Aumenta el suicidio entre los estadounidenses de edad media; no pueden cumplir sus metas de éxito material [2013-05-09]

Cuando la expectativa es el éxito material.
Un signo de nuestro tiempo es que está creciendo el suicidio de personas de edad media en EE.UU., probablemente porque han llegado a una etapa de la vida donde sus expectativa materiales no se han cumplido, en razón de la crisis económica. Esto sucede cuando se construye la vida sobre algo inseguro y no hay una red de contención.

 

baby-boomers

 

Las tasas de suicidio entre los estadounidenses de mediana edad han aumentado considerablemente en la última década, especialmente en la generación de los baby boomers (nacidos entre 1946 y 1964, en la post guerra), que han sufrido años de preocupación económica y fácil acceso a los analgésicos de prescripción, lo que los hace especialmente vulnerables al daño autoinfligido.

MÁS MUERTES POR SUICIDIO QUE POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO

Más personas que ahora mueren por suicidio que en accidentes de tráfico, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, que publicó los hallazgos hace 15 días sobre la cuestión en su Morbidity and Mortality Weekly Report.

En 2010 se registraron 33.687 muertes por accidentes de tránsito y 38.364 suicidios.

EL SUCIDIO NO ERA UN TEMA DE LA EDAD MEDIA, PERO ESTÁ CAMBIANDO

El suicidio ha sido tradicionalmente visto como un problema de los adolescentes y las personas mayores y el aumento de las tasas de suicidio entre los estadounidenses de mediana edad es sorprendente.

De 1999 a 2010, la tasa de suicidio entre los estadounidenses de 35 a 64 años aumentó en casi un 30 por ciento, a 17,6 muertes por cada 100.000 personas, frente a los 13,7.

DIFERENCIAS EN HOMBRES Y MUJERES

Aunque las tasas de suicidio están creciendo entre los hombres y mujeres de mediana edad, muchos más hombres se quitan la vida. La tasa de suicidios de hombres de mediana edad fue de 27,3 muertes por cada 100.000, mientras que para las mujeres fue de 8,1 muertes por cada 100.000.

Los incrementos más pronunciados se observaron entre los hombres en los 50 años, un grupo en el que las tasas de suicidio aumentaron en casi un 50 por ciento, a alrededor de 30 por cada 100.000.

Para las mujeres, el mayor incremento se observó en las edades 60 a 64, entre las cuales las tasas aumentaron en casi un 60 por ciento, a 7,0 por 100.000.

NO ESTÁN TODOS LOS QUE SON

Las tasas de suicidio pueden ser difíciles de interpretar debido a las variaciones en la forma en que los funcionarios locales informaron las causas de muerte. Pero investigadores de los CDC y académicos dijeron que estaban seguros de que los datos documentaron un aumento real de muertes por suicidio y no una anomalía estadística. Aunque los informes de suicidios no siempre son consistentes en todo el país, las cifras actuales son, en todo caso, demasiado bajas.

“Está muy subregistrado”, dijo Julie Phillips, profesora asociada de sociología en la Universidad de Rutgers, que ha publicado la investigación sobre el aumento de las tasas de suicidio.“Sabemos que no estamos contando todos los suicidios.”

RAZONES DE EXPECTATIVA ECONÓMICA PARA EL SUICIDIO

Las razones para el suicidio son a menudo complejas, y los funcionarios y los investigadores reconocen que nadie puede explicar con certeza lo que está detrás de la subida. Pero funcionarios de los CDC citaron una serie de posibles explicaciones, incluyendo que los adolescentes de esta generación también registraron tasas más altas de suicidio en comparación con otras cohortes.

“Es el grupo del baby boom en el que vemos las tasas más altas de suicidio“, dijo la subdirectora de los CDC, Ileana Arias.

“Puede haber algo de ese grupo, en cómo piensan en los sucesos de la vida y sus opciones de vida que puede hacer una diferencia.”

El aumento de los suicidios también puede deberse a la recesión económica en la última década. Históricamente, las tasas de suicidio aumentan durante momentos de estrés financiero y reveses económicos.

El aumento coincide con una disminución de la capacidad financiera de muchas familias durante el mismo período de tiempo”, dijo el Dr. Arias.

Otro factor puede ser la disponibilidad generalizada de los fármacos opioides como el OxyContin y Oxicodona, que pueden ser particularmente mortales en grandes dosis.

OTROS FACTORES DE ESTRÉS

La Dra. Arias señaló que las tasas de suicidio más altas pueden deberse a una serie de circunstancias de la vida y financieras que son exclusivos de la generación del baby boom. Los hombres y las mujeres en ese grupo de edad suelen enfrentar el estrés de cuidar a los padres ancianos sin dejar de ofrecer apoyo financiero y emocional a los hijos adultos.

“Sus vidas están configuradas de manera diferente de lo que ha sido en el pasado para ese grupo de edad”, dijo la Dra. Arias. “Puede no ser que ellos son más sensibles o que tienen una predisposición al suicidio, sino que podrían estar lidiando con más cosas.”

ARMAS DE FUEGO Y AUMENTO DEL ENVENENAMIENTO

Aunque la mayoría de los suicidios están siendo cometidos con armas de fuego, los funcionarios dijeron que había un marcado aumento en las muertes por envenenamiento, que incluyen las sobredosis intencionales de medicamentos recetados y ahorcamientos.

Las muertes por intoxicación se incrementaron 24 por ciento durante el período de 10 años y los ahorcamientos subieron un 81 por ciento.

PROBABLEMENTE NO DISMINUYA

La investigación preliminar en Rutgers sugiere que el riesgo de suicidio es poco probable que disminuya para las generaciones futuras. Cambios en los roles del matrimonio, aislamiento social y familiar significan muchas de las presiones que enfrentan los baby boomers, que continuarán en la próxima generación, dijo la Dra. Phillips.

Los boomers tenían grandes expectativas de lo que su vida podría ser, pero creo que tal vez no ha dado resultado así, dijo. “Todas estas condiciones que los boomers se enfrentan, las van a tener que hacer frente las futuras cohortes también.”

Nancy Berliner, una historiadora de Boston, perdió a su esposo de 58 años al suicidarse hace casi dos años. Ella dijo que si bien las razones de su suicidio son complejas, le gustaría ver prestada una mayor atención a la prevención y al apoyo a los familiares que han perdido a alguien por suicidio.

“Un suicidio puede inspirar a otras personas, por desgracia, el ver un suicidio se convierte en una opción”, dijo Berliner. “Es Importante que la sociedad se sienta más cómoda con la discusión de ello, entonces las personas que quedan atrás no tendrán este estigma”.

Fuentes: New York Times, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: