Nuestra cultura actual está disconforme con los niños en si.

Incómoda sobre cómo nacen los niños.

Y en cómo alteran alteran nuestra libertad.

¿Por qué es todo esto?

bebe en tubo de ensayo

Todo esto parece deberse a un cambio en la sexualidad de occidente, que ha separado paulatinamente el placer sexual de la procreación de niños.

Y se expresa inicialmente en el ataque a la familia tradicional y luego en el poder que tienen los padres para educar a sus hijos.

Pero tiene su contraparte en el invierno demográfico que a sumido a occidente, que ya no puede reponer a las personas que mueren.
.
Donde la única opción nacional de sobrevivencia es traer inmigrantes para que trabajen.

Lamentablemente el aumento de la natalidad no se puede arreglar con leyes y pareciera que tampoco con incentivos económicos como se ha visto hasta ahora.

Es un tema que se debe encarar mediante la modificación de la ideología reinante.

 

ATAQUE CONTRA LA FAMILIA TRADICIONAL

El bienestar psicológico de los niños y de las personas jóvenes, se ha deteriorado significativamente en los últimos 10 años en todo el mundo.

Pero lo ha hecho más en los niños que crecen en hogares con padres divorciados y en hogares monoparentales.

madres con hijos 1

Las investigaciones son coincidentes en que los hogares conformados por un matrimonio estable son un mejor “salvavidas” para que el niño tenga una mejor infancia y luego tenga menos problemas en la vida.
.
Mientras que los costos del divorcio para los niños son terribles.

Sin embargo hace un 3 o 4 años se inauguró en Birminghan una escultura pública que muestra a dos familias sin hombres adultos, entronizando la idea de la nueva familia monoparental y legitimándola.

¿Cuál es el mensaje?

Que estas familias existen, que están legitimadas, que hay que perderle el miedo y parecerse a ellas.

O sea que en última instancia promueve una realidad que no es común en Birmingham, y con fondos públicos. Ver el detalle de esta noticia aquí.

Estos son los esfuerzos por promover otros tipos de familia, con el argumento de la inclusividad, para que no se sientan discriminadas.

Y significan un claro ataque a los niños, que viven con mejor calidad de vida en familias intactas.

Y la segunda línea de ataque de los globalistas es la usurpación del gobierno de la patria potestad.
.
La reducción de la edad de consentimiento para procedimientos médicos peligrosos e innecesarios.
.
Y de la capacidad de los padres para educar a los niños según sus valores.

Todo esto se inicia en el control de cómo nacen los niños.

fertilizacion in vitro fondo

 

CONTROL DE LA NATALIDAD Y REPRODUCCIÓN ARTIFICIAL

Mientras la gran mayoría aún de los bebés están siendo generados por el coito vaginal, se ha vuelto cada vez más común disociar en la mente el sexo de los bebés.

El control de la natalidad es una práctica generalizada, y casi una suposición. La subrogación es creciente.
.
La tecnología de reproducción artificial también, y no sólo debido a la creciente dependencia de la fertilización in vitro.

Adicionalmente, las formas alternativas de relaciones heterosexuales – en las que se produce la eyaculación fuera de la vagina – son cada vez más comunes en los relatos de comportamiento de relación sexual (y en el porno son la norma).

El uso de la “retirada” como método anticonceptivo en realidad ha aumentado con el tiempo – de un 41 por ciento en 1995 al 59 por ciento en 2008 en EE.UU.

El sexo homosexual no implica la eyaculación del todo y no está previsto fertilizar nada.

Por lo tanto el sexo ha cambiado – y ampliado – dramáticamente.

Algunos celebran esto, coincidiendo con el personaje de Un Mundo Feliz de Huxley de que “la fecundidad es meramente una molestia.” 

Algunos lo lamentan. Otros luchan por tener las dos cosas.

“¿No es extraño cómo gastamos los veinte años haciendo todo lo posible para evitar el embarazo, sólo para pasar la treintena haciendo lo contrario?”

Estamos cada vez más incómodos con el lugar de donde vienen los niños, no hay duda al respecto.

Nuestra jerga nos traiciona. Y no hace falta ser un conservador social para percibirlo.

sexo y procreacion

 

DISOCIACIÓN ENTRE SEXO Y PROCREACIÓN

Anthony Giddens es un teórico social, una figura intelectual de liderazgo en el Partido Laborista de Inglaterra, y uno de los más famosos sociólogos.

Antes de retirarse como director de la Escuela de Economía de Londres, escribió un libro llamado La transformación de la intimidad, publicado hace dos décadas ya.

Allí Giddens afirma:

La anticoncepción eficaz significó más que un aumento de la capacidad de limitar el embarazo. . . marcó una profunda transición en la vida personal.

Para las mujeres – y, en un sentido diferente para los hombres también – la sexualidad se hizo maleable, abierta de diversas maneras, y una “propiedad” potencial de la persona. 

La sexualidad nace como parte de una progresiva diferenciación del sexo respecto a las exigencias de la reproducción.

Con el ulterior desarrollo de las técnicas de reproducción, es que la diferenciación se ha convertido hoy en completa.

 Ahora que la concepción se puede producir artificialmente, en lugar de sólo inhibirla artificialmente, la sexualidad es al fin plenamente autónoma.

Totalmente autónoma significa sin arraigo en las relaciones.
.
Por extensión, que tiene poco que ver con las mamás, papás, y bebés.

mujer con bebe en bola de cristal

 

LAS NUEVAS EXPLICACIONES SOBRE DE DONDE VIENEN LOS BEBES

Nuestra reticencia acerca de dónde vienen los bebés también se refleja en un libro para niños – irónicamente titulado Qué hace a un bebé – que está generando mucha atención.

En The Atlantic Monthly Noé Berlatsky describe su enfoque inusual para explicarlo.

De hecho, el libro ni siquiera menciona la palabra “mamá” o “papá”.

En su lugar, Qué hace a un bebé explica que,

“No todos los cuerpos tienen huevos en ellos algunos lo tienen y otros no”.
.
Y que “no todos los cuerpos tienen espermatozoides en ellos algunos los tienen, y algunos no los tienen”.

Del mismo modo, el sexo entra en puntas de pie allí, ya que es relegado a una opción entre muchas sin especificar.

“Cuando los adultos quieren tener un bebé necesitan obtener un óvulo de un cuerpo y esperma de otro cuerpo.
.
También necesitan un lugar donde el bebé pueda crecer.”

vientre_alquiler

 

LEGITIMANDO LOS VIENTRES DE ALQUILER Y LA FERTILIZACIÓN IN VITRO

Así, nos estamos convirtiendo en amplificadores de la tercerización de bebés (vientre de alquiler).
.
Ayudados considerablemente por su asociación con los derechos de los homosexuales.
.
Y por el tratamiento de fertilización en vitro, como si eso fuera tan plausible y natural como el coito.

Como Giddens dice:

Lo que solía ser “natural” se vuelve dominado por sistemas organizados socialmente.

La reproducción una vez fue parte de la naturaleza y la actividad heterosexual era inevitablemente su punto focal.

A pesar la absoluta mayoría de la reproducción humana sigue siendo de la “naturaleza” por esta definición, la gran diferencia es que asociamos automáticamente a los dos (la natural y la artificial).

Los ciclos de fecundación in vitro han aumentado un 37 por ciento entre 2001 y 2010.

Los partos de nacidos vivos FIV han saltado 60 por ciento en el mismo tiempo.

Esto puede no sonar como un gran número, pero resulta ser un poco menos de cuatro bebés por cada estado de EE.UU. al día (para poner las cosas en perspectiva de tiempo y espacio).

matrimonio homosexual

 

EL SEXO ES SOBRE EL PLACER

Junto con el control de la natalidad y el aumento de la familiaridad con los actos sexuales diversos, el resultado social es un cambio unívoco en nuestro pensamiento sobre el sexo y de donde vienen los niños.

Así,

– el sexo es principalmente sobre el placer, algo con lo que incluso nuestros antepasados más lejanos sin duda conocían;

– en segundo lugar, sobre la unión;

– y en algún lugar de la lista se encuentran los niños que una vez fueron equiparados con la expresión consistente del apareado sexual.

El gran sexo (infértil) es ahora una prioridad, un sello distintivo de la elusiva buena vida.

Por lo tanto el aumento de la conversación sobre las “necesidades” y hasta “derechos” cuando se habla de sexo.

Entonces podrías pensar que las experiencias sexuales de calidad son tan fundamentales para la prosperidad humana, como el aire limpio, el agua potable, los alimentos comestibles, y un refugio amplio.

Para muchos hoy en día lo son.

pareja orando

 

EL SEXO Y EL ARTE DE CONSERVAR LA UNIÓN

Giddens afirma que el nuevo enfoque de las relaciones ha introducido la idea del sexo como una forma de arte en el núcleo de la relación conyugal.
.
Y hace del logro del placer sexual recíproco un elemento clave para determinar si la relación se mantiene o se disuelve.

El cultivo de las habilidades sexuales, la capacidad de dar y experimentar la satisfacción sexual, por parte de ambos sexos, se organiza por reflejo a través de una multitud de fuentes de información sexual, asesoramiento y formación.

Reproducción asistida

 

LA EXIGENCIA DE CONTROL SUPREMO SOBRE LA REPRODUCCIÓN

Incluso cuando el sexo se convierte en reproducción, suponemos que conservamos el control completo sobre el cuándo, dónde y cómo tenemos hijos.

El autor popular Wendell Berry reconoce esto, pero ha optado por etiquetarlo con menos optimismo que muchos.

Constituyendo un elemento no de la vida orgánica y virtuosa, sino como un compuesto sintético de nuestra afición por más grande, y más barato.

Berry escribe:

… Nuestra “revolución sexual” es principalmente un fenómeno industrial, en el que el cuerpo se utiliza como una idea de placer o una máquina de placer con el objetivo de “liberar” el placer natural de la consecuencia natural.

Al igual que cualquier otra empresa industrial, la sexualidad industrial busca conquistar la naturaleza.

Explotando y haciendo caso omiso de las consecuencias, ignorando cualquier conexión entre la naturaleza y el espíritu o el cuerpo y el alma, y evadiendo la responsabilidad social.

Los costos espirituales, físicos y económicos de esta “libertad” son inmensos, y son característicamente menospreciados o ignorados.

Las enfermedades de la irresponsabilidad sexual son consideradas como un problema tecnológico y una afrenta a la libertad.

El sexo Industrial, característicamente, establece su gratuidad y bondad por una contabilidad industrial, debidamente armada con los números de “parejas sexuales”, de orgasmos, y así sucesivamente.

Con la implicación industrial inevitable que el cuerpo es de alguna manera un límite a la idea del sexo. . .

Entre todas las ironías que nos dan la bienvenida en el dominio de la sexualidad humana, esta es una de las más profundas.

Nuestro lenguaje acerca de la sexualidad está dominado por la salud pública, con su charla de riesgo, “protección”, salud, elección y derechos.

No es natural y productivo. Es mecánico y consumista.

Y por lo tanto, nos burlamos de los bebés – la joya de la corona de la creatividad humana natural – y de dónde vienen.

no se permiten niños

 

ES ASÍ COMO LLEGAMOS A MOVIMIENTOS SOCIALES INCÓMODOS CON LOS BEBÉS

El Movimiento “no se permite niños” es la consecuencia de una cultura que fue inducida a valorar más el éxito personal que la familia.
.
La nueva sexualidad basada en el placer, instaura el “yo primero”, que es el argumento central para que las mujeres aborten.

Si bien la mayoría de los padres con niños pequeños se han auto-impuesto límites a los gastos y al ocio, un nuevo movimiento para mantener a los niños fuera de las áreas públicas puede comenzar a imponer un capítulo para un nuevo conjunto de límites.

Ya existen los restaurantes y locales de comida informales, que tienen prohibición para los niños menores de 6 años de edad en sus establecimiento.

También hay restricciones en algunas cadenas de cines que ha prohibido a los niños menores de 6 años de edad, excepto en los días específicas de los niños.

Y lo mismo sucede con excursiones y algunas líneas de aviones.

la familia es el objetivo fondo

 

MALA NOTICIA PARA LA FAMILIA

Los defensores de la familia dicen que la tendencia es una mala noticia para una sociedad que empuja a los niños a un segundo plano.

Jenn Giroux, fundadora de Speaking of Motherhood, dijo que la mentalidad detrás del movimiento “No se permiten niños” lleva a

“reflexionar sobre qué es lo que somos hoy como sociedad: ya no amamos a los niños.

“Ellos son vistos como una carga que se refleja en el uso generalizado del control de la natalidad y del aborto”.

“Aquéllos que han perdido su oportunidad o que han postergado la decisión de tener hijos por mucho tiempo ahora desdeñan la visión o el sonido de ellos”.

Giroux atribuyó el inicio del movimiento a la introducción, hace 50 años, de la píldora para controlar la natalidad.

“Se nos dijo a las mujeres que los niños son demasiado limitantes como para hacer un sacrificio personal por ellos y que el éxito pleno personal se encontraba en una carrera fuera del hogar, explicó ella.

