El santuario de la Virgen de Cortes está levantado sobre el mismo lugar donde se reunieron las Cortes castellanas en 1265.

Se le llama Virgen de Cortes de Albacete o Alcaraz.

Conmemora la aparición de la Virgen el 1º de mayo de 1222.

Donde dijo a un pastor:
.
“… es mi voluntad que me edifiquen en este lugar un templo y casa de oración donde mis devotos me ofrezcan sus votos y dones, y que este lugar sea tenido por santo, en el cual obrará Dios milagros y hará muchas misericordias con los que veneren y reverencien esta imagen mía”…

Alcaraz es una ciudad de La Mancha en la provincia de Albacete.

En esta zona el rey Alfonso de Castilla celebró las Cortes con otros monarcas para la reconquista cristiana.

Proviene del árabe “Al -karaz”, el cerezo

Alcaraz fue el centro de fabricación de alfombras de calidad desde el siglo XV hasta el siglo XVIII.

Los musulmanes habían sido los primeros en introducir alfombras en España.

Al este de Alcaraz y al sur del Santuario de Cortes había una fortificación conocida con el nombre de Atalaya.

Cuentan las crónicas que también se denominó castillo de Carriz, aquí recibió el rey Alfonso de Castilla a los reyes Sancho de Navarra y Pedro de Aragón celebrando unas Cortes conjuntas sobre la reconquista cristiana.

A partir del 30 de abril se celebran los mayos a la Virgen y el 1º de mayo se cantan en el Santuario.

La fecha de la aparición de Nuestra señora fue el 1º de mayo de 1222.

Desde este mismo lugar se dirigió la batalla a primeros de marzo hasta la segunda mitad del mes de mayo para la toma de Alcaraz en 1213.

Pasaron nueve años cuando el 1 de mayo de 1222 se produjo la aparición de Nuestra Señora que había estado oculta durante cinco siglos.

Se le apareció a un pastor llamado Francisco Álvarez natural de Solanilla en el hueco de una encina.

El pastor Francisco Álvarez se encontraba en los montes de Cortes apacentando una manada de ovejas. Se alborota el ganado y corren por la dehesa.

Una brillante luz, como un relámpago pasa por encima de la encina y de ésta salen resplandores y claridad.

Todo el monte exhala fragancias y desprende resplandores.

Sobre la encina se puede oír una celestial y angélica música y a sus acordes compases vuelan y cantan escuadrones de ángeles. Todo esto hace callar el canto de los pájaros.

Aparece entre las ramas de la encina la imagen de Ntra. Sra. de Cortes entre celestiales luces.
.
La imagen es llevada a Alcaraz y se deja esa noche en la parroquia de San Ignacio.
.
A la mañana siguiente la imagen había desaparecido.
.
Volvieron a la encina y encontraron allí a la imagen de la Señora rodeada de una resplandeciente y hermosa nube.

La imagen de la virgen, aunque hoy en día es una pieza de vestir, revela una pieza de madera tardo-románica.

En el templo se pueden observar una variada colección de piezas de imaginería.

La primera ermita se inauguró el 8 de septiembre de 1222.


 

LA APARICIÓN

La aparición se produjo el 1 de mayo de 1222.

Los hechos acaecidos son los que siguen:

1- El pastor Francisco Álvarez se encuentra en los montes de Cortes apacentando una manada de ovejas.

2- Se alborota el ganado y corren por la dehesa.

3- Una brillante luz, como un relámpago pasa por encima de la encina y de ésta salen resplandores y claridad.

4- Todo el monte exhala fragancias y desprende resplandores.

5- Sobre la encina se puede oír una celestial y angélica música y a sus acordes compases vuelan y cantan escuadrones de ángeles. Todo esto hace callar el canto de los pájaros.

6- Aparece entre las ramas de la encina la imagen de Nuestra Señora de Cortes entre celestiales luces.

7- La imagen es llevada a Alcaraz y se deja esa noche en la parroquia de San Ignacio. A la mañana siguiente la imagen había desaparecido.

Recordaron las palabras de la Virgen a Francisco:

“…que es mi voluntad que me edifiquen en este lugar un templo y casa de oración donde mis devotos me ofrezcan sus votos y dones, y que este lugar sea tenido por santo, en el cual obrará Dios milagros y hará muchas misericordias con los que veneren y reverencien esta imagen mía…”.

Volvieron a la encina y encontraron allí a la imagen de la Señora rodeada de una resplandeciente y hermosa nube.

 

DIÁLOGO ENTRE FRANCISCO Y LA VIRGEN

Las Palabras de la Virgen María a Francisco Álvarez, natural y vecino de la Solanilla (Albacete), en los montes de Cortes fueron:

Virgen María:

“Cobra fuerza y desecha el temor.

Yo soy la Virgen María, Madre del Redentor del Mundo.

Irás a Alcaraz y significarás como te he aparecido en esta encina, y que es mi voluntad que me edifiquen en este lugar un templo y casa de oración donde mis devotos me ofrezcan sus votos y dones, y que este lugar sea tenido por santo, en el cual obrará Dios milagros.

Y hará muchas misericordias con los que veneren y reverencien esta imagen mía, por haber estado oculta en el hueco de esta encina desde la general pérdida de España.”

Fco. Álvarez:

“¿Quién soy yo para un encargo tan elevado?

¿A un pobre pastor mandáis sea embajador de Vuestra Majestad Soberana?

¿No veis que despreciarán mis voces, dando por falso divino con que honráis a vuestro siervo?

Así lo haré, Señora ¿Pero cómo me han de creer, si soy un humilde y pobre hombre, que ninguno hará caso de mí en toda la ciudad?”

Virgen María:

“El hacer eso ya no queda de mi cuenta.

Y para que lleves un testimonio verdadero, extiende ese brazo del que estás manco desde tu nacimiento, que así es notorio a los habitantes de Alcaraz, y verás como estás libre y sano de la lesión”.


 

EL SANTUARIO

El Santuario de Nuestra Señora de Cortes está situado sobre una colina a seis kilómetros de la ciudad.

El santuario debió de construirse en el principio del siglo XVIII, aunque los orígenes del santuario se fechan nueve años después de la conquista llevada a cabo por Alfonso VIII.

Sumergida en atisbos legendarios, el Santuario de Ntra. Sra. de Cortes, se ubica en el entorno donde los lugareños sitúan una antigua fortificación popularmente conocida como la Atalaya.

Las crónicas cuentan, además, que dicha Atalaya era en realidad el castillo de Carriz.

Donde el magno rey, D. Alfonso VIII de Castilla se reunió con los reyes D. Pedro II de Aragón y D. Sancho VII de Navarra, en las primeras Cortes conjuntas de la primigenia España (de diez comunidades autónomas actuales).

Acordando importantes estrategias y compromisos para la batalla definitiva contra los almohades en las Navas de Tolosa (1212), y la posterior conquista de la ciudad de Alcaraz (que quedaría a retaguardia).

Así fue como dicho asedio duró desde primeros de marzo hasta la segunda mitad del mes de mayo de 1213, consiguiendo, con no poco esfuerzo, tomar para siempre dicha ciudad.

Fue cuando, nueve años después, el 1 de mayo de 1222, se produjo la aparición de Ntra. Sra., al pastor Francisco Álvarez, natural de Solanilla, en el hueco de una encina. En recuerdo de aquel singular evento se erigió el santuario actual.

Algunos investigadores defienden además, que próximo al castillo, también debieron de instalarse los seguidores de la nueva Orden de la Santísima Trinidad y de Redención de Cautivos (fundación de origen provenzal, de inicios del siglo XIII, pionera para aquel tiempo), con gran éxito como intermediadora de los sucesivos conflictos entre las tropas cristianas y moriscas (la “Cruz Roja” del medievo).

Orden ampliamente extendida por España y por toda La Mancha y Murcia, que difundió la actual imagen con iconografía característica “trinitaria” (capa triangular y cuernos a los pies), a semejanza de otras imágenes semejantes: Virgen de Los Llanos de Albacete, Virgen de Los Remedios de La Roda y Fuensanta, Virgen de la Fuensanta de la ciudad de Murcia, etc..

En la actualidad, el lugar es de máximo abolengo popular y tradicional como lugar de peregrinación desde los distintos puntos de La Mancha y de la Andalucía septentrional, que cada 8 de septiembre, concentra a una numerosísima multitud en romería junto a este santuario.

 

ROMERÍA DE LA VIRGEN DE LAS CORTES

Cada año el día 30 de Abril se celebran los mayos a Nuestra Señora, muy famosos por los alrededores y que cada año congregan a mas personas, al día siguiente, el día 1, se cantan en el Santuario.

El 8 de septiembre es una fecha especial en el calendario festero de Albacete, en ella se celebran romerías marianas muy importantes.

Ese día se lleva a cabo la manifestación religiosa más multitudinaria de la provincia y de la región castellano-manchega a la que asisten devotos de la Sierra albaceteña, La Mancha, Murcia y Andalucía.

Durante la noche anterior y a lo largo de todo el día no dejan de llegar romeros a Alcaraz para acompañar a Ntra. Sra. de Cortes en su regreso al Santuario. Otros muchos miles de personas prefieren esperarla en la ermita.

Al alba sale la imagen de la población, recorriendo con dificultad un camino abarrotado de fieles.

Cuando llega al santuario, la muchedumbre es inmensa (fácilmente supera el número de ochenta mil peregrinos).

Interminables filas de creyentes esperan pacientemente el turno para depositar los donativos ofrecidos y encender las tradicionales velas.

El día 26 de Agosto es otro día mas a destacar es cuando la traen al pueblo haciendo tres carreras: una en la carretera, otra en la calle Mayor en el encuentro de Cristo Crucificado y la tercera dentro de la iglesia, y se aloja en Alcaraz hasta el día 8 de Septiembre.

Que es cuando por la mañana bien temprano la suben al Santuario saliendo casi todo el pueblo a despedirla o acompañándola.

La imagen de la patrona es trasladada desde su santuario en la sierra de Alcaraz hasta la villa enmarcada en la provincia de Albacete.

Alcaraz acogerá a la patrona hasta el 8 de septiembre, cuando será devuelta a su punto de partida.


Equipo de Colaboradores de Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: