Estas Apariciones se produjeron desde 15 de marzo de 1996 al 3 de enero de 2004.

En el poblado de Peri Peri, Vitoria da Conquista, Bahía Brasil.

La vidente Fabiana Oliveira Simonassi recibió los mensajes por locución interior.

Especialmente en Cenáculos en una pequeña capilla dedicada a Santa Rita de Cassia.

reina-y-madre

Desde el inicio, todos los hechos fueron puestos en conocimiento de la Iglesia Católica Local.
.
Los mensajes publicados aquí son conceptualmente importantes.

Vitória da Conquista es un municipio del estado de Bahía, al norte de Brasil.

En Vitória da Conquista un hecho sorprendente sucedió desde 15 de Marzo de 1996 al 3 de enero del 2004, la presencia y transmisión de mensajes para toda la humanidad por Nuestra Señora.

Fue a través de Locución Interior a Fabiana Oliveira Simonassi, en una pequeña capilla en el poblado de Peri-Peri, en Bahía.

Son centenas de mensajes de alerta e invitación a la conversión sincera y verdadera, y de un retorno definitivo a los brazos del Señor.

Nuestra Señora de presenta como Madre y Reina de las Familias, porque es deseo del Padre que todas las familias se abran a su gracia a través de la oración y de una entrega total a sus planes.

Nuestra Señora nos enseña también que las familias santas modifican y renuevan la sociedad.

Los mensajes transmitidos por la Virgen son un llamado a la conversión en la Unión y Santificación de las Familias.

Ella nos enseña que el diablo utiliza todas las armas para destruir los hogares, la propagación de la discrepancia, el desacuerdo, la infidelidad y, por último, la completa destrucción de la familia.

A través de estos mensajes la Virgen, nos muestra la importancia de la oración en familia, nos pide que los padres asuman la responsabilidad de la educación moral y religiosa de los hijos y promuevan un ambiente de paz y tranquilidad en sus hogares.

La Santísima Virgen nos promete que si somos dóciles a las peticiones del Señor que nos hace a través de ella, ocurrirán maravillas y milagros en nuestros hogares.

El 18 de marzo de 1996, al inicio de sus apariciones, Nuestra Señora dijo:

Niños queridos, lo que pedimos es un compromiso sincero de conversión, la conversión del corazón.

Si Uds. tuvieran conciencia de lo que es la plenitud divina, entenderían que lo que les pido es poco, muy poco.

La elección es suya, pero Yo les imploro: vuelvan a vuestro Dios mientras haya tiempo.

Felices los que creen sin haber visto. Les doy la bendición a todos.

El 3 de enero del 2004, en su despedida, Nuestra Señora dijo:

La bendición a cada uno de forma particular en nombre de la Santísima Trinidad.

A largo de estos años procuré conducirlos para que cada uno tuviese una encuentro personal y definitivo con el Señor.

Les di las enseñanzas y les trasmití los deseos del corazón de la santísima Trinidad para que procuren llevar una vida de santidad y pureza.

Llegó el tempo de poner en práctica todo lo que aquí aprendieron.

Una vez mas les afirmo que esta Obra me pertenece y me fue confiada por el Señor para que vuestras familias fueran consagradas al Sagrado Corazón de Jesús y a mi Inmaculado Corazón.

Hoy una vez mas este deseo fue realizado de forma perfecta.

Muchos frutos serán recogidos por vuestra presencia aquí hoy y serán largamente recompensados todos los que de una forma o de otra contribuyan para que estos mensajes sean difundidos.

Este no es el fin hijitos, es apenas un recomienzo, cada paso de aquí en adelante, exigirá una entrega aún mayor y mas consciente.

No se perturben, no teman y no se entristezcan, pues continuaré a vuestro lado en todos los momentos.

Me siento particularmente feliz y agradecida por la presencia de todos, especialmente de mis hijos predilectos aquí representados por los Sacerdotes, los guardo de manera especial en mi Corazón de Madre.

Mis queridos y amados hijos, una nueva etapa de vuestras vidas se inicia hoy. Deseo reafirmar todas las promesas que les hice antes y darles certeza de que todo lo que fue dicho a vosotros al respecto se concretará.

 

ACTO DE CONSAGRACIÓN DE LAS FAMILIAS

Este acto de consagración fue revelado por la Virgen el 8 de mayo de 1997.

CONSAGRACIÓN AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA Y EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Oh! Sagrado Corazón de Jesús y Corazón Inmaculado de María, ahora estamos a sus pies como hijos obedientes y sumisos a la voluntad del Padre.

Queremos entregarles no solamente nuestras vidas, sino especialmente nuestras familias para que sean resguardadas en este abrigo seguro y firme.

Queremos hoy consagrar a vuestros Dos Corazones nuestros hogares, nuestro casamiento y los frutos de esa unión que son nuestros hijos.

Consagramos también todos nuestros familiares, desde los más próximos a los más alejados y les pedimos que los corazones mas endurecidos sean ablandados con el fuego abrasador del Divino Espíritu Santo.

Confiados en vuestras promesas, esperamos un día estar todos reunidos en torno al Cordero de Dios y para esto asumimos también, de hoy en adelante, el compromiso de mantenernos fieles a la Doctrina de la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana.

Humildemente te pedimos Señor que aceptes juntamente con Vuestra Madre Santísima este Acto de Consagración que profesamos, y nos concedas las gracias necesarias para realizar lo que prometemos.

Que el Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María, nos bendiga y nos proteja. Amén.

Sobre este Acto de Consagración de las Familias, Nuestra Señora nos dice el 8 de mayo de 1997

Mis queridos y amados hijitos, me presento a Uds. como Madre y Reina de las Familias y deseo ardientemente vuestra conversión, y vuestro retorno al Señor.

Hoy el cielo se abrió en bendición. ¡Misericordia sobre vosotros!.

Este Acto de Consagración que les fue revelado, surgió de un profundo acto de amor de la Santísima Trinidad para cada uno de vosotros.

El Señor está preparando el Triunfo de Mi Inmaculado Corazón y es deseo al mismo tiempo, por orden del Padre, que vuestras familias sean consagradas a Mi Corazón y al Corazón de Mi Divino Hijo.

Este Acto de Consagración debe ser realizado con toda la pureza de corazón y cada palabra dicha debe ser vivida plenamente.

Es un verdadero pacto de amor del Creador para con sus hijos.

Entrego hoy en vuestras manos la llave de Unión y Santificación de vuestros hogares.

Para que esta Consagración sea bien aceptada por la Santísima Trindad, debe ser hecha por un sacerdote delante de la imagen de Mi Inmaculado Corazón y del Sagrado Corazón de Jesús.

Obedezcan hijitos y no se arrepentirán, pues vuestra recompensa será mayor de lo que puedan imaginar.
Las bendiciones a todos en nombre de la Santísima Trindad.

 

ALGUNOS MENSAJES DE NUESTRA SEÑORA

8 de noviembre de 2003. Nuestra Señora.

Muchas son las embestidas de satanás contra vuestros hogares y contra vuestros seres queridos, mas les pido que no os perturbéis porque el Señor los protege y en breve el enemigo será definitivamente derrotado.

Sepan esperar con docilidad y paciencia las demoras del Señor pues cuanto mas se mantengan firmes en la prueba tanto mayor será vuestra victoria.

Cuenten con mi ayuda pues permanezco a vuestro lado.
Los bendigo en nombre de la Santísima Trindad.

 

22 de marzo de 2003. Nuestra Señora.

Mis queridos y amados hijitos, les pido en esta noche que entreguen todas vuestras preocupaciones al Corazón Eucarístico de Jesús.

Hijitos, en estos tiempos donde el demonio esta actuando con gran fuerza contra los corazones de los hombres, se hace necesario que aquellos que pertenezcan a Dios permanezcan en calma y tranquilidad.

No permitan que la paz de vuestra alma sea perturbada y mucho menos permitan que vuestra confianza en Dios sea rebajada.

Entreguen a Dios vuestros deseos y sepan esperar con paciencia y docilidad su tiempo.

Hijitos, continúen rezando para que los corazones afligidos se sientan consolados, principalmente en este momento tan doloroso de la historia de la humanidad, donde satanás está diseminando con tanta intensidad el mal y el dolor en la faz de la Tierra.

Recen por la paz, sacrifíquense por la paz y sobretodo vivan en paz para que la gracia de Dios se haga presente en vuestras vidas y en vuestros hogares.

 

18 de agosto de 1998 Nuestra Señora – Fiesta da Asunción de María

Mis queridos y amados hijitos, no quiero en esta noche darles un mensaje mas, quiero dejarles mi Corazón de Madre con cada uno de vosotros.

Hoy mi corazón exulta de alegría y una vez mas os repito: “El Señor ha hecho en Mi maravillas, Santo es su Nombre”.

Al mirar hacia vuestra Madre Celeste deben tomar consciencia de que lo que aconteció conmigo fue una anticipación de los que un día vosotros viviréis, o sea, vuestro cuerpo hoy mortal y corruptible, va a ser revestido de inmortalidad y será igualmente incorruptible.

Así como el Altísimo me reservó un lugar a su lado, El también quiere que a su debido tiempo cada uno de vosotros esté con El participando de toda la Gloria del Reino de los Cielos.

Cabe a vosotros, vivir cada minuto de vuestras vidas pensando que de vuestras actitudes dependerá vuestro juzgamiento.

Los amo con un amor que no se puede describir y espero por cada uno de vosotros en el momento en que llegue la hora de tenerles a todos en mis brazos maternos.

Los bendigo a todos en nombre de la Santísima Trinidad.

 

4 de abril de 198. San Miguel Arcángel.

El hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios Todo-Poderoso.

Entonces les digo hoy: si fueron así creados, con tanto celo y con tanto amor, tienen que comportarse como verdaderos hijos de Dios.

No sucumbáis a las tentaciones, a los placeres de la carne, no cedáis a las tentaciones diabólicas.

Por mas esplendor que lucifer tuviese, por mas belleza que poseyese, nunca le seria permitido rebelarse y permanecer impune. Eso fue lo que aconteció.

Toda rebeldía exige una condenación, exige un castigo, y si aconteció tal punición y tal castigo con aquel que era el mas bello de los ángeles, ¿que no acontecerá con esta pobre humanidad que se niega a obedecer?

 

5 de mayo de 2001. Nuestra Señora.

Mis queridos y amados hijitos, os doy hoy la paz que brota de mi corazón materno. Hijitos, delante de tantas indagaciones, cuestionamientos e incertezas, me siento en el deber de consolar vuestros corazones.

Quiero que comprendan que todo lo que se pasa con vosotros es de suma importancia para vuestro crecimiento espiritual.

Hijitos, miren el pasado y recuerden en que situación Uds. se encontraban.

Les hablo del momento en que dijeron vuestro SI a Dios.

Vosotros estabais llenos de ramas secar a ser podadas, era necesario hacerles desapegar de todo que lo que os ataba a este mundo y de todo lo que vosotros teníais por importante y esencial en vuestras vidas.

Vuestra entrega fue sincera, mas no era posible continuar sin que profundos cortes y modificaciones fueran realizados.

Fue sufrido, fue sin duda doloroso, mas de todo esto vuestro Padre Celeste sacó un gran bien.

Tranquilicen vuestros corazones y confíen cada vez más, pues si así lo hacen, la cosecha será prodigiosa.

 

MENSAJES DE DIOS PADRE

24 de marzo de 1996.

YO, el Señor tu Dios te protejo y te libro de todos tus perseguidores.

Te tomo de la mano y te traigo junto a Mí. No temas, soy tu Creador el que te formó y te guía.

Ama a aquellos que te persiguen, pues no comprenden que es a mi hijo Jesús al que crucifican nuevamente.

Te quiero a mi lado. Mi mano está sobre ti y tu corazón está comigo en Mi Trono Santo.

Abandónate en Mí como mi Hijo se entregó totalmente a Mí en el momento de su mayor dolor.

Quiero que te encuentres con el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de mi amado hijo todos los días de tu vida.

Suceda lo que suceda, llámame y me oirás.

Recibe ahora mi Espíritu Santo para fortalecerte y restaurarte hasta el fin.

 

26 de marzo de 1996

Mis queridos hijos, soy vuestro Dios, vuestro Creador.

Vengo hasta vosotros para deciros que no teman.

En vano tientan arruinar el trabajo de aquellos que son mis ungidos, aquellos a quienes Yo mismo marqué en la frente con mi marca, con mi sello.

Estoy con mis ojos sobre vosotros en todo instante.

Hoy tú sentiste mi pequeña, el dolor de mi hijo al decir que mi Iglesia está dividida.

No os preocupéis como os dije antes: “No teman pasar por ridículos, pues ridiculizados serán aquellos que os persiguen”.

Tengo a todos vosotros en Mi Corazón. Mi Espíritu Santo está sobre vosotros todo el tiempo.

Es triste saber que son pocos los que se entregan a mi voluntad sin miedo, sin pensar lo que las personas hablarán.

Por todo lo que vosotros estáis enfrentando, grande será vuestra gloria en el cielo.

No te asustes mi pequeña; no eres indigna de oír la voz de tu Creador, el que te dio la vida.

Yo, su Dios os hablo. Mi mano está sobre vosotros y nada se interpondrá entre nosotros

Continúen firmes, pues como ya dije, grandiosa será vuestra recompensa.

Tengan prudencia, paciencia y sobretodo tengan la certeza de que nunca os abandonaré.

 

19 de abril de 1996

Mi flor preciosa, es tu Dios, tu Creador quien te habla.

Llegarán tiempos difíciles mi amada, aquello que te permití ver hoy fue una pequeña muestra de lo que acontecerá, mas es necesario que así se haga.

Oh humanidad tan perversa, ¿que hiciste de mis enseñanzas? ¿Que hicisteis de las palabras de mi Hijo Jesús?

Os Mandé a mi Hijo muy amado y lo crucificaron, mas llegará la hora del gran castigo, llegará la hora en que destruiré a todos con un simple soplo.

Primero os envié a mi hijo y no escuchasteis, envío hoy a mi hija, la flor de mi creación, aquella que generó dentro de su cuerpo puro e Inmaculado a Mi Hijo y vosotros tampoco escucháis.

Muchos abren la boca para decir que Yo no existo, que Aquel que los creó y que les dio la vida es fantasía.

Otros dicen que Mi Hijo fue apenas un profeta, niegan toda a su Divinidad, niegan abiertamente Mis Leyes y Mis preceptos.

Oh humanidad, tu caminas por caminos errados, mas está cerca el momento en que os castigaré por tantas blasfemias.

Os haré sentir que “Yo Soy” el que les dio la vida.

Con un soplo os di la vida y con un soplo os las quitaré.

Antes de presentarme como Juez justo e implacable, me presento como el Padre Bueno y Misericordioso.

Todo aquel que se redima de sus pecados y de sus faltas encontrará lugar seguro en los días sangrientos.

Al fin, las ovejas que oigan la voz del Buen Pastor reposarán en verdes pastos y bellas campiñas, habitarán en la Jerusalén Celeste, formarán parte del Reino Glorioso de mi hijo Jesús; no conocerán más el dolor.

Todo será armonía y paz de espíritu. Todos sentirán profunda alegría dentro de sus corazones.

Aquellos que se conviertan a tiempo serán marcados por Mi con mi sello, con mi marca y no serán confundidos.

Yo, su Padre, y Creador los bendigo a todos.

Fuentes:

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: