que en el conjunto de Lombardía, la epidemia se está propagando en el Valle Brembilla.

fresco madonna della foppa

La Virgen aparece -esta vez en un sueño- a otra niña, cuyo nombre es: Diana Locatelli, residente en la aldea de Bura, paso que conecta los valles de Taleggio Y Brembilla.

La Santísima Virgen pide a la niña que dé el anuncio de que los que fueran a honrarla en su nuevo Santuario de Foppa, no resultarían infectados por la enfermedad.

Aunque los medios de comunicación en el siglo XVII no eran tan eficientes, la noticia corre de boca en boca, de manera que de todos los lugares fueron de prisa en procesión.

Por este hecho durante quince días y noches, llegaron en procesión miles de personas a visitar la Iglesia generando muchas gracias y ofrendas.

La concurrencia de personas fue tan grande que rápidamente se enriquecieron las arcas del Santuario: en dos meses se recogen ofrendas en efectivo y objetos de valor por alrededor de dieciocho mil francos.

 

LA IGLESIA

La Iglesia del Santuario es un cuadrado perfecto bien diseñado y ejecutado con una capacidad de alrededor de 400 personas.
.
Con un presbiterio oblongo flanqueado a ambos lados con asientos tallados con exquisitos frescos que representan los grandes misterios de María.

santuario della foppa

A una distancia de 6 metros del altar, esta todavía el chorro de agua perenne del milagro que penetra en un cómodo espacio cerrado de tres lados por muros donde los devotos van a beber en honor de María Santísima, para recibir e implorar gracias.

Las numerosas pinturas, regalos y ofrendas, son los signos de las gracias recibidas y cuelgan en las paredes de la Iglesia como testigos vivientes de la devoción que durante muchos siglos el pueblo ha tenido hacia el Santuario.

La gente en Gerosa tiene una especial devoción a su santuario y se refiere a él como una fortuna espiritual de la zona, y se acostumbra ir en procesión a su templo ante cada necesidad pública y desastres.

La eficacia de esta promesa de María Santísima fue probada en un modo especial en el curso del 1800 en tres ocasiones diferentes en 1836, en 1849, y en 1865 cuando la enfermedad del cólera cercaba a Gerosa.

Ya que se ha derramado desde su Santuario la gracia de Foppa de ser preservada de manera tal de enfermedades y desastres, que no saben de catastrofes.

Desde entonces, muchos de las zonas vecinas van a visitar este oratorio, quieren escuchar Misa y las personas a menudo quieren dar limosna para celebrar allí.

Y en los últimos tiempos han adoptado la costumbre piadosa de celebrar todos los sábados en torno a la salida del sol.

La fiesta de la Aparición se celebra con solemnidad el día 2 de julio, día de la Visitación de la Virgen María a Santa Isabel, con gran asistencia de feligreses y forasteros.

El 8 de julio de 1862 se concede indulgencia de 40 días a quienes reciten tres veces el Ave María a la Virgen del Valle.

Fuentes:


Equipo de Colaboradores de Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

Leave a Reply