“Es una mentalidad que pasó de los padres que aceptan el regalo de Dios de los hijos como una bendición al ‘yo primero’, sin tener en cuenta la vida y devaluándola, a través del aborto y de la anticoncepción”.

En una entrevista, Mercedes Arzú Wilson, de Family of the Americas Foundation estuvo de acuerdo, al decir que las generaciones mayores son menos acogedoras de los niños.

Wilson dijo que

“Estamos viviendo en una sociedad donde la población, especialmente del mundo occidental, está envejeciendo y está menos interesada en practicar su fe, se impacientan con los pocos niños, en su caso, con los propios hijos que tienen”.

“Por lo tanto, algunos de ellos simpatizan con el movimiento anti-hijoalgo que ha ido creciendo con la ayuda de los gobiernos, financiando programas para destruir la inocencia de los niños, del jardín de infantes en adelante, agregó.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

One Comment

  • Angeles dice:

    Si tuviéramos que dibujar una gráfica que hablara sobre la crianza de los niños, tendríamos que poner en el punto más alto el respeto que se les dió a los niños desde el año 60 o 70 en adelante. Este respeto fue evidente desde los consejos de los sicólogos “nunca decirle no a los niños”, pasando por los jardines de infantes llenos de juguetes y colores y cosas “divertidas”, hasta llegar a los locales de ropa informal para niños y adolescentes, cosa anteriormente impensada e inexistente. etc. etc. Esa generación, hija de otra que había sido tratada autoritariamente por sus padres, se crió dentro de una permisividad que fue dando origen a lo que se llamó “la generación de los derechos”. Si bien el mal no se notó inmediatamente, una o dos generaciones después, ya se comenzó a ver que los “derechos” eran reclamados sobre todo y sobre todos, incluyendo aborto y sexo homosexual. Ahora la gráfica viene descendiendo, porque la generación de los derechos” que hoy está en sus “dulces” veinte, treinta o cuarenta y en muchos casos ha llegado a posiciones de poder, no tiene intenciones de cederle a la que viene atrás ni uno sólo de esos derechos. El resultado es una colección de hombres y mujeres que se matan tratando de no perder la juventud que se les escapa, tiñendo las canas que aparecen, utilizando cremas que no importa si fueron hechas con células madre de fetos abortados, porque prometen regeneración total de la piel y con eso, tal vez la fuente de la eterna juventud. Eso significa, para los hombres, el uso de la ropa “casual” que los habilita para frecuentar lugares de jóvenes y para las mujeres usar polleritas altas, escotes bajos y condenar a los hombres que se animen a decirles algo por acosadores. No se tiene una idea cabal, porque no se les inculcó, que los derechos vienen de la mano con las obligaciones. Las obligaciones no existen. El trabajo no es un deber, es un derecho. Hay muchas mujeres que deben trabajar porque están solas y tienen niños. Pero hay otro montón, que trabajan para no quedarse en casa a criar a sus hijos, esperarlos con un beso y una taza de café con leche al volver de la clase. Y coserles el ruedo del pantalón que pisaron sin querer o un botón que se les aflojó. Las madres no se convierten en madres totales, porque nunca dejaron de ser hijas. Hijas rebeldes sí, pero hijas al fin. Hay matrimonios que se han disuelto porque ninguno de los dos quería sacar la bolsa de la basura. Es por eso que molestan los niños. Los niños reclaman de sus padres la atención que sus padres no tienen tiempo de darles o no quieren darles, porque ellos mismos están inmersos en su eterna juventud. El ser padres es muchas veces un sacrificio. Del tiempo personal, de los gustos, del descanso. Esto sería el resumen del lado humano de la cosa.
    El otro lado es el satánico. Satanás odia a los niños, porque los niños tienen la inocencia de Dios, a quien él odia en primer lugar. Es la inocencia de los niños la que debe ser eliminada de la faz de la tierra y ya ha hecho muchas maquinaciones para eliminarla. Ahora, su ataque va dirigido a eliminar a los niños. Afortunadamente, en el norte de la historia del hombre está Dios. Y existen muchas familias que tienen niños, los aman, los cuidan y los crían con devoción paternal. Pero eso no quita la mala conducta de quienes prefieren hacer mal uso de los derechos que se le otorgaron. Cuántos hoy están clavándole las espinas en la cabeza a Jesús. Cuántos .hoy están azotándolo, empujándole los clavos. Estamos casi en el fin de la historia, hermanos, roguemos al Padre para que que venga pronto Jesús. Marana Tha. Bendiciones