Proponen para Mali el control de la natalidad para luchar contra el terrorismo [2013-02-08]

Una justificación sacada de la galera
La justificación es que el sacrosanto freno de la violencia y el terrorismo se logra con el control de la natalidad y planificación familiar, a través de los medios bien conocidos de fácil acceso al aborto, el uso generalizado de la anticoncepción y prácticas de esterilización; esto es lo que plantea la ONG inglesa Population Matters.

 

 

Está escrito con letra de molde en la pared, que el que detenta el poder es quien decide las políticas a seguir, y que necesita elaborar cualquier excusa con tal de justificarlas. En este caso, en la “invasión” de Mali, un país rico en recursos naturales, confluyen las tropas de Francia con el apoyo logístico de EE.UU y el respaldo de la ONU, todos los cuales son activos promotores del aborto. ¿Y por qué están allí?, supuestamente para luchar contra el terrorismo. ¿Entonces qué mejor excusa que decir que el terrorismo se combate con control de la natalidad?

EL CRECIMIENTO DEMASIADO RÁPIDO DE LA POBLACIÓN

Roger Howard – experto en relaciones internacionales y editorialista de Population Matters – se quejó al Ministerio de Política Exterior, el 30 de enero, de cómo los líderes occidentales “curiosamente subestiman” la conexión entre el aumento de la tasa de natalidad y la seguridad interna de un país.

Uno de los detonantes de la dramática situación política y civil de Malí – según Howard – serían los demasiados nacimientos. Las mujeres en el país tiene en promedio seis hijos, y esto significa que “en un país subdesarrollado, muchas personas tratan de apoderarse de los recursos y las oportunidades muy limitados”, de ahí las luchas intestinas, los desórdenes sociales e incluso violentos añadido al terrorismo internacional.

Pero lo que no dice Howard es que la mortalidad es altísima. Mali tiene actualmente una mortalidad de 1,4 cada 100 habitantes, que es el doble por ejemplo de la que tiene Argentina, y que la esperanza de vida son 53 años contra 75 de Argentina, lo que hace que las familias tengan más hijos para poder sobrevivir.

Basta pensar – siguiendo con el artículo – que las personas más jóvenes tienen dificultad de encontrar un empleo adecuado y, por lo tanto, más serán los desempleados tentados por la delincuencia y la adhesión a los grupos rebeldes.

EL FACTOR 2,5%

Los datos en que se basa Howard son los registrados por la ONU: el aumento de la población de Malí ha marcado en las últimas décadas, una tasa de poco más del 2,5% anual y la coincidencia con el caso de Arabia Saudita – que parece registrar un aumento significativo del 2,3% anual – permite a Howard hablar ya del “factor de 2,5.”

Si pensamos en el hecho – como Howard lo hace – que Arabia Saudita es también el hogar de 15 de los 19 secuestradores del vuelo del 11 de septiembre, parece que el crecimiento de la población sin frenos y el crimen están relacionados, con lo que no es “una coincidencia”.

La urgente necesidad de implementar estrategias de control de la natalidad es esencial para Howard, no sólo en Malí hoy, sino en todos los casos en los que hay que garantizar un futuro sostenible en vista de los limitados recursos. ¿De dónde saca Howard que un país como Mali tiene limitados recursos? Podrá decir limitados recursos por falta de explotación, lo que no es algo permanente.

Por lo tanto, estamos frente sólo al último de los que inventan – bajo el pretexto, esta vez de la seguridad interior – sosteniendo la necesidad de difundir políticas contrarias a la vida.

FALSAS METAS DE DESARROLLO Y MEDIOMBIENTE

Ciertamente no es la primera vez que, que detrás de falsas metas de desarrollo sostenible y la protección ambiental se mueven ONG de la talla de Planned Parenthood International o Population Matters, de la que casualmente Howard es un editorialista.

Population Matters está luchando por largo tiempo y no sólo en Inglaterra, en busca de créditos y credenciales ante las Naciones Unidas, afirmando, por ejemplo:

»que la cura para el cambio climático es precisamente la reducción de la tasa de natalidad,

»que la protección de la flora y la fauna es posible reduciendo el número de embarazos no deseados,

»que la escasez de agua y los recursos energéticos del planeta sería suficientes para todo el mundo si sólo que no fuéramos tantos,

»que las familias pequeñas son preferibles debido a que cada niño se sentiría realmente querido.

PROMOCIÓN DEL CONTROL DE LA NATALIDAD Y LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO

La teoría de Howard no es más que otro intento de vestir con seriedad científica las ideologías partidistas que promueve:

»el aborto y el sexo seguro en lugar de la paternidad responsable y la monogamia;

» la elección del sexo y las uniones del mismo sexo (de natura, no en grado de generar hijos) en lugar del correcto apoyo para las familias numerosas. 

Tentativas que han negado, por ejemplo, las posiciones recientes de algunos países asiáticos, como China, India y Singapur – revirtiendo la tendencia de los últimos 30 años de políticas anti-familia y matrimonio – abandonando programas de planificación de la población rígidos y suavizando las leyes de un sólo hijo, para evitar el peligro real de un estancamiento económico, el trastorno social causado por la falta de relevo generacional y el envejecimiento masivo de la población.

Fuentes: La Nouva Bussola Quotidiana, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